Plaza Las Heroínas, de la ciudad de Mérida

Monumento a Las Heroínas, en el que se pueden apreciar las inscripciones. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Monumento a Las Heroínas, en la ciudad de Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, 24 de junio de 2017.

Nombre: plaza Las Heroínas, parque Las Heroínas Merideñas.

Año: 1977.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: Corporación Merideña de Turismo (Cormetur).

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El proyecto de un parque y monumento en honor a las Heroínas Merideñas de la Guerra de Independencia fue dado a conocer a través del periódico El Vigilante el 12 de octubre de 1974. Según la noticia, el ejecutivo del estado presidido por el gobernador Rigoberto Henríquez Vera, había decidido la construcción de un parque en las adyacencias de la estación Barinitas del Sistema Teleférico -hoy Mukumbarí- de la ciudad andina en homenaje a las Heroínas merideñas “que descollaron por su patriotismo y generosidad en los albores de la lucha independentista”, cuyos nombres, “de limpia raigambre popular” eran conservados con “respetuoso afecto” en la sociedad emeritense.

Figuras reales y ficcionales de la historia merideña. A escasos meses de aquella noticia, el 8 de marzo de 1975, durante la celebración del Día Internacional de la Mujer fue colocada la “primera piedra” del monumento a Las heroínas merideñas. El monumento -como efectivamente se realizó- sería un grupo escultórico compuesto por seis estatuas pedestres de bronce, a través de las cuales se le rendía tributo a los aportes de las mujeres merideñas en la lucha por la Independencia. Así se conmemoraban las contribuciones de Anastasia, María Simona Corredor de Pico, María Isabel Briceño Peralta de Fornés, María del Rosario Navas y María Ignacia de la Santísima Trinidad Uzcátegui.

Monumento a Las Heroínas, en el que se pueden apreciar las inscripciones. Patrimonio cultural venezolano.

La decisión de erigir un monumento en honor a las llamadas Heroínas merideñas fue duramente criticado por el investigador Carlos Chalbaud Zerpa, para quien la imagen de María del Rosario Navas y su hijo “bastaría por si sola para ocupar el pedestal del parque”. Con respecto a las demás mujeres, Chalbaud Zerpa señaló, en un artículo publicado en El Vigilante el 15 de marzo de 1975, lo siguiente: “Se ha repetido, por casi cien años, en nuestra ciudad, que para convertirse en ‘heroína’ lo que tenía que hacer una mujer era tocar un tambor a medianoche, mandarle a ponerle el nombre propio en filigrana a un trabuco, regalarle una casa al Gobierno, o cambiar los tubos del órgano de la Catedral por tallos de caña de azúcar”.

A pesar que entre 1975 y 1976 se había realizado la mayor parte de los trabajos para concretar el parque y el monumento a Las heroínas merideñas, tal como fue informado a través de diversos artículos publicados en El Vigilante, su inauguración se efectuó el 19 de febrero de 1977. Es decir, a casi tres años de haberse dado a conocer la ejecución del mencionado proyecto. La realización del grupo escultórico correspondió al artista Manuel de La Fuente Muñoz (1932 – 2010), autor de un importante número de monumentos estatuarios erigidos en la ciudad a partir de los años sesenta.

Plaza Las Heroínas entre la niebla merideña. Foto Cormetur, mayo de 2017, patrimonio cultural de Mérida. Venezuela.

Plaza Las Heroínas en mayo de 2017, entre la niebla merideña. Foto Cormetur.

Un reto no superado. La inauguración del parque, llamado luego plaza Las Heroínas Merideñas, fue considerada de gran importancia dentro de las obras destinadas a fomentar el turismo en la ciudad, especialmente, por estar ubicado en las cercanías del principal atractivo turístico para entonces, como lo era el teleférico. Por lo que, según fue apuntado en El Vigilante el 25 de febrero de 1977, dicho parque constituía una satisfacción para los merideños, pero a la vez representaba un reto manifestado en el sentido de que fuera uno de los espacios mejor “conservados” de la ciudad.

La reflexión no llegó a la población. A pocos días de su inauguración, el 27 de febrero, eran señalados en la prensa local ciertos defectos en las fuentes que formaban parte del parque, como era el hecho de que algunos reflectores estaban quemados. Por otro lado, se afirmaba que el agua de la fuente lucía “llena de desperdicios” que “personas inconscientes” habían lanzado dentro, lo cual proporcionaba un “feo contraste en las noches cuando los reflectores iluminan el bello conjunto”.

Las cosas no quedaron allí, el abandono del monumento y parque de Las Heroínas Merideñas es una constante que lo caracterizó durante las dos décadas siguientes, en la que puede constatarse la falta de mantenimiento del recinto público. Igualmente puede apreciarse la presencia de una serie de daños ocasionados en su mayoría por los mismos usuarios, quienes utilizaban los espacios del parque como lugares para hacer fiestas nocturnas, baños públicos o inclusive, posadas improvisadas en el que en muchas ocasiones se observaban actos “indecentes”.

La inmensa mayoría de los testimonios emitidos a través de la prensa regional reseñan lo anterior. Así, en una nota publicada en el diario Frontera el 3 de febrero de 1980, se afirmaba que el parque se había convertido en un “cementerio de latas de cerveza”, resultado de una “noche de farra y sabor”, preludio de las celebraciones de la Feria del Sol. Meses después, el “espectáculo desolador” del parque se recrudecía. El 5 de agosto de 1980, en otro artículo difundido en Frontera, se decía que las costosas instalaciones, “muchas de ellas dañadas por el descuido oficial” corrían el riesgo de convertirse en chatarra, por cuanto “los malandros y borrachitos” se divertían “de lo lindo lanzándoles piedras y latas”.

Sobre la base del pedestal se pueden apreciar las piedras lanzadas contra el monumento, registrado en el diario Frontera el 5 de agosto de 1980. Patrimonio cultural venezolano.

Sobre la base del pedestal se pueden apreciar las piedras lanzadas contra el monumento, hecho registrado en el diario Frontera el 5 de agosto de 1980. Digitalización Samuel Hurtado Camargo.

Aunque a raíz de las diversas denuncias hechas en la prensa regional por los habitantes del sector Barinitas, la Guardia Nacional mantuvo su presencia en el parque durante ciertas horas de la noche y en diferentes oportunidades, los daños al parque Las Heroínas siguieron produciéndose. En octubre de 1981, el periodista Domingo Misanta, apuntaba que Mérida era “una ciudad turísticamente abandonada”, donde la desidia, el desgano y la falta de interés era su característica principal. Como muestra, bastaba con observar el parque Las Heroínas, cuya fuente principal y luminarias se hallaban completamente deterioradas. Tres años después, el 12 de marzo de 1984, en otra nota del diario Frontera, la periodista Maribel de Añez señalaba que las inscripciones elaboradas en letras de bronce ubicadas en los alrededores del pedestal sobre el que estaba erigido el grupo escultórico habían sido sustraídas, quedando las heroínas “sin nombres”. A la vez, daba cuenta de la falta de mantenimiento, al precisar que ninguno de los elementos que conformaban el parque como lo eran las luces, vegetación, jardines, fuentes, bancos y monumento merecía una palabra de elogio. Físicamente apuntaba -la periodista “se puede decir que nada sirve, que todo hay que someterlo a una reparación completa, y éste fue uno de nuestros parques más bellos”.

En junio de 1991 Adelfo Solarte, -quizás el principal periodista merideño cuya amplísima producción estuvo dedicada a denunciar la falta de mantenimiento y abandono de los parques y plazas de la ciudad-, en un artículo publicado en Frontera, al referirse al parque Las Heroínas, decía que “el otrora lugar de esparcimiento y noches matizadas con luces de colores enredadas en los chorros de agua, ha pasado a ser un sitio donde impera la negligencia oficial y el propio criterio de conservación de los propios ciudadanos”.

Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Fuente principal de la plaza Las Heroínas completamente abandonada en 1991. Foto Lázaro, 22 de junio de 1991. Digitalización Samuel Hurtado Camargo.

La fuente de plaza Las Heroínas de Mérida, en 1993, se aprecia el abandono. Patrimonio cultural de Venezuela.

La fuente de plaza Las Heroínas de Mérida, en 1993, se aprecia el abandono. Foto Molina 3 de marzo. Dig. Samuel Hurtado C.

La situación de abandono del parque siguió siendo la misma en los años siguientes. Los diversos artículos de los rotativos regionales publicados a partir de 1993 hasta 1998 atestiguan lo antes señalado. En efecto, en un artículo de Frontera, fechado el 24 de mayo de 1993, se decía en uno de sus párrafos que el abandono del parque era “inocultable”, a pesar de “que una que otra vez” la autoridades municipales encargadas de la materia se ocupaban de dar una “cortadita” a la grama, “porque de todas formas quedan allí los bancos rotos, las luces que no funcionan hasta por la simple ausencia de la bombilla correspondiente, el nombre que ahora queda anónimo de las heroínas, pues la letras desaparecieron a una y el mal mayor el ‘extravío’ de los motores de la fuente con lo cual ésta puede darse por fallecida durante indeterminable espacio del tiempo”.

En agosto de 1994, Lorena González se lamentaba del “terrible estado” en que se encontraba el parque Las Heroínas, cuyo aspecto demostraba “un deterioro avanzado, producto del tiempo y de la falta de mantenimiento de la cual es víctima”. Un año después, el 23 de agosto de 1995, Adelfo Solarte nuevamente volvía a denunciar las paupérrimas condiciones de este recinto. Con un tono de nostalgia, el periodista afirmaba que la fuente más famosa de Mérida había sido, sin duda, la de Las Heroínas, por cuanto su ubicación frente a la principal atracción turística de la entidad, como lo era el teleférico, le deban un “carácter muy especial”. Pero, -afirmaba Solarte- “llegó la negligencia, el olvido, la abulia y el dejo gubernamental y nos quedamos sin fuente […] Lo que vino después es negra mancha para nuestro turismo y para imagen de la ciudad: una gran laguna que muchas veces parece ser un charco de basura”. En la misma tónica, Erika Sabrina Gutiérrez manifestaba en marzo de 1998 que el parque Las Heroínas daba “dolor y vergüenza”, el cual durante largos años había sido objeto de la “desidia social”.

Renace la esperanza. Luego de doce años de abandono y desidia, la Gobernación del estado Mérida, mediante una inversión de 47 000 000 de bolívares, procedió a la rehabilitación del parque, dejando -el 30 de diciembre de 1998- en pleno funcionamiento la fuente y la cascada, las cuales lucían un “atractivo sistema de aspersión”, dotadas de un sistema de bombas y brake importados de Alemania. Los trabajos incluyeron también el reemplazo de los sumideros, las boquillas de bronce, brequeras, instalaciones eléctricas, cableados, relojes programables y tuberías. De esta forma, se daba inicio a uno de las más importantes intervenciones a Las Heroínas, cuyas labores continuaran progresivamente en los años siguientes.

Entre agosto de 1999 y 2000, la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur) procedió a la refacción total del parque Las Heroínas, mejorando las instalaciones y el jardín, y restaurando el grupo escultórico. Sobre esta acción, Manuel de la Fuente Muñoz, autor de las obras, rechazó las intervenciones a los bronces, ya que el conjunto escultórico quedó en peores condiciones. Según apreciaciones del artista y conocedor de la materia, la concepción plástica había sido alterada: “una obra que fue acabada con el procedimiento de pátina al fuego le aplicaron recubrimiento de pintura. Ahora resulta que es más complicado y costoso volverla a su estado original”. Por poco tiempo permaneció el grupo escultórico “restaurado”. A mediados del 2005, el vandalismo había hecho nuevamente de las suyas. Esta vez, las estatuas presentaban manchas con pinturas de color blanco.

En 2007 el monumento a Las Heroínas presentaba manchas de pintura blanca. Patrimonio cultural venezolano.

En 2007 el monumento a Las Heroínas merideñas presentaba manchas de pintura blanca. Foto Samuel Hurtado Camargo, enero de 2007.

Bulevar Las Heroínas inaugurado en el 2012. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Bulevar Las Heroínas inaugurado en 2012. Foto Samuel Hurtado C.

Posteriormente, como parte del proceso de activación del Sistema Teleférico de Mérida “Mukumbarí”, el Ministerio del Poder Popular para el Turismo inicia a partir del 2011 un conjunto de proyectos destinados a la modernización y rehabilitación del parque o plaza Las Heroínas. El primero de ellos fue la construcción del bulevar Las Heroínas, adyacente al parque, inaugurado el 22 de noviembre de 2012. Tiempo después, en mayo de 2013, se procedió a la rehabilitación integral del parque mediante un conjunto de trabajos que comprendió la demolición y ampliación de aceras y brocales perimetrales del recinto, reconstrucción del mosaico del piso y aceras de concreto estampado. Construcción del parque infantil y de los módulos para la reubicación de 58 trabajadores; modernización del mobiliario, rehabilitación del sistema eléctrico y de las fuentes de agua, restauración de las esculturas, etcétera.

Con dichos trabajos, la plaza Las Heroínas es reinaugurada por el gobernador de la entidad andina el 1 de marzo de 2014, consolidándose como uno de los espacios más dinámicos turísticamente de la ciudad merideña, siendo fortalecido en 2016 a raíz de la puesta en funcionamiento del nuevo Sistema Teleférico de Mérida “Mukumbarí”.

Actividades culturales durante la reinauguración de la plaza Las Heroínas merideñas, el 1 de marzo de 2014. Patrimonio cultural del estado Mérida, Venezuela.

Actividades culturales durante la reinauguración de la plaza Las Heroínas merideñas, el 1 de marzo de 2014. Foto Mintur.

Presentaciones dancísticas durante la reinauguración de la plaza Las Heroínas, el 1 de marzo de 2014. Patrimonio cultural del estado Mérida, Venezuela.

Presentaciones dancísticas durante la reinauguración de la plaza Las Heroínas, el 1 de marzo de 2014. Foto Mintur.

Descripción

El parque o plaza Las Heroínas ocupa un área trapezoidal de 3500 metros cuadrados, conformada por un sistema de caminerías perimetrales e internas de concreto estampado, acompañada de un conjunto de bancos de concreto, pasamanos de aluminio y rampas peatonales, para el descanso y distracción de los visitantes.

En la esquina norte se halla una fuente de agua en un espacio de forma semicircular, la cual a través de una serie de escaleras se comunica con otra fuente de mayor tamaño que ocupa la mayor parte de la plaza, en un área de forma hexagonal, compuesta por seis chorros de agua y juego de luces hermosamente apreciables en horas de la noche.

En el costado suroeste, en una superficie de 450 metros cuadrados, se encuentra un parque infantil equipado con sube y baja, columpios, tobogán, inflable y cama elástica. Posee además un muro artificial de escalada de 12 metros de altura. En el costado sureste y oeste se aprecian 54 módulos destinados a la venta de artesanías y gastronomía local.

El conjunto escultórico se ubica en el centro de la fuente norte de la plaza, compuesta por seis estatuas de bronce en tamaño natural que representan a las heroínas merideñas de la guerra de Independencia. Vestidas a la usanza de la época, lidera el grupo la célebre criada del convento de Las Clarisas, Anastasia, quien es representada tocando un “tambor mayor”, usado por ella para distraer a las fuerzas realistas en 1813. En el lateral izquierdo, aparece doña María Isabel Briceño Peralta de Fornés, quien reemplazó los tubos del órgano de la Catedral por caña de azúcar para que no fueran usados por los realistas. Seguidamente, en posición semiarrodillada, sosteniendo un cañón, se encuentra María Ignacia de la Santísima Trinidad Uzcátegui (para otros María del Rosario Dávila de Uzcátegui). En el mismo orden, en la cara posterior, está doña María Simona Corredor de Pico, quien dirige su mirada y brazo izquierdo hacia Anastasia, mientras que su mano derecha reposa sobre el hombro de un niño, hijo de doña María del Rosario Navas, la cual se erige en el costado derecho, exhibiendo un arma de fuego en su mano izquierda. El grupo escultórico se erige sobre un pedestal de forma circular, en cuyo alrededor se aprecian los nombres de las heroínas merideñas inscritos en letras de bronce.

La plaza cuenta con una serie de farolas de un solo brazo y luminarias Leds, 12 papeleras organizadas según el tipo de desecho; 6 teléfonos públicos, baños, servicio de taxi, una casilla policial y servicio de wifi. El jardín se compone fundamentalmente de palma africana (Borassus flabellifer L.), palma enana (Roystonea), areca (Areca catechu L.), palma fénix (Phoenix canariensis), apamate (Tabebuia rosea) y bucare ceibo (Eritrina poeppigiana).

Valores patrimoniales

A pesar de las vicisitudes por las que ha pasado la plaza Las Heroínas desde su inauguración en 1977, se ha mantenido hasta el presente como uno de los lugares más concurridos tanto por los merideños como por quienes visitan la ciudad en las diversas temporadas del año, constituyéndose en un espacio sociocultural idóneo para la recreación, el esparcimiento, el encuentro y el dialogo entre los diferentes grupos sociales. Allí son frecuentes la presentación de grupos circenses, de teatros, danzas, musicales, así como la proyección de películas y documentales nacionales e internacionales. Además, la plaza se localiza estratégicamente frente a la estación Barinitas del sistema teleférico más alto y largo del mundo, que aunado al conjunto de posadas, hoteles, restaurantes y mercado artesanal, le otorgan a este espacio un valor excepcional.

Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela. Parque Las Heroínas.

Presentaciones circenses en la plaza Las Heroínas. Foto Cormetu

A lo antes señalado se le suma el hecho de que la plaza Las Heroínas es el único espacio público existente en la ciudad serrana en el que se visibiliza y reconoce el aporte de las mujeres merideñas al proceso emancipador venezolano y latinoamericano, en el que a través de un grupo escultórico se tributa homenaje a 1).-María Simona Corredor de Pico, quien según investigación de Tulio Febres Cordero y documento debidamente protocolizado en Mérida, de fecha 22 de junio de 1813, donó a la “Patria y su gobierno” una casa de su propiedad, valorada en 1200 pesos, la cual se le considera en la tradición merideña como la “primera propiedad de la Patria”. 2). María Isabel Briceño Peralta de Fornés, prima del canónigo Uzcátegui, quien en 1812 logró burlar las órdenes de su marido, don Juan Fornés, -custodio de los tubos del órgano de la Catedral-, de entregarlos al jefe del ejército realista. Para ello, la mencionada heroína sustituyó en los fardos que se entregarían los tubos por caña de azúcar. Dos años después, los tubos fueron fundidos y usados como balas por las fuerzas patriotas. 3). María Ignacia de la Santísima Trinidad Uzcátegui, hermana del Canónigo Uzcátegui, abadesa del convento de Las Clarisas, a quien se le atribuye haber obsequiado al ejército patriota un cañón con el nombre de ella grabado en bronce, aunque en la historiografía regional no existe precisión del nombre, pues, para otros autores, quien donó el cañón fue María del Rosario Dávila de Uzcátegui. 4). María del Rosario Navas, una humilde planchadora quien al saber que su hijo no había sido aceptado en las filas del ejército patriota de 1813 por tener enfermo el brazo, se ofreció a llevar el fusil hasta que su hijo sanara; y 5). Anastasia, sirvienta del convento Las Clarisas, quien en una oportunidad utilizando un tambor logró alejar la presencia del ejército realista que se acercaba a la ciudad de Mérida.

La plaza y el grupo escultórico de Manuel de la Fuente Muñoz (1932 – 2010), fue declarado en el año 2004 Patrimonio Histórico Cultural del Municipio Libertador y Bien de Interés Cultural de la nación publicado en el año 2007 en el Catálogo de patrimonio cultural venezolano correspondiente al municipio Libertador del estado Mérida.

Situación actual

La plaza y monumento a Las Heroínas Merideñas de la guerra de Independencia posee buen estado de conservación. Aunque, se observa desprendimiento del piso de granito y agua de las fuentes requiere mantenimiento permanente. Además, se aprecia vandalismo en las señaléticas y farolas. El grupo escultórico requiere mantenimiento permanente.

Vista frontal de la fuente y monumento a Las Heroínas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Vista frontal de la fuente y monumento a Las Heroínas, de la ciudad de Mérida. Foto Samuel Hurtado C., 28 de mayo de 2017.

Ubicación

Plaza o Parque Las Heroínas, a final de las calles 24 Rangel y 25 Ayacucho, adyacente al Sistema Teleférico de Mérida “Mukumbarí”. Sector Barinitas, parroquia Sagrario, municipio Libertador, estado Mérida, Venezuela.

Fuentes consultadas

Araque, Belis y Cadenas, Rosaura (Compiladoras). Heroínas merideñas de la Guerra de Independencia (Homenaje a Tulio Febres Cordero en el sesquicentenario de su natalicio, 1860 – 2010), Colección Cuadernos del Bicentenario de la Independencia, nº 1,  El Lápiz-Biblioteca Febres Cordero/ Universidad de Los Andes / Fundecem, Mérida, 2010, 64 pp.

Angarita Dugarte, Rolando. G.N puso el orden en parque “Las Heroínas”, en Frontera, p. 1, Mérida, 8 de diciembre de 1980.

A la gloria de Rivas Dávila, en Patria, p. 1. Mérida, 22 de agosto de 1930.

Algunas fallas del parque de Las Heroínas, en El Vigilante, p. 1, Mérida, 27 de febrero de 1977.

Casi a punto Parque de Las Heroínas, en El Vigilante, p. 1, Mérida, 18 de diciembre de 1976.

Chalbaud Zerpa, Carlos. Las Heroínas Merideñas-María del Rosario Nava y basta, en  El Funicular de Los Nevados de El Vigilante, p. 5,  Mérida, 15 de marzo de 1975.

Colocada primera piedra de Monumento a Las Heroínas Merideñas, en El Vigilante, p. 1,  Mérida, 14 de marzo de 1975.

Convertido en cementerio de latas el parque de Las Heroínas, en Frontera, p. 12, Mérida, 3 de febrero de 1980.

De Añez, Maribel. Abandonados de la asistencia oficial parques y plazas de la ciudad, en Frontera, p. 8, Mérida, 12 de marzo de 1984.

De nuevo se alza alegre el agua en el parque de Las Heroínas, en Frontera, p. 3A, Mérida, 3 de enero de 1999.

Ejecutivo del Estado contrató la fuente del Parque, en El Vigilante, p. 7, Mérida, 30 de octubre de 1975.

El parque de Las Heroínas progresa, en El Vigilante, p. 1, Mérida, 27 de marzo de 1976.

González, Lorena. Urgente mantenimiento necesita el parque Las Heroínas, en Frontera, p. 2A, Mérida, 29 de agosto de 1994.

Gutiérrez, Erika Sabrina. Plaza Las Heroínas…la desidia merideña, en Frontera, p. 2A, Mérida, 2 de marzo de 1998.

Hurtado Camargo, Samuel Leonardo. La estatuaria pública conmemorativa de la ciudad de Mérida (1842-2006): análisis histórico. Universidad de Los Andes, Escuela de Historia (Memoria de Grado), Mérida, junio 2007, 500 pp.

Instituto del Patrimonio Cultural. Municipio Libertador, estado Mérida, Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Los Andes: ME-12, 2007.

Las heroínas se van quedando solas, en Frontera, p. 1C, Mérida, 24 de mayo de 1993.

Misanta, Domingo. Turismo: una parálisis injusta…, en Frontera, p. 10A, Mérida, 30 de octubre de 1981.

Parque en homenaje a Las Heroínas Merideñas, en El Vigilante, p. 1, Mérida, 12 de octubre de 1974.

Parque de Las Heroínas Merideñas: satisfacción y reto, en El Vigilante, p. 5, Mérida, 25 de febrero de 1977.

Padilla, Tubal José. Con una inversión de 9 millones de bolívares Mintur inauguró bulevar las Heroínas en Mérida. (22 de noviembre de 2012). En correodelorinoco.gob.v e, 22 de noviembre de 2012.  https://goo.gl/JWT5Ko. Consultado el 9 de agosto de 2012.

Plaza Las Heroínas renace por la paz y la vida Mérida (27 de septiembre de 2014). En Mintur.gob.ve, 27 de septiembre de 2014. https://goo.gl/9kAVko. Consultado el 9 de agosto de 2017.

Rojas, Ricardo. Reinauguran plaza Las Heroínas en la ciudad de Mérida. En correodelorinoco.gob.ve, 1 de marzo de 2014. https://goo.gl/PnGWKt. Consultado el 9 de agosto de 2017.

Solarte, Adelfo. El drama de las Heroínas, en Frontera, p. 1, Mérida, 22 de junio de 1991.

Solarte, Adelfo. En algunas plazas merideñas el agua volverá a sonreír, en Frontera, p. 1B, Mérida, 23 de agosto de 1995.

Víctima de los malandros el Parque de Las Heroínas, en Frontera, p. 20, Mérida, 5 de agosto de 1980.

YVKE Mundial. Arrancan trabajos para restauración integral en la plaza Las Heroínas. En correodelorinoco.gob.ve, 23 de mayo de 2013. https://goo.gl/hDZ9Wa. Consultado el 9 de agosto de 2012.

Investigación: Investigación: Samuel Leonardo Hurtado Camargo.

Anuncios

IAM VENEZUELA

A %d blogueros les gusta esto: