Lo más reciente

Plaza El Buen Maestro, Maracaibo

Vista de la entrada a la plaza El Buen Maestro. Maracaibo, Zulia. Foto Wilmer Villalobos, diciembre 2018.

Vista de la entrada a la plaza El Buen Maestro. Maracaibo, Zulia. Foto Wilmer Villalobos, diciembre 2018.

La plaza El Buen Maestro es un espacio apreciado de Maracaibo (Zulia, Venezuela) por su historia (se construyó en 1931), por su cercanía al área donde se libró la Batalla Naval del Lago (24 de julio de 1823) y por honrar a los educadores.

Nombre: plaza El Buen Maestro

Autor: se le atribuye al Ing. León Achiel Jerome Höet / Vincencio Pérez Soto (Pte. del Zulia 1926 – 1935).

Año: 1927.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Maracaibo / Centro Rafael Urdaneta, CRU. Estado Zulia.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Vincencio Antonio Pérez Soto. Foto en el blog El Libro de Apuntes, de José Luis Reyes Montiel.

Vincencio Pérez Soto. Foto en el blog El Libro de Apuntes, de José L. Reyes Montiel.

La plaza El Buen Maestro empezó a construirse en 1927 y se inauguró en 1931. La decisión de crear este recinto se le atribuye al entonces presidente del estado Zulia, general Vincencio Pérez Soto (1883 – 1955). Mientras que el diseño es atribuido por cronistas al ingeniero belga León Achiel Jerome Höet, quien “contribuyó a definir el estilo de las edificaciones públicas de las primeras décadas del siglo XX en Maracaibo”.

El espacio remarcó el homenaje que el mandatario regional, nacido en El Tocuyo (estado Lara), brindaba a los educadores zulianos, aunque el gesto expresaba en principio la admiración que Pérez Soto sentía por la labor alfabetizadora de su madre, doña Herminia Soto, en la Venezuela mayoritariamente rural y analfabeta de principios del siglo XX.

En su honor, y con el Premio al Buen Maestro se reconocía anualmente al docente que destacara en su labor de educación. Ya con un lauro, el espacio situado en la ribera del lago de Maracaibo serviría de privilegiado escenario para honrar a los docentes cada año, pero también como el exquisito malecón para un gentilicio que en aquel entonces se ufanaba de un lago enorme, sano y cristalino.

El abogado y cronista José Luis Reyes Montiel cuenta en el blog El Libro de Apuntes que «… originalmente la plaza (estaba) diseñada en forma de herradura alargada como un ovalo alrededor del cual circulaban los automóviles, separada del lago con una neoclásica balaustrada tallada, y alumbrada en sus noches mediante finos pilares decorados con faroles…».

Hidroavión en la bahía de la plaza El Buen Maestro, c. 1930. Foto blog El Libro de Apuntes, de José L. Reyes Montiel.

Hidroavión cerca de la plaza El Buen Maestro, c. 1930. Foto blog El Libro de Apuntes, de José L. Reyes Montiel.

Relata Reyes Montiel que un poco mas o menos a su izquierda de la plaza «había un espacio sin baranda donde acuatizaba un hidroavión frente a una pequeña construcción de madera donde se encontraban las oficinas de esa línea aérea, eso dejo de ser una vez inaugurado el aeropuerto Grano de Oro, donde hoy día se encuentran la Facultad de Ciencias de la Universidad del Zulia».

Según Reyes Montiel, la plaza «por su cercanía al lugar de Capitán Chico» fue por décadas emplazamiento de la armada nacional durante la celebración cada 24 de julio de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, hasta que se construyó el contiguo parque La Marina, en 1973.

De plaza a paseo 

La plaza El Buen Maestro ha sufrido numerosas vicisitudes y abandono. Desde la degradación de la ribera donde se asienta (sus aguas malolientes alejan hoy al visitante), hasta el deterioro de su estructura y de la balaustrada barroca que la contiene en la intersección de las avenidas El Milagro y Bella Vista, colindantes con el cuerpo lacustre marabino.

Cuenta el escritor zuliano José Hernández Fereira que durante la construcción de este paseo lacustre “el brazo de terreno fue cubierto con piedras y las barandas, que antes estuvieron en la plaza Bolívar”. Estas protegían al caminante de caer a las aguas por descuido. La estructura tenía también un bohío techado con techo de caña que servía como pionero mirador, convertido durante la última restauración (2007) en un recinto de concreto al estilo barroco que sirve de cafetín y terraza. El espacio fue iluminado por faroles.

El bar-cafetín de la plaza El Buen Maestro, tras su restauración en 2006. Foto blog El Libro de Apuntes, de José L. Reyes Montiel.

El bar-cafetín de la plaza El Buen Maestro, tras su restauración en 2006. Foto blog El Libro de Apuntes, de José L. Reyes Montiel.

Placa identificadora de la plaza El Buen Maestro. Maracaibo, Zulia. Foto Wilmer Villalobos, diciembre 2018.

Placa identificadora de la plaza El Buen Maestro. Maracaibo. Foto Wilmer Villalobos, 2018.

La última rehabilitación de este espacio fue en 2007, cuando la alcaldía de Maracaibo repintó, reinstaló verjas, restauró el hermoso bar-restaurante y pisos. Sin embargo, la recuperación de la ribera lacustre es un asunto más complejo. Las aguas putrefactas son un foco de insalubridad que desdice del sitio y aleja a los visitantes. Hoy la plaza sufre de nuevo los rigores del abandono.

Descripción

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Instituto del Patrimonio Cultural, en su Catálogo del patrimonio cultural venezolano describe la plaza El Buen Maestro como “un alargado malecón, protegido por una balaustrada barroca. En la parte central se eleva un pequeño pabellón octogonal con una terraza protegida por barandas. Dentro de dicha balaustrada se levanta el pabellón que sirve como expendio de alimentos o fuente de soda. La plaza es catalogada como un paseo peatonal”.

Valores patrimoniales

2012. Así lucía la plaza del Buen Maestro en 2012. Foto RJCastillo_Wikimedia Commons, 23 de noviembre de 2012.

La plaza del Buen Maestro en 2012. Foto RJCastillo / Wikimedia Commons, 23 de noviembre de 2012.

La plaza El Buen Maestro es un espacio apreciado de Maracaibo por su historia (se construyó en 1927), por estar muy cerca del área donde se libró la Batalla Naval del Lago (24 de julio de 1823) y por haber nacido para honrar a los educadores y alfabetizadores de una población mayoritariamente analfabeta para entonces. Su ubicación, a orillas del lago de Maracaibo y al lado del Parque La Marina, lo convierte en un espacio con gran potencial turístico.

Está registrado en como bien de interés cultural de la nación en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2010. Municipio Maracaibo, estado Zulia, editado por el IPC, organismo rector en el área patrimonial.

Situación actual

Esta icónica plaza no se ha salvado del abandono oficial y vandalización que los espacios patrimoniales han sufrido durante los últimos años. Fue bellamente restaurada por la alcaldía de Maracaibo entre 2006 y 2007. Pero luego cayó de nuevo en el olvido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De 26 opiniones sobre el lugar, expresadas en la página de turismo Tripadvisor, 9 la califican de «regular», 7 de «muy bueno», 4 de «excelente», 2 de «malo» y 2 de «pésimo».

La mayoría de los opiniones son de este tenor: “El estado de la plaza es triste. Al igual que sus alrededores, abandono, indolencia y descuido. Jamás recomendaría ir solos, sobre todo si no conocen la ciudad” (Zulybett Bracho, abril 2018); “Una de las primeras plazas de Maracaibo, con una gran vista del skyline maracucho, bastante descuidada ojalá la recuperen como estaba hace 3 años y cuente entre su mural la historia de la Batalla Naval del Lago” (Ceslab, agosto 2016); “… Hoy en día pocos la visitan por cierta inseguridad que existe en la zona, por lo que se recomienda visitarla en grupos grandes de personas” (Iván, diciembre de 2015); «Sitio peligroso».

Sin embargo, el subdirector del Acervo Histórico del Zulia, José Gregorio González, informó que actualmente proyectan mejorar la fachada y arreglar las estructuras deterioradas de la plaza del Buen Maestro. Según el funcionario, el espacio está dentro del programa de rehabilitación que la gobernación y la alcaldía tienen para el casco histórico de Maracaibo y sus áreas adyacentes, como el caso de esta plaza.

Por su parte, Enio Trujillo, funcionario del Centro Rafael Urdaneta (ente encargado del patrimonio cultural marabino ubicado en el palacio de gobierno regional) aseguró que recientemente su despacho se encargó de solicitar los recursos como pintura, faroles y electricidad para devolverle la plaza El Buen Maestro al esparcimiento familiar.

Ubicación

Avenida 4, sector Bella Vista con avenida 2. Municipio Maracaibo, estado Zulia.

Fuentes consultadas

Arquitectura de Maracaibo. En Wikipedia.org. Consultado el 27 de diciembre de 2018.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2010. Municipio Maracaibo, estado Zulia. Instituto del Patrimonio Cultural.

González, José Gregorio. Subdirector del Acervo Histórico del Zulia. Entrevista realizada en diciembre de 2018.

Hernández Fereira, José Rafael. La plaza del Buen Maestro. En el blog Maracucholario Plus, 26 de diciembre de 2015.

Plaza el buen maestro. En Tripadvisor. Consultado el 27 de diciembre de 2018.

Reyes Montiel, José Luis. La plaza del Buen Maestro. En el blog El Libro de Apuntes. Consultado el 27 de diciembre de 2018.

Trujillo, Enio. Funcionario del Centro Rafael Urdaneta, CRU. Entrevista realizada en diciembre de 2018.

Investigación: Wilmer Villalobos.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: