Lo más reciente

“La lucha del hombre por la cima”, escultura de Carlos Prada

La lucha del hombre por la cima (1972), obra de Carlos Prada que se ubica en el campus de la Universidad Simón Bolívar, Caracas. Patrimonio cultural de Venezuela.

La lucha del hombre por la cima, de Carlos Prada, engalana el campus de la Universidad Simón Bolívar desde 1972. Fotos Xiomara Jiménez, 2018.

“La lucha del hombre por la cima” es una obra que el escultor y orfebre Carlos Prada creó en 1972 para la Universidad Simón Bolívar, a petición de su rector fundador Ernesto Mayz Vallenilla. La obra se inscribe en la tendencia neofigurativa.

Nombre: La lucha del hombre por la cima.

Año: 1972.

Autor: Carlos Prada.

Dimensiones: estructura de 3 m de alto por 1,5 m de diámetro.

Materiales: hierro, bronce.

Administrador, custodio o responsable: Universidad Simón Bolívar.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

La Universidad Simón Bolívar, USB, (creada en 1967) tuvo su origen en un sector periférico de Caracas, hacia el Valle de Sartenejas en el municipio Baruta del estado Miranda. Una zona de fincas destinada a la siembra de productos agrícolas. Cuenta Gloria Urdaneta, historiadora y experta en artes visuales, que durante el proceso de construcción del inmueble, su fundador y rector, doctor Ernesto Mayz Vallenilla, encontró una vieja herrumbre de tractor en un recorrido que hiciera por el terreno junto con el escultor y orfebre Carlos Prada. Preocupado el académico por darle un sentido integral al proyecto de una casa de estudios para la formación técnica y científica, encomendó al artista la realización de una obra que simbolizara tal propósito.

A partir de la utilización de dos “patas de cabra” abandonadas, que llamaron la atención del escultor durante aquel paseo por el lugar, este se hizo cargo del diseño de la pieza. Su designio más importante sería el de alertar de los posibles “excesos de la civilización tecnocrática de nuestro tiempo”, una razón de fuerza para el rector Mayz Vallenilla.

El encargo coincidió con el proyecto de hacer del recinto universitario un lugar en el que el arte estuviera presente como complemento de la educación de jóvenes que se formarían en carreras científicas. El rector pensaba, sobre todo, en imprimir un perfil humanístico -en principio- a través del servicio puntual solicitado al artista Carlos Prada y, luego, con su idea de conformar una importante colección de obras que estarían diseminadas en el campus universitario. Hoy, ese repertorio de piezas no solo forma parte del patrimonio de la USB, sino que efectivamente ha creado una relación de pertenencia y de identidad del lugar.

Chatarra tocada por el arte

Aquellos dos artefactos abandonados fueron convertidos en una de las obras más emblemáticas del complejo educativo. La lucha del hombre por la cima pasó a ser un homenaje y recordatorio de un conflicto que tiene sus antecedentes en el siglo XVIII, durante la primera revolución industrial.

Carlos Prada, escultor y orfebre venezolano de origen cumanés. Autor de piezas emblemáticas como El infierno I y II y El hombre en la lucha por la cima, ubicada en la Universidad Simón Bolívar.

Carlos Prada, Obreros saliendo de la fábrica entre el grito y el silencio, 1974.

En aquella época se prescribe la alerta de una posible sustitución del hombre por la aparición de la máquina, una preocupación que Carlos Prada traduce -con las complejidades del mundo contemporáneo- no solo en esta escultura, sino en algunas obras posteriores, como en Obreros saliendo de una fábrica (ensamblaje de hierro, bronce y madera 39,5 x 99,5 x 22,8 cm), de 1974.

La lucha del hombre por la cima (1972), obra de Carlos Prada que se ubica en el campus de la Universidad Simón Bolívar, Caracas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Detalle de los seres que suben en la obra La lucha del hombre por la cima, de Carlos Prada. Foto Xiomara Jiménez, agosto 2018.

El artista añade a la estructura de hierro, transformada en volumen escultórico, una serie de cincuenta figuras humanas realizadas en bronce. Cada una representa el movimiento de trepar hacia lo alto de aquella torre coronada por otra imagen que pareciera haber alcanzado la cumbre. La pieza quedó lista luego de siete meses de trabajo entre el diseño, su modelaje, la fundición de las pequeñas figuras, y su instalación final sobre una base de concreto construida en la propia universidad.

El diseño de la obra contó con la participación de un mecánico que armó un motor para darle movimiento giratorio a ambos cilindros, uno en sentido contrario al otro. Y como la estructura completa no cabía en la instalación universitaria, se trasladó al taller del señor Carmelo Tabaco, una fundición ubicada en la ubanización Prados del Este.

Nueva figuración en el arte de Prada

La obra se inscribe dentro de las propuestas figurativas de las décadas del 70 y 80, caracterizadas por su insistencia en la representación del hombre como centro de la expresión artística. Esta tendencia se contrapone a otras investigaciones de la época, más proclives al trabajo con valores asociados a la modernidad iniciada por los años 50, como la línea, el plano, el color, el espacio u otros elementos plásticos relacionados con la abstracción y la pureza de las formas, entre otros.

Carlos Prada, escultor y orfebre venezolano de origen cumanés. Autor de piezas emblemáticas como El infierno I y II y El hombre en la lucha por la cima, ubicada en la Universidad Simón Bolívar.

Carlos Prada concibe las figuras sin precisión anatómica, en la corriente del neoexpresionismo. Foto audiviosual de Gloria Larrazábal, Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Prada elige, en cambio, representar la figura sin precisiones anatómicas. Un gesto corporal cada vez más sintetizado resume ciertos sentimientos de opresión, o temas como el poder, las diferencias sociales u otros contenidos en donde el ser humano es el centro de luchas profundamente arraigadas. Son algunos de los argumentos presentes en muchos de los representantes de la llamada nueva figuración y del neoexpresionismo, dos de las tendencias más destacadas para el momento.

La pieza, inicialmente concebida para los jardines de la USB, fue finalmente ubicada a un costado del conjunto de auditorios. El traslado se debió al abundante crecimiento de vegetación de su entorno inicial, el cual impedía su visualización.

Descripción

Al igual que en muchas de sus obras creadas entre los años 70 y 80, Carlos Prada adosa o circunscribe la figura humana a ciertos objetos encontrados como griferías, fragmentos de maquinarias u otros elementos cotidianos. La lucha del hombre por la cima se desarrolla sobre dos antiguas estructuras -patas de cabra- utilizadas para apisonar la tierra en las cercanías de la finca Santa Elena, terreno en donde se construyó la USB. Aquellos restos cilíndricos conformaron las dos partes de la obra que fue desarrollada de manera vertical, y que asciende a los tres metros de alto, por metro y medio de diámetro, aproximadamente.

El artefacto se yergue como un conducto desde el cual sobresale una serie de tacos o puntas dentadas, a manera de clavos de gran volumen cuyos extremos han sido achatados o tienen un desgaste propio de su función original.

A lo largo de la dos estructuras, las cuales fueron puestas una encima de la otra, se observa una serie de cincuenta figuras humanas modeladas en distintas posiciones, pretendiendo el gesto de impulsarse hacia la parte más alta del cilindro. Allí se encuentra otro pequeño hombrecillo que representa una especie de mueca de haber llegado a la cumbre de la columna de hierro.

Valores patrimoniales

Podríamos recordar las propias palabras del rector Mayz Vallenilla acerca de los valores que él encontró en esta pieza, y que han sido recogidos en documentos referenciales sobre la misma: “Estoy muy satisfecho con el trabajo de Prada porque, además de sus valores estéticos, la escultura tiene un alto sentido pedagógico, por cuanto expresa la inquietud de los jóvenes frente al poder alienante de la máquina. Así, la obra de Prada será símbolo de la Universidad Simón Bolívar”.

Cumplido el cometido acordado entre ambos, autor y gerente institucional, podríamos agregar que la pieza muestra, entre otros valores, la utilización de algunos elementos bastante inusuales.

Por una parte, estaría el movimiento mecánico, por cierto, cercano a algunas investigaciones visuales más bien ligadas con la abstracción que buscan reproducir el desplazamiento ya sea de manera real o virtual; en este caso Carlos Prada incorpora la rotación, el giro en aquellas piezas que diseña con partes de maquinarias.

En La lucha del hombre por la cima no solo hace visible el mecanismo original de la herrumbre utilizada, sino que dicho movimiento crea una verdadera ilusión de la escalada que ejecutan aquellos hombrecitos sobre el aparato.

También se puede mencionar el uso de materiales desechados como base para la concepción de algunas obras, otro factor importante que genera un valor agregado a la pieza. Y, en tercer término, ese tratamiento cercano al brutalismo, ¾movimiento arquitectónico de los años 50-70, creado por el arquitecto suizo Le Corbusier¾ es también algo que está presente en una obra cuyo tratamiento se basa en la crudeza de sus materiales, y en ese aspecto un tanto exagerado de ciertos elementos, si observamos el detalle de la propuesta desde la escala de las pequeñas figuras ascendiendo por aquellos salientes de la estructura original.

Situación actual

En regular estado de conservación. Las juntas de la estructura están desprendidas. Se observa oxidación y deterioro en casi toda la pieza. Se debe resaltar que el cilindro eje de esta obra de arte es de hierro, y por lo tanto vulnerable a la lluvia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ubicación

Universidad Simón Bolívar. Sector Sartenejas, municipio Baruta, estado Miranda. Caracas.

Fuentes consultadas

El arte como símbolo de la USB /“La contradicción en el ascenso del hombre. Archivo del registro de obras de la USB. (sin fecha, ni autoría).

La lucha del hombre por la cima. Archivo del registro de obras de la USB. (sin fecha, ni autoría).

Natera, José Luis. Gerente de Cultura y Patrimonio USB. Entrevista realizada en agosto de 2018.

Rodríguez, Bélgica. Una aproximación sistémica a la escultura contemporánea en Venezuela. En elnacional.com, 3 de marzo de 2018, . Consultado en agosto de 2018.

Urdaneta, Gloria. Docente universitaria. Entrevista realizada en agosto de 2018.

Investigación: Xiomara Jiménez. Artista plástica, curadora de arte.

Contenido relacionado

Carlos Prada, escultor y orfebre

 

Anuncios

Deja un comentario

IAM Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: