Lo más reciente

El Museo Diocesano de Coro tiene 10 años cerrado por falta de personal

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

Patio interior del Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo, que permanece solitario por falta de presupuesto para mantenimiento y personal. Foto Francisco Colina Cedeño, mayo 2018.

Aunque fue remozado en su totalidad por el estado venezolano en 2013, la Iglesia católica no ha podido abrir las puertas del Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo debido a que carece de presupuesto para mantenimiento y pago de guías y vigilantes.

Eva Riera / @evariera. 25/5/2018.

Coro, Falcón. El Museo Diocesano Lucas Guillermo Castillo, de Coro estado Falcón, está cercano a cumplir diez años cerrado y su apertura aún es incierta.

Aunque la Gobernación entregó el edificio totalmente remozado en 2013, el organismo que lo administra, la Iglesia católica, no tiene dinero para los gastos de mantenimiento ni pago del personal que debe atender al público. Por esta razón, pese a que se había anunciado la apertura para diciembre de 2013, esta no se ha concretado.

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

Desde hace más de 10 años las puertas del Museo Diocesano de Coro permanecen cerradas al público. En la gráfica se visualiza la sobriedad colonial de la fachada. Coro, Falcón. Foto Francisco Colina Cedeño.

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

Las imponentes arcadas del Museo Diocesano de Coro, inmueble colonial de Falcón, se ven aun más monumentales sin la presencia de turistas y visitantes. Foto Francisco Colina Cedeño, mayo 2018.

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

Arzobispo Mariano Parra: “Buscamos ayudas económicas fuertes porque es muy costoso el mantenimiento y el pago de personal”. Foto diario Panorama, octubre 2016.

Monseñor Mariano Parra, arzobispo de la Arquidiócesis de Coro, informó que hasta 2017 estaban bien adelantadas las conversaciones con la Secretaría de Educación del gobierno regional para adjudicar tres docentes en comisión de servicio, pero con el cambio de gobernador esto fue paralizado.

– Posiblemente tengamos la oportunidad de que nos den dos y cuando eso ocurra abriremos. El museo está listo. Estamos buscando ayudas económicas fuertes porque es muy costoso el mantenimiento de las piezas y la infraestructura, así como el pago de las guías, vigilantes, entre otros –informó el prelado.

Hasta 2004 el museo recibió aportes de Pdvsa y del Consejo Nacional de la Cultura. Suspendido este auxilio, fue prácticamente imposible mantenerlo abierto.

Por ello, en 2007 la Sociedad de Amigos del Museo anunció el cierre indefinido debido a la presencia de grietas, comején, hongos y filtraciones. Y no fue hasta 2012 cuando el ejecutivo regional asignó veintiocho millones de bolívares para rehabilitar no solo el Museo Diocesano Lucas Guillermo Castillo, sino la Casa Capriles y el templo de San Francisco que lo rodean a la derecha e izquierda, respectivamente.

En aquel entonces se invirtieron cinco millones de bolívares para recuperar las 12 salas de exposición que comprende el museo fundado en 1946 por el obispo Francisco José Iturriza Guillén. Los trabajos se prolongaron por 15 meses aproximadamente, pero previamente hubo que reubicar las piezas y esto llevó al menos 90 días.

Una génesis en medio del desmantelamiento

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

El Museo Diocesano de Coro se sitúa en el casco histórico de Coro, y está incluido la Lista del Patrimonio de la Humanidad (Unesco). Foto Francisco Colina Cedeño, mayo 2018.

El Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo fue fundado por monseñor Francisco José Iturriza Guillén en 1946. Lleva el nombre del primer obispo de Coro y está ubicado en el centro histórico de la ciudad, incluido en la Lista de Patrimonio Mundial desde 1993.

Según afirma el general de brigada (Ej) Eumenes Fuguet Borregales, falconiano perteneciente a la Academia de la Historia del estado Carabobo, Iturriza comenzó a resguardar los objetos religiosos desde 1939. Entonces, en la población de Capadare, municipio Acosta, “observó, atónito, un vehículo de carga que llevaba objetos antiguos hacia Caracas. A partir de ese año, inicia una campaña de recolección de piezas y objetos en las iglesias pertenecientes a la diócesis y en instituciones públicas y privadas”.

Con el tiempo acumuló pinturas, esculturas, muebles, orfebrería, retablos, arcas, armarios, ornamentos religiosos e incluso muebles, en su mayoría provenientes de las épocas colonial y prehispánica. Todo lo atesoró en la capilla de su casa hasta que copó todos los espacios.

El historiador Carlos González Batista, en su libro Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo, asegura que la primera sede del museo fue una casona del siglo XVIII perteneciente a Ana Arcaya de Faría quien, en 1946, la donó para tal fin. Allí permaneció por quince años. En 1982 le fue cedido en comodato el Convento de Nuestra Señora de la Salceda ubicado en la calle Zamora de Coro, donde permanece.

“El Museo Diocesano no solo atesora arte religioso, sino objetos artísticos o de valor histórico provenientes de donaciones, compras por parte de benefactores o trueques, lo cual quiere decir que existen en él dos colecciones”. Carlos González Batista, historiador y autor del libro ‘Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo'”.

La Sociedad Amigos del Museo Lucas Guillermo Castillo adquirió en 1985 la Casa de los Capriles, ubicada al lado del convento. La idea era exhibir los muebles que forman parte de la colección del museo y que van desde púlpitos, camas, vitrinas, butacas, arcas, retablos, armarios de dos cuerpos y mesas. Con esta ampliación, el museo pasó a tener 19 salas, biblioteca y sala de exposiciones temporales.

Aquel primer museo fue organizado por el museólogo Miguel Arroyo, para entonces director del Museo de Bellas Artes de Caracas. Este repartió los objetos por salas de acuerdo al material del que estaban hechos o su estilo artístico: metales, pinturas, esculturas, vidrio, loza, piezas líticas, muebles y joyas preciosas. El Banco de Venezuela donó una caja fuerte para las joyas y piedras preciosas.

Según cuenta la docente y abogada falconiana Egly Colina en su blog Monumentos del Patrimonio Venezolano, entre las reliquias que guarda el museo están el anillo pastoral de quien fuera el primer obispo de Coro, don Rodrigo de las Bastidas; una pluma fuente que perteneció a la emperatriz Carlota de México; una miniatura que según monseñor Iturriza pudo ser pintada por Murillo o uno de sus discípulos; piezas de porcelana española, china y francesa que servían de lavamanos a los sacerdotes en las sacristías más viejas de Coro; una cruz de latón y el Cristo de marfil (siglo XII) de origen románico; la imagen de Nuestra Señora de Candelaria donde, según contaba el propio Iturriza, el artista “quiso retratar nuestro mestizaje, a los hijos de indios y de esclavos y por eso la pintó negra”; y un  Cristo que perteneció a la madre del Libertador, doña María de la Concepción Palacios y Blanco, y estuvo en la cabecera de la cama al momento de nacer Simón Bolívar.

Lo que está por verse

Luego de la restauración efectuada en 2013, la museografía de la colección de arte colonial fue cambiada totalmente. El museólogo Nohé Gilson Reaño, director del programa de Conservación y Restauración de Bienes Culturales Muebles de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM), armó y reorganizó las salas.

“Todo se cambió. Cada sala tiene un sentido temático vinculado a la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. También se dedicó una sala en homenaje a monseñor Iturriza; otra dedicada a la Virgen María; y una sala lúdica para los niños.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La pieza de mayor valor según Gilson es el sagrario expositor de la catedral de Coro, que data del siglo XVIII, fabricado con plata repujada y martillada, única en Venezuela por su tamaño y elementos decorativos. Lo inició el orfebre coriano José Antonio Adames quien no lo culminó por razones de salud. Su elaboración se alargó por casi 10 años. Mide más de tres metros, es la más grande de Venezuela y la única que se conoce con esas características. González Batista la considera la obra de más importante de la orfebrería coriana.

El Museo Diocesano Lucas Guillermo Castillo siempre formó parte de las visitas que turistas y falconianos hacían en el centro histórico de Coro. Por ello, creen que ya es hora de la reapertura del museo, que en su libro de visitantes recoge la firma de ilustres personalidades entre las que está la del fallecido escritor Pedro Barroeta: “Pocas veces he recibido un mayor impacto que este: la visita a lo que es para mí el más hermoso, rico y conmovedor museo de Venezuela”.

Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Casco histórico de Coro, patirmonio mundial Unesco. Venezuela.

Para el recordado escritor y periodista venezolano Pedro Berroeta, el Museo Diocesano de Coro es “el más hermoso, rico y conmovedor museo de Venezuela”. Quizá le dé la razón este pasillo de campanas de bronce y otros materiales, elaboradas entre el siglo XVI y el XIX. Foto Francisco Colina Cedeño, mayo 2018.

Fuentes consultadas

Borregales, Eumenes F. El Museo Diocesano de Coro, Lucas Guillermo Castillo. En el blog Historia de Valencia y sus Forjadores, https://goo.gl/5s8xuR, consultado el 14 de mayo de 2018.

Colina Marín, Egly. Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. En monumentosdelpatrimoniovenezolano.blogspot.com, https://goo.gl/pAgHVt, 2 de marzo de 2014. Consultado el 21 de abril de 2018.

González Batista, Carlos, Museo Diocesano de Coro Lucas Guillermo Castillo. Editorial Tecnoimpresos, Coro. Con el auspicio de PDVSA, 1998.

Jiménez, Yaneth / Prensa ORI. Museo Diocesano de Coro listo para emplazar sus piezas religiosas. En gobernacion.falcon.gob.ve., https://goo.gl/T3avTo, 2 de agosto de 2013. Consultado el 11 de mayo de 2018.

Parra, Mariano (monseñor). Arzobispo de Coro. Entrevista realizada el 10 de mayo de 2018.

Reaño, Nohé Gilson. Director del programa de Conservación y Restauración de Bienes Culturales Muebles de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM). Entrevista realizada el 14 de marzo de 2018.

Silva, Katiuska. La obra de Miguel Arroyo dejó huellas indelebles. En habitatplus.com.ve, https://goo.gl/rBWUT5. Consultado el 16 de mayo de 2018.

Contenido relacionado

Unesco asesorará a Venezuela para sacar a Coro y La Vela de la Lista del Patrimonio en Peligro

16 razones para amar a Coro

Postales de Coro que alegran el día. Fotogalería

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: