Lo más reciente

Catedral de Barinas, el declive de un monumento sagrado

Desde el siglo XVIII la Catedral de Barinas marcó la vida de la capital llanera. La última restauración general se le hizo en 1998, desde entonces el deterioro trepa por sus paredes bajo la mirada desdeñosa de las autoridades.

Marinela Araque Rivero / @araque_marinela. 10/4/2018.

Una joya colonial en riesgo

Construida aproximadamente en 1771, la catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza es una de las más antiguas edificaciones del estado Barinas. Pero esta joya arquitectónica, que marcó la vida espiritual de la capital llanera y la extensión de la ciudad, presenta hoy sus paredes y techos vulnerables por humedad mientras un oscuro manto de hongos ennegrece lenta pero persistentemente su monumental fachada colonial.

Catedral de Barinas. Monumento Histórico de Venezuela. Patrimonio cultural en peligro.

Vista de la fachada de la Catedral de Barinas. Foto Marinela Araque, marzo 2018

Por si fuera poco, la basura hace de maloliente antesala hacia el más sagrado templo del gentilicio barinés. Alcida Rangel, feligresa de la parroquia, quien descansaba en un banco de la plaza Bolívar, manifiesta: “la catedral tiene años abandonada por las autoridades. Usted sabe que hay un divorcio entre el Gobierno y la Iglesia, por eso casi todas las instituciones religiosas están sin recursos. Y, sin plata, no se le puede hacer mantenimiento a nada”.

Destaca asimismo doña Alcida “mire cómo está  la plaza ¿no la ve usted? A la plaza y a la catedral no le hacen un cariñito desde hace años, ni en Navidad, ni en Semana Santa, ni siquiera para el día de la patrona Nuestra Señor del Pilar. La fachada dice mucho y se le ven las paredes filtradas por el agua. Esto ya no lo arregla nadie. Este gobierno acabó con todo, y ahora nos quiere quitar hasta la fe. Lo que nos queda es encomendarnos a Dios, yo rezo a toda hora por el país. ”

Recorriendo el deterioro

El corazón de Ramón Ignacio Méndez. Patrimonio cultural de Barinas, Venezuela.

El sarcófago del corazón de Ramón Ignacio Méndez está en una pared infiltrada por las lluvias. Barinas,  Foto Marinela Araque, 2015.

Dejamos a la señora Rangel con sus plegarias y su fe para recorrer, en nombre de IAM Venezuela, la Catedral de Barinas. Allí nos recibió la aseadora del templo, que prefirió no identificarse, para acompañarnos por los recintos de la iglesia. Entonces observamos que por la techumbre de madera el agua de lluvia se filtra y se destila por los muros, reblandeciendo la estructura de la edificación y afectando el mobiliario y reliquias de la iglesia, como el sarcófago donde se guarda el corazón de Ramón Ignacio Méndez, arzobispo de Caracas y patriota barinés, situado en la nave derecha del inmueble.

Al acercarnos al presbiterio, donde está el retablo de la Virgen del Pilar que da fe de los valores artísticos, religiosos e históricos del lugar, resaltan en la parte posterior del altar viejas filtraciones de agua de lluvia, afectando tanto la madera del techo, como el mobiliario y las imágenes sacras de ese espacio. Al respecto, la trabajadora nos dice: “Lo que está en riesgo aquí son las imágenes que no pueden estar trasladándose de un lugar a otro. Cuando llueve este lugar se moja mucho y la madera del techo se está deteriorando; ya el padre Roa ha llamado la atención a las autoridades sobre el problema.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este inmueble fue declarado Monumento Histórico Nacional por la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación el 2 de febrero de 1960, y bien de interés cultural de la nación en el año 2005 por el Instituto de Patrimonio Cultural, pero de nada le ha valido a la Catedral de Barinas ostentar esta reputación patrimonial para que las autoridades competentes hagan lo que les demanda la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural (1993), como es la preservación de los monumentos nacionales y bienes culturales. Al contrario, aturde el escandaloso silencio oficial por la suerte del histórico inmueble, según señalan los responsables eclesiásticos de la catedral.

“Que las campanas vuelvan a repicar”

Catedral de Barinas. Monumento Histórico de Venezuela. Patrimonio cultural en peligro.

Moho en las paredes del campanario de la Catedral de Barinas. Foto Marinela Araque, 2017.

Víctor Manuel Roa, párroco de este templo, alertó en la homilía celebrada con motivo de los 90 años del Dr. José León Tapia, sobre el deterioro que presentaba la Catedral Nuestra Señora del Pilar: “La catedral está pasando por uno de los momentos más difíciles, no tenemos presupuesto y se nos está filtrando el techo, esto es un riesgo para toda la edificación. Ya hemos participado a las autoridades para que nos ayuden, pero no hemos recibido respuesta. No hay interés de parte del Gobierno”.

Siguió el sacerdote con su angustiada homilía: “parte del dinero que recogemos, que no es mucho, lo invertimos en alimentos para fortalecer la olla comunitaria, porque hay que ayudar a las familias barinesas que no tienen que comer en estos días. Pero tenemos que hacer algo también por la catedral, porque no la podemos dejar caer. Hemos planificado un día para la iglesia, un día de mantenimiento, de limpieza del templo”.

José León Tapia. Patrimonio inmaterial de Barinas, Venezuela.

El Dr. José León Tapia fue un firme defensor de la Catedral de Barinas. Foto dig. M. Araque.

El padre Roa, al referirse al ilustre homenajeado subrayó frente al púlpito que “el doctor Tapia, fue un defensor de este recinto sagrado y de lo que representa para los barineses. Debemos levantar nuestras voces para pedir por los recursos para rehabilitar nuestra catedral, y pedir al Creador porque llegue de nuevo la justica y la prosperidad a Barinas. Pidamos para que nuestra iglesia vuelva a brillar como años atrás. Pidamos porque nuestras campanas vuelvan a repicar y porque Venezuela pueda salir de esta crisis moral, económica y de fe.”

A propósito de este clamor, Olga García Restrepo, habitante del sector Catedral, lamenta que por los momentos “no haya interés de rescatar este templo histórico como en años anteriores, cuando se unieron voluntades para arreglar la catedral”.

Y recuerda: “Muchos celebramos el interés del gobernador Rafael Rosales Peña (1985 – 1992 / 1995 – 1998), pues durante sus gestiones hizo que a Barinas viniera la gente más preparada del país para que los trabajos se cumplieran con calidad”.

En esta iniciativa, en efecto, se levantó la información histórica de la Catedral de Barinas y se hicieron los trabajos con las recomendaciones dadas por los especialistas… “No como hizo el alcalde Abundio (Sánchez), una pinturita y más nada, sin tratar el moho de las paredes ni la que produce la humedad, por eso en apenas unos años se ennegreció la fachada de la catedral. Así se irá a quedar por varios años si esta gente (del Gobierno) no se va, que ha acabado todo y le tiene animadversión a las iglesias y a los sacerdotes.”

No siempre hubo desprecio oficial

El corazón de Ramón Ignacio Méndez. Patrimonio cultural de Barinas, Venezuela.

La actual catedral de Barinas, donde reposa el corazón de Ramón Ignacio Méndez, arzobispo y prócer. Barinas, Venezuela. Foto archivo del cronista de Barinas.

Este monumento nacional ha experimentado algunas intervenciones a lo largo de los años, con el apoyo de las autoridades. A los gobernantes se le sumaban los movimientos eclesiales y los comités protemplos que recabaron recursos mediante veladas artísticas y actividades culturales para destinarlos a las mejoras de la iglesia. La Catedral de Barinas ha contado además con donaciones realizadas por algunos barineses.

Quizás el primer gobernante que mostró interés por reconstruir un templo digno para Barinas fue Fernando Miyares, gobernador de la Provincia de Barinas en 1786. Posteriormente le siguieron el gobernador, Miguel María Pumar, quien en 1839 participó a la Diócesis de Mérida la creación de una junta a los fines de reponer la techumbre de la iglesia y reconstruir los muros que se habían venido abajo.

Al incendiarse el presbiterio y parte del mobiliario de la iglesia, en 1844, desde la misma capital del país vino ayuda: en aquel entonces el Congreso donó 5000 pesos para reedificar el templo que había sido calcinado por el fuego. Y el gesto noble de una barinesa, doña Dominga Ortiz de Páez, demuestra el compromiso de la feligresía de la época al donar la imagen de la Virgen del Pilar, que se había quemado en el incendio.

Décadas después, en 1891, el presidente de Venezuela, Raimundo Andueza Palacios, destina recursos para mejorar el aspecto del templo, que para la fecha estaba notoriamente deteriorado. Posteriormente, ya entrado el siglo XX, hubo iniciativas de las comunidades y suficiente voluntad política para mejorar la techumbre de la iglesia, que había recibido las embestidas de las torrenciales lluvias llaneras.

Se tienen registros, por ejemplo, de que Jordán Falcón, gobernador de Barinas entre 1936 y 1940, contribuyó para que la iglesia parroquial tuviera una torre y una cúpula. Décadas después, las mujeres dieron el ejemplo al recolectar fondos para el Proyecto de restauración del templo de la ciudad de Barinas.

Catedral de Barinas. Monumento Histórico de Venezuela. Patrimonio cultural en peligro.

Rehabilitación de la Catedral de Barinas en 1998. Foto Cronista de Barinas.

Y en épocas más recientes, durante el segundo mandato como gobernador de Rafael Rosales Peña (1995 – 1998) se dispuso Bs. 823 990 718,73 para ejecutar por primera vez la total restauración de la histórica iglesia, obras que culminaron en 1999. Tras más de una década sin mantenimiento estructural, el alcalde Abundio Sánchez inició en el año 2012 la restitución de la imagen cromática de la edificación. Una ya descascarada capa de pintura que, a todas luces, no ha logrado contener el moho y las filtraciones del recinto catedralicio.

Así como tampoco el desdén de quienes, por ley, tienen la obligación de preservar ese monumento histórico tan apreciado por el gentilicio barinés.

Fuentes consultadas

Araque Rivero, Marinela. Testimonio de fe para la historia. La Sociedad Hijas de María en Barinas (1930 – 1959). Fundación Cultural Bahareque. Barinas, 2012. p. 46 – 47.

Díaz Spinelli, Gustavo. Coordinador del Convenio ULA – IPC. Informe dirigido al monseñor Antonio López Castillo. Mérida 18 de junio 1996. pp. 1 – 2.

Instituto de Patrimonio Cultural. Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2006. Municipio Barinas, estado Barinas. Caracas. s/a.  pp. 39 – 41.

Rangel, Alcida. Feligresa de la Catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, Barinas 2 de marzo 2018.

Roa, Víctor Manuel. Párroco de la Catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. Homilía por los 90 años del Dr. José León Tapia, Barinas 18 de enero 2018.

Trabajadora de la Catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. Entrevista realizada en Barinas el 2 de marzo de 2018.

Contenido relacionado

El corazón de Ramón Ignacio Méndez, el mayor tesoro de la catedral de Barinas

Retablo de la catedral Nuestra Señora del Pilar, Barinas

Semana Santa en Barinas, un viacrucis de 5 kilómetros de fe, unión y esperanza

Talla de Nuestra Señora de Pilar reaviva la fe de Barinas cada 12 de octubre

Centro histórico de Barinas

Catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: