Lo más reciente

La tradición del Vía Crucis palpita en Caracas

Vía Crucis en Caracas. Foto Dennis Graterol_CronicaUno, abril 2019.

Vía Crucis en Caracas. Foto Dennis Graterol_CronicaUno, abril 2019.

El Vía Crucis es una de las ceremonias más importantes de la catolicidad venezolana durante la Semana Santa. Dramatiza, como en todo el mundo, el camino de Jesús a El Calvario, desde su aprehensión por los romanos. En Caracas la tradición se reedita fervorosamente en el municipio Libertador y en Petare.

Nombre: Vía Crucis

Fecha: Semana Santa de cada año.

Lugar: Distrito Capital.

Tipo de patrimonio cultural: Intangible / Tradiciones.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Con el conquistador español también la Iglesia católica arribó a las costas venezolanas, trayendo consigo la celebración del Vía Crucis de la Semana Santa, corazón de la espiritualidad cristiana donde se dramatiza el trayecto de Jesús desde su detención hasta su muerte en la cruz del Gólgota, cerca de las murallas de Jerusalén.

El Via Crucis en Petare. Foto EFE (Miguel Gutiérrez).

El Via Crucis en Petare, Caracas. Foto EFE (Miguel Gutiérrez), en Albaciudad.org

Se presume que las primeras representaciones de esta tradición, que traducido del latín significa «camino de la cruz» se hicieron en Cumaná y Coro (se dice aquí se ofició una de las primeras misas frente a una cruz de cují), ciudades desde donde se irradió la evangelización, con toda su imaginería sacra y la riqueza de sus ceremonias, al resto del país y de Sudamérica.

Desde entonces en todos las ciudades y poblados rurales venezolanos se conmemora la Pasión de Cristo cada Viernes Santo. Una tradición donde la feligresía aprovecha para pagar promesas y agradecer por favores concedidos.

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, registra esta tradición religiosa en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano relativo al municipio Libertador de Caracas: «Actores y personas de las diversas localidades que conforman el municipio Libertador se organizan para representar la pasión y muerte de Cristo, divida en catorce estaciones: Jesús es encadenado, Jesús cargando la cruz, Jesús cae por el peso de la cruz, Jesús encuentra a su madre, el cireneo lleva la cruz por Jesús, una mujer enjuaga el rostro de Jesús, Jesús cae por segunda vez, Jesús encuentra a las piadosas mujeres, Jesús cae por tercera vez, Jesús es despojado de su vestidura, Jesús es clavado en la cruz, Jesús muere en la cruz, Jesús es bajado de la cruz y Jesús en el sepulcro.

Descripción

Este acto, describe el IPC, «es realizado en varias parroquias del municipio pero la representación más conocida es la presentada en el centro de la ciudad capital, la cual generalmente es representada por la agrupación Rajatabla actividad que organiza la alcaldía del municipio. En la parroquia Antímano el Vía Crucis (…) se dramatizan las estaciones acompañadas con cantos y el rezo del rosario. Al finalizar las estaciones el sacerdote hace una oración comunitaria».

Según el catálogo patrimonial, «en la parroquia Sucre, urbanización Altavista, se realiza una caminata por distintas estaciones donde se representa toda la vida, la pasión y la muerte de Jesús. Las estaciones se distribuyen por las principales calles Real y calle el Estadio. Los parroquianos asisten al sacerdote en la organización del Vía Crucis y algunos vecinos ofrecen sus casas para que se coloque en ellas una estación determinada. Durante el trayecto el sacerdote encabeza la procesión acompañado por los monaguillos y seguidos por todo el pueblo. Se reza el rosario, se canta y se lee algo alusivo a cada estación».

Valores patrimoniales

Esta tradición religiosa es el corazón desde donde palpita la catolicidad venezolana. Las diversas zonas de la capital donde se realiza han cuidado por generaciones la vigencia de esta ceremonia durante cada Semana Santa.

La participación de jóvenes en el Vía Crucis garantiza su preservación generacional.

Jóvenes de distintas iglesias de Catia y Propatria dramatizaron la Pasión de Cristo el pasado sábado 6 de abril. Foto Dennis Graterol_CronicaUno

La reedición del Via Crucis por la feligresía caraqueña. Foto Dennis Graterol_CronicaUno

Situación actual

Esta tradición goza de plena vigencia entre la catolicidad caraqueña y venezolana. El cardenal Baltasar Porras declaró el 11 de abril de 2019 al medio digital CrónicaUno que la tradición se adaptaría a la situación crítica de Venezuela, asediada desde marzo por los apagones: «Ahora en Semana Santa, donde se produce una masiva participación de la gente, la Iglesia apuesta por mantener de una manera creativa todas las celebraciones con los lógicos cambios que pueda haber, sobre todo por la falta de luz y de seguridad; celebraciones que normalmente eran en la noche, intentaremos hacerlas más temprano, por ejemplo».

Ubicación

Municipio Libertador, distrito Capital.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2007.  Distrito Capital, Municipio Libertador. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Mayora, Erick. Iglesia católica mantendrá actividades en Semana Santa a pesar de la crisis. En CrónicaUno, 11 de abril de 2019.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: