Lo más reciente

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez o casa natal de Juan Félix Sánchez

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Patrimonio cultural de Venezuela.

Entrada del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Esta fue la casa natal de Juan Félix Sánchez, entrañable cultor popular venezolano. Foto Marinela Araque, abril 23 de 2018.

Nombre: Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez.

Año: 2001.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Custodio responsable: Fundación para el Desarrollo Cultural del Estado Mérida (Fundecem).

El Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez honra a los padres de Juan Félix Sánchez, uno de los cultores populares más entrañables de Venezuela. La sede fue la casa natal del artista, que este donó a Mérida para verla convertida en museo. Aunque no pudo materializar su sueño en vida.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Flanqueado por dos avenidas, Bolívar e Independencia, se halla el museo más alto de Venezuela, a una latitud de 2983 m s. n. m. Formado por una antigua casona con sus respectivos patios internos y estrechos corredores, el Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez fue la casa natal del artista popular Juan Félix Sánchez, quien la donó para que fuese convertida en un perenne homenaje a sus padres.

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Patrimonio cultural de Venezuela.

Jardines internos y patrio central del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Foto Marinela Araque, abril 2018.

De casa natal de Juan Félix Sánchez a Museo de los Andes

Como previendo que su obra fuera a desaparecer  después de su muerte,  el artista y cultor popular Juan Félix Sánchez donó en el año 1985 a la entidad federal estado Mérida, representada por el gobernador doctor Ramón Vicente Casanova, los derechos y acciones que representaban el noventa y cuatro por ciento (94 %) de un inmueble compuesto por una casa de habitación edificada de tapia y tejas y un caney de igual construcción que se utilizaba para trillar. Además otorgaba un corral y un solar de 20 metros cuadrados. La casa, situada entre la calle Bolívar y la calle Independencia en la población de San Rafael de Mucuchies, la había heredado de su padre Benigno Sánchez.

El propósito de ese donativo estaba muy claro: contribuir al desarrollo de un complejo cultural de alcance regional y nacional, cuyo epicentro estaría en la Capilla de Piedra Nuestra Señora de Coromoto, la Biblioteca Juan Félix Sánchez y Epifanía Gil (en construcción para la época) y su casa natal, que serviría de sede al Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez en honor a los padres del artista, y para que de alguna manera también sirviera de albacea de su obra.

Un proyecto inconcluso

En efecto, el inmueble pasó a ser propiedad de la Entidad Federal Estado Mérida, entidad a la cual le correspondería cumplir con los requisitos establecidos en el documento de donación.

Dentro de estas responsabilidades estaba dotar la casa de muebles y utensilios tradicionales andinos como referentes del modo de vida de los habitantes de San Rafael del Páramo de Mucuchíes a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Asimismo, una de las cláusulas establecía que en los planes de restauración de la edificación  se debía respetar el ambiente arquitectónico y urbanístico del contexto que tenía relación directa con la obra del artista. Los trabajos de reconstrucción se debían realizar a más tardar en cuatro meses, a partir de la protocolización del documento de donación y de la desocupación de la casa.

La voluntad del donante, Juan Félix Sánchez, era que la Entidad Federal Estado Mérida acatara las cláusulas del documento y le permitiera la injerencia en todas las etapas de programación, proyectos, aprobación de contrato de construcción, desarrollo y funcionamiento de la reconstrucción del inmueble objeto de esta donación a la Junta Directiva del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez. De no acatarse la voluntad expresada por el donante, la junta quedaba autorizada para que reanudara por cualquier medio los recursos necesarios a fin de reconstruir el inmueble para el museo.

Al parecer, pasaron los años y el proyecto del museo no cristalizó en el tiempo establecido en el documento. Solo una placa con el nombre de los progenitores de Juan Félix Sánchez adornaban la vieja casona de tejas. Aunque cierto día fue arrancada por empleados de la Dirección de Cultura de un nuevo gobernador que llegaba al poder en los años 90. Dicen que la misma  fue a parar al río…

Al respecto, Juan Félix Sánchez llegó a decir en una entrevista realizada por el profesor José Sant Roz, autor del libro La cultura como sepultura, que “Eso fue en el 91. Y ese día de la inauguración botaron la placa que había puesto el gobernador Orlando Gutiérrez. Sin ningún derecho ni permiso, Rondón Nucete la nombró Casa de la Cultura de San Rafael del Páramo. Y lo peor, la mayor desgracia, es que allí no hay cultura en lo absoluto.”

La placa que desconocidos habían lanzado al río decía: “A la memoria de Benigno y Vicenta Sánchez, quienes forjaron en su hijo JUAN FÉLIX SANCHEZ la fe a los más altos valores espirituales, base indestructible de su pensamiento, su religiosidad y de toda su original obra artística en la soledad de los páramos de nuestra geografía andina. 28 de enero de 1989. Lic. Orlando Gutiérrez. Gobernador del Edo. Mérida.” Nunca supo el artista dónde fue a parar esa placa, a pesar de que hizo rigurosas averiguaciones.

“Allí en casa de mis padres lo que hay es descultura”

Habían pasado seis años del proyecto de donación y la casa natal de Juan Félix Sánchez permanecía abandonada. La habían convertido, en palabras del propio artista, en un centro de reuniones donde  las minitecas colocadas en el lugar con la música a todo volumen y a toda hora, chocaban con la tranquilidad de la zona. “Parecía un bar cualquiera”.

Estas irregularidades y la demora en la creación de la institución museística causaron tanta tristeza a Juan Félix Sánchez que llegó a pensar en recuperar el inmueble y sencillamente habitarlo de nuevo por ser su casa natal. Y, en el fondo, para restaurar la decencia en aquella morada que había sido habitada con honor por sus padres, Benigno y Vicenta Sánchez, quienes fueron personas decentes y dignas. Por eso llegó a decir angustiosamente que en la casa de sus papás lo que había era “descultura”.

El desalentado Juan Félix Sánchez se vio en la necesidad de escribir a las autoridades para participarles su preocupación, ya que había donado el inmueble al estado Mérida para que se realizara allí un museo en honor a sus padres, que el mismo fue inaugurado como Museo Benigno y Vicenta Sánchez por un gobernador, y al tiempo fue inaugurado por otro como “Casa de la Cultura”.

Asimismo relataba que la emblemática edificación la “habían convertido en casa de borrachos homosexuales y demás vicios y de cultura no tiene nada. Pues, quiero rescatar mi casa aunque sea para conservarla como recuerdo de mis padres”.

El entrañable cultor popular nunca obtuvo respuesta. El 18 de abril de 1997 moría en la ciudad de Mérida sin conocer el Museo de Los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, por el que tanto luchó en vida y que tantos sinsabores le produjo.

El Museo de Los Andes Benigno y Vicenta Sánchez

Habían pasado cuatro años del fallecimiento de Juan Félix Sánchez y una década de la donación del inmueble a la Entidad Federal Estado Mérida cuando fue restaurada la casa natal del cultor popular, y organizada la colección bajo los parámetros de la museografía moderna.

Corría el año 2001 cuando fue inaugurado por el Instituto Merideño de Cultura como Museo de Los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, en homenaje a los progenitores del Juan Félix Sánchez, tal como él lo había deseado.

Posteriormente, en el año 2003, el Instituto Merideño de Cultura, IMC, y la Universidad de Los Andes, ULA, suscribieron un acuerdo para la realización de un proyecto institucional cooperativo que denominaron Rescate y dignificación del patrimonio legado por Juan Félix Sánchez. El mismo consistía en la documentación, registro fotográfico y conservación preventiva de la colección de objetos que habían pertenecido al artista y a su compañera de vida Epifanía Gil. Además se impartieron cursos formativos de conservación del patrimonio cultural mueble al personal que laboraba en el museo, así como a la comunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Actuaron en el proyecto la conservadora de arte Ingrid Sánchez con la asistencia técnica del artista plástico Régulo Gutiérrez, quienes aplicaron procedimientos de conservación preventiva a los objetos exhibidos mediante técnica de limpieza al seco.

El trabajo dio inicio en septiembre de 2004 y culminó en septiembre de 2006. Durante los dos años se cumplieron las siguientes fases:

  1. Proceso de actualización documental de la exposición exhibida.
  2. Diagnóstico integrado del estado de conservación de las piezas expuestas en el museo.
  3. Conservación preventiva de la colección exhibida.
  4. Registro fotográfico de la colección exhibida.
  5. Medición y registro dimensional de las piezas exhibidas.
  6. Ampliación y reintegración del diario de campo.
  7. Realización del inventario museológico.
  8. Diseño y realización de 300 fichas técnicas de sala.
  9. Textos bilingües de normas para visitantes con dispositivos museográficos.
  10. Desarrollo paralelo de un programa formativo para el personal del museo y otros interesados.

Descripción

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Patrimonio cultural de Venezuela.

Entrada lateral del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Foto Marinela Araque, abril 23 de 2018.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Edificación civil destinada a la exhibición de obras y objetos personales de Juan Félix Sánchez y Epifanía Gil. La casa perteneció al padre del artista Benigno Sánchez. Es de un solo nivel y sus paredes fueron fabricadas atendiendo la tradición de la época, muros en tapia con frisos.

El inmueble posee siete cuartos distribuidos en el área. Tiene dos patios internos. El techo fue elaborado sobre una superficie de carruzo y está sostenido por pilares de madera. El piso presenta diversos niveles y fue construido con diferentes materiales. Se cuenta que los originales eran de piedras adornados con losas de barro cocido. En el patio central hay plantas ornamentales y frutales. Allí se localiza un altar dedicado a la Virgen de Coromoto.

Valores patrimoniales

Fundación Colombeia / Ministerio del Poder Popular para la Educación. Rostros de Venezuela Juan Félix Sánchez (2012). Entre el minuto 28:52 y el minuto 31:15 este documental se centra en el Museo de los Andes Benigno y Vicente Sánchez. Video subido a Youtube por Franklin Armas Albornoz, octubre 31 de 2014.

La sede del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez y es una de las edificaciones más antiguas de la población de San Rafael de Mucuchíes. Durante años vivió la familia de don Benigno y Vicenta Sánchez, por lo que es reconocida como la casa natal del artista Juan Félix Sánchez, uno de los cultores populares más entrañables de Venezuela

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Patrimonio cultural de Venezuela.

Mural con las figuras de Juan Félix Sánchez y su compañera Epifanía Gil, en el Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Foto Marinela Araque, abril 2018.

El museo custodia las obras y artículos personales de Juan Félix Sánchez y Epifanía Gil. Tiene relevancia para la comunidad, quien la valora y aprecia los testimonios del arte que allí se conservan y que son expuestos con una disposición museográfica que permite, a grandes rasgos, percibir la fuerte resonancia espiritual, plástica, estética, mágica y filosófica del legado del hombre del páramo y del Tisure, Juan Félix Sánchez.

Situación actual

Los pisos se encuentran deteriorados y las paredes presentan desprendimiento del friso y de la capa pictórica. Existe un área para el estacionamiento que está subutilizada.

Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Patrimonio cultural de Venezuela.

Desprendimiento del friso y de la capa pistórica de las paredes del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez, Mérida. Foto Marinela Araque, abril 23 de 2018.

Ubicación

Entre calle Bolívar e  Independencia, San Rafael de Mucuchíes, municipio Rangel del estado Mérida.

Fuentes consultadas

Armas Albornoz, Franklin.  Rostros de Venezuela Juan Félix Sánchez. En Youtube, 31 de octubre de 2014. https://goo.gl/9Py93A. Consultado el 20 de mayo de 2018.

Catálogo razonado. Juan Félix Sánchez. Catálogo 2001. Elaborado por los estudiantes de la materia Conservación y Preservación del Patrimonio Artístico del octavo semestre de Historia del Arte, en conjunto con el Instituto de Patrimonio del Estado Mérida. 39 p. 2001.

Instituto de Patrimonio Cultural. Catálogo de patrimonio cultural venezolano 2004 – 2006. Municipio Rangel, estado Mérida. pp.  27-28

Maldonado, Yameli. Directora ejecutiva del Museo de los Andes Benigno y Vicenta Sánchez. Entrevista realizada en San Rafael de Mucuchíes, 23 de abril de 2018.

Mangueri Rocco, Sánchez Ingrid y Gutiérrez Régulo. Espacios del arte, piedras sagradas. Rescate del legado de Juan Félix Sánchez y Epifanía Gil. Revista Universidad y Sociedad. Investigación. pp. 46 – 49.

Rescate y dignificación del patrimonio legado por Juan Félix Sánchez. Informe final. Proyecto Institucional Cooperativo. CDCHT de la ULA-FUNDECEM. 93 p. Mérida, 2006.

Investigación: Marinela Araque Rivero. Docente e investigadora en el ámbito del patrimonio cultural venezolano.

Contenido relacionado

La Capilla de Piedra de Juan Félix Sánchez en riesgo de desplomarse

Se llevan “de recuerdo” las piedras de la capilla de Juan Félix Sánchez

Anuncios

Deja un comentario

IAM Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: