Lo más reciente

Pintan el Hotel Jardín de Maracay sin el aval del IPC

Vista actual de parte de la fachada donde están aplicando el color de tono salmón. Foto Alfredo Morales.

Vista actual de parte de la fachada donde están aplicando el color de tono salmón. Foto Alfredo Morales, noviembre de 2018.

La gobernación de Aragua pinta color salmón el Hotel Jardín de Maracay sin la autorización del Instituto del Patrimonio Cultural. La obra, diseñada por el maestro Carlos Raúl Villanueva en 1930, es un monumento histórico nacional protegido por ley.

Alfredo Morales. 7/12/2018.

Maracay, Aragua. El Ejecutivo de Aragua intervino el Hotel Jardín sin previo aval del Instituto del Patrimonio Cultural, IPC. La Gobernación decidió pintar de salmón el histórico inmueble en noviembre de 2018 para adecuarlo a la celebración de la Navidad que prepara en Maracay, capital de ese estado situado en el centronorte de Venezuela.

Así era la fachada del Hotel Jardín (Fotografía Cortesía Luis Felipe Toro)

El Hotel Jardín es una edificación diseñada por el maestro Carlos Raúl Villanueva, inaugurada en 1930. Foto cortesía de Luis Felipe Toro.

El edificio, que en una primera etapa albergó un hotel y luego la gobernación de Aragua, es obra del maestro Carlos Raúl Villanueva inaugurada en 1930 y tiene las declaratorias de monumento histórico nacional y bien de interés cultural de la nación.

El cronista de la ciudad, Oldman Botello, calificó de “nefasto” cambiar el color de la fachada a un tono salmón “que dista mucho del original”. Como monumento nacional y por estar asentado en el Catálogo de patrimonio cultural venezolano 2004 – 2007, cualquier intervención debe ser autorizada por el Instituto de Patrimonio Cultural, IPC.

Sobresalto en azul y salmón

Una franja azul el Hotel Jardín de Maracay alertó de que algo estaba pasando en la antigua sede de la gobernación de Aragua. Los obreros que afanosos pintaban sobre el edificio solo atinaron a decir: “Parece que no les gustó el color, porque nos dijeron que debíamos quitarlo”. A un costado de la estructura se había pintado una pared en azul, mientras que el resto de la fachada en un tono salmón que contrasta con el color original.

En uno de los costados del edificio hicieron pruebas de colores. Uno de los pintores dijo que el azúl no les gustó y lo mandaron a quitar (Fografía Alfredo Morales)

En uno de los costados del edificio hicieron pruebas de colores. Uno de los pintores dijo que el azúl no les gustó y lo mandaron a los trabajadores indicó que mandaron a quitar el azul. Foto Alfredo Morales, noviembre de 2018.

El 26 de noviembre de 2018 una imagen publicada en el estado de WhatsApp de un funcionario de la gobernación de Aragua advirtió sobre un proceso de remodelación de la fachada del Hotel Jardín, que a todas luces mostraba incumplimiento con los parámetros de mantenimiento, conservación y respeto de la memoria histórica y patrimonial que plantea el IPC, según las directrices de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural.

Los trabajos de pintura de la fachada externa del hotel podrían haber sido solicitados por el gobernador Marco Torres, quien el 28 de octubre de 2018 informó a través del diario digital Ciudad Maracay que las labores de mantenimiento en la plaza Bolívar y sus alrededores forman parte del acondicionamiento integral que adelanta el gobierno regional, para embellecer la zona a propósito de la celebración de la temporada decembrina.

“Vamos a iniciar las navidades aquí con alegría, con todo el pueblo y estarán operativas las cinco fuentes. El equipo de Gobierno está abocado a hacer un trabajo integral”, afirmó el gobernador.

El color original

Plaza Bolívar de Maracay y al fondo el antiguo Hotel Jardín y gobernación del estado Aragua. Foto Fernando Da Costa_Wikimedia Commons, mayo de 2015.

El Hotel Jardín con su color original. Foto tomada desde la plaza Bolívar de Maracay a la antigua sede de la gobernación de Aragua. Foto Fernando Da Costa / Wikimedia Commons, mayo de 2015.

Después de la muerte de Juan Vicente Gómez (1908 – 1935) este espacio fue confiscado y pasó por múltiples rehabilitaciones: se eliminó la piscina, se alteraron con bloques de ventilación las columnas exteriores y se construyeron aulas y salones pequeños para una universidad que nunca funcionó.

Botello deplora las remodelaciones que se le han hecho a este emblemático edificio de Maracay: “Desde que fue inaugurado, a las 5 de tarde del 19 de diciembre de 1930, el Hotel Jardín tenía su fachada de color crema, entre fuerte y claro. Así ha sido toda la vida. Los colores que están usando ahora son nefastos. Esos tonos jamás se han usado y eso a la gente le choca. Esto me recuerda cuando pintaron de rosado la Maestranza César Girón de Maracay por sus 50 años. Todo el mundo se quejó y tuvieron que echar el cambio para atrás y restituir su color original”.

Una “barrabasada”

El cronista de la ciudad, Oldman Botello, considera de "barrabasada" el nuevo color del Hotel Jardín, Maracay. Foto Alfredo Morales, noviembre 2018.

El cronista de la ciudad, Oldman Botello, considera de “barrabasada” el nuevo color del Hotel Jardín, Maracay. Foto Alfredo Morales, noviembre 2018.

El cronista oficial de la capital aragüense recordó que el 21 de noviembre de 1997,  hace exactamente 21 años, la sede del Hotel Jardín y otras obras arquitectónicas de Aragua fueron declaradas monumentos históricos y artísticos de la nación, del estado y de la ciudad de Maracay.

“Por lo tanto, es deber ineludible de las autoridades de la capital de Aragua que hagan respetar ese patrimonio, lo cual evidentemente no se está haciendo. Yo no creo que todo lo que se está realizando en contra de esa infraestructura haya sido autorizado por el IPC en Caracas, porque lo que están haciendo es inaudito y una total barrabasada”,

Una persona cercana al IPC Aragua (que pidió reservar su identidad) respalda la afirmación de Botello: “Todo lo que aparece en el Catálogo de patrimonio cultural venezolano, editado por el IPC, pasa a ser bien de interés cultural por providencia administrativa. Esto quiere decir que el Hotel Jardín es un bien patrimonial y significa además que cualquier proyecto de rehabilitación o restauración deben ser aprobados por el IPC para garantizar el respeto a la estructura original”.

Aunque no abundó en detalles, la fuente duda que el cambio de color en la fachada haya sido autorizado por este organismo rector en materia patrimonial. Comentó incluso que el tono azul que se observó en uno de los costados del edificio formaba parte de una de las pruebas de colores que la empresa contratista hacía sobre la estructura.

“Esto hace inferir, argumenta la fuente, que los trabajos de pintura se realizaron a capricho, sin planificación y sin seguir el protocolo de intervención de edificaciones protegidas”.

La truncada vuelta al origen

Trabajos en el histórico Hotel Jardín. Foto Alfredo Morales, noviembre 2018.

En su historia de 88 años, el Hotel Jardín de Maracay (Aragua) ha sufrido múltiples intervenciones. Foto Alfredo Morales, noviembre 2018.

Menos de treinta años funcionó como hotel la estructura diseñada por Carlos Raúl Villanueva. El edificio tenía 100 habitaciones ubicadas en planta baja, primero y segundo pisos. En la época se convirtió en referencia de turismo del centro del país.

“El hotel fue lugar de muchos episodios importantes de nuestra vida social, cultural y política. Grandes y fabulosos bailes se celebraron en él y hasta Carlos Gardel tuvo la oportunidad de cantar en sus salones. Muchos viajeros y celebridades se alojaron en sus amplias y confortables habitaciones. Su riqueza espacial, sus amplios corredores y salones de estilo afrancesado, evidente influencia de Villanueva, se adaptaban al fuerte clima maracayero. Pero la vida del hotel duró poco más de veinte años”, comentó el arquitecto (UCV) Dr. Luis Polito en la Revista Punto, publicación especializada en arquitectura.

En 1957 el Hotel Jardín pasó a ser sede de la gobernación de Aragua y comenzó un proceso de transformación de todos sus espacios, como lo registra el Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007:

“En 1957 las instalaciones fueron destinadas a actividades gubernamentales y sus elementos seriamente intervenidos, especialmente su fachada. Presenta significativos signos de deterioro físico y formal. La institución responsable de este bien está en la obligación legal de tomar las medidas necesarias para conservarlo y salvaguardarlo, notificando al Instituto del Patrimonio Cultural sobre estas actuaciones”.

Zandra Pérez Contreras reseña en el blog Historias de Maracay, que el ministerio de Relaciones Interiores de la época (1957) ordenó al arquitecto venezolano Luis Malaussena el estudio y adecuaciones de los espacios del antiguo Hotel Jardín para convertirlo en la sede de la gobernación de Aragua. El ejecutivo regional se mantuvo en estos espacios hasta el año 2010, cuando se muda al edificio de Corpoindustria.

En la gestión de Tareck El Aissami la gobernación anunció que con asesoría de PDVSA La Estancia y del Instituto del Patrimonio Cultural se realizaría una rehabilitación integral de la plaza Bolívar y de la fachada del Hotel Jardín que incluyó friso y pintura, además de la creación del paseo Carlos Escarrá en la calle Miranda.

El 29 de diciembre de 2014 el gobernador también anunció la intención de recuperar la edificación para su uso original como hotel, por lo que algunas dependencias gubernamentales que aún funcionaban allí fueron mudadas.

Actualmente en el antiguo Hotel Jardín funcionan las sedes del canal del estado Telearagua, la emisora Radio Aragüeña, las oficinas administrativas de Ciudad Maracay, además de una sala situacional que funge de puesto de comando y control del estado.

Del regreso de estas instalaciones como hotel ya no se habla.

Hotel Jardín, “un momento único”

Vista del Hotel Jardín antes del cerramiento de las columnas de la fachada. Foto dig. A. Morales.

Vista del Hotel Jardín antes del cerramiento de las columnas de la fachada. Foto dig. A. Morales.

El Hotel Jardín de Maracay, ubicado al sur de la Plaza Bolívar y a un lado del Teatro de la Ópera de Maracay, fue inaugurado el 19 de diciembre de 1930 por encargo de Juan Vicente Gómez para conmemorar el centenario de la muerte de El Libertador (1830 – 1930).

 

En la Gaceta Oficial N° 35 441 de fecha 15 de abril de 1994 aparece publicado el decreto de la Junta Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, en el cual se resuelve declarar al Hotel Jardín como monumento histórico nacional.

El inmueble se encuentra asimismo en la lista de Sitios de Interés Artístico, Histórico, Arquitectónico y/o Arqueológico que constituyen el Patrimonio Cultural del estado Aragua, según el Decreto 975 contenido en la Gaceta Oficial del estado Aragua nº 610 extraordinario del 21 de noviembre de 1997.

El Catálogo del patrimonio cultural venezolano señala que es una edificación de espíritu afrancesado diseñada por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva como parte del proyecto urbano Ciudad Jardín: “Se desarrolla sobre un área de 2,7 hectáreas y su fachada principal es de 220 metros de largo. Se considera que los espacios internos de su composición implican un momento único de la arquitectura venezolana”.

El IPC recuerda que todas las manifestaciones culturales y arquitectónicas contenidas en el aludido catálogo son poseedoras de valores históricos, culturales, por lo que las declara bien de interés cultural, según la Resolución Nº 003-05 de fecha 20 de febrero de 2006.

Fuentes consultadas

Botello, Oldman. Cronista oficial de Maracay. Entrevista realizada en noviembre de 2018.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2007. Estado Aragua, municipio Girardot. Instituto del Patrimonio Cultural.

Hernández Sabatino, Pedro. La ciudad recobrada. En el blog UrbenAragua, 2914.

Juan Vicente Gómez: “Unión, Paz y Trabajo”. En el blog Juan Vicente Gómez Presidente.

Polito, Luis. Hotel Jardín. En Revista Punto Nro. 69 Caracas, FAU-UCV, 2001.

Velásquez, Ramón J. Gómez, Juan Vicente. En Diccionario de la Historia de Venezuela, Fundación Empresas Polar.

Contenido relacionado

Carlos Raúl Villanueva

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: