Lo más reciente

La mirada insomne de Ramón Contreras Frías, cronista gráfico de Barinas

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Ramón Contreras Frías en la década de los 50. Digitalización Marinela Araque.

Ramón Antonio Contreras Frías fotografió durante 60 años los hechos relevantes y la cotidianidad de su región natal y de otras ciudades de Venezuela, incluyendo Caracas. Hoy es reconocido como el cronista gráfico de Barinas por antonomasia y su obra elevada a patrimonio cultural.  

Marinela Araque Rivero / @araque_marinela. 23/2/2018.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Contraalmirante Wolfgang Larrazábal llegando al Palacio Legislativo de Caracas. Foto Ramón Contreras Frías, 1958.

Ramón Contreras Frías (Puerto de Nutrias 1910 – Barinas 2002) fue un observador insomne del devenir del país. Ahí nos deja ver, entre otros tantos hitos, la mañana en que el contraalmirante Wolfgang Larrazábal llega en 1958 al palacio legislativo de Caracas como presidente de la Junta de Gobierno que derrocó, el 23 de enero de aquel año germinal, a Marcos Pérez Jiménez. Pero también nos maravilla con las pompas de jabón de lo cotidiano, como esa foto en la que dos niños sin escuela observan atónitos, y en primer plano, a orgullosos escolares en su aplicada marcha por una calle polvorienta en aquella Caracas de agudos contrastes.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Niños sin escuela miran la disciplinada marcha escolar en la aún polvorienta Venezuela de mediados del siglo XX. Foto Ramón Contreras Frías. Digitalización Marinela Araque.

La obra fotográfica de Contreras Frías (1910 – 2002) es un cuento que cautiva porque con ella nos sienta a su lado para mostrarnos lo que él vivió con una sensibilidad que no pasaba nada por alto. Una narrativa que contagia su angustia por la devastación de las reservas forestales del estado Barinas donde nació, o que tranquiliza con la sonreída imagen de una señorita robándole frutas a un árbol.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Señorita recogiendo frutas de un árbol. Foto Ramón Contreras Frías, circa 1950.

Entre uno y otro momento, hay personajes protagónicos y secundarios, paisajes, postales urbanas, hechos relevantes y aficiones populares como el juego hípico del 5 y 6 que tanto marcó a la Venezuela del siglo XX. Una obra gráfica donde la tensión y el reposo van tejiendo, como en todo buen cuento, una lectura fascinante de aquel pasado que el llamado cronista gráfico de Barinas mantiene en el presente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fueron más de 60 años los que eternizó con su lente Contreras Frías, uno de los artistas más prolíficos de Barinas. Tiempo en el que registró las peculiaridades de los pueblos, los rostros de sus moradores, el llano en su inmensidad, las faenas del campesino, las calles, veredas y caminos. Sin embargo su legado, uno de los tesoros patrimoniales del país, es lamentablemente poco conocido por los venezolanos.

Un indígena autodidacta y cosmopolita

De origen indígena, de la etnia de los Caroní, Ramón Contreras Frías había nacido en Puerto de Nutrias, municipio Sosa del estado Barinas el  31 de agosto de 1910. Era hijo de Juan Contreras, comerciante, y de doña Emilia del Carmen Frías. Ramón Antonio era gemelo con su hermana Débora, quien murió al nacer. Sí pudo disfrutar la presencia de su otra hermana, Josefa Con­treras Frías, y del hermano de crianza Marcos Núñez Frías.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Casa del cronista gráfico Ramón Contreras Frías, en Barinas. Foto colección familia Contreras. Digitalización Marinela Araque.

Ya adolescente, se traslada con su familia a la ciudad de Barinas, residencián­dose en la avenida Pulido con Briceño Méndez, cerca de la desaparecida librería Las Novedades, en los alrededores de la plaza Bolívar y de la catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza.

Ramón Antonio fue un ser muy meticuloso. Además de formal, era reservado y crítico. Una persona tan absorta por la imagen que lo lleva a iniciarse muy joven como fotógrafo, pese a no tener formación académica en este arte. En cambio fue un autodidacta obsesivo: iba siempre con su cámara a cuestas registrando en blanco y negro la cotidianidad y el sobresalto.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Ramón Contreras Frías con sus compañeros de la escuela Soublette. Foto y años sin identificar. Digitalización Marinela Araque.

Estudió la primaria en la Es­cuela Graduada Soublette, bajo la dirección del profesor Herminio León Colmenares entre 1938 hasta 1941, donde  culminó el sexto grado. Sus com­pañeros de clase fueron Jesús Arnoldo Corde­ro, Pedro Ramón Aro, José María Palacio, Jesús Vásquez Márquez, Argenis Vivas, los hermanos Guillermo, Isilio y Humberto Febres Rodríguez, Armando Gil, Pedro Jiménez y el escritor José León Tapia, entre otros reconocidos barineses.

Sus inquietudes por la documentación gráfica y el periodismo cristalizaron en el periódico escolar Senderos, donde ejercía como redactor responsable desde su primer número, publicado el 3 de marzo de 1941, hasta la edición del 30 de julio de aquel año. En aquel impreso destacan dos artículos de su autoría: Al obrero y Cultivemos.

En 1942 estudió en el Colegio Dr. Rafael Me­dina Jiménez donde realizó los primeros exámenes, destacando en inglés, idioma que dominó con facilidad y que le facilitaría su apertura al mundo, pues este cronista llevaría su persecución de la imagen más allá de las fronteras de su país.

Su legado, la Venezuela de ayer

Sin duda, la obra fotográfica de Ramón Contreras Frías constituye un referente obligado para historiadores e investigadores de la fotografía venezolana del siglo XX. En su legado se destacan las fotografías relacionadas con las actividades de la ex­plotación petrolera a principios de la década de los 40, los juegos de beisbol, las vueltas ciclísticas, los desfiles militares, las procesiones religiosas y los personajes de la época.

Fueron de su interés los monumentos, las plazas, las esculturas y la naturaleza, así como las transformaciones urbanísticas de la ciudad y el modo de vivir de los caraqueños, ciudad en donde vivió su juventud, y de los barineses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este artista gráfico “captó con el lente de su cámara episodios de tala y explotación indiscriminada de las reservas forestales de este estado, así como la madeja de ríos que conforman la tierra barinesa; vale decir que para ese entonces era la única forma de comunicación con el resto del país. No hubo acontecimiento de relevancia para la colectividad barinesa donde el lente de Contreras Frías no dejara plasmada la gráfica para la memoria histórica”, comenta el cronista de la ciudad de Barinas, Alberto Pérez Larrarte.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Palacio del Marqués en la ciudad de Barinas. Foto. Ramón Contreras Frías, década de los 50. Digitalización Marinela Araque.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Equipo de beisbol Junín .Foto Ramón Contreras Frías, circa 1940. Digitalización Marinela Araque.

Este narrador añade: “Las fotografías de don Ramón Contreras Frías, cronista gráfico de la ciudad, lograron plasmar para la eternidad el pasado de la Barinas donde los equipos de beisbol hacían gala de su preponderancia en la cultura deportiva de la región. No había ninguno, de los de arriba, ni de los de abajo que no practicaran este deporte.”

Pero no solo Barinas y Caracas fueron los  objetivos del lente de Contreras Frías. También las ciudades Mérida, Maracay, Barquisimeto y el oriente del país fueron captadas con todos sus atributos. Estas imágenes conforman un documento fidedigno de la Venezuela del ayer porque entretejen una historia compartida donde emergen personajes, acontecimientos y rutinas captadas mediante enfoques nítidos, la escala precisa y la desnuda sensibilidad del autor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ramón Contreras Frías viajó a lo largo de Europa en los años setenta y se dedicó a recopilar postales de los lugares visitados, logrando reunir una peculiar colección de tarjetas del mundo. Y, por no dejar, hacía el registro fotográfico de sus visitas. Esta colección, al igual que las fotografías que hiciera en Venezuela, es considerada hoy patrimonio cultural del es­tado Barinas. Las mismas se resguardan en el Museo Alberto Arvelo Torrealba y en la oficina del cronista del municipio Barinas. El prolífico artista gráfico barinés murió el 25 de diciembre de 2002, a la edad de 92 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya había dedicado dos tercios de su vida a eternizar su visión del mundo a través de fotos cargadas de significado. Como aquella de Larrazábal en el alba de la democracia venezolana, o la de los niños sin escuela ante al ufano escolar que marchaba en la polvorienta acera de enfrente.

Hoja de vida

Ramón Antonio Contreras Frías estudió Secretariado Comercial en Castellano en la Underwood Gregg Commercial College en la ciudad de Caracas, y se formó en el área de Archivo y Auxiliar de Contabilidad en la ciudad de Barinas.

Se desempeñó como oficinista, mayordomo, cajero y Jefe de Campo en la Socony Vacuum Oil Company of Venezuela, División de Occidente, en la ciudad de Barinas desde el 8 de enero de 1942 hasta el 24 de abril de 1946, siendo reemplazado el 19 de diciembre de 1946 hasta el 31 de julio de 1947.

Luego labora en la empresa S. A. Constructora SACO como cajero y jefe de personal en el año 1951. Estuvo al servicio de la compañía en la sección de AMUAY hasta la terminación de la obra el 23 de febrero de 1952, para ingresar el 15 de octubre de 1953, a la Movil Oil de Venezuela en las ciudades de Caracas y Maturín, oficio que alternaba en la oficina de la ciudad de Barinas. En 1959 es retirado de la empresa por reducción de personal.

Al quedarse sin trabajo regresa a la ciudad de Barinas en 1960. Allí trabajó en el Aserradero Rocco de Crispín Gruyón como ayudante de contabilidad, labor que culmina en 1962.

En 1965 se incorpora como kardista de la oficina de Vivienda Rural de Malariología adscrita al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, hasta el día de su jubilación.

Todos estos trabajos y oficios los acompañó transversalmente con la fotografía, su verdadera pasión y el motivo de esta nota patrimonial. Con su obra invita a ver el cuento de su presente. Este pasado nuestro que él, armado con su cámara y sensibilidad, captara con tanta persistencia, gracia y precisión.

Ramón Contreras Frías, legendario cronista gráfico de Barinas. Patrimonio cultural de Venezuela.

Cámara de Ramón Contreras Frías. Foto Marinela Araque, 2012.

Fuentes consultadas

Araque  Rivero, Marinela. La colección iconográfica de Ramón Antonio Contreras Frías. Investigación en curso. Barinas 2012 – 2013.

Araque  Rivero, Marinela. Ramón Antonio Contreras Frías. Una vida dedicada a la fotografía. Rostros de mi tierra. En Haciendo Memoria Nº 5. Septiembre – octubre 2012. p.p. 39 – 52.

Pérez Larrarte, Alberto. Barinas en la fotografía. En Extracámara. (Revista de Fotografía. Nº 30). Caracas, Centro Nacional de Fotografía, pp.14 – 19.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: