Lo más reciente

Asignatura «Arte y Patrimonio», ¿doctrina o docencia?

Análisis de la asignatura Arte y Patrimonio, en el nuevo plan de estudios de educación media en Venezuela.

La asignatura Arte y Patrimonio se enfoca durante el primer año de educación media en las artes visuales. Se minimizan ciertas áreas de la cultura. Foto archivo.

Desde el período lectivo 2017 – 2018 el Ministerio de Educación incorporó la asignatura «Arte y Patrimonio» a la educación media. ¿Una «nota» para los estudiantes de bachillerato? Según nuestro análisis, un sesgo ideológico empaña la formación cultural.

Zaida García Valecillo / @ZaidaPatrimonio. 21/9/2018.

Para el año escolar 2017 – 2018 el Ministerio del Poder Popular para la Educación, MPPE, incorporó al plan de estudio de educación media la asignatura Arte y Patrimonio. En el transcurso de estas líneas quiero compartir mis apreciaciones acerca de esta área de estudio y de los docentes que la impartirían.

¿Cuál es la propuesta de currículo de Educación Media General?

De acuerdo con los documentos emitidos por el MPPE el nuevo currículo se fundamenta en: Referentes éticos, 14 temas generadores y 14 áreas de formación, en las cuales se encuentra la asignatura denominada Arte y Patrimonio. Por otra parte, se crean los “Grupos de creación, recreación y producción”, cuyo propósito es ampliar todas las capacidades, inclinaciones y vocaciones de los participantes. Dichos grupos estarán en todos los años del bachillerato y tendrán 6 horas semanales.

Se conforman de acuerdo a las opciones que brinde el plantel, el circuito educativo y los intereses de los estudiantes. Cada estudiante seleccionará los grupos donde desea participar, independientemente de la sección y el año que curse. Este espacio de formación podrá abordar las áreas de arte y patrimonio, ciencia y tecnología, deporte o producción de bienes y servicios.

Esta área administrada con criterios pedagógicos claros establecería una conexión directa entre las áreas de estudio y la sociedad. Incentivaría los valores democráticos, de trabajo, de estudio y el conocimiento científico; así como la valoración de los patrimonios naturales y culturales que nos identifican y enorgullecen. Sin embargo, surgen dudas cuando el documento Áreas de Formación (MPPE, 2017) señala que los grupos deben:

“… Apoyarse y valorar a los cultores y las cultoras que han contribuido a fortalecer el arraigo en las comunidades; a los maestros y las maestras de pueblo, a las personas comprometidas con prácticas inclusivas, a los líderes comunitarios que favorezcan el ejercicio de la práctica democrática en la participación; a las personas que han organizado proyectos comunitarios integrales y los y las integrantes de las diversas misiones educativas: Robinson, Ribas, Sucre, Cultura; así como fortalecer la participación en grupos de creación, recreación y producción en las bases de misiones, consejos comunales y comunas” (p. 158).

Ideología vs. docencia

Este documento indica que los grupos de Creación, Recreación y Producción (CRP) podrán ser coordinados por docentes, pero simultáneamente abre la posibilidad de que personas de la comunidad que realizan actividades educativas, culturales, deportivas o participantes en las misiones, consejos comunales y comunas de la localidad apoyen dichos grupos en su formación.

Frente a esta descripción surgen varias interrogantes como: ¿personas sin formación docente administrarían esta área educativa? Y de ser así, ¿cuáles serían los mecanismos de planificación y evaluación de esta área?, ¿cómo se garantiza la calidad de la educación? Surgen más dudas que certezas.

Cuando supe de la creación del área de Arte y Patrimonio en el nuevo diseño curricular de educación media me alegré, pues se abordaban los dos espacios de conocimiento para lo cual me formé. Sin embargo, al estudiar su estructura y contenidos la alegría se fue desvaneciendo. Por ello quiero compartir con ustedes algunas de mis apreciaciones y destacar las posibilidades de trabajar esta área desde una visión de desarrollo sostenible en Venezuela.

¿Qué había antes?

Previo a esta transformación, se dictaba la asignatura Educación Artística en los dos primeros años y se centraba en los aspectos expresivos y creativos de las artes visuales y en su historia (vista desde la cultura occidental). Desde hace tiempo los especialistas han manifestado las carencias que tenía dicho plan, pues no se incluían otras expresiones del arte, y el tema patrimonial era un contenido al final del programa de primer año.

¿Cuál es la estructura del plan de estudio de Arte y Patrimonio?

Esta área se presenta como un proceso de formación integral para el estudio de las artes y el desarrollo del potencial creativo. Se ubica en el primero y segundo año de bachillerato, con una carga horaria de 4 horas a la semana. Su audiencia son jóvenes de entre 11 y 13 años de edad. Aunque se aclara que adicionalmente podrían conformase grupos de Creación, Recreación y Producción (depende de la infraestructura del colegio y la disponibilidad docente).

Análisis de la asignatura Arte y Patrimonio, en el nuevo plan de estudios de educación media en Venezuela.

El análisis de la asignatura Arte y Patrimonio aún está abierto. Se plantean críticas por su sesgo ideológico. Foto archivo.

La presentación del área hace énfasis en una “educación en, por y para las artes y en la valoración del patrimonio como componente fundamental de la creación humana, el reconocimiento de lo que somos y de la vida en comunidad” (Áreas de Formación en Educación Media General MPPE, 2017, p. 9). Para lograrlo tiene entre sus tareas “apreciar las manifestaciones artísticas que nos identifican como cultura y como pueblo soberano”. También la de propiciar y reconocer “los valores artísticos, estéticos y los comportamientos expresivos y creativos de nuestros y nuestras estudiantes (sic), con libertad y con una lectura crítica del mundo que permita tener conciencia de los mecanismos de opresión cultural, imposiciones y hegemonías culturales desde la colonización, el neocolonialismo y el capitalismo” (Ídem). Esta delimitación y sus finalidades se presentan con enunciados muy amplios y los alcances no dibujan los aprendizajes que se aspiran a lograr.

A la hora de analizar en detalle el diseño de la propuesta destaca la ausencia de elementos fundamentales del proceso educativo, tales como:

  • Competencias a desarrollar
  • Aplicación de enfoques contemporáneos de la didáctica de las artes y el patrimonio cultural
  • Estrategias didácticas
  • Mecanismos de evaluación.

Se observan fallas conceptuales, pero abundan enunciados ideológicos que responden más a una necesidad política del Gobierno que a un proceso de formación integral del estudiante. Este debería caracterizarse por espacios de conocimiento, reflexión, debate y evaluación de los procesos creativos.

Por ello se requiere poner la lupa en tres aspectos muy importantes: el área de Arte y Patrimonio,así como las bases teóricas de la Educación Artística y la Educación patrimonial.

Análisis de la asignatura Arte y Patrimonio, en el nuevo plan de estudios de educación media en Venezuela.

La asignatura Arte y Patrimonio comenzó a regir desde el año lectivo 2017-2018. Foto archivo.

Primero: desde hace varias décadas especialistas y organismos internacionales como UNESCO (2006) y OEI (2009) vienen analizando el rol de las artes y el patrimonio cultural como parte de los derechos fundamentales de los ciudadanos y por ende su inserción en la formación democrática. En tal sentido, las artes dentro del proceso educativo deben abordar el desarrollo del pensamiento creativo, el potencial creativo de todo ser humano y el valor del patrimonio cultural para el país (UPEL-IPC, 2016).

La educación artística y educación patrimonial exploran y fortalecen la imaginación, creatividad, innovación e identidad cultural como procesos básicos presentes en las personas. Por ello, cualquier enfoque que se aplique debe tomar como base la diversidad cultural de los venezolanos, ya que ahí es donde se sustenta la visión que tiene el estudiante de su entorno.

Es importante generar en el ciudadano la valoración de su propia cultura y de su patrimonio cultural como punto de partida para conocer, respetar y apreciar las culturas y sus bienes patrimoniales que nos identifican como venezolanos. Para ello, es vital percibir el carácter cambiante de la cultura y su valor en contextos históricos o actuales.

En la propuesta de estudio se observa una visión antigua de la Educación Artística (EA) que se fundamenta en las estrategias formativas de las escuelas de arte y en el manejo de técnicas. Las conferencias mundiales más recientes sobre EA proponen: una EA accesible, vista como elemento esencial y sostenible de una educación renovada. Actividades y Programas de EA de gran calidad tanto en su concepción como en su ejecución. Aplicar los principios y prácticas de la EA para contribuir a la solución de los problemas sociales y culturales del mundo contemporáneo (UNESCO 2006 y 2010). Esto implica fortalecer la capacidad de creación e innovación de la sociedad para lograr la cohesión social, valorar la diversidad cultural, el diálogo intercultural y la defensa de los patrimonios culturales.

Unidos por el Patrimonio, Campaña de la UNESCO. Video subido a Youtube por DiagramConsultores, 3 de abril de 2017.

Segundo: los contenidos del área Arte y Patrimonio se presentan en dos renglones correlacionados: temas generadores y referentes teórico–prácticos. El primero se presenta como una lista de ideas o enunciados, muy amplios y difusos. El segundo renglón muestra el desglose de los temas; aunque en varias ocasiones no hay correlación entre temas y referentes. A lo largo del plan de estudio se observa que la mayor parte de los contenidos tiene una visión parcializada del arte y el patrimonio. Igualmente no corresponden con el desarrollo cognoscitivo y creativo de los estudiantes. Por lo tanto, es muy difícil que se logre la visión del desarrollo humano integral que enuncia la reforma curricular. Por ejemplo:

Durante el primer año de bachillerato está el tema “Diversidad artística y los patrimonios”. Los referentes que establece el plan educativo son: «La fotografía, el cine, el arte digital, el arte de calle. Clasificación de los patrimonios”.

Procesión de la Virgen del Carmen, El Calvario, municipio El Hatillo, Caracas. Fotografía Luis Chacín, 21 de julio de 2018.

No se tienen claro las definiciones de patrimonio en el plan de educación media. En la gráfica, la procesión de la Virgen del Carmen de El Calvario. Foto Luis Chacín, 2018.

Como podemos observar, la “diversidad artística” se circunscribe a las expresiones más contemporáneas de las artes visuales. Por otra parte, la palabra patrimonio tiene varias acepciones, ¿cuál de ellas se abordará? Si hablamos de “Clasificación de los patrimonios” entonces ¿se estudiará la clasificación sin establecer definiciones?

El segundo año de educación media contempla el tema Las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas y afrovenezolanos de la República Bolivariana de Venezuela. Sus referentes son: “Pueblos indígenas de la República Bolivariana de Venezuela según la CRBV (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela). 44 pueblos indígenas, mapa de ubicación y sus idiomas. Pintura, escultura, cerámica, cestería, la pintura corporal y su significado, La pintura rupestre, los petroglifos. La artesanía decorativa y utilitaria. Estados con población afrovenezolana. La música, la culinaria, la artesanía afrovenezolana”.

Asignatura Arte y Patrimonio

La Burriquita es una herencia hispana, aderezada con ingredientes indígenas y africanos, pero en el actual plan de estudios, se desconoce el aporte español. En la gráfica, Carlos Marrón, fundador y presidente de la Red de Burras y Burriquitas Tradicionales de Venezuela. Foto Prensa MPPC Yaracuy, abril 2016.

Como se puede observar, este tema desconoce la trayectoria histórica del país y las manifestaciones que nacen de la hibridación entre las culturas antes mencionadas y la europea. Igualmente desconoce que más del 70 % de la población vive en zonas urbanas.

Otro aspecto a considerar en esta propuesta curricular es la preponderancia de los patrimonios culturales de valor artístico y algunos patrimonios culturales inmateriales. Sin embargo, Venezuela tiene una diversidad de bienes patrimoniales (materiales e inmateriales) cuyos valores son de carácter histórico, simbólico o científico (fósiles, piezas arqueológicas, infraestructuras, entre otros). Igualmente, podemos encontrar un sinnúmero de bienes que no fueron creados en el país, pero los hemos adoptado y hoy forman parte de nuestro patrimonio cultural, como las colecciones de obras de arte, muebles, entre otros

El tercer aspecto a considerar a la hora de hablar de la calidad de la educación, es la formación docente en materia de arte y patrimonio cultural. Desde 1972 la Universidad Pedagógica Experimental Libertador viene formando docentes en arte y dibujo técnico; en los últimos años se han sumado otras universidades; sin embargo, los currículos de cada especialidad se centran en la creación artística y la historia, el tema patrimonial se ha venido incorporando lentamente. A este panorama hay que añadir que el plan de estudio de Educación Media requiere un docente de arte con conocimientos de artes visuales, musicales, escénicas y patrimonio cultural; pero en el país no hay una oferta académica con este perfil.

A pesar de esta realidad, el MPPE implementó el nuevo plan de estudio en todo el ámbito nacional sin un programa de formación docente, ni orientaciones claras de cómo desarrollar y evaluar los contenidos. Frente a este vacío de información y formación, los docentes en ejercicio seguramente continuarán aplicando el programa de Educación Artística, el cual conocen desde los años ochenta y con el que se sienten seguros de trabajar.

Este pequeño recorrido por el plan de estudio y por el área de Arte y Patrimonio nos indica que la creación, diseño y ejecución de dicha área se realizó sin consulta previa con especialistas, sin detenerse a pensar en la viabilidad de los contenidos, en la disponibilidad de profesionales y recursos.

¿La educación media necesitaba transformar su pénsum?

Definitivamente, sí. Se necesitaba una revisión de los planes de estudio vigentes hasta 2017 y su adecuación de acuerdo a los requerimientos la sociedad contemporánea. Para el investigador Arnaldo Esté (2017) “la educación tiene graves problemas y es tan necesario su cambio que debe abordarse y realizarse como un proyecto nacional, como algo que reúna a todos durante varios años. No es cosa de decretos o leyes, que también son necesarios, es cosa de voluntad nacional”.

Según la ONG Observatorio Educativo de Venezuela, los anteriores planes de estudio estaban sustentados en una base curricular creada en 1969. A lo largo del tiempo se le realizaron reformas parciales a dichos planes; por ejemplo: la Tercera Etapa de Educación Básica (del 1 al 3 año de bachillerato) estaba desde los años ochenta y Educación Diversificada desde los años setenta. En los últimos diez años el Ministerio Popular para la Educación (MPPE) realizó varios intentos de transformar los planes de estudio de Educación Media.

Algunos intentos no pasaron del papel, otros se implementaron parcialmente (liceos bolivarianos, 2007) o se ordenó la ejecución y luego se suspendió (Transformación curricular 2015-2016). Simultáneamente, el MPPE en el año 2011 y 2015 editó los libros de la Colección Bicentenario, los cuales tenían la finalidad de ser textos únicos en la enseñanza de cada nivel, con la intención de sustituir los programas oficiales.

Finalmente, en 2017 se concreta la implementación nacional del nuevo currículo para Educación Media General, el cual tiene como objetivo formar un «bachiller integral», pero sin tener muy claro qué competencias va a dominar este bachiller. Desde 2016 prestigiosas universidades como la UCV (2017) y la UCAB (2016), así como investigadores de la talla de Tulio Ramírez (2017) y Nacarid Rodríguez (2017), han señalado las inconsistencias de la propuesta y el carácter ideológico de los contenidos.

Arte, patrimonio cultural y sostenibilidad

9 patrimonios mundiales de Venezuela. Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire. Patrimonio inmaterial de Venezuela.

Parranda de San Pedro de Guatire Guarenas, Patrimonio de la UNESCO. Foto Ricardo Muñoz / commonswikimedia, 2012.

A pesar de las debilidades de este plan de estudio, es innegable la importancia de las artes y el patrimonio cultural en eso que llamamos ciudadanía democrática. No puede haber un ciudadano que reflexione y sueñe la Venezuela del siglo XXI sin desarrollar su potencial creativo e imaginativo, sin tomar en cuenta nuestra herencia cultural, histórica y artística representada en los patrimonios culturales. Aun cuando Venezuela se encuentre en uno de los pasajes más difíciles de su historia, debemos pensar en la educación de las generaciones venideras y en la protección de los símbolos culturales que nos identifican.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En tal sentido, se trata de ver las artes y el patrimonio cultural dentro de un proceso educativo con miras al desarrollo sostenible del país, donde esta área contribuya a la valoración de la diversidad natural y cultural, la defensa de los derechos culturales, la promoción de la cultura, el reconocimiento de las artes y el patrimonio como un recurso del turismo sostenible y generador de empleo, entre otros aportes.

Las burbujas sin referentes culturales

En una ocasión dicté una charla en un colegio donde les preguntaba a los estudiantes sobre los patrimonios culturales que conocían. Me hablaron de muchos sitios fuera del país, eso me llamó la atención y les pregunté qué patrimonios culturales de Caracas conocían. La respuesta fue: la escultura de María Lionza, el mural de Pedro León Zapata, la Esfera de Jesús Soto, todos se encuentran a lo largo de la autopista Francisco Fajardo. El conocimiento de un reducido número de bienes patrimoniales es frecuente entre los adolescentes y adultos cuyo tránsito por la ciudad va de la casa al trabajo o la escuela, sin paradas intermedias.

Lamentablemente, el país de los últimos tiempos es la Venezuela de los sitios “seguros” o burbujas que den esa impresión. Los espacios de encuentros, reuniones, paseos, entretenimiento, entre otros, son sitios sin referencia a nuestra cultura. Si el colegio de sus hijos (12 y 13 años) tiene una actividad “cultural” y les da a elegir a los niños entre ir al cine en un centro comercial y un recorrido por el centro histórico de Petare, ¿cuál cree que será sus respuestas? Descubrir el legado cultural de la ciudad donde un joven nace y vive genera mayor orgullo y arraigo que cualquier película de moda, pero quizás esa no sea la opción más popular.

Una vez escuché que la cultura es el sistema autoinmune de la sociedad, y es ahí donde radica la importancia del arte y el patrimonio cultural. Esta área es la que nos define como parte de una sociedad, crea un sentido de pertenencia con el lugar donde vives y de donde vienen tus antepasados; Es la que incentiva imaginar una sociedad mejor.

Por ello muchos regímenes imperiales y totalitarios han buscado sacar a las personas de sus raíces culturales (los ingleses trasladaron hindúes a las islas del Caribe, China está poblando el Tibet con inmigración de sus nacionales. Otros han buscado transformar la cultura negando sus expresiones (la música cubana después de la revolución).

Se trata de tener bajo control la capacidad creativa y la identidad cultural. De esta manera, se unifica la diversidad cultural existente en función de una visión a través de la exposición de algunos bienes patrimoniales en museos y de los programas y textos educativos con intereses sesgados.

Fuentes consultadas

Altuve, A. Consideran que nuevo plan de estudio de educación media evidenciará déficit de profesores. En El Pitazo, 29 de agosto de 2017. Consultado en mayo de 2018.

Esté, A. (2017). Currículo, pedagogía y dignidad.

IPC-UPEL (2016). Diseño curricular de Artes Plásticas en el Instituto Pedagógico de Caracas. [Documento mimiografiado].

Ministerio del Poder Popular para la Educación. (2017). Áreas de Formación. En Cerpe.org.ve. Consultado en mayo de 2018.

Observatorio Educativo de Venezuela. ¿Seguimos a medias en Educación Media? En observatorioeducativo.wordpress, 26 de agosto de 2017. Consultado en mayo de 2018.

OEI. (2009). Programa de Educación Artística, Cultura y Ciudadanía. En oei.es. Consultado en mayo de 2018.

Ramírez, T. (2017). Educación y revolución bolivariana. Una pobre educación para los pobres. Araucaria. Revista Iberoamericana de Filosofía, Política y Humanidades, 19, (38), julio-diciembre, 2017. (181-210). En redalyc.org, consultado en mayo de 2018.

Rodríguez Trujillo, N. Reflexiones sobre el cambio curricular en educación media. En cerpe.org. Consultado en mayo de 2018.

UCAB: (2017). Comunicado. Posición de la escuela de educación de la Universidad Católica Andrés Bello ante el cambio curricular de educación media presentado por el ministerio del poder popular para la educación. En cerpe.org, consultado en mayo de

UCV. (2017). Comunicado de la Escuela de Educación Universidad Central de Venezuela con relación al proceso de transformación curricular que experimenta actualmente el nivel de educación media del subsistema de educación básica en Venezuela. En cerpe.org. Consultado en mayo de 2018.

UNESCO. (2006). Hoja de Ruta para la Educación Artística. Conferencia Mundial sobre la Educación Artística: construir capacidades creativas para el siglo XXI. Lisboa: UNESCO.

UNESCO. (2010). Segunda Conferencia Mundial sobre la Educación Artística. En Unesco.org, consultado en mayo de 2018.

Contenido relacionado

UNESCO: “El patrimonio cultural es mucho más que piedras y tradiciones” #UnidosXElPatrimonio

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: