El Ingenio Bolívar o Museo de la Caña de Azúcar

Fachada externa del Museo de la Caña de Azúcar. Foto MPPC.

Nombre: Ingenio Bolívar o Museo de la Caña de Azúcar.

Año siglo XVI.

Tipo de patrimonio cultural: tangible/inmueble.  

Administrador custodio o responsable: Ministerio de Relaciones Interiores / Fundación Museos Nacionales.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El Ingenio Bolívar o Museo de la Caña de Azúcar es una antigua instalación de procesamiento industrial de caña de azúcar y ron asentado en una hacienda contigua a la casona habitada durante 207 años por la familia de Simón Bolívar. Situada en San Mateo, valles orientales del estado Aragua, sus orígenes se remontan al siglo XVI. Hoy existe un trapiche que data de comienzos del siglo XVIII, y otras instalaciones propias de este tipo de unidades de producción de diversos períodos históricos.

El Ingenio Bolívar, hoy Museo de la Caña de Azúcar. Foto MPPC.

En 1593 Simón Bolívar El Mozo recibe de manos del Gobernador Osorio la encomienda de San Mateo. Fija allí su residencia en lo alto de la colina y al pie, separado por la carretera Panamericana, desarrolla la hacienda. No solo azúcar y ron se procesaron en la misma, también se cultivó café, algodón, tabaco y añil.

En 1924, durante el gobierno de Juan Vicente Gómez, el inmueble fue adquirido por el Estado “…por ser el lugar determinante en el desarrollo físico, emocional e intelectual del Libertador Simón Bolívar”, y representativo del considerado del desarrollo agroindustrial del país declarado. Posteriormente, el 3 de septiembre de 1964 fue declarado Monumento Histórico Nacional según Decreto 27 533.

Por decreto presidencial Nro. 4 847, del 26 de septiembre de 2006,  la Casa Histórica de San Mateo e Ingenio Bolívar, junto con otros sitios históricos, se integran a la Fundación Museos Nacionales “…a los fines de que ejerza funciones de preservación, conservación, resguardo, mantenimiento, reparación, promoción, exhibición y divulgación”.

Hacia su reapertura en marzo de 2014. Foto Denis Santana.

Con la orden presidencial se convertía el complejo azucarero en el Museo de la Caña de Azúcar, reinaugurado el sábado 29 de marzo de 2014 por el titular del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Fidel Barbarito, en compañía de Luis Galindo, director de los Museos Bolivarianos. El arquitecto responsable de la restauración, Jesús Alvarado, abrió el acto explicando que “… la recuperación se hizo a fondo, desde los techos, tejas criollas, paredes y pisos; usando los mismos materiales con que construyeron la casa histórica, como la caña brava y el barro tapiado”. Según el restaurador, “el deterioro mayor se encontraba en los techos y en los muros”. Los trabajos de recuperación y restauración, para los que se invirtieron 7 000 000 de bolívares, recibieron la experticia de artesanos locales especializados en el tejido de caña amarga, así como la participación del consejo comunal Ingenio Bolívar II.

Descripción

El Ingenio Bolívar, como factoría azucarera, consta de un canal de aducción, una rueda hidráulica, un horno con chimenea alimentado con el bagazo de la caña como combustible y las calderas, bateas y alambiques que se usaban para producir papelón (pan de azúcar), azúcar o ron. Actualmente es la sede del Museo de la Caña de Azúcar.

Exterior del museo, se visualiza la chimenea del horno del ingenio azucarero. Foto MPCC.

Sus muros son de mampostería mixta con friso; columnas de ladrillo y horcones de madera y los techos reposan sobre estructuras de madera con tendido de caña amarga y tejas criollas de arcilla a dos y cuatro aguas. La construcción civil dispone de cinco salas que contienen muebles y equipos originales de la época colonial propiedad de la familia Bolívar.

Entre sus interesantes objetos se encuentra la colección de trapiches antiguos, en los que destacan el trapiche cunyaya realizado por los indígenas quiriquires; el denominado fuerza bruta, importado por Simón Bolívar en uno de sus viajes a Europa; y el imponente trapiche hidráulico que instalara Don Juan de Bolívar y Villegas, abuelo del Libertador, y que funcionaba con el vigoroso caudal del río Aragua.

El imponente trapiche hidráulico que instalara Don Juan de Bolívar y Villegas, abuelo del Libertador, y que funcionaba con el caudal del río Aragua. Foto MPPC.

El museo muestra también la sala de pailas construidas en hierro colado y bronce; en la parte subterránea se halla la sala de combustión, la sala del alambique donde se procesaba el aguardiente claro para luego ser añejado en ánforas por un período de tres a ocho años. En la parte posterior del recinto se encuentra la sala de exposición, la cual está conformada por una galería que exhibe muebles y equipos antiguos como prensa de tabaco, de maíz, pilones, tambor de destilación, y carretas, yunques de bueyes, amolador de herramientas, entre otros. Además, se puede apreciar una exhibición de muebles, máquinas, equipos y objetos relacionados con el uso original de la construcción.

Valores patrimoniales

Alejandro de Humboldt elogió este sistema hidráulico.

La carga histórica de este ingenio, uno de los más antiguos del país, radica en que perteneció por 207 años a la familia Bolívar, fue gestionado por el mismo Libertador, y en 1800 lo visitaría el hoy considerado “padre de la geografía moderna universal”, Alejandro de Humboldt, quien se admiró de su entonces avanzado sistema hidráulico, que registra en sus famosos escritos.

Aparte de la significación intrínseca del museo, este ha dinamizado la comunidad en la que se asienta. El arquitecto encargado de su restauración, Jesús Alvarado, anunciaba en 2014 que “se está formando un equipo de maestros, profesionales en el tejido de la caña amarga, lo cual les genera una forma de empleo para tener plazas de trabajo, tanto aquí como en otros estados y ser multiplicadores de este saber.”

Su jerarquía de Monumento Histórico Nacional se enriquece con la diversidad de objetos, maquinaras y herramientas que testimonian un viejo esplendor azucarero y productivo del país.

Situación actual

El Museo de  la Caña de Azúcar está abierto al público en los siguientes horarios: de martes a viernes de 8 a. m. a 4:00 p. m.; y fines de semana de 10 a m. a 4 p. m. No se puede visitar el museo sin cruzar la calle para escuchar todo lo que cuenta la residencia de los Bolívar.

Pero ya esa es otra historia.

Ubicación

San Mateo (estado Aragua), en la carretera vieja que conduce de la Victoria a la Encrucijada.

Fuentes consultadas

Casa de Bolívar en San Mateo, Ingenio Bolívar. En historiadevenezuelavisual.wordpress.com, 19 de diciembre de 2010. https://goo.gl/lpGDq1. Consultado el 15 de abril de 2017.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Estado Aragua, Municipio Bolívar y José Félix Ribas. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Conozca el Museo Casa Histórica Ingenio de Bolívar. En albaciudad.org, 30 de marzo de 2014. https://goo.gl/3KOEbp. Consultado el 15 de abril de 2017.

Ingenio Bolívar. En Wikipedia.org. https://goo.gl/vZWu3B. Consultado el 15 de abril de 2017.

Ingenio de Bolívar / Casa Histórica de San Mateo Museo Histórico Militar. En Venezuelatuya.com. https://goo.gl/3XnlJr. Consultado el 15 de abril de 2017.

La ruta bolivariana / Museo Histórico San Mateo. En catedraideologiabolivariana.net. https://goo.gl/G4blHK. Consultado el 15 de abril de 2017.

Museos / El Ingenio Bolívar o Museo de la Caña de Azúcar. En Museos.com. http://190.202.82.235/plutonio/?page_id=513. Consultado el 15 de abril de 2017.

Ochoa Omaira / Aguilar, Orlando. Casa Histórica Ingenio de Bolivar reinaugurada para fortalecer nuestra identidad y nuestras hazañas. En albaciudad.org, 29 de marzo de 2014. https://goo.gl/QKs2KC. Consultado el 15 de abril de 2017.

Investigación: Nilda Silva F.

 

Anuncios