Lo más reciente

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves (Mérida), una imagen mariana en la cima de Venezuela

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Monumento a la Virgen de las Nieves en la actualidad. Estado Mérida, Venezuela. Foto Mintur, 2016.

Nombre: Monumento a Nuestra Señora de las Nieves

Año: 1965.

Autor: Walter Ribani.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible / Mueble. Monumento en espacio público.

Administrador custodio o responsable: Instituto Nacional de Parques (Inparques), Sistema Teleférico de Mérida Mukumbarí.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

El monumento a Nuestra Señora de las Nieves domina el paisaje de la Sierra Nevada de Mérida con sus 3,5 m de alto y 5 toneladas de mármol de Carrara. Es la imagen mariana situada a mayor altitud en Venezuela, y fue un sueño de don Tulio Febres Cordero que sus paisanos hicieron realidad en 1965.

Historia

El sueño del patriarca de las letras merideñas

Cuenta Carlos Chalbaud Zerpa (1929 – 2015) en su libro La Sierra Nevada de Mérida (1994) que don Tulio Febres Cordero (1860 – 1938) anhelaba con ver en un lugar de la Sierra Nevada la imagen de Nuestra Señora de las Nieves. Tales deseos se los manifestó hacia el año de 1936 al presbítero José Humberto Quintero (1902 – 1984), quien posteriormente se lo hizo saber al joven Chalbaud Zerpa, para entonces estudiante de medicina y asiduo explorador de las montañas merideñas. Este, animado con la idea, se comprometió públicamente en nombre del Club Andino Venezolano a convertir en realidad el sueño del autor de Las cinco águilas blancas. Así lo hizo saber a sus coterráneos durante el acto de salutación a la reliquia de la Virgen de Coromoto en la iglesia de Belén en octubre de 1953.

De inmediato, conformó conjuntamente con Francisco Anzil y Carlos Lacruz, también del Club Andino Venezolano, “un triunvirato” a fin de recoger los fondos suficientes para concretar el proyecto. En un principio se había contemplado un monumento de reducidas dimensiones que pudiera ser trasladado en los hombros de “valientes” andinistas, ya que para ese momento no se había construido el teleférico, obra inaugurada posteriormente. Luego de varios años de asidua labor, a inicios de la década del sesenta, Chalbaud Zerpa y Anzil viajaron a Italia y contrataron los servicios del reconocido escultor Walter Ribani para que transformara los bloques de mármol de Carrara seleccionados por ellos, en una monumental imagen de Nuestra Señora de las Nieves, concebida esta vez en una pieza de más de tres metros de altura.

Del puerto de Génova a Maracaibo

El 20 de marzo de 1964, el periódico El Vigilante informaba a los merideños sobre la proximidad de la llegada al puerto de Maracaibo de la imagen de la Virgen de las Nieves, la cual había sido trasladada desde Carrara en un vagón del ferrocarril y de allí en el vapor Eryce hasta aguas caribeñas. En la noticia dada con sumo beneplácito se decía que la obra fruto del “esfuerzo continuado” y “generosa realización de lo idealizado, de lo soñado” habría de llamar profundamente la atención por los rasgos que la definían como una obra de arte como por sus “enormes” dimensiones.

La obra, según el impreso merideño, ya estaba en puerto marabino para el 11 de abril de 1964. Sin embargo tardó en llegar a tierras andinas, ya que como testimonia Chalbaud Zerpa, “fue hecha presa” de las “inconmovibles autoridades aduanales, pues ni el gobierno merideño ni la Dirección Nacional de Turismo, posiblemente dedicadas entonces a proyectos mesiánicos de otra índole, habían tenido tiempo disponible para efectuar los trámites de la exoneración de los derechos arancelarios que pautaba la ley”. Por lo que correspondió a los miembros del Club Andino Venezolano, doctores Rodolfo Santiago y Hugo José Parra, efectuar en la capital de la República las diligencias necesarias ante el Ministerio de Hacienda, pues a la “intrusa Señora” se la había impuesto una multa superior al costo de su realización.

La situación no fue resuelta como se esperaba, por lo que los miembros del Club Andino Venezolano formalizaron su reclamo ante el doctor Rafael Caldera, para entonces presidente de la República, quien se encontraba de visita en Mérida. Enterado de lo sucedido, “herido en sus sentimientos de venezolano integral, ante la queja de la ineficiencia y desinterés de los organismos públicos”, puso finalmente, el 22 de mayo, en una “neblinosa mañana” la estatua de mármol en la ciudad serrana.

Un peregrinar que no termina

Desde el domingo 24 de mayo de 1964, la estatua de la Virgen de las Nieves fue exhibida en la antigua capilla de El Sagrario, contigua a la catedral, para que fuera contemplada por el pueblo merideño hasta que fuera llevada a la cima del Pico Espejo, hecho que se concretaría un año después.

Las cosas no estuvieron fáciles para los miembros del Club Andino Venezolano. Los autores del proyecto tenían previsto hacer entrega formal del monumento al Concejo Municipal de Libertador, para que dicha institución se encargara de efectuar todo lo concerniente a su erección en la Sierra Nevada. Sin embargo, los representantes de la cámara edilicia rechazaron “sutilmente” el valioso obsequio “para evitar los gastos de su traslado y colocación”. Entonces argumentaron que toda obra emprendida por la municipalidad era completada “sin solicitar la ayuda económica de otros organismos” y porque creían además “oportuno dar al Club Andino Venezolano suficiente libertad para llevar a efecto el magnífico proyecto de colocar la imagen de Nuestra Señora de las Nieves en la Sierra Nevada de Mérida”.

Ante la actitud del cabildo merideño, el Club Andino Venezolano no escatimó esfuerzos para cumplir con la meta planteada. Además del apoyo del diario El Vigilante, recibió la destacada colaboración del recién nombrado gobernador el estado Mérida, doctor Edilberto Moreno Peña, y del gerente del Teleférico de Mérida, Virgilio Angulo Mata. Ambos, no conformes con levantar la escultura en la Sierra Nevada, promovieron una serie de festividades con la que se instauró la primera Semana de Mérida.

Tan cerca del cielo

Para su traslado desde Carrara (Italia) hasta la ciudad de Mérida, hubo que fragmentar la estatua de mármol en tres partes que en su conjunto pesaba más de cinco toneladas. De manera que su movilización hasta el Pico Espejo tuvo que realizarse con sumo cuidado, mediante la participación activa de los trabajadores del teleférico. Esto conllevó además el acondicionamiento del espacio y la construcción del pedestal, realizados en plena nevada bajo la dirección de Raymond Ruffieux.

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Así fue trasladada la Virgen de las Nieves al Pico Espejo. Mérida, Venezuela. Foto La Sierra Nevada de Mérida, p. 413. Digitalización Samuel Hurtado Camargo.

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Cara posterior del monumento a la Virgen de las Nieves, al fondo construcción de la nueva estación Pico Espejo, 2015. Mérida, Venezuela. Foto telefericodemerida.travel.

Para la inauguración del monumento, se conformó el 17 de agosto de 1965 un Comité Pro Bendición de la Virgen de las Nieves integrado por los miembros del Club Andino Venezolano, Francisco Anzil, Carlos Lacruz y Carlos Chalbaud Zerpa, y el gerente del Teleférico de Mérida, Virgilio Angulo Mata, quienes se encargaron de programar el conjunto de festividades a realizar para la desvelación de la obra, prevista para el 12 de septiembre de ese año. Al evento se le llamó “fiesta del santo nombre de María” y formó parte de una serie de actividades ejecutadas en el marco de la Semana de Mérida, celebrada entre el 10 hasta el 21 de septiembre de 1965.

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves, Mérida. Foto diario El Vigilante, 15/8/1965, p. 1. Dig. Samuel Hurtado.

De acuerdo a las reseñas hechas en el diario El Vigilante, el acto de inauguración de Nuestra Señora de las Nieves, efectuado el 12 de septiembre de 1965, inició en horas de la mañana con una misa de campaña celebrada en la estación Barinitas por el presbítero Alfonzo Rojas, párroco de El Sagrario y delegado del Arzobispo Metropolitano. Seguidamente, se procedió por parte de las autoridades presentes y público invitado a la ascensión al Pico Espejo, cuyo espacio estaba custodiado por un grupo de nevaderos vestidos con trajes típicos de la región. Tras los acordes triunfales del Himno Nacional prosiguió el ministro de Fomento, doctor Luis Hernández Solís, a las desvelación de la escultura que estaba cubierta con el pabellón nacional. Y su solemne bendición litúrgica estuvo a cargo del presbítero Eccio Rojo Paredes, “acto por el cual la estatua pasaba a ser término de culto de los fieles católicos”.

Posteriormente Quyra Zerpa, elegida Reina de las Nieves durante la Semana de Mérida, vestida con un blanco traje de armiño y capa roja, fue coronada por el gobernador de la entidad, pronunciando luego un emotivo discurso. El acto continuó en la estación de Pico Espejo, donde el Orfeón Universitario interpretó el Himno Nacional. También el gerente general de la Corporación Nacional de Hoteles y Turismo (Conahotu), ofreció sus palabras. Mientras que el presidente del Club Andino Venezolano y promotor del proyecto, Carlos Chalbaud Zerpa, se destacó con un “memorable” discurso de orden. El acto concluyó con las palabras de clausura del presbítero Eccio Rojo.

Por último, en horas de la tarde y a través de las radios locales, el arzobispo Acacio Chacón Guerra dio a conocer el telegrama de bendición especial del monumento realizado por el Papa Paulo VI. De esta forma, se convertía en realidad el anhelado deseo de don Tulio Febres Cordero, y la Virgen de las Nieves será desde entonces el monumento mariano ubicado a mayor altitud en Venezuela.

Descripción

Ubicado a una altitud de 4765 m s. n. m., en una plazoleta adyacente a la estación Pico Espejo del Sistema Teleférico de Mérida Mukumbarí, el monumento a Nuestra Señora de las Nieves es una obra escultórica realizada en mármol de Carrara de tres y medio metros de altura y cinco toneladas de peso. Mirando hacia la ciudad de Mérida, luce una amplia túnica en cuyo pecho exhibe un prendedor con el escudo de Venezuela; aparece con los brazos extendidos y está “dulcemente posada en una hermosa alfombra de frailejones”. En la cara frontal de la base se lee la inscripción “AVE MARÍA”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La estatua se levanta sobre el pedestal de concreto armado cubierto con rocas de dos metros y medio de altura, de forma cuadrangular rematado en la parte superior por una pirámide truncada. En la cara frontal se encuentra adosada una placa de bronce en el que está grabado: “N. S. DE LAS NIEVES / PATRONA DE LOS ALPINISTAS / CLUB ANDINO VENEZOLANO / MÉRIDA / 4.765 MTS. / PICO ESPEJO / ESCULTOR: / WALTER RIBANI / CARRARA / XII-II-MCMLXV”. En el lateral izquierdo se aprecia una placa alusiva al Viacrucis de Mérida: VII Cruzada por la Paz, colocada el 13 de abril de 1992.

Valores patrimoniales

El monumento a la patrona de los andinistas y montañistas fue declarado en 2007 bien de interés cultural de la nación, ya que se le considera la imagen de la Virgen de las Nieves más famosa en el mundo por sus dimensiones, “la calidad del material con que fue esculpida (mármol de Carrara) y la altitud en que está colocada, (…) entronizada a casi 4800 metros sobre el nivel del mar, en medio de un contorno alpestre espectacular, único en el mundo”. La obra, según Carlos Chalbaud Zerpa, es un “monumento perenne de fe”, en cuya presencia se materializa el esfuerzo y tesón de los andinistas merideños. Estos, movidos por un ideal, ofrendaron a Mérida un invalorable obsequio, reflejo de la devoción mariana del pueblo merideño. A su vez, el monumento es un icono turístico de la ciudad de Mérida, emblema de la quinta y última estación del Sistema Teleférico de Mérida Mukumbarí, ampliamente visitado por coterráneos y turistas.

Monumento a Nuestra Señora de las Nieves. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Monumento a la Virgen de las Nieves, emblema del Pico Espejo de la Sierra Nevada de Mérida, Venezuela. Foto Otto Schlaefli, 13 de mayo de 2014.

Situación actual

La escultura pedestre de la Virgen de las Nieves presenta buen estado de conservación. Sin embargo, requiere de mantenimiento permanente para evitar daños ocasionados por los factores físico-ambientales.

Ubicación

Plazoleta de Nuestra Señora de las Nieves, Estación Pico Espejo del Sistema Teleférico de Mérida “Mukumbarí”, Parque Nacional Sierra Nevada. Municipio Libertador, estado Mérida, Venezuela.

Fuentes consultadas

Acto sin precedentes constituyó bendición de Nuestra Señora de las Nieves, en El Vigilante, p. 1 y 7. Mérida, 15 de septiembre de 1965.

Características de la estatua de Nuestra Señora de las Nieves, en El Vigilante, p. 2. Mérida, 15 de julio de 1965.

Comité pro bendición de la Virgen de las Nieves, en El Vigilante, p. 1. Mérida, 21 de agosto de 1965.

Discurso en pico Espejo Dr. Carlos Esteban Chalbaud a nombre del Club Andino Venezolano hacemos entrega formal al pueblo de Mérida de esta monumental estatua de mármol de Nuestra Señora de Las Nieves, en El Vigilante, p. 4. Mérida, 16 de septiembre de 1965.

Chalbaud Zerpa, Carlos. La Sierra Nevada de Mérida. Ediciones del Rectorado de la Universidad de Los Andes, Mérida, 1994, 509 pp.

Está en exhibición la hermosa imagen de Nuestra Señora de las Nieves en el Sagrario, en El Vigilante, p.1 y 7, Mérida, 24 de mayo de 1965.

El presidente del Concejo aclara sobre obsequio de la imagen de Nuestra Señora de las Nieves, en El Vigilante, p. 8. Mérida, 17 de abril de 1964.

Hermosa efigie de Nuestra Señora de Las Nieves, realizada en Italia, en El Vigilante, p. 1 y 8. Mérida, 22 de marzo de 1964.

Instituto del Patrimonio Cultural. Municipio Libertador, estado Mérida, Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Los Andes: ME-12, La Galaxia, Caracas, 2007; 265 pp.

La cámara edilicia rechaza el obsequio de la imagen de Nuestra Señora de Las Nieves, en El Vigilante, p. 1 y 8. Mérida, 15 de abril de 1964.

La estatua de la Virgen de las Nieves, en El Vigilante, p. 2 y 8. Mérida, 15 de abril de 1964.

La Virgen de Las Nieves, en El Vigilante, p. 1. Mérida, 19 de mayo de 1964.

Mensaje pontificio ante la bendición de la Virgen de las Nieves, en El Vigilante, p.1. Mérida, 15 de septiembre de 1965.

Nómina de las personas que generosamente han contribuido para la colocación de la imagen de Nuestra Señora de Las Nieves en la cumbre del pico Espejo, en El Vigilante, p. 2. Mérida, 21 de agosto de 1964.

Nómina de las personas que generosamente han contribuido para la colocación de la imagen de Nuestra Señora de Las Nieves en la cumbre del pico Espejo, en El Vigilante, p. 2. Mérida, 25 de agosto de 1964.

Programa general de los actos que se efectuarán en la Semana de Mérida, del 10 al 21 de septiembre de 1965, en El Vigilante, p. 2. Mérida, 10 de septiembre de 1965.

Que representa la estatua de la Virgen de las Nieves, en El Vigilante, p. 5 y 7. Mérida, 18 de abril de 1964.

¿Qué va a pasar con la imagen de Nuestra Señora de las Nieves? En El Vigilante, p. 1 y 7. Mérida, 16 de abril de 1964.

Torre Chalbaud, Fernando. Virgen de las Nieves, ruega por nosotros. En eluniversal.com, 14 de septiembre de 2014. https://goo.gl/MoRwZF. Consultado el 27 de diciembre de 2017.

Virgen de las Nieves en Pico Espejo. En telefericodemerida.travel, https://goo.gl/k8N4nq. Consultado el 27 de diciembre de 2017.

Ya se encuentra en el Pico Espejo la Virgen de las Nieves. En El Vigilante, p. 5. Mérida, 15 de julio de 1965

Investigación: Samuel Leonardo Hurtado Camargo.

Anuncios

Deja un comentario

IAM Venezuela

A %d blogueros les gusta esto: