Lo más reciente

A un año de reinaugurado, avanza el deterioro en el parque Beethoven de Mérida

El parque Beethoven de Mérida, icono turístico de esta ciudad andina de Venezuela, muestra señales de deterioro y abandono apenas un año después de ser reinaugurado. El 27 de febrero de 2017 el gobierno rehabilitó el espacio. Pero hoy dichos trabajos empiezan a desvanecerse.

Samuel Leonardo Hurtado Camargo. 14/1/2018.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Desprendimiento del mármol ubicado en la esquina frontal derecha del pedestal. Parque Beethoven de Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, 6 de enero de 2018.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Parque Beethoven de Mérida al momento de su reinauguración. Foto Gobernación del Estado Mérida, 27 de febrero de 2017.

El lunes 27 de febrero de 2017 el entonces gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, en compañía del ministro del Poder Popular para la Cultura, Adán Chávez y la ministra del Poder Popular para el Turismo, Marlenys Contreras, reinauguraron en horas de la tarde el parque Beethoven, localizado en la Urbanización Santa María Norte del municipio Libertador. Se trata de un espacio turístico por excelencia que había sido inaugurado el 24 de agosto de 1970, en el marco de la conmemoración del bicentenario del natalicio del músico alemán Ludwig van Beethoven (1770 – 1827).

Sin embargo, a pesar de la cuantiosa inversión de 88 778 214 bolívares, obtenidos mediante el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), los trabajos de rehabilitación del parque evidencian algunas fallas, que unido a la desidia institucional y la inconsciencia ciudadana, atentan nuevamente con este declarado bien de interés cultural de la nación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rehabilitación cuestionada

Según el mandatario de la entidad andina, la rehabilitación del parque Beethoven tenía como objetivo convertirlo en “un espacio de intercambio social y cultural”. Por ello, entre las principales obras se contemplaba la recuperación del reloj de los enanos y el de las flores, construcción del pedestal y remozamiento del busto a Beethoven. También se previó la construcción de la fuente musical, sistemas de riego, nuevas caminerías y aceras, una garita de vigilancia y una propuesta de paisajismo. Dichos trabajos iniciaron en junio de 2014 a través de la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur), pero no se realizaron con la celeridad que lo ameritaba.

En julio del 2015 un vecino de la zona denunciaba por el canal de YouTube TV Travel (https://goo.gl/8oDPb8) que las obras estaban marchando a un ritmo muy lento, las cuales, según su parecer, no comprendían mayores cambios al parque. Refería que la estructura del lugar era básicamente la misma del inicio, “lo que han hecho más o menos es destruir para hacerla de nuevo” afirmaba. Finalmente, hubo que esperar dos años más para que concluyeran las labores de rehabilitación que, en términos generales, consistió en la reconstrucción total de la planta física del lugar, acondicionándose para que sirviera de sede y espacio para las presentaciones continuas tanto de los grupos corales de la Red Nacional de Coros y Orquesta de Venezuela Simón Bolívar y de las demás agrupaciones musicales que hacen vida en la región y el país.

Video subido a Youtube.com el 21 de julio de 2015 por Estefanía Guillén, TV Travel.

Relojes sin carrillón ni flores

Originalmente el reloj de los parameños, mejor conocido como reloj de los enanos -realizado en Suiza-, trabajaba en base a sonoros carrillones de tipo automático, distinguidos por la nota exclusiva de dos figuras de tamaño pequeño que actuaban como “maceros” sobre los carrillones que reproducían “limpiamente composiciones de Beethoven a horas determinadas”. No obstante, en la reciente rehabilitación no se recuperó ese mecanismo que lo caracterizaba y por el cual se convirtió en un ícono turístico de la ciudad, sino que se sustituyó por un sistema computarizado, “capaz de ofrecer hasta ocho melodías”.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Los famosos enanos que dan nombre al reloj que ahora funciona con un sistema computarizado. Parque Beethoven de Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, 6 de enero de 2018

Aunque las melodías de Beethoven se escuchan a cada hora, actualmente en el recinto del reloj de los enanos se aprecian vasos de plásticos arrojados por ciudadanos inconscientes, hojas de árboles y abundante polvo que demuestran la carencia de un plan de mantenimiento permanente. De igual forma, se aprecia el desprendimiento de la capa pictórica del enano localizado en las afueras de las instalaciones del reloj.

Por su parte, el reloj de las flores localizado en la esquina norte del parque, de tres metros de diámetro aproximadamente, “recuperado con algunas variantes” ya no marca las horas y ni las flores muestran su colorido, observándose como en otros tiempos, “los rastros marchitos de una vegetación descuidada”. Mientras, lo que queda de la iluminación LED permanece encendido durante todo el día.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

El nuevo reloj de las flores ya no da la hora. Parque Beethoven de Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, 6 de enero de 2018

Un piso que se desintegra y un pedestal que se cae a pedazos
Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Rosetones de cerámica del área central, destinada a presentaciones musicales. Parque Beethoven, Mérida. Foto Samuel Hurtado, 2018.

Si bien se incorporó un nuevo mobiliario de equipamiento representado por bancos de hierro, farolas con iluminación LED, papeleras y enverjado con elementos de las claves de las notas musicales, el pavimento de las acercas y del interior del área para las presentaciones de grupos artísticos, ubicado en la esquina noroeste del parque, han empezado a desprenderse paulatinamente.

Tal es el caso de los rosetones de cerámica localizados en la parte central del referido espacio, en los que se aprecia pérdida del material en los laterales. Igualmente, se evidencia un ennegrecimiento y desvanecimiento del color de los ladrillos que forman las diferentes líneas que adornan el pavimento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Igual suerte ocurre con el pedestal donde se erige el busto de bronce el Ludwig van Beethoven, el cual fue reconstruido en concreto y se le adosó placas de mármol. Como se puede constatar en el registro fotográfico, se aprecia el total desprendimiento de los mármoles ubicados en las esquinas de la cara frontal del lateral derecho, el de la parte superior del lateral izquierdo y, en menor proporción, el localizado en la esquina de la cara posterior del lateral derecho. Igualmente se observa fragmentación de los mármoles, telarañas y manchas ocasionadas por el agua de lluvia.

El paisajismo está desapareciendo

La propuesta paisajística con la que se reinauguró el parque Beethoven en febrero de 2017 ha empezado a desaparecer. Además de la ausencia de plantas y flores en el reloj de las flores, la nota musical realizada con plantas que se podía divisar en tomas áreas ya no está. Solo queda el área marchita y la huella que indicaba que allí estuvo la clave sol.

Aunque el mantenimiento del parque es responsabilidad de la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur) no se exime a que los vecinos asuman también su compromiso con este espacio. Por el contrario, estos de manera inconsciente han procedido a arrojar desechos sólidos y vegetales en la parte central del lateral suroeste del parque.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Garita policial, actualmente sin efectivos de seguridad. Parque Beethoven, Mérida. Foto Samuel Hurtado Camargo, enero de 2018.

Otro hecho repercute negativamente sobre el parque Beethoven. No solo la ausencia de prestadores de servicios en la zona, sino también la ausencia de efectivos de seguridad a pesar de que existe una garita construida para tal fin. Asimismo, algunos visitantes manifestaron con descontento las limitaciones que ciertas personas, atribuyéndose razones de “inteligencia militar”, imponen al registro fotográfico desde algunos ángulos del parque. Un hecho sin precedentes si nos percatamos de que estamos haciendo referencia a uno de los iconos turísticos de la ciudad serrana.

Parque Beethoven de Mérida, patrimonio cultural venezolano en riesgo.

Una cadena de hierro impide arbitrariamente el acceso al área del reloj de los enanos. Parque Beethoven de Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, 6 de enero de 2018

Fuentes consultadas

Conversaciones con visitantes del parque Beethoven. Mérida, 6 de enero de 2018.

Guillén, Estefanía. Documental parque Beethoven Mérida, Venezuela. En TV Travel/Youtube.com, 21 de julio de 2015. https://goo.gl/8oDPb8. Consultado el 8 de enero de 2018.

Gutiérrez, Elianira. Inician rehabilitación del parque Beethoven de Mérida. En actualidadaygente.com, 9 de junio de 2014. https://goo.gl/B4RtuF. Consultado el 7 de enero de 2018.

Hermoso reloj será colocado en la plaza que lleva el nombre de Beethoven. En El Vigilante, p. 1. Mérida, 7 de diciembre de 1969.

Hurtado Camargo, Samuel Leonardo. La estatuaria pública conmemorativa de la ciudad de Mérida (18422006): análisis histórico. Universidad de Los Andes, Escuela de Historia (Memoria de Grado), junio 2007, 500 pp.

Instituto del Patrimonio Cultural. Municipio Libertador, estado Mérida, Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Los Andes: ME-12, La Galaxia, Caracas, 2007; 265 pp.

Prensa Cormetur. Gobernador Alexis Ramírez reinaugura hoy el parque Beethoven en Mérida. En Frontera, p. 5. Mérida, 27 de febrero de 2017.

Psgyp. Reinauguraron el parque Beethoven en Mérida. Frontera, p. 3. Mérida, 28 de febrero de 2017.

Reporteros Comunitarios de Mérida. Mérida: el viejo reloj del parque Beethoven y su entorno es recuperado. En aporrea.org, 1 de marzo de 2017. https://goo.gl/hWfRwV. Consultado el 7 de enero de 2018.

Rivas, Jorge. Gobierno bolivariano inauguró parque Beethoven en Mérida. En radiomundial.com.ve, 27 de febrero de 2017. https://goo.gl/BaCgyw. Consultado el 7 de enero de 2018.

Villegas, Benigno. Las melodías de Beethoven ya no se escuchan en el parque. En Frontera, p. 1c. Mérida, 27 de enero de 2001.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: