Lo más reciente

Fortín El Salto, muros desde donde creció La Guaira

Fortín El Salto, estado Vargas. Foto AVN

Fortín El Salto, estado Vargas. Foto AVN

El fortín El Salto, o La Trinchera, es parte de los 5 fuertes que se alzaron en el llamado Camino de Los Españoles, entre La Guaira y Caracas. Una fortificación en torno a la que creció la histórica ciudad-puerto. Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 30 de abril de 1976. 

Nombre: Fortín El Salto o La Trinchera.

Fecha: siglo XVII

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador custodio o responsable: Alcaldía del Municipio Vargas.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El puerto de La Guaira, estado Vargas. Foto Veronidae_Wikimedia Commons, 2012.

El puerto de La Guaira, Vargas. Foto Veronidae / Wikimedia, 2012.

La Guaira le debe su existencia a sus fortificaciones como ciudad-puerto de Caracas. Estas construcciones, inicialmente endebles y vulnerables, fueron consolidándose a golpes de corsarios durante el período colonial.

De hecho, la incursión de Amyas Preston, de la flota de Sir Walter Ralegh, fue la que disparó en 1595 la necesidad de las autoridades españolas de levantar muros defensivos.

Del siglo XVII al siglo XVIII los diversos gobernadores de la Capitanía General de Venezuela, bajo el requerido protocolo real, fueron levantando los baluartes del puerto natural de Caracas (al que se llegaba serpenteando El Ávila por el llamado Camino de los Españoles) en acumulados intentos por contener las arremetidas de las escuadras inglesas (y en menor grado holandesas) contra las costas venezolanas. Ataques que se intensificaron durante el siglo XVIII contra los crecientes intereses económicos manejados por la Compañía Guipuzcoana.

Puerto de La Guaira durante la colonia. Foto Graziano Gasparini de la Colección del Museo de Arte Colonial de Caracas.

Ilustración de un ataque británico del siglo XVIII, donde se nombra el fuerte La Trinchera (El Salto). Foto Graziano Gasparini de la Colección del Museo de Arte Colonial de Caracas.

El fuerte El Salto, o La Trinchera, se levantó entonces entre el primer fortín como tal de La Guaira, el San Gerónimo o del Colorado (1602), y la consolidación de los fortines entre 1680 y 1690, según reseña Graziano Gasparini en su libro Las fortificaciones del período hispánico en Venezuela (pp. 57 – 61):

«Seguramente es en la década de 1680 a 1690 cuando se define la toponimia de las fortificaciones de La Guaira. En efecto, antes de 1680 solo se mencionan la ‘fuerza’ y la ‘plataforma’. En cambio, después de 1690, y comenzando con la relación que en 1692 escribe el capitán Pedro Guerra, castellano del puerto, se nombran las fortificaciones de La Trinchera, Gavilán, La Caleta, El Peñón, El Zamuro y San Gerónimo».

El arquitecto elogia la relación de Guerra como la más completa descripción del sistema defensivo de la plaza para finales del siglo XVII: «Por primera vez se nombra el baluarte de La Trinchera en la margen derecha del río y la vecina Puerta de Macuto» (a 40 km de Caracas).

La construcción del fuerte El Salto (o El Santo Cristo de La Trinchera) es atribuida al gobernador Diego de Melo Maldonado en 1685, según el reporte Instrucción general y particular del estado presente de la Provincia de Venezuela en los años de 1721 y 1722, que don Pedro José de Olavarriaga hiciera a encargo del virrey del Nuevo Reino de Granada, Jorge de Villalonga.

Pese a la amurallada costa, destaca Gasparini la crítica de Olavarriaga ante la falta de una fortificación consolidada y la presencia, desde aquellos días, de apetencias personales de los actores políticos: «Para Olavarriaga la situación es lastimosa porque nunca hubo planificación ni competencia técnica en las obras realizadas. A falta de ingenieros militares, los gobernadores mandaron construir obras caprichosas y, con frecuencia, más se preocuparon en beneficiarse que de la calidad y eficiencia de las mismas».

Germen de la ciudad-puerto

La Guaira, estado Vargas, nació como ciudad-puerto de Caracas y creció alredeor de sus fortines. Foto Yeison23123 / Wikimedia Commons, 2013.

La Guaira, estado Vargas, nació como ciudad-puerto de Caracas y creció alredeor de sus fortines. Foto Yeison23123 / Wikimedia Commons, 2013.

En todo caso, los fortines aglutinaron durante la colonia la población que conformaría la actual capital del estado Vargas. Alrededor de ellos, por el sendero real que se extiende de la costa al corazón del Parque Nacional El Ávila, empezó a respirar el gentilicio guaireño.

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, suscribe en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2005. Municipio Vargas, estado Vargas que “En el sector Oeste de la vertiente Sur del parque (El Ávila) hay restos coloniales que se construyeron en los puntos de defensa a lo largo del Camino Real o de los españoles; vía que comunicaba a Caracas con el Puerto de La Guaira. Se encuentran allí El Fortín San Joaquín de la Cumbre, Castillo Negro, Castillo San Carlos, La Atalaya, Castillo Blanco y el Fortín El Salto”.

Fortín El Salto, Vargas. Foto G. Gino DNC_NoticieroDigital

Fortín El Salto, Vargas. Foto G. Gino DNC / NoticieroDigital

Del fortín El Salto, construido según Wikipedia «en una gran hendidura natural de aproximadamente 10 metros de ancho por unos 20 metros de profundidad», quedan las ruinas.

Ya no hay corsarios de los que defenderse en las costas turquesas de Vargas. Pero siguen los políticos de siempre que, preocupados por sus intereses privados, perdieron ayer y hoy el sentido de la trascendencia.

Descripción

Según el IPC que El Salto es el fortín que se encuentra en el punto más avanzado del sistema defensivo de la cordillera, entre Caracas y la costa. Fue restaurado en 1982, cuando se realizaron modificaciones de la estructura y grandes movimientos de tierra, por lo que el material arqueológico encontrado es muy escaso y fragmentado.

Valores patrimoniales

El fortín El Salto fue declarado Monumento Histórico Nacional el 30 de abril de 1976, según consta en la Gaceta oficial número 30 971.

Situación actual

En regular estado de conservación. No se tienen planes de preservación alrededor de las ruinas, como lo indica la ley. Y en cambio crece la maleza por entre los muros.

Fortín El Salto, ruinas entre la maleza. Foto Noticias25

Fortín El Salto, ruinas entre la maleza. Foto Noticias25

En el reportaje El discreto encanto del Camino de los Españoles que para el portal informativo El Estímulo hiciera la periodista Andrea Tosta, el presidente de la Fundación Historia Ecoturismo y Ambiente (Fundhea), Derbys López, señala que «El camino (de Los Españoles) está desasistido por Inparques, que tampoco lava ni presta la batea, porque mucha gente ha pedido espacio para mantener los fortines. Casi ningún sitio histórico del parque es atendido».

Ubicación

Se encuentra a una altura de 910 m sobre el nivel del mar, en pleno Parque Nacional El Ávila, sobre el Camino de los Españoles. Estado Vargas.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2005.  Estado Vargas, Municipio Vargas. Instituto del Patrimonio Cultural, 2005.

Camino de Los Españoles (Caracas). En Wikipedia.org. Consultado el 28 de abril de 2019.

Gasparini, Graziano. Las fortificaciones del período hispánico en Venezuela (Editorial Armitano). Pp. 57 – 74).

El fortín El Salto es uno de los tesoros escondidos del Waraira (El Ávila). En AVN, mayo de 2018. Consultado el 27 de abril de 2019.

Tosta, Andrea. El discreto encanto del Camino de los Españoles. En El Estímulo, 17 de agosto de 2016. Consultado el 27 de abril de 2019.

Investigación: Nilda Silva F., @nildasilvaf. / Periodista.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: