Lo más reciente

¿Quién destruye el Archivo Histórico del Estado Falcón?

Archivo Histórico del Estado Falcón. Patrimonio documental venezolano en peligro.

La sede del Archivo Histórico del Estado Falcón anuncia la precariedad y desidia contra el continente y el contenido de la memoria documental de Venezuela. Coro, Falcón. Foto Isaac López, abril 2018.

A punto de perderse la sede y el contenido del Archivo Histórico del Estado Falcón (con documentos fechados entre 1640 y 1965), de primera importancia para la historia de la región occidental del país y para el estudio de la relación de Venezuela con el Caribe. Derrumbe y desidia, abandono y precariedad destila uno de los centros clave de la memoria venezolana.

Isaac López (*). 12/6/2018.

En su ponencia para el V Coloquio Nacional de Historia Regional celebrado entre el 27 y 29 de septiembre de 1985 en Coro, Carlos González Batista señalaba: “La privilegiada posición histórica de Coro parecía asegurarle un archivo incomparable, la producción documental continua más antigua del país o en otras palabras, la más completa biografía documentada de Venezuela. Nuestra ciudad, como primera cabeza de los poderes políticos y religiosos, y base principalísima en el proceso de conquista y colonización, habría significado asimismo el necesario preámbulo de todos los archivos históricos nacionales. Lamentablemente una serie de hechos, naturales, político-militares, y humanos, impidieron que esto fuera así. Entre los primeros podríamos señalar factores climáticos tales como la excesiva sequedad y elevada temperatura reinantes, la concentración de polvo en la atmósfera. Los factores político-militares han sido tan perjudiciales o más que los anteriores (…) Entre los últimos habría que citar, desde luego, la poco menos que sistemática sustracción de documentos, el descuido y la crónica irresponsabilidad de las personas encargadas de la conservación y mantenimiento de los archivos.” (Tierra Firme, 14, 1996, 315). En esa misma ponencia, el historiador narraba los avatares de la creación del principal centro de información histórica del estado Falcón.

Pionero en Venezuela entre los archivos regionales producto de la labor de historiadores profesionales, el Archivo Histórico de Coro –que posteriormente trocaría su nombre por Archivo Histórico del Estado Falcón- fue fundado en 1981 por la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM), cuyo primer rector, Dr. Tulio Arends, solicitó al profesor González Batista su traslado desde la Universidad de Los Andes, en Mérida, para encargarse del proyecto. Constituido principalmente por fondos documentales de organismos como el Registro Principal de Coro y la Gobernación del Estado, se incorporaron paulatinamente colecciones privadas y otros testimonios de gestión pública hasta constituir uno de los conjuntos documentales más importantes del país cuyas fechas extremas comprenden 1640 a 1965 aproximadamente.

Todavía para finales de los noventa del siglo pasado el Archivo Histórico estaba ubicado en un apartamento del edificio del rectorado de la Universidad Francisco de Miranda, en la calle Norte de Coro. Posteriormente fue trasladado a una casa tradicional de la calle Comercio, donde también tenía su sede el Centro de Investigaciones Históricas Pedro Manuel Arcaya.

En 2005 el historiador Luis Dovale Prado sustituyó al fundador del Archivo, y posteriormente entre 2008 y 2015 fue su directora la magister Egla Charmell. A partir de la última fecha el responsable principal del repositorio es el licenciado Héctor Ramos, cursante del doctorado del Plan Nacional de Formación en Historia, adscrito a la UNEFM.

Se pierden la sede y los archivos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy la situación del Archivo Histórico del Estado Falcón es lamentable, encontrándose en riesgo los importantes fondos que se deberían resguardar. El inmueble que alberga al Archivo Histórico presenta grave estado de deterioro en fachadas, puertas y techo, todo lo cual atenta contra los documentos que allí reposan por los riesgos de robos, filtraciones y derrumbes. La consulta es precaria, ya que no existen horarios que se cumplan para tal fin y la sala de usuarios no tiene iluminación ni aire acondicionado. Las normas de manejo documental se han relajado al punto de que quienes revisan legajos lo hacen sin el menor cuidado por la preservación de los mismos, utilizando cámaras con flash, y el propio centro ofrece servicio de escaneado. Todo lo cual es contrario a principios básicos de conservación en archivos.

¿Qué pasó con la continuidad de los procesos de organización archivística que se desarrollaban desde 1981?, ¿cuáles son las pautas de control y conservación documental que se siguen?, ¿cuál es el horario real de consulta?, ¿qué formación tienen los responsables del Archivo Histórico del Estado Falcón?, ¿a qué se debe el que se haya dejado llegar a tal estado de deterioro la edificación que lo contiene?, ¿por qué se escanean y fotografían los documentos sin controles? Son preguntas a las cuales deben contestar los encargados de ese centro de información, pero también esa situación es responsabilidad de todos aquellos que investigan historia regional, de los profesores y alumnos de los planes de formación en Historia, de las maestrías y doctorados, cronistas y directivos de organismos culturales de Falcón.

Dónde están las voces críticas de Luis Dovale Prado, Dulce Marrufo, Egla Charmell, Nereida Ferrer, Humberto Trompiz, Inti Clark, Arcadio González Acosta, Olga Hidalgo de Curiel, Luis Alfonso Bueno, Luis Felipe Díaz López, Alexis Antequera, Reynaldo Velasco, Lourdes Ferrer, Candelaria Rodríguez, Ramón Chirinos y tantos otros interesados en la memoria histórica regional.

Los que fueron críticos para denunciar el estado del patrimonio arquitectónico de la ciudad, el abandono de sitios arqueológicos como Taima Taima o la ilegalidad en el traslado de fondos en otros momentos de nuestra historia reciente, hoy guardan silencio cómplice ante un gobierno del cual son deudores. Y eso es tan triste y lamentable como la propia situación del Archivo Histórico del Estado Falcón.

Derrumbe y desidia, abandono y precariedad, esa es la situación del centro custodio de la memoria documental falconiana. Descuido e irresponsabilidad de las personas encargadas del mantenimiento del archivo, ese parece el resultado del diagnóstico. Tantos que se llaman historiadores en el ámbito falconiano y el centro custodio de la documentación histórica regional se encuentra en el peor de los estados.

En su ponencia de 1985 el historiador González Batista señalaba el inicio del daño ocasionado al patrimonio documental coriano en la acción de piratas como Nicolás Valier, Amias Preston y Christopher Mings en los siglos XVI y XVII, esperamos que a esa nómina de culpables no tengamos que añadir a historiadores profesionales que han tenido y tienen responsabilidad frente al Archivo Histórico del Estado Falcón en estos años terribles que vivimos.

Nota: este artículo fue inicialmente publicado por el autor en Facebook el 19 de mayo de 2018.

(*) El autor es profesor titular de la Escuela de Historia de la Universidad de Los Andes, en Mérida, para las áreas de Paleografía y Archivos. Coordinador de los Seminarios Historia y Patrimonio Cultural, y La Lucha Armada en Venezuela. 1960-1970. Candidato a doctor en Historia por la Universidad Católica Andrés Bello. Ha publicado entre otras obras “Historia de los jesuitas en Paraguaná (1996)”, “Temas judíos (2000)”, “Huellas de la memoria. Textos de historia y paleografía (2002)”, e “Historia de las relaciones diplomáticas Venezuela – Corea” (2015). En 2010 la Academia Nacional de la Historia publicó su libro “La élite coriana en el proceso de independencia”.

Fuentes consultadas

González Batista, Carlos. El Archivo Histórico de Coro, una realidad en marcha. Tierra Firme, revista de Historia y Ciencias Sociales, número 14, (Caracas-abril-junio, 1986), pp. 315-332.

Contenido relacionado

El Museo Diocesano de Coro tiene 10 años cerrado por falta de personal

Más de 600 casonas han caído en Coro, Patrimonio de la Humanidad

En su 490 aniversario, Coro y La Vela permanecen en la lista “negra” de la UNESCO

Postales de Coro que alegran el día. Fotogalería

16 razones para amar a Coro

Unesco asesorará a Venezuela para sacar a Coro y La Vela de la Lista del Patrimonio en Peligro

Anuncios

Deja un comentario

IAM Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: