Lo más reciente

Una escribanía de estrado habla de la mujer en la Venezuela del siglo XVIII

Escribanía de Estrado, Anónimo, Caracas, comienzos del siglo XVIII. Colección Museo de Arte Colonial Quinta de Anauco. Código de Registro MAC: Mb30. Fotografía Daniel Santos.

Escribanía de estrado (siglo XVIII), pieza del Museo de Arte Colonial de Caracas, Quinta de Anauco. Foto Daniel Santos, 2018.

Esta escribanía de estrado del siglo XVIII venezolano y de autor anónimo, habla de los secretos de la mujer en la sociedad colonial venezolana.

Nombre: escribanía de estrado.

Autor: anónimo / Caracas.

Año: siglo XVIII.

Dimensión:

Tipo de patrimonio: tangible / Mueble.

Administrador custodio o responsable: Museo de Arte Colonial de Caracas / Dr. Carlos Federico Duarte.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

En esta escribanía de estrado, que integra la colección del Museo de Arte Colonial de Caracas, se entrelazan dos historias: una referida a los estilos de mobiliario del siglo XVIII como reflejo del contexto histórico y otra al papel de las mujeres en la sociedad de aquellos tiempos.

El estrado como habitación o espacio asociado a la mujer tiene su origen de los modelos andalusíes adoptados por la población cristiana (Abad Zadoya, 2003); pero también se refiere a los muebles – llamados en la época alhajas – cuya calidad y profusión representaban el prestigio social de sus poseedores (Aguiló, 2008).

En este caso, estamos frente a una manifestación multicultural que refleja los distintos roles que la mujer va asumiendo en la sociedad medieval española. Estilos de vida que pasaron a las colonias españolas en América y que marcaron la vida de los habitantes de lo que será Venezuela.

Por otra parte, las escribanías en su sentido más antiguo se referían al conjunto de objetos integrado, generalmente, por una pluma, un tintero y un secante dispuesto sobre una bandeja. Pero también al mueble que estaba constituido por un tablero para escribir y cajones o compartimentos sobre él. A este se le llamaba indistintamente “papelera” según Carlos Federico Duarte, director del Museo de Arte Colonial. Este conjunto de implementos y el mueble se encuentran asociados al acto de escribir.

Escribanía de Estrado, Anónimo, Caracas, comienzos del siglo XVIII. Colección Museo de Arte Colonial Quinta de Anauco. Código de Registro MAC: Mb30. Fotografía Daniel Santos.

Divisiones de la escribanía de estrado (s. XVIII). Museo de Arte Colonial de Caracas. Foto Daniel Santos, 2018.

En este caso nos referimos a una “escribanía de estrado”, una pieza especialmente destinada al uso de las mujeres principales de la casa que se ubicaba en ese espacio particular. Pese a su sencillez, nos remite a una gran cantidad de historias, contextos sociales y culturales del mundo femenino de la época. Mujeres que en la sociedad colonial tenían educación y capacidad para recibir y remitir correspondencia en un momento histórico donde la mayor parte de la población era analfabeta.

Por otra parte, la presencia de un “compartimiento secreto” alude a una poseedora que en ciertas circunstancias podía recibir y atesorar cartas que prefería mantener ocultas de la curiosidad ajena.

Descripción

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La pieza fue elaborada de madera de cedro tallada y barnizada con cola. Tres de sus costados están decorados con motivos circulares, geométricos, de estilo mudéjar. Posee dos tapas con bisagras y cerradura de hierro. Las tapas se articulan por medio de goznes. El interior es espacio sin divisiones y dos gavetas, detrás de estas existe un espacio secreto fijado a la tablilla que las divide.

Valores patrimoniales

Las escribanías de estrado, como esta de autor anónimo del siglo XVIII venezolano, muestran la transformación del rol femenino en la sociedad colonial. Este va desde la sujeción de las labores de cuidado de crianza de los hijos y del hogar dentro una sociedad estrictamente patriarcal, hacia sujetos con capacidades, cada vez mayores, de tener una vida intelectual – y romántica – propia.

Su antigüedad, más de 200 años, le confiere valor histórico y material, por lo que su esmerada preservación en la Quinta de Anauco es clave para contar el pasado. A esto se suma su documentación a través de un modelo digital en 3D adelantado por The Arc/k Projet y IAM Venezuela.  

Situación actual

Esta escribanía de estrado se conserva en buen estado.

Ubicación

Museo de Arte Colonial, Quinta de Anauco, Urb. San Bernardino, municipio Libertador, Caracas.

Fuentes consultadas

Abad Zardoya, Carmen. El estrado: continuidad de la herencia islámica en los interiores domésticos zaragozanos de las primeras cortes borbónicas (1700 – 1759). Artigrama, Zaragoza; 2003; Nº 18; 375-392 pp. Disponible en: http://www.unizar.es/artigrama/pdf/18/3varia/04.pdf 

Aguiló, María Paz. Aproximaciones al estudio del mueble novohispano en España. El mueble del siglo XVIII: nuevas aportaciones a su estudio. Ayuntamiento de Barcelona, España; 2008; 19-32pp. Disponible en: https://docplayer.es/23063486-Aproximaciones-al-estudio-del-mueble-novohispano-en-espana-1.html

Duarte, Carlos. Mobiliario y decoración interior durante el periodo hispánico venezolano. (s/f). Caracas, editorial Armitano

Investigación: Zaida García Valecillo, @ZaidaPatrimonio, especialista en gestión patrimonial.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: