Lo más reciente

Tomás José Sanabria llenó de vida a la arquitectura

Tomás José Sanabria. Foto Efrén Hernández_El Nacional, 2007.

Tomás José Sanabria. Foto Efrén Hernández_El Nacional, 2007.

El arquitecto Tomas José Sanabria (1922 – 2008) creó edificaciones emblemáticas de Caracas como el Conjunto del Banco Central de Venezuela, la sede del INCE, el Conjunto de la Electricidad de Caracas, de la Biblioteca Nacional y del icónico Hotel Humboldt. Su obra es una liturgia donde comulga lo humano y lo urbano.

“Cuerpo humano, cuerpo urbano”

Tomás José Sanabria siempre mantuvo como premisa de su trabajo respetar el hábitat, armonizar con la atmósfera del lugar, integrarse a la topografía. Consideraba la arquitectura como un cuerpo vivo en comunión con la urbe a la que servía.

“La arquitectura es un servicio social para que el ser humano viva mejor. Ese término mejor es el que hace la gran diferencia. Si ustedes se ponen a ver, el cuerpo humano y el cuerpo urbano son exactamente lo mismo. Las funciones del sistema circulatorio y la vialidad de una ciudad son exactas. El hígado y el aseo urbano son bastante parecidos…”, diría el creador el Conjunto del Banco Central de Venezuela, la sede del INCE, del Conjunto de la Electricidad de Caracas y el Hotel Humboldt, entre otros emblemas de la arquitectura caraqueña. Para el arquitecto, cualquier proyecto implicaba un estudio concienzudo del impacto en el entorno.

“La arquitectura no es solo para disfrutar lo mismo que siente un artista al crear su obra de arte, la cual una vez terminada no se vuelve a tocar. ¡El arquitecto debe contribuir a optimizar la calidad de vida del usuario en todo momento y muchas veces sufrir por los cambios que se hacen a esa obra viva!”. TJS

Esto lo refrenda su hija, Loly Sanabria, en el vídeo 4 miradas: Tomás Sanabria: “La ciudad, el hombre que la habita, el clima y el ambiente eran los maestros. Mi papá sentía que él era simplemente un obrero para dar respuesta con buenas dimensiones, pero dar respuesta a la problemática real, que significaba el ambiente, la ciudad, y el ser humano que iba a vivir o a trabajar en esos espacios”.

Sus maestros

Quizás buena parte de esa filosofía la adquirió mientras estudiaba en la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard en la década de los años cuarenta, egresando en 1947 como Master in Architecture. Allí fue discípulo de Walter Gropius, Martin Wagner, Ieoh Ming Pei, Hugh Stubbins y Marcel Breuer, muchos o casi todos expulsados de Alemania por Hitler, en un período de escasa actividad constructiva en los Estados Unidos debido a la Segunda Guerra Mundial.

Esto propiciaba el estrecho intercambio entre los maestros y un reducido número de alumnos. Aunque entonces no se hablaba de diseño urbano, ni de diseño ambiental, se planteaban las premisas de una metodología de proyecto basada en la articulación de las escalas del diseño, cuyo paladín era Walter Gropius desde su actividad docente en la escuela Bauhaus, y luego prolongada en Harvard, al definir los términos de la arquitectura ”integral”.

Una tesis para El Ávila

Tomás José Sanabria. Foto en plataforma arquitectura

Tomás José Sanabria. Foto en plataforma arquitectura

Sanabria muestra esa conexión con la naturaleza al adversar proyectos que nunca debieron asumirse: “Desgraciadamente bastantes, pero dentro de ellos quiero hacer especial mención a dos por su deplorable resultado, la Cota Mil y la Cota 905. Ambas obras fueron realizadas mientras contábamos con suficientes recursos económicos, pero en ninguna de ellas se tomó en consideración el significado de nuestro hábitat”. 

El arquitecto agrega que “… en la primera, se irrespetó a El Ávila al ejecutar enormes cortes que siempre exhibiremos como ejemplos de ‘subdesarrollo’. En la segunda, por la ‘irresponsable miopía’ al ejecutar una obra que de antemano se sabía causaría graves problemas ambientales, como en efecto han sido las invasiones que tenemos que soportar a lo largo de su trazado”.

Ante el despropósito, el maestro desarrolló una tesis de cómo debió hacerse la Cota Mil. Y aunque ya el mal está hecho, el estudio podría servir de guía y lección para nuevos arquitectos a la hora de ejecutar en un futuro proyectos de semejante envergadura.

Visión científica y humana de la arquitectura

Arq. Tomás José Sanabria. Fotograma del video 4 miradas Tomas Sanabria, Colección Sanabria.

Arq. Tomás José Sanabria. Fotograma del video 4 miradas: Tomás Sanabria, Colección Sanabria.

 

Tomás José Sanabria aplicó humanizó la arquitectura en Venezuela, según William Niño. Foto Colección Sanabria, subida a Pinterest por el Arq. Robert Assiso.

Tomás José Sanabria junto a los arqs. Charles Sink y Diego Carbonell, 1949. Foto Colección Sanabria, subida a Pinterest por el Arq. Robert Assiso.

De regreso a Venezuela, Sanabria estableció junto con el Arq. Diego Carbonell Parra una oficina de diseño en Caracas. En 1953 se convertía en el primer director de la nueva Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela, UCV. Al obtener su reválida en 1948 tiene su oficina solo. De 1949 a 1952 tuvo la oficina Carbonell Parra.

El arquitecto William Niño (1953 – 2010) afirmaba que Sanabria es “un arquitecto ubicado en pleno siglo XX. Su importancia trasciende el país y es de una escala continental, pues es de los arquitectos que introduce las visiones científicas, funcionales, modernas, racionales de la arquitectura a raíz de su formación en Estados Unidos con los maestros del Período Heroico y va a ser quien, a partir de los años 50, va a aplicar todo ese conocimiento en la fundación de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Caracas, en la fundación del Colegio de Arquitectos de Venezuela y en la fundación de un estilo particular inteligente, crítico, proactivo, referido a los ejes fundamentales de crecimiento de la ciudad de los años 50″.

David, Angelis, Jaén, Dalia, Petrizzelli John. Cuatro Miradas: Tomás Sanabria. Subido a Youtube por CGportafolio, 11/102011.

Niño, quien al igual que Sanabria fue un amante irredimible de la capital de Venezuela, elogia que la trayectoria de su colega “… se tradujo en cinco décadas de trabajo intenso a favor no solo de Caracas, sino de un pensamiento arquitectónico y urbanístico venezolano con influencias, sin dudas, de Le Corbusier”.

Hasta los años cincuenta, la actividad profesional de los arquitectos residía a la sombra de los ingenieros. Sanabria formó parte de la segunda generación de arquitectos modernos, con José Miguel Galia, Martín Vegas, Guido Bermúdez, Fruto Vivas (quien fue su alumno), Henrique Hernández, Guinand, Benacerraf y otros.

Creador de microclimas y espacios urbanos

Desde sus primeras obras desveló una de sus preocupaciones fundamentales: el tema de la protección solar y el condicionamiento climático basado en el estudio del control solar para una arquitectura tropical como la nuestra, y no en las instalaciones de aire acondicionado.

Dibujo de Tomás José Sanabria, para quien la arquitectura era un servicio social. Foto colección Sanabria_Fotograma del video 4 miradas Tomas Sanabria.

Dibujo de Tomás José Sanabria, para quien la arquitectura era un servicio social. Foto colección Sanabria / Fotograma del video 4 miradas Tomas Sanabria.

Loly Sanabria recuerda en el portal Entre Rayas que cuando en 1967 le proponen a su papá diseñar el edificio sede y talleres para el Centro de Formación y Educación del INCE (concluido en 1968), “su primera reacción fue pensar en cómo este instituto podría influenciar de manera positiva en el entorno urbano y de qué manera la gente se sentiría atraída en caminar hacia allí para fomentar el crecimiento personal. Su propuesta fue basada hacia el peatón y los espacios públicos”.

El estudio de la ventilación, de las tramas protectoras en las fachadas, de los sistemas de sombras definieron las obras de la década de los años cincuenta, oponiéndose radicalmente al International Style y a los edificios de cristal que comenzaban a difundirse bajo la influencia de Mies van der Rohe, SOM, etc.

Hotel Humboldt, signo de Caracas

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Hotel Humboldt visto desde la estación El Ávila del teleférico de Caracas. Finales de los 60. Foto Ramón Contreras Frías. Dig. Marinela Araque.

Dentro de esta concepción de la arquitectura fue que Sanabria creó y diseñó el Hotel Humboldt (1954 – 1956), ícono de la arquitectura moderna venezolana y signo indeleble de Caracas. El edificio de 19 pisos se incrusta en un parque inmenso de 78,000 ha, representa una especie de faro descomunal, abierto hacia una inmensa topografía. Su posición inmejorable, a 2100 m s. n. m., en la cima del cerro El Ávila, ofrece una vista de 360º hacia el litoral y hacia el valle de Caracas.

Esta obra formó parte de un plan para unir Caracas con el Litoral, se inserta en una estrategia turística y recreativa desarrollada mediante un sistema teleférico. El Hotel Humboldt se presenta como una isla dentro de un todo, la ingeniería se transformó en expresión arquitectónica y el entorno natural se fundió con la arquitectura y el paisajismo artificial. Esta obra representa el esfuerzo por parte de su arquitecto, Tomás José Sanabria, por generar una arquitectura integral que articula la relación entre arquitectura, naturaleza y ciudad.

Entre 2012 y 2017 se restaura esta obra tras períodos de abandono y no pocas deformaciones. El trabajo de rehabilitación fue coordinado por el arquitecto Gregory Vertullo, quien le devolvió a Caracas el esplendor del icónico inmueble del siglo XX.

Prieto, Federico. Hotel Humboldt, un milagro en el Ávila. Youtube, 14/7/2014. 

El BCV, la obra de un genio

La tesis de Sanabria es que no hay arquitectura sin Diseño Urbano, y que los edificios deben generar espacios urbanos para el peatón y el usuario. Este principio se evidencia en pleno centro de Caracas, en proximidad de los pocos edificios coloniales existentes, al diseñar el Banco Central de Venezuela (1964), obra maestra reconocida con el Premio Nacional de Arquitectura de 1967.

Se trata de una sede bancaria cuya imagen es ajena a las tipologías monumentales tradicionales, con las fachadas transparentes y en sombra del volumen bajo. Se construyó en el terreno ubicado en el ángulo noroeste de la esquina de Carmelitas, sobre la avenida Urdaneta.

Maquetas del BCV. Imagen Loly Sanabria.

Maquetas del BCV. Imagen Colección Sanabria / Loly Sanabria.

Edificio del BCV. Foto Caracasapie, 2007.

Edificio del BCV. Foto Caracasapie, 2007.

El edificio fue inaugurado en 1965 por el presidente de la república, Dr. Raúl Leoni. Tiene aproximadamente 27 000 metros cuadrados de construcción que comprenden cinco sótanos en la zona de estacionamiento, tres en la zona seguridad y de oficinas, la planta baja, la mezzanina, tres pisos generales para oficinas y un cuarto piso para comedores y sala de asambleas.

Luego, en la torre de oficinas de treinta pisos (1973), el lenguaje brutalista de los paneles de hormigón armado a la vista, fue desarrollado a partir de superficies texturadas en los lados ciegos y con tramas filtrantes de la luz y el aire. Finalmente en 1998, se completó una plaza urbana con estacionamiento subterráneo, en la cual el extendido pergolado de hormigón establece un espacio de sombra para el peatón.

Sede del INCE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

@ArquitecturaVzl precisa que este monumental edificio, diseñado en 1963, tiene 35 000 m² de área de construcción, distribuidos en dos edificios. El más alto de ellos cuenta con una planta baja a doble altura, doce pisos de oficinas y un Pent House. El cuerpo bajo funciona como centro de formación, posee una planta baja libre y 3 niveles destinados a la docencia y entrenamiento de los estudiantes.

Adicionalmente el complejo cuenta con un sótano que funciona como estacionamiento, un auditorio y una plaza que integra perfectamente al complejo con la ciudad. El arquitecto Tomás Sanabria diseñó esta obra junto con su hermano Eduardo Sanabria, quienes trabajaron con los ingenieros Roberto Smitter y Napoleón Gallango. 

El edificio San Carlos o el placer de la ciudad

En 1952, recién graduado de arquitecto, Sanabria aceptó la propuesta de diseñar el edificio residencial San Carlos, en Las Mercedes. Un nuevo lenguaje, afín a los postulados de la arquitectura moderna, irrumpía en el entorno urbano de esta zona del este de Caracas introduciendo variables como la tipología plurifamiliar, la ausencia de ornamento, la claridad formal o la ventilación cruzada.

El inmueble contrasta con el estilo vasco predominante en la arquitectura de Las Mercedes, lo que lo convierte en uno de los primeros ejemplos de arquitectura moderna del sector. En torno a este edificio Sanabria escribió en 2007 lo siguiente:

“… En ese tiempo no era necesario protegerse de la forma que hoy vemos por doquier, muros sistemas de rejas alarmas etc. Logré proyectar (…) pensando en el placer que nos ha de dar el hecho de caminar por una acera, ser libre, ser tomado en cuenta y gozar del ambiente…”. Tomás José Sanabria, 2007.

Hice que los espacios sociales se integrasen con la actividad citadina lo más posible, inclusive expuse el núcleo de circulación vertical para que fuese parte de la fachada, en lugar de elementos que solo adornan. (…)

Mi intención fue la de aprovechar lo más que pudiera la ventilación cruzada, la ventilación natural, por ello propuse las ventanas continuas en todo el perímetro de las fachadas. Esto sin duda le imprime una imagen muy propia al pequeño conjunto. La verdad es que ha sido muy grato ver que en la medida que pasa el tiempo, el pequeño edificio ha mantenido bastante bien de su apariencia original. Circunstancia poco común en nuestro medio donde lo usual es modificar a como dé lugar”.

“Para ser arquitecto hay que aprender a volar”

El Arq. Tomás José Sanabria hizo un registro fotográfico de todo el valle de Caracas. Foto colección Sanabria_Fotograma del video 4 miradas Tomas Sanabria.

El Arq. Tomás José Sanabria hizo un registro fotográfico de todo el valle de Caracas. Foto Colección Sanabria / Fotograma del video 4 miradas: Tomás Sanabria.

Un aspecto que ayuda a entender la sensibilidad y respeto a la naturaleza de Tomás José Sanabria reside en su pasión por el clima y la aviación. Estudió, analizó y dejó constancia de los cambios climáticos en el valle de Caracas. Y los vuelos en su avioneta les permitieron tomar más de 7500 fotografías cenitales de la ciudad que amó. Hizo un registro fotográfico de todo el valle de Caracas, desde los años 40 del siglo XX. El maestro solía decir que junto con la psicología, “volar debería ser materia obligatoria para que el arquitecto pueda entender mejor su ciudad”.

Una de las obras más importantes realizadas en la década del cincuenta fue el Central Azucarero El Palmar. Construido en acero, con revestimiento en aluminio, sus planos horizontales de fachada estaban organizados para permitir la ventilación por fajas libres de recubrimiento. La nitidez y precisión formal del conjunto lo colocó entre las principales construcciones industriales de América Latina. 

Central Azucarero El Palmar, 1956. Obra de Tomás José Sanabria. Foto colección Sanabria_Fotograma del video 4 miradas Tomas Sanabria.

Central Azucarero El Palmar, 1956. Obra de Tomás José Sanabria. Foto colección Sanabria / Fotograma del video 4 miradas: Tomás Sanabria.

 El dibujante que empezó a estudiar Ingeniería Civil

Tomás José Sanabria Escobar nació en Caracas, en la esquina de Miseria a Pinto, en la parroquia de Santa Rosalía, un lunes 20 de marzo de 1922. Sus padres, Eduardo Sanabria de las Casas y Lola Escobar Saluzzo de Sanabria, acompañaron su infancia y la de sus otros 4 hijos en una siembra de caña en Valle Abajo –en lo que hoy son Los Chaguaramos y Santa Mónica–. Allí el pequeño Tomás aprendió a amar la majestuosidad de El Ávila, sus cerros y quebradas.

Su etapa escolar transcurrió en los colegios San Ignacio y La Salle, hasta que se graduó de bachiller en el Liceo Andrés Bello, en 1940. El mismo Sanabria escribió que fue allí donde comenzó a apreciar la sencillez y honrar el valor de la funcionalidad. Admiraba las dimensiones del bloque principal de aulas, su altura y los sobrios detalles de las escaleras.

Empezó dibujando. En esa década de los cuarenta reunía dinero y se iba a Coro (Falcón, estado noroccidental de Venezuela) para trazar en papel lo que admiraba de la arquitectura colonial. Sabía que sería arquitecto, pero la carrera aún no abría en la Universidad Central de Venezuela. Entonces se inclinaría por la Ingeniería Civil, que estudió entre 1941 y 1945 en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad Central de Venezuela, UCV: “Ingeniería no era la carrera que él quería estudiar, pero la carrera aún no existía en Venezuela”, afirma Lolimar Sanabria, hija del arquitecto.

Allí aprendió técnica constructiva, pero el cálculo infinitesimal fue su dolor de cabeza. Su oportunidad llegó en 1945. Era dibujante en la firma constructora Vegas & Rodríguez Amengual (VRACA), y le dieron una beca para estudiar Arquitectura en Estados Unidos.

Tomás José Sanabria: "Aprenderemos hasta el segundo antes de morirnos". Foto Entre Rayas.

Tomás José Sanabria: “Aprenderemos hasta el segundo antes de morirnos”. Foto Entre Rayas.

Fue el comienzo de un apostolado en la Arquitectura, a la que asumía como medio para servir al otro. Más allá de los portentos arquitectónicos que levantó, la grandeza de Tomás José Sanabria reside en su afán de construir ciudadanía a través de la comunión entre la gente y su paisaje urbano: “La arquitectura colegas, es una disciplina cuya  obligación básica  es servir y  respetar al ciudadano mejorando el ambiente que hemos modificado”, escribiría en enero de 2000.

Tomás Jose Sanabria, Caracas y su río Guaire. Imagen Colección Sanabria_en Arquitectura Venezuela.

Tomás Jose Sanabria, Caracas y su río Guaire. Imagen Colección Sanabria_en Arquitectura Venezuela.

Y luego lo escuchamos en 2007 a través del micro 4 miradas: Tomás Sanabria: “No hay profesiones más símiles que la Medicina y la Arquitectura. La medicina es un servicio social para que el ser humano viva. La arquitectura es un servicio social para que el ser humano viva mejor (…) no hay diferencias mayores entre la profesión de la Medicina y la Arquitectura. Porque son ambas servicios sociales. Esos arquitectos y esos médicos que se creen genios están fuera de lugar porque la genialidad la va a dar la historia y la ciudadanía. ¿Por qué creerse mejor por el hecho de que han dicho que uno es bueno? Aprenderemos hasta el segundo antes de morirnos”.

El maestro fallece en Caracas el 19 de diciembre de 2008. Se había casado en dos oportunidades: primero con Carlota Cristina Borjas Hernández (1946 – 1960), con quien tuvo dos hijos: Tomás José y Lolimar (Loly); y luego se casó con Emmy Sucre Zurcher (1964 – 1982†).

Algunas de sus obras

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Edificios de oficinas

  • Conjunto de La Electricidad de Caracas en San Bernardino, Caracas.
  • Oficinas y Centro de Servicios para La Electricidad de Caracas en Guanape, La Guaira, Dpto. Vargas.
  • Sede del INCE. Av. Nueva Granada. Caracas.

Edificios financieros

  • FirstNational City Bank, Caracas.
  • Torre Financiera y Proyecto de expansión (bóvedas, estacionamientos, plaza y museo–comedor) del Banco Central de Venezuela en Caracas.

Edificios industriales

  • Fábrica de Azúcar El Palmar. San Mateo, estado Aragua.
  • Laboratorios Abbott, Caracas.
  • Fábrica de Alimentos Heinz en San Joaquín, Edo. Carabobo.
  • Fábrica de Gres Cerámica Carabobo, Los Guayos, Edo. Carabobo.

Estaciones terminales

  • Edificios del Puerto Internacional Turístico de Margarita. El Guamache, estado Nueva Esparta.
  • Edificaciones del Aeropuerto de Caracas Oscar Machado Zuloaga. Charallave, estado Miranda.

Edificios militares

  • Sede de la Comandancia General del Ejército. Conejo Blanco, Caracas.

Edificaciones turísticas

  • Hotel Humboldt. Pico de El Ávila. Caracas.
  • Hotel Prado del Río. Mérida, estado Mérida.
  • Rescate de una antigua estación del ferrocarril Caracas – Puerto Cabello y su incorporación a un desarrollo turístico. Estación El Consejo, Hacienda Santa Teresa, estado Aragua.
  • Conjunto Residencial Turístico para 202 Apartamentos “Cimarrón Suites”. Isla de Margarita, estado Nueva Esparta.

Centros culturales

  • Biblioteca Nacional y Archivo General de la Nación. Foro Libertador, Caracas.
  • Biblioteca de la Universidad Metropolitana. Urb. La Urbina, Caracas.
  • Biblioteca de la Academia Militar de Venezuela. Fuerte Tiuna, Caracas.
  • Casa de Retiro para las actividades de la Conferencia Episcopal Venezolana, Montalbán, Caracas.

Renovación urbana

  • Planteamientos urbanísticos sobre el casco de la ciudad de Caracas. Recinto histórico y tradicional. Serie de estudios analíticos de problemas y oportunidades en la revitalización de este sector de la ciudad. Estos estudios han sido evaluados y revisados a través del tiempo desde 1960 hasta hoy en día.
  • Nueva sede de la C. A. La Electricidad de Caracas en San Bernardino, Caracas. Oportunidad en la que se elaboró un estudio de mejora ambiental en el sector vecino, cuyos resultados están a la vista.
  • Conjunto Biblioteca Nacional y Archivo General de la Nación, Caracas. Este complejo representa una indiscutible acción renovadora en el sector vecino al Panteón Nacional.
  • Diseño de las Obras Exteriores del Foro Libertador, Caracas.

Un extenso y muy incompleto currículo

  1. Profesor de la cátedra de Arquitectura para Ingenieros en la Escuela de Ingeniería de la UCV.
  2. Fundador y primer director de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo en la UCV.

1957 Recibe la Orden Francisco de Miranda en primera clase.

  1. Invitado por la Universidad de Cornell como ponente a la Conferencia The role of city in the modernization of Latin America en representación de Venezuela durante la celebración del año Latinoamericano de Cornell.
  2. Premio Nacional de Arquitectura otorgado por el INCIBA, obra premiada Edificio Sede del Banco Central de Venezuela.
  3. Premio Municipal de Arquitectura, mención honorífica por el edificio Sede del INCE en la Ave. Nueva Granada.
  4. Miembro representante internacional del Jurado de la IV Bienal de Arquitectura Colombiana, Bogotá, Colombia.
  5. Miembro principal de la Comisión Especial a nivel presidencial sobre Transporte rápido (METRO de Caracas).
  6. Miembro principal de la Junta Conservadora del Patrimonio Artístico e Histórico de la Nación.
  7. Condecoración orden Carlos Raúl Villanueva en primera clase, otorgada por el Colegio de Arquitectos de Venezuela.
  8. Miembro de la Comisión Presidencial para el establecimiento del Parque Vargas en Caracas.

Fuentes consultadas

9na conversación_2011: Tomás José Sanabria. .En Espacio.org.ve. Consultado el 9 de octubre de 2018.

Arquitectos venezolanos / Tomás José Sanabria. En Design4theworld.com, 14 de octubre de 2011. Consultado el 9 de octubre de 2018.

Avendaño Emily. Tomás Sanabria. En la revista digital Caracas en 450, 3 de noviembre de 2017. Consultado en octubre de 2018.

Clásicos de Arquitectura: Hotel Humboldt. Tomás José Sanabria. En Plataforma Arquitectura. Consultado el 9-10-2018.

David, Angelis, Jaén, Dalia, Petrizzelli John. Cuatro Miradas: Tomás Sanabria. Subido a Youtube por CGportafolio el 11 de octubre de 2011. Consultado el 24 de enero de 2018.

Edificio San Carlos. En redfundamentos.com, 10 de julio de 2014. Consultado el 9 de octubre de 2018.

En perspectiva: Tomás José Sanabria. En Plataforma Arquitectura. Consultado el 9 de octubre de 2018.

Images by arquitecturavzl. Consultado el 22 de enero de 2019.

Prieto Federico. Hotel Humboldt, un milagro en el Ávila. En Youtube, 14 de julio de 2014.T

Sanabria, Loly. Tomás José Sanabria arquitecto. En la Revista de Arquitectura Entre Rayas, 26 de diciembre de 2017.

Tomás José Sanabria. En Wikipedia. Consultado el 9 de octubre de 2018.

Tomás Sanabria, el genio que diseñó la sede del BCV. En Analitica.com. Consultado el 9 de octubre de 2018.

Tomás José Sanabria Escobar. En el blog Venezuela e Historia. Consultado el 09-10-2018

Investigación: Alfonso Tusa, @natural30.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: