Lo más reciente

22 casas históricas de Pueblo Nuevo han caído desde 2005

Se han perdido 22 casas históricas de Pueblo Nuevo de las 70 que había en 2005. De seguir ese ritmo, pronto podría desaparecer el último conjunto coral de arquitectura tradicional de la península de Paraguaná, Falcón. Y, con este, las historias atesoradas entre las paredes de barro y los techos de cardón.

Isaac López (*). 10/9/2018.

Casas de patio y corredor que cuentan la historia

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Patio interno de la casa parroquial. Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

El poeta Luis Alberto Crespo en su hermoso texto Un decir de patio y corredor escribió: “Cualquiera que haya entrado a una casa de patio con jardines y frescos y anchos corredores, ha sentido que sus rincones son puro recuerdo; que hubo gente de antes parecida a esas tapias, a esos cuartos y a esos muebles. Uno imagina la calma en que vivieron sus habitantes sentados en sus butacones y sillas de cuero o de mimbre mientras tomaban el fresco de la tarde que sacudía los árboles y cundía el perfume del azahar y la rosa roja.”

No otra cosa puede sentir quien recorra las galerías de la casa de la maestra Ismenia Fierro en Pueblo Nuevo, con su patio interno y sus pisos de ladrillos. Allí, evocará el rosario de doña Elvira Primero de Fierro, matrona de las de antes, hija del general José Trinidad Madriz Garcés, quien se inició en las guerras civiles venezolanas en 1858 y fue  colaborador en las rebeliones de León Colina. Descendía también doña Elvira del coronel Segundo Primero, figura destacada en la incorporación de la Provincia de Coro al movimiento de Independencia.

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Casa de Ismenia Fierro. Casco histórico de Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Igual puede sentir quien se pasee, en la calle Falcón de la misma localidad, por el patio de la casa de la familia Hill, linaje que fundara en la península coriana Jhon Hill, legionario inglés que fuera corneta en la Batalla de Carabobo y de quien descendía el abogado, historiador y político Aníbal Hill Peña, reivindicador en los años treinta del siglo XX de la figura de Josefa Camejo, y autor de una biografía de Juan Garcés, otro destacado participante en la Guerra de Independencia.

Fue Aníbal Hill Peña miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia y autor de Geografía económica del estado Falcón en 1943, así como de numerosos artículos sobre el devenir de la subregión publicados bajo el título Noticias históricas de la Península de Paraguaná.

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Casa del poeta León B. Weffer. Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Esa casa guarda una historia, una memoria que es familiar y es colectiva. Así también la de León Bienvenido Weffer, ubicada por igual en la calle Falcón de Pueblo Nuevo, donde hoy habita la familia Dávila Gómez. Allí se escribieron en 1905 poemas que parodiaban la travesía de Dante hacia el Infierno y que fueron publicados bajo el título de Peregrinación en la Tipografía Económica, en Coro. Amigo de León Bienvenido Weffer, lo fue el bachiller Héctor Manuel Peña, figura consagrada en el afecto de los novopoblanos.

Ruina alrededor del cují de la Camejo

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Casa del bachiller Héctor M. Peña, apenas unas ruinas. Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

La casa del Bachiller Peña, ubicada en la calle Bolívar de Pueblo Nuevo, era para 1896 la residencia de su abuelo, el general José de Jesús Peña, a quien el gobernador de la Sección Falcón del estado Falcón-Zulia, Manuel Partidas, envío una comunicación solicitando su adhesión en ese año, que fue publicada en el periódico El Derecho. En esa casona, de acuerdo a la tradición, Josefa Camejo leyó una proclama a favor de la Independencia a la sombra de un cují plantado en su patio interno.

Numerosas placas testimoniaban las constantes visitas y reconocimientos a la gesta de la Camejo. A inicios del siglo XX, esa casa sirvió de asiento a la Farmacia Peña, la primera de Paraguaná, y a la escuela que regentaba el bachiller Héctor Manuel Peña, quien había aprendido los rudimentos del ramo farmacéutico en las lecciones de José David Curiel, en Coro.

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

En la casa en ruinas, los restos del cují de la Camejo. Pueblo Nuevo, Paraguaná, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Hoy, el cují de la Camejo, como todo el resto de la edificación, es ruina y desolación. Horcones y latas quebradas, paredes inclinadas, tristeza y muerte. Ojalá alguno de los gremios que colocó tantas placas hiciera ahora algo para que no se perdiera ese importante testimonio, que ofrece un triste espectáculo en el centro de la antigua capital de Paraguaná.

Igual pudieran contarnos su historia muchas casas de patio y corredor de Pueblo Nuevo, sin embargo, la amenaza de derrumbe pende sobre ellas. Ya no existen “La Mona” de los Wever, la casa de los Gutiérrez Pachano o la de “la Niña Delia”, apenas ayer fue borrada la casa del bar de Salvador Díaz y “La casa de la Logia”. Si solo el terreno vacío quedó de la casa de los Fierro, familia que por más de setenta años le ha cantado a nuestra tierra, qué quedará en poco tiempo de nuestras casas de valor tradicional.

El marco legal que resguarda el patrimonio

En 1987 el Concejo del Municipio Falcón aprobó la Ordenanza sobre Patrimonio Histórico, con el objeto de “establecer disposiciones para proteger y conservar el Patrimonio Histórico del Municipio”, declarando de interés “la vigilancia y defensa”, “la conservación y protección de sus monumentos arquitectónicos y demás reliquias históricas”. Entre esos monumentos se señala: “Las Plazas, estatuas y contornos arquitectónicos que en el centro de las poblaciones constituyen el cuadrilátero histórico de esos pueblos.” (Ordenanza sobre Defensa del Patrimonio Histórico del Municipio, octubre 1990).

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Arquitectura tradicional de Pueblo Nuevo, capital de Paraguaná, estado Falcón. Foto Isaac López, 2018.

En 1995 la comunidad organizada creó la Junta de Patrimonio Histórico del Municipio Falcón, con el objeto de “realizar actividades de estudio, conservación, rescate, asesoramiento, incentivo, difusión o cualquier otra actividad que contribuya a la preservación de los múltiples bienes históricos que conforman la identidad del municipio.” (Acta de Creación de la Junta de Patrimonio Histórico del Municipio Falcón, 1995, p. 1).

La Junta no solo inició un trabajo de sensibilización con los propietarios de inmuebles sobre la necesidad de conservarlos en sus características tradicionales, sino que también en su búsqueda de información sobre ese legado se propuso el trabajo de rescate de fondos documentales más antiguos de Paraguaná que dio origen a la creación entre 1997 y 1999 del Archivo Histórico del Municipio Falcón, el cual contiene conjuntos documentales correspondientes a las fechas 1801 a 1995.

Ampliando y afinando esas funciones, se creó en 2003 el Instituto de Cultura del Municipio que establece en su clasificación del patrimonio cultural de la entidad, que el patrimonio inmueble lo constituyen “todos los bienes inmuebles, tales como monumentos y/o edificios de interés artístico, histórico, sitios arquitectónicos, ambientales, paisajísticos o  arqueológicos, estatuarias, obras de arte de los cementerios, poblados y sitios de interés tradicional.” (Ordenanza de Creación del Instituto de Patrimonio Cultural del Municipio Falcón, 2003). Esta ordenanza, que ha sufrido varias modificaciones, no ha cambiado en cuanto a tal consideración y a la obligación de los organismos municipales de resguardarlos.

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Ventanas típicas de las casas coloniales de Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

De 2004-2005 es el Catálogo de patrimonio cultural venezolano correspondiente al municipio Falcón. En su página 54 se consigna como patrimonio cultural del país al “Centro poblado Pueblo Nuevo”, describiendo su importancia histórica, recalcando el valor de sus construcciones tradicionales, haciendo referencia a los sistemas constructivos predominantes, e indicando como ente administrador, custodio o responsable a la alcaldía del municipio Falcón.

Fue precisamente a partir de esos años, y con una alcaldía dominada por el oficialismo, cuando mayores percances y daños sufrió el patrimonio arquitectónico que supuestamente pretendían proteger el Censo de patrimonio cultural venezolano, el Catálogo de patrimonio cultural, y la Providencia Administrativa Nº 012/05 que establece el conjunto de regulaciones en la materia. Letra muerta no solo en Paraguaná, sino en toda Venezuela.

La comunidad asume la defensa del patrimonio

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Casco histórico de Pueblo Nuevo. Paraguaná, estado Falcón. Foto Ysaac López, 2018.

Sin embargo, desde 1995 la comunidad organizada había iniciado acciones tendientes a dar respuestas a las condiciones del patrimonio arquitectónico local: revisión y puesta al día de ordenanzas, diagnóstico general, registro de propietarios, localización de planos y fotografías de cada uno de los inmuebles, consulta con expertos arquitectos e historiadores como Graziano Gasparini, Roberto Stiuv y Carlos González Batista, investigación histórica, confección de fichas de casas tradicionales, y campañas de sensibilización.

El “Proyecto para la conservación y rescate de las edificaciones de valor histórico de Pueblo Nuevo de Paraguaná” que elaboramos junto con el arquitecto Pedro Dávila en 1993, el cual fue presentado a los responsables de la política cultural municipal, propuso consideraciones generales de intervención; el diaporama “Comarca de viento y fuego. La historia de Pueblo Nuevo a través de sus casas” -elaborado en 1995 y exhibido por las calles de la localidad- inició el proceso de llamar la atención sobre la necesidad de conservar esa memoria de barro y cardón; y el “Inventario de casas de valor tradicional de Pueblo Nuevo Año 2005” ubicaba los inmuebles, sus propietarios y estado de conservación para el momento. Todos fueron trabajos ad hoc desarrollados por compromiso y arraigo con la localidad.

El Inventario de 2005 indicaba como resultado un total de 70 casas, de las cuales se han derrumbado desde esa fecha 22 inmuebles ante la indolencia de la administración municipal y del órgano de dirección turística de la subregión, CORPOTULIPA.

Lamentablemente, el cambio de gobierno municipal en 2005 llevó a la clausura y cierre de las iniciativas y proyectos. La nueva administración municipal –al contrario de las anteriores que habían respetado las iniciativas de la comunidad organizada a través de entes como la Junta de Patrimonio Cultural, la Fundación Cultural Josefa Camejo o el Grupo Tiquiba- desconoció el trabajo realizado e impulsó una campaña de descalificación y saboteo que terminó con amenazas de prisión para los líderes de esas iniciativas.

Paraguaná pierde sus casas históricas

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Intervenciones erradas destruyen el patrimonio arquitectónico de Paraguaná. Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Los gobiernos chavistas locales de 2005 a 2018 han sido indolentes, inertes y desidiosos frente al salvamento de la memoria arquitectónica como referente cultural y atractivo turístico a explotar.

No ha habido voluntad gerencial por parte de los órganos municipales que encare la necesidad de formular políticas coherentes y permanentes de intervención de las casas de valor tradicional de Pueblo Nuevo de Paraguaná y de otras comunidades igualmente importantes. Ni políticas, ni acciones en base a los instrumentos legales existentes, los cuales han caído en el olvido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los dueños quieren mantener sus inmuebles, pero no tienen los recursos económicos para hacerlo, en una zona particularmente deprimida del país. El inventario de las casas de valor tradicional de Pueblo Nuevo, aun cuando es el conjunto urbano más importante de Paraguaná, no alcanza en su número al de Coro y La Vela. Eran setenta casas para 2005 cuando se instrumentó el último diagnóstico por parte del Instituto de Cultura del Municipio Falcón, ahora solo quedan cuarenta y cinco, algunas en estado de degradante ruina. Muchas han perdido sus fachadas, intervenidas con santamarías y grandes vidrieras de exhibición, destinadas como están a un comercio de menudencias, única forma de sus propietarios de poder mantenerlas.

El valor de las 45 casas que aún se conservan en Pueblo Nuevo de Paraguaná está signado por las mismas características que le valieron a la ciudad capital de Falcón su título de Patrimonio Cultural de la Humanidad: una arquitectura de barro, una historia que contar a las generaciones futuras. Pueblo Nuevo es hijo de Coro, de allí vinieron los fundadores del lugar en las últimas décadas del siglo XVII. A través de las dos centurias siguientes ese intercambio se mantuvo, y moldeó la forma de ser del hombre peninsular.

Corpotulipa, el peor ejemplo

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Sede de la Corporación Turística de Paraguaná, el peor ejemplo. Pueblo Nuevo, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Nuestros pueblos tienen el reto de crecer, conservando su conjunto arquitectónico tradicional como testimonio de una historia llena de significaciones y como atractivo de valor turístico considerado en el Modelo Ideal de Desarrollo elaborado por FUDECO para CORPOTULIPA en su producto Medialuna de pueblos y hatos de valor tradicional en 1999, y ratificado en otros proyectos y diagnósticos gubernamentales.

Si esas casas pierden cada día más sus formas, sus ventanas, sus puertas, sus fachadas, si cada vez son más intervenidas convirtiéndose en un remedo de sí mismas, ya no serán un valor tradicional, serán solo una muestra más de nuestra inmadurez, de nuestra ceguera e insensibilidad. El reto es entonces redescubrir nuestras casas, nuestra gesta, nuestros valores culturales.

Escaso es lo que quedando de arquitectura tradicional en pueblos como Adícora, El Hato, Buena Vista, Santa Ana, Jadacaquiva o Moruy. Sin entrar a considerar el derrumbe progresivo de nuestras casas de hato del campo peninsular. Las prédicas de un país empeñado en que modernidad y desarrollo son términos opuestos a cultura y tradición han hecho su efecto en aquel paisaje estoico y ocre cuyas blancas casas enamoraron a los viajeros venezolanos que las descubrieron en los años sesenta, cuando se ampliaron las redes de carreteras venezolanas.

A pesar de la declaratoria de Zona Libre de Interés Turístico en 1998 y de Zona Económica Especial en 2016, las cuales contienen disposiciones dirigidas a resguardar las características culturales de Paraguaná, teniendo en cuenta que constituyen valores diferenciales y característicos de interés para la actividad turística, nada hacen los entes gubernamentales por el resguardo de la arquitectura tradicional de la península.

Aun peor, la Corporación para el Desarrollo Turístico de Paraguaná (CORPOTULIPA) compró en años recientes un inmueble único en pleno centro de Pueblo Nuevo, la llamada Casa de Piedra, edificación de mediados del siglo XIX que iniciara el emigrante colombiano Manuel Piñerez. La Corporación hizo de la construcción un bodrio de dos plantas en pleno centro de la capital histórica de Paraguaná que rompe con toda la arquitectura del lugar y difunde el peor de los ejemplos. Si eso hacen los administradores y líderes del proyecto turístico, qué puede pedirse a los  propietarios sin recursos para mantener sus casas.

La historia, compañera de vida

En su sección del diario El Nacional, titulada El país ausente, el poeta Crespo se preguntaba hace algunos años “¿Qué se hizo Paraguaná?” y hacía recuento de la desolación dejada por el desplome de las paredes de casas de hato como La Florida, Jurijurebo o El Alto. Ojalá la respuesta para quien ha sido un destacado representante de la cultura del régimen chavista, no sea que los hombres de Paraguaná la dejamos sola frente a su destino, ojalá que el liderazgo peninsular asuma el reto de la hora actual. Que la historia deje de ser para nosotros discurso de ocasión o crónica anecdótica, y se convierta en compañía contra el desarraigo, en comprensión de una vida, en compromiso y en acción.

Decía el poeta Crespo en su artículo: “Desde el 14 de febrero (de 1999) está en vigencia el decreto de la Zona Libre de Paraguaná. La decisión oficial promete un animado tráfago comercial y turístico, pero de seguir la secuela de destrucciones, la proliferación de basureros y pancartas, el turismo sería el primero en desanimarse.”

En los patios y corredores de Pueblo Nuevo está la Paraguaná verdadera, la Paraguaná real, la que hizo a esta tierra. Y nosotros hoy nos preguntamos con el poeta de Costumbre de sequía: “En estos tiempos aciagos de Paraguaná, ¿es que no hay alguien en el mundo que haga algo para que la península del viento alto y la luz continua no se convierta en un país derruido, en un cementerio de nuestra memoria?”.

Casas históricas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, estado Falcón. Patrimonio arquitectónico de Venezuela en peligro.

Patios internos de las casas de Pueblo Nuevo. Península de Paraguaná, Falcón. Foto Isaac López, 2018.

Fuentes consultadas

Crespo, Luis Alberto. Columna El país ausente / ¿Qué se hizo Paraguaná? En Hora 24, Nº 18, (Coro, febrero, 1999), p. 8.

Gasparini, Graziano / Gonzalo Batista, Carlos / Margolies Luise. Paraguaná. Cambios en el hábitat de una región venezolana. Caracas, Armitano, 1985.

González Batista, Carlos. Coro. Historia de su conservación arquitectónica. Caracas, Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda-Instituto del Patrimonio Cultural, 2002.

Instituto de Cultura del Municipio Falcón. Informe de actividades desarrolladas desde febrero hasta octubre del 2004.

Ley de Creación y Régimen de la Zona Libre para el fomento de la inversión turística en la Península de Paraguaná, estado Falcón. 1998.

López, Isaac. Pueblo Nuevo en la memoria de los siglos. Mérida, Instituto de Cultura del estado Falcón- Centro de Investigaciones Históricas Cástulo Mármol Ferrer, 2000.

Morón Sánchez, Gerardo. CORFALTUR anunció Ruta Turística Patrimonial. Nuevo Día, Coro-Punto Fijo, 26 de agosto de 2016, p. 4.

Ministerio de Desarrollo Urbano. Estado Falcón. Pueblo Nuevo. Estudio de Renovación Urbana. 1987.

Mundaray, Adriana. PORUPA promueve crecimiento organizado de Paraguaná. Nuevo Día, Punto Fijo- Coro, 18 de febrero de 2010, p. 10.

Ordenanza de Creación del Instituto de Cultura del Municipio Falcón sancionada y aprobada por la Cámara Municipal en fecha 16 de octubre de 2003. Gaceta Oficial Nº 10.

Ordenanza de Defensa del Patrimonio Histórico del Municipio Falcón, 1997.

Verde, Maiveline. Complejo Cultural Josefa Camejo: doce años promoviendo la cultura paraguanera. La Mañana, Coro, 19 de enero de 2004, pp. 16 y 17.

(*) Isaac Lóez es profesor titular de la Escuela de Historia de la Universidad de Los Andes, en Mérida, para las áreas de Paleografía y Archivos. Coordinador de los Seminarios Historia y Patrimonio Cultural, y La Lucha Armada en Venezuela. 1960-1970. Candidato a doctor en Historia por la Universidad Católica Andrés Bello. Ha publicado entre otras obras “Historia de los jesuitas en Paraguaná (1996)”, “Temas judíos (2000)”, “Huellas de la memoria. Textos de historia y paleografía (2002)”, e “Historia de las relaciones diplomáticas Venezuela – Corea” (2015). En 2010 la Academia Nacional de la Historia publicó su libro “La élite coriana en el proceso de independencia”.

Contenido relacionado

¿Quién destruye el Archivo Histórico del Estado Falcón?

En su 490 aniversario, Coro y La Vela permanecen en la lista “negra” de la UNESCO

Decenas de casonas han caído en Coro, Patrimonio de la Humanidad

Anuncios

Deja un comentario

IAM Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: