Lo más reciente

Mural de Wilfredo Lam en el Instituto Botánico de la UCV

Sin título, 1957. Relieve en mosaicos artesanales, cerámica esmatada y mosaicos vítreos industriales, Wifredo Lam, Instituto Botánico, UCV. Fotografía Luis Chacín, 2016.

Sin título, 1957. Mural relieve de Wilfredo Lam en el Instituto Botánico de la Ciudad Universitaria de Caracas, UCV. Foto Luis Chacín, 2016.

Un mural de Wilfredo Lam, realizado en 1957, preside el vestíbulo del Instituto Botánico de la Universidad Central de Venezuela, en la Ciudad Universitaria de Caracas. El paisaje abstracto cierra el aporte de los artistas extranjeros al proyecto Síntesis de las Artes Mayores, del Arq. Carlos Raúl Villanueva.

Nombre: Sin título.

Autor: Wilfredo Lam.

Año: 1957.

Tipo y materiales y dimensiones: mural en relieve / Cerámica esmaltada y mosaicos vítreos industriales.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: Consejo de Preservación y Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, COPRED – UCV.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El pintor cubano Wilfredo Lam (Sagua La Grande 1902 – París 1982) creó este mural en relieve en 1957 para el vestíbulo del Instituto Botánico de la Ciudad Universitaria de Caracas – Universidad Central de Venezuela (CUC – UCV), inscrita por la Unesco en la lista del patrimonio de la humanidad en el año 2000.

Artista de calibre internacional que abrazó las principales vanguardias del siglo XX, como el cubismo, el surrealismo y el expresionismo abstracto, pues militó en el movimiento CoBrA. Discípulo de Pablo Picasso y amigo de los intelectuales y artistas más prominentes de la posguerra, dejó en Venezuela la muestra de una obra que apunta al subconsciente del espectador desde la virtuosa combinación de símbolos ancestrales africanos y caribeños con la plástica moderna occidental.

Sin título, 1957. Relieve en mosaicos artesanales, cerámica esmatada y mosaicos vítreos industriales, Wifredo Lam, Instituto Botánico, UCV. Fotografía Luis Chacín, 2016.

Sin título, 1957. Relieve en mosaicos artesanales, cerámica esmaltada y mosaicos vítreos industriales, Wifredo Lam, Instituto Botánico, UCV. Fotografía Luis Chacín, 2016.

Wilfredo Lam, La jungla (1943).

Este mural abstracto tiene visos del surrealismo en el que militara Lam en París tras la década de 1940. Época en las que sobresalen piezas de inspiración religiosa y selvática, como La jungla (1942), una de las piezas más celebradas del pintor y ceramista.

Era lógico que plantara entonces su visión del paisaje tropical en el Instituto Botánico de la UCV cuando Mateo Manaure (1926 – 2014) lo presenta al arquitecto Carlos Raúl Villanueva, quien estaba por concluir su proyecto Síntesis de las Artes Mayores (1950 – 1957).

De hecho, el mural de Lam cierra el vocabulario de los 10 artistas extranjeros en este diálogo que Villanueva convoca entre arte, arquitectura, paisaje y espectador en la CUC, construida en la antigua Hacienda Ibarra en las afueras de Caracas.

Wilfredo Lam. Foto en Wikipedia.org

Sobre el autor

Wifredo Lam nació el 8 de diciembre de 1902 en Sagua la Grande, Cuba. Es el octavo hijo de Lam-Yam, nacido en Cantón hacia 1820, y emigrado hacia las Américas en 1860, y de Ana Serafina Castilla, nacida en 1862 en Cuba y descendiente mestiza de familias originarias de África y España.

La naturaleza frondosa de Sagua la Grande provoca, en su infancia, un impacto notable sobre Lam. Una noche de 1907, fue profundamente impresionado por la sombra extraña de los aleteos de un murciélago proyectada sobre las paredes de su cuarto. Fue su primer choque magnífico, contara más tarde, con cierta dimensión de la existencia.

En 1916 Lam y una parte de su familia se instalan en La Habana. Allí se inscribe en la Escuela Profesional de Pintura y Escultura, Academia de San Alejandro, donde estudia hasta 1923. En ese año recibe una beca de la municipalidad de Sagua la Grande con el fin de estudiar en Europa. En el otoño del mismo año se va a España con apenas 21 años.

Su estancia en España, que debía ser solo una corta etapa en su camino hacia París, dura 14 años. Este período es fundamental en la formación de Lam como artista. En Madrid entra en contacto con las ideas y los movimientos del arte moderno y frecuenta regularmente el Museo Arqueológico y las salas del Prado. Estudia a los grandes maestros de la pintura española, Velázquez, Goya, y las obras de Bosch y de Bruegel el Viejo le llaman particularmente la atención. Descubre sorprendentes correlaciones entre el arte occidental y el arte dicho «primitivo».

Pablo Picasso y W. Lam en 1954. Foto en web oficial del autor.

En 1938, Lam deja España por París. Su encuentro con Picasso, en su estudio de la calle des Grands-Augustins, fue decisivo. Picasso presenta su nuevo «primo» a sus amigos pintores, poetas y críticos de arte: Braque, Matisse, Miró, Léger, Eluard, Leiris, Tzara, Kahnweiler, Zervos. Lam encuentra también a Pierre Lœb, propietario de la Galería Pierre en París, donde hará su primera exposición individual en 1939.

Poco antes de la llegada de los alemanes, Lam sale de París hacia Burdeos y luego Marsella, donde muchos de sus amigos, particularmente surrealistas, se agruparon alrededor de André Breton en la Quinta Air-Bel, donde Lam realiza una serie de dibujos a la tinta, anunciadores de las figuras híbridas que el artista desarrollará plenamente durante su estancia cubana de los años 1941 a 1947.

De regreso en su país natal después de casi veinte años de ausencia, Lam profundiza sus investigaciones, vinculándolas con el mundo de su infancia y de su juventud. Su hermana Eloísa, de la cual es cercano, lo informa de manera muy precisa sobre los rituales afrocubanos, a los cuales asiste en compañía de amigos. Lam afirma su estilo con el enriquecimiento de la cultura afrocubana, y pintará más de una centena de telas, entre ellas La jungla, haciendo del año 1942, el más productivo de este período.

Realiza varias exposiciones en los Estados Unidos los años siguientes, en el Institute of Modern Art de Boston, en el MoMA de Nueva York y en la Galería Pierre Matisse, donde La Jungla es presentada por primera vez y hace escándalo.

En 1946 Lam permanece en Haití y asiste a ceremonias vudús en compañía de Pierre Mabille y André Breton. A propósito de su experiencia haitiana, dirá: «La gente cree sin razón que mi obra tomó su forma definitiva en Haití. Mi estancia allá la extendió solamente, como el viaje que hice en Venezuela, en Colombia y en el Mato Grosso brasileño. Habría podido ser un buen pintor de la Escuela de París, pero me sentía como un caracol fuera de su concha. Lo que verdaderamente extendió mi pintura, fue la presencia de la poesía africana».

Hacia el fin de los años cuarenta, Lam comparte su vida entre Europa, La Habana y Nueva York, donde está alojado con Helena en casa de Pierre y Teeny Matisse, así como en casa de Jeanne Reynal. Frecuenta a numerosos artistas, entre los cuales Noguchi, Hare, Motherwell, Pollock, Asger Jorn y el grupo surrealista disidente CoBrA.

A partir de 1947, el estilo de Lam evoluciona. La influencia del arte de Oceanía se combina a la del arte africano y la presencia de elementos esotéricos se hace más dominante. Su trabajo logra una amplitud internacional, con publicaciones en revistas prestigiosas tales como VVV, Instead, ArtNews y View, así como con exposiciones en los Estados Unidos, Haití, Cuba, Francia, Suecia, Inglaterra, México, Moscú y Praga.

Durante los años sesenta, la obra de Lam refleja un interés creciente por el grabado. Su encuentro con el maestro grabador Giorgio Upiglio, en el taller Grafica Uno en Milano, inicia un período de intensa creatividad que se extenderá hasta la muerte de Lam en 1982.

Jean-Louis Paudrat. Extracto de la biografía de Lam en la web del autor.

Descripción

Mural abstracto en relieve realizado en cerámica esmaltada y mosaicos industriales que «… representa la identidad de nuestro trópico. Canto lírico a nuestra naturaleza cargada de rasgos exóticos, cuya originalidad exalta el talento creativo del autor”, describe Ingrid Uzcátegui en el artículo A salvo mural de Wifredo Lam, publicado en junio del año 2000 en la página de la Fundación Villanueva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Amarillos, negros y rojos resaltan en esta obra el verdor y la savia siempre celebrados por Lam. Su espesa formación artística y tránsito por las vanguardias más relevantes del siglo XX imprimieron en este mural su lenguaje modernista de resonancias ancestrales.

Valores patrimoniales

La obra fue creada por el reconocido como «el más universal de los uno de los artistas cubanos». Es una de las 108 piezas de arte del proyecto Síntesis de las Artes Mayores de la CUC, obra cumbre de Carlos Raúl Villanueva, el arquitecto venezolano más relevante del siglo XX.

Pertenece al patrimonio de la humanidad desde que la Unesco reconociera como tal a la CUC y su colección de arte en el año 2000.

Situación actual

La obra se mantiene en buen estado de conservación tras su restauración hace casi dos décadas, coordinada por el profesor Juan Pérez, jefe de la Unidad de Conservación de Obras de Artes de la UCV.

Restauración

Precisa Pérez en el artículo de Uzcátegui que «… los trabajos se acometieron en la superficie de las piezas de mosaicos en cerámicas esmaltadas y en los vitrificados, relleno de juntas. El deterioro más expedito que presentaba la pieza de arte era la pérdida del mosaico negro (denominado baquelita), que se repuso por uno similar en cuanto a su parte estética y se consolidaron los que se encontraban a punto de desprenderse. Así mismo se logró subsanar una grieta que con el transcurrir del tiempo tendería a desprender un pequeño porcentaje de mosaicos cerámicos».

Sobre esta rehabilitación, el restaurador asegura que «se respetó la autenticidad de la obra, materialidad y la esencia que le imprimió su creador».

Ubicación

Vestíbulo del Instituto Botánico de la Universidad Central de Venezuela, Ciudad Universitaria de Caracas. Urb. Los Chaguaramos, municipio Libertador, Distrito Capital.

Fuentes consultadas

Fotogalería: descubre los murales de la Ciudad Universitaria de Caracas. En IAM Venezuela. Consultado el 3 de septiembre de 2019.

Uzcátegui, Ingrid. A salvo mural de Wifredo Lam. En Fundacion Villanueva, junio de 2000. Consultado el 2 de septiembre de 2019.
Wilfredo Lam. Página oficial del artista. Consultado el 3 de septiembre de 2019.
Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: