Monumento al coronel Vicente Campo Elías

Monumento al coronel Vicente Campo Elías a 2 años de su restauración, diciembre 2006. Foto Samuel Hurtado C.

Nombre: Monumento al coronel Vicente Campo Elías.

Año: 1930.

Tipo de patrimonio cultural: tangible/mueble. Monumento en espacio público.

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Libertador y Corporación Merideña de Turismo (Cormetur).

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Para darle mayor solemnidad a la conmemoración del centenario de la muerte del Libertador Simón Bolívar, el presidente del entonces estado Mérida, José Rafael Dávila, ordenó realizar un homenaje de cariño “a los héroes merideños que con tanto denuedo y patriotismo formaron causa común en todas las contiendas libertarias”. En consecuencia, se publicó en la Gaceta Oficial del Estado, el 15 de agosto de 1930, un decreto en cuyos artículos se disponía, entre otros aspectos, la erección de un busto de bronce con pedestal de mármol a la memoria del coronel Vicente Campo Elías (1772 – 1814), el cual estaría ubicado en la Plaza Glorias Patrias.

Para la época la ciudad de Mérida carecía de un taller para fundir bronce, por lo que el monumento, obra del escultor Marcos León Mariño (1881 – 1965), fue realizado mediante la técnica de la electrólisis o galvanoplastia en la que se mezclaban compuestos de latón, cobre y otro material.

Monumento al coronel Vicente Campo Elías, diciembre de 1930. Foto Carmona. Digitalización Samuel L. Hurtado C.

El busto de Campo Elías fue inaugurado el 19 de diciembre de 1930. En la ocasión, se efectuó una procesión cívica que partió de la plaza Bolívar (8 de la mañana) siguiendo por la calle Independencia (hoy avenida 3), la plaza El Llano hasta llegar al campo o plaza de Las Glorias Patrias. Presidían el desfile el Batallón Infantil, las alumnas del Colegio Rivas Dávila, quienes representaban las seis repúblicas bolivarianas, y las jóvenes del Colegio del Estado en representación de los distritos.

En dicho campo, objeto de un proceso de embellecimiento que comprendió la reconstrucción de sus avenidas mediante el sistema de concreto y cercado del perímetro con una balaustrada de mampostería, obra también del artista Marcos León Mariño, fue develado el busto de Campo Elías por el escritor Raúl Chuecos Picón, quien en breves palabras destacó la valentía del héroe de la batalla de Mosquiteros.

Nueve años después, en ocasión del sesquicentenario del natalicio del general José Antonio Páez, y del traslado de su busto al ahora llamado Parque Glorias Patrias, se procedió, según decreto oficial del 4 de agosto de 1939, a reformar el monumento al coronel Vicente Campo Elías de acuerdo a las formas y dimensiones con las del nuevo monumento a Páez, inscribiéndose en el pedestal de granito las leyendas de estilo y los nombres de las batallas donde se distinguió el héroe patriota así como el relieve en bronce de la batalla de Mosquiteros. Asimismo, se dispuso la construcción al pie de dicho monumento de una cripta donde serían guardadas una copia autógrafa del referido decreto junto con los demás documentos que se consideraran de importancia. Trabajos que también se le encomendaron a Marcos León Mariño.

El monumento fue reinaugurado conjuntamente con el del general José Antonio Páez, el 13 junio 1940. Desde entonces, sufre también múltiples agravios por parte de la ciudadanía emeritense, quienes en diversas oportunidades, especialmente a partir de los años ochenta, proceden, -al igual que al monumento a Páez- a cercenar los altorrelieves ubicados en la parte inferior del pedestal y al robo de las mayoría de las placas de bronce.

Uno de los primeros actos que se realizan en contra de este monumento lo podemos ubicar a finales de los años cuarenta. Al respecto, en la publicación El Vigilante, en su edición del 8 de mayo de 1952, se decía que desde hace varios años había desaparecido la espada “simbólica de aquellas luchas cruentas y sobrehumanas” que empuñaba el héroe de la Independencia Vicente Campo Elías, la cual para la fecha, continuaba tal como la habían dejado aquellos que en una noche de farra tuvieron la osadía de mutilarla”

A finales de los años ochenta se evidencia en la prensa regional el lamentable estado de abandono del monumento a Campo Elías y el robo de las placas de bronce y de los relieves alusivos a la batalla de Mosquiteros. Posteriormente, para comienzos de la década del noventa, diversos artículos de prensa dan cuenta de los daños causados por la caída de un árbol al monumento, tal como puede apreciarse en un escrito del periodista Adelfo Solarte, publicado en el diario Frontera el 13 de noviembre de 1991, el cual es acompañado de una fotografía en la que se observa el busto del héroe merideño completamente deteriorado.

Por más de 10 años el busto estuvo ausente del monumento. Foto Frontera, 2001. Dig. Samuel Hurtado.

Desde esa fecha el busto será removido y el pedestal permanecerá sin este por más de dos lustros. Así lo atestigua el mismo Adelfo Solarte, quien en otro artículo publicado en Frontera el 13 de marzo de 2001, señalaba que ya habían pasado diez años y “nadie parece tener ni el recuerdo de la imagen de Campo Elías, decapitado por cuestiones de la naturaleza pero olvidado impunemente por la naturaleza humana de las autoridades”.

Tiempo después, en febrero de 2003, la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur) con una inversión de 470 millones de bolívares inició los trabajos de rehabilitación de la plaza Vicente Campo Elías en los que se incluyó la recuperación del pedestal y la restauración de las obras escultóricas por Manuel de La Fuente Muñoz (1932 – 2010). El busto, el cual se encontraba dividido en tres fragmentos: cabeza y busto (dos partes), fue fundido en bronce a través del procedimiento de la cera perdida, tal cual como se había previsto en las disposiciones oficiales de 1930 y 1939. En cuanto a las placas conmemorativas y los relieves ubicados en la parte inferior del pedestal, se reconstruyeron los faltantes y se fundieron en bronce.

La plaza, conjuntamente con el monumento al coronel Vicente Campo Elías, fue reinaugurada en septiembre de 2004, consagrándose desde entonces como un lugar de la memoria idóneo para el esparcimiento y encuentro entre los ciudadanos.

Descripción

Busto de metro y medio de altura fundido en bronce en el año 2003 siguiendo el modelo original realizado por el escultor Marcos León Mariño en 1930. El coronel Vicente Campo Elías viste casaca militar de cuello alto abierto en la parte superior y charretera de pala, abotonada con cuatro botones. Terciada a la derecha, luce una capa. Probablemente para dicha representación el artista tomó como modelo el óleo del héroe realizado por Pedro Zerpa en 1913 y que actualmente se exhibe en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo de Caracas.

Inscripciones grabadas en la cara frontal del pedestal, mayo 2017. Foto Samuel Hurtado Camargo

La escultura reposa sobre un pedestal de granito en forma de pirámide truncada adornada en los laterales superiores por guirnaldas de laurel elaboradas en bronce. En la cara frontal, en orden descendente, se haya la inscripción: “cnel. / V. CAMPO ELIAS”, seguido por los nombres de las acciones militares en la que participó el héroe de la Independencia venezolana: “HEROE / DE/ NIQUITAO / LOS HORCONES / TAGUANES / BARBULA / PUERTO CABELLO / LAS TRINCHERAS / VIRIGIMA / ARAURE / LA VICTORIA / PANTANERO / SAN MATEO”.

El pedestal descansa sobre una basa de forma rectangular horizontal en cuyos laterales se exhiben dos placas de bronce, una referente a la construcción y rehabilitación del monumento (derecha) y otra sobre la vida y obra del homenajeado (izquierda). En la parte frontal se narra la batalla de Mosquiteros, acción táctica de la Guerra de Independencia librada en el territorio del estado Guárico el 14 de octubre de 1813, en la que Vicente Campo Elías derrotó a las fuerzas realistas dirigidas por José Tomás Boves.

Los relieves se estructuran en dos planos o escenas; en el principal o altorrelieve muestra a Campo Elías con uniforme militar, sosteniendo con la mano izquierda las riendas del caballo y con la otra mano, levantada hacia arriba, empuña su espada. El alazán mira hacia la izquierda sostenido sobre tres patas, mientras la delantera superior derecha se encuentra levantada. En el segundo plano o de bajorrelieve se representa la heroica batalla que le permitió a Campo Elías ocupar satisfactoriamente la población de Calabozo.

La superficie o base del monumento se compone de tres  escalones en forma ascendente en cuya cara frontal se halla grabado: “MOSQUITERO”. Circunda la obra una pileta diseñada en concreto reforzado y revestido por dentro con cerámica, acompañada de una fuente de agua de ocho surtidores ornamentales y un juego de luces, la mayoría de estos desaparecidos en la actualidad.

Valores patrimoniales

El monumento erigido en 1930 es un tributo a la memoria del coronel Vicente Campo Elías (1772 – 1814), y es un referente para la ciudadanía merideña, ya que se distingue en la historiografía regional como uno de los personajes que tuvo destacada participación en la gesta emancipadora venezolana, quien no solo integró la Junta Superior Gubernativa instalada en Mérida el 16 de septiembre de 1810, sino que también participó en importantes acciones militares durante el proceso de la Campaña Admirable, entre los que se encuentran los combates de Niquitao (2 de julio de 1813), Los Horcones (22 de julio de 1813), Araure (5 de diciembre de 1813), La Puerta (3 de febrero de 1814), La Victoria (12 de febrero de 1814) y San Mateo (28 de febrero de 1814).

La obra escultórica de Campo Elías constituye uno de los dos monumentos realizados por el artista colombiano Marcos León Mariño que, a pesar de algunas intervenciones, se conservan en la ciudad emeritense. Además, es una de las obras que contribuyó al embellecimiento de la ciudad y al enriquecimiento del patrimonio cultural merideño.

El monumento fue declarado Patrimonio Histórico Cultural, según acuerdo emitido por el Concejo Municipal de Libertador de fecha 7 de julio de 2004, publicado en la Gaceta Municipal número 110 del 8 de julio de 2004. También se encuentra incluido en el Registro General del Patrimonio Cultural Venezolano publicado en el catálogo del municipio Libertador en el año 2007.

Situación actual

En términos generales el monumento al coronel Vicente Campo Elías posee buen estado de conservación. El busto evidencia cierto nivel de oxidación y se aprecian indicios de excremento de palomas las cuales pernoctan en su alrededor. En cuanto al pedestal de granito se observan leves grietas en cada uno de los laterales a excepción de la cara frontal, y humedad en la parte inferior motivado al agua almacenada en la fuente.

El juego de luces formado por lámparas impermeabilizadas que componían la fuente fueron desvalijadas a mediados del año 2014. Igual suerte tuvo el sonido ubicado en las adyacencias del monumento. La  pileta exhibe grafitis hechos con pintura de color blanco.

Grafitis vandalizan la pileta del monumento, mayo 2017. Foto Samuel Hurtado Camargo.

Ubicación

Parque Glorias Patrias. Plaza Vicente Campo Elías, entre la avenida 3 Independencia y final de la avenida 4 Bolívar y calles 36 Glorias Patrias y 37. Sector Glorias Patrias, parroquia El Llano, municipio Libertador, estado Mérida, Venezuela.

Fuentes consultadas

Bencomo Barrios, Héctor. Mosquitero, batalla, en Diccionario de Historia de Venezuela. Fundación Polar, Caracas, 1997, tomo III, pp. 257 – 258.

Cárdenas, Carla Silvana. ¡Glorias Patrias se puso bonita!, en Frontera, p. B1, Mérida, 7 de septiembre de 2004.

“Decreto relativo a la composición de la Plaza Rangel y la erección de un busto al coronel Vicente Campo Elías” (24 de julio de 1930), en Gaceta Oficial del Estado Mérida, p. 8.821, Mérida, 15 de agosto de 1930.

Hurtado Camargo, Samuel Leonardo. La estatuaria pública conmemorativa de la ciudad de Mérida (1842 – 2006): análisis histórico. Universidad de Los Andes, Escuela de Historia (Memoria de Grado), junio 2007, 500 pp.

Instituto del Patrimonio Cultural. Municipio Libertador, estado Mérida, Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Los Andes: ME-12, 2007.

La espada de Campo Elías, en El Vigilante, p.1, Mérida, 8 de mayo de 1952.

Nucete, Manuel Vicente (compilador). Libro del Centenario: Mérida en el primer centenario de la Independencia Nacional. Imprenta Oficial, Mérida, 1911; 200 pp.

Investigación: Samuel Leonardo Hurtado Camargo.