Reubican (sin el aval del IPC) medallón de Humboldt para evitar su robo

Tras las amenazas de hurto por las bandas roba bronce que acechan la ciudad de Mérida, la Fundación para el Desarrollo Cultural de Mérida (Fundecem) y la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur) procedieron a reubicar el medallón de Humboldt y resguardarlo temporalmente.

Samuel Leonardo Hurtado Camargo. 1/1/2018.

Reubican medallón de Humbold por amenaza de robo, Mérida. Patrimonio cultural venezolano en riesgo.

El monumento a Bolívar y Humboldt antes de ser removido el medallón del viajero alemán, Mérida. Foto archivo UPC-Fundecem, agosto 3 de 2017.

El monumento de estilo neoclásico inaugurado el 20 de diciembre de 1930 en homenaje a la amistad que existió entre el Libertador Simón Bolívar (1783 – 1830) y Alejandro de Humboldt (1769 – 1859), se encuentra hoy incompleto. El medallón ubicado en el costado izquierdo del frontón triangular que representa en altorrelieve la efigie del viajero alemán ya no acompaña al Padre de la Patria y, en su lugar, se aprecia una especie de “cráter” dejado tras su sustracción. Paradójicamente, la obra no fue víctima del vandalismo, sino que fue “resguardada” con fines preventivos por la Unidad de Patrimonio Cultural de Fundecem y Cormetur.

Reubican medallón de Humbold p

Frontal del monumento a Bolívar y Humboldt, en el que se aprecia la sustracción del medallón del viajero alemán, Mérida. Foto Samuel Hurtado Camargo, 27 de agosto de 2017.

Los vecinos alertaron sobre un posible robo

Según informó Carolina Carrillo, entonces jefa de la Unidad de Patrimonio Cultural de Fundecem, el dos de agosto del año en curso los vecinos de los sectores adyacentes a la avenida 2 Lora y 23 Vargas, se acercaron a su oficina con la finalidad de alertar sobre el eminente peligro en que se encontraba uno de los medallones de bronce. Ya en días anteriores habían constatado la presencia de “unos sujetos en el lugar, quienes en horas de la noche comenzarían, con martillo y esmeril en mano, a intentar sustraer la obra”, pero no lo habían logrado debido al “reforzamiento” que tenía el monumento.

Preocupados por la situación, y para evitar un nuevo agravio al patrimonio estatuario merideño, los vecinos también notificaron sobre lo que estaba sucediendo al Concejo Municipal de Libertador, a través del Secretario de Cámara, Héctor Azuaje, a fin de que se tomaran las medidas pertinentes sobre el caso. Pero al no encontrar una solución a lo que denunciaban, recurrieron entonces a la Unidad de Patrimonio Cultural. Allí la encargada del área, consciente de la situación y de las recurrentes amenazas de robo a las que se enfrentan las estatuas de la ciudad, determinó, previa conversación con los denunciantes, “quitar el medallón que estaba en peligro y reubicarlo provisionalmente en un sitio seguro, protegido de los ladrones, mientras se tomaban otras acciones a favor de la protección del patrimonio”.

La sustracción con fines “preventivos”

El 3 de agosto de 2017 los trabajadores de la Unidad de Patrimonio Cultural, Cormetur, y vecinos de la zona, bajo la supervisión de Carolina Carrillo, iniciaron el proceso de desmontaje del medallón de Humboldt. Este, según pudieron apreciar ocularmente, era el que había sufrido los agravios en días anteriores. Al respecto, Carrillo recalcó que la labor “no fue fácil y conllevó más de ocho horas, ya que las piezas estaban sumamente reforzadas por un sistema de vigas internas que no se aprecian a simple vista. Por ello fue necesario hacer un trabajo minucioso para evitar ocasionar mayores daños al pórtico de mampostería”. Efectivamente, al momento de instalar los nuevos medallones de Bolívar y Humboldt en agosto de 1992, su escultor procuró reforzar la “instalación” a fin de evitar el robo, como había ocurrido con las obras originales en febrero y marzo de 1988.

Fotogalería del proceso de sustracción del medallón de Humboldt.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la actividad, la jefa de la Unidad de Patrimonio Cultural enfatizó que por el lugar pasó una patrulla de los efectivos de seguridad ciudadana, “pero en ningún momento se acercaron al sitio para ver” lo que estaban haciendo: “Nosotros no teníamos identificación, ¿Quién les dice a ellos que lo que estábamos haciendo era lo correcto? Es decir, si la misma policía no es capaz de garantizar la protección de estos espacios ¿qué podemos esperar entonces? Es muy probable que hasta en el día se roben las estatuas en nuestras narices, y no nos demos cuenta”

Informalidad y silencio 

Una vez removida la escultura de bronce, los trabajadores de Cormetur la trasladaron a la sede ubicada en la avenida Urdaneta. Allí se encuentra actualmente a la espera de una pronta restitución a su lugar original. Dos elementos han caracterizado esta acción “preventiva”. El primero, es el incumplimiento con las normativas vigentes sobre el patrimonio cultural venezolano. Por estar declarado el monumento a Bolívar y Humboldt como Bien de Interés Cultural de la Nación (2007), toda intervención o traslado que pudieran afectar los componentes estructurales o la integridad general del bien, debía contar con la autorización previa del Instituto de Patrimonio Cultural Venezolano. Y, hasta los momentos, ese procedimiento no se hizo. Tampoco se levantó un acta en que se constaten las condiciones en que se encontraba la obra y el tiempo en que estará bajo custodia de Cormetur.

El segundo hecho lo constituye el silencio informativo sobre lo sucedido. En ningún momento se notificó a través de los medios de comunicación, ni por redes sociales, el desmontaje del medallón de Humboldt y su resguardo preventivo. Salvo el conocimiento de los vecinos, prevalece en el imaginario de los transeúntes la idea de que la escultura fue robada. De esta forma, lo que fue hecho con fines preventivos termina por crear una concepción diferente en la ciudadanía.

Fuentes consultadas

Conversaciones con Sergio Díaz Santamaría, vecino. Mérida, agosto de 2017.

Entrevista a Carolina Carrillo, jefa de la Unidad de Patrimonio Cultural de Fundecem. Mérida, 4 de noviembre de 2017.

Esteva-Grillet, Roldán. Patrimonio merideño en declive, en Papel Literario de El Nacional, p. 4. Caracas, 3 de marzo de 2012.

Gutiérrez, Félix. Medallones de Bolívar y Humboldt son de escultor merideño, en Frontera, p. 2c, Mérida, 12 de agosto de 1992, p. 2c.

Hurtado Camargo, Samuel Leonardo. La estatuaria pública conmemorativa de la ciudad de Mérida (1842 – 2006): análisis histórico. Universidad de Los Andes, Escuela de Historia (Memoria de Grado), junio 2007, 500 pp.

Hurtado Camargo, Samuel. Carlos Colmenares y el arte de esculpir. Biblioteca Nacional-Biblioteca Febres Cordero / Talleres Gráfico Universitarios, Mérida, 2008, 53 pp.

Instituto del Patrimonio Cultural. Municipio Libertador, estado Mérida, Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Los Andes: ME-12, La Galaxia, Caracas, 2007; 265 pp.

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA

A %d blogueros les gusta esto: