Cantos de trabajo del llano colombo venezolano en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Los “cantos de trabajo del llano colombo venezolano” es la sexta manifestación cultural venezolana reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Simón Díaz, autor de algunas de las más bellas tonadas del país, debe de andar bailando con San Pedro.

Nilda Silva. 6/12/2017.

“… Con tu brisa de mastranto / tus espejos de laguna / centinela de palmeras / que se asoman con la luna…”. Piezas de estremecedora belleza como esta tonada de Simón Díaz, junto con los otros muchos cantos inspirados en el paisaje y trabajo llaneros son, desde la noche de ayer 5 de diciembre, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La UNESCO elevó a categoría de patrimonio mundial los cantos de trabajo del llano colombo venezolano. La inclusión se materializó durante la decimosegunda sesión del Comité para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que tuvo lugar en la ciudad de Jeju, República de Corea. En la misma los cantores llaneros Vidal Colmenares y Ángel Remigio fueron embajadores de excepción de la referida manifestación cultural venezolana.

cantos de trabajo de llano colombo venezolanos en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Vidal Colmenares y Ángel Remigio, cantores del llano, despliegan el tricolor en el Comité Intergubernamental de la UNESCO. Foto Ernesto Villegas_Twitter, 5 de diciembre de 2017.

El reconocimiento de la UNESCO se basa en “el valor de los cantos de los llanos, ya que cumplen un rol fundamental para la conservación de su tradición oral así como de sus prácticas culturales. Las canciones que componen los llaneros expresan sentimientos hacia sus paisajes, la naturaleza, los animales y la vida”.

Para preservar una tradición que se remonta al siglo XVI, el organismo cultural de la ONU insta, con esta decisión, a tomar “medidas de salvaguardia urgente” para garantizar la trascendencia de estas expresiones musicales nacidas en las vastas sabanas, de unos 50 000 kilómetros, que comparten Venezuela y Colombia.

Bettsimar Díaz, hija del entrañable Tío Simón (1928 – 2014), explica a la agencia AFP que en el canto de ordeño “los versos tienen un tono apegado a lo emocional que le sirven al ordeñador para desahogar sus penas y conseguir el apoyo de la vaca que se relaja. En el arreo, en cambio, el canto se llena de llamadas de atención a los animales para que no se pierdan y puedan seguir en grupo”.

Mientras que María Ismenia Toledo, antropóloga colombiana experta en patrimonio cultural intangible comenta a la misma agencia que estos cantos “constituyen testimonio del devenir histórico de las comunidades y territorios en los que se inserta, resistiendo la pérdida de conocimientos y memorias colectivas que implicarían el desarrollismo o la mecanización”.

Expresión musical en peligro

Según la UNESCO, el problema de la extinción de los cantos y estas prácticas culturales se basa en “una transformación económica, social y demográfica, la cual está afectando profundamente la cultura y las tradiciones de los cantos de vaquería”.

Precisamente, una de las principales amenazas que enfrentan los cantos de trabajo del llano venezolano es el abandono del campo. Tal era el lamento del Tío Simón en Sabana, la tonada con la que abrimos esta nota y en la que dio su voz al apesadumbrado hombre llanero cuando se ve obligado a abandonar aquella vastedad de caños, lagunas y morichales: “… Se me aprieta el corazón / no ver más tu amanecer / ni al cimarrón, ni la mata / ni la garza que levanta…”.

Esto se ha acentuado durante los últimos años en Venezuela por la falta de condiciones para el cultivo de la ganadería. Como se conoce, una sucesión de expropiaciones de miles de hectáreas ha dejado innumerables haciendas devastadas, invadidas o en su mínima expresión productiva.

Sexta expresión intangible venezolana con rango planetario

El Ministro para la Cultura, Ernesto Villegas, saludó de inmediato la dignificante inclusión y consecuente advertencia de salvaguarda. En un tuit publicado a las 10:10 p. m. del mismo martes comentó: “Con la de hoy -cantos de trabajo del llano- es la sexta manifestación cultural venezolana reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. ¡Viva Venezuela!”.

Las otras cinco manifestaciones que han recibido tal reconocimiento son los Diablos Danzantes de Corpus Christi, la Parranda de San Pedro, la Tradición Oral del Pueblo Mapoyo, el Tejido de la Curagua y los Carnavales del Callao.

La referida designación de los cantos de trabajo del llano colombo venezolano como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad pone en el radar mundial una expresión musical arrinconada por históricas adversidades sociales, económicas y políticas de ambas naciones hermanas. Pero afectada sobre todo en Venezuela, país actualmente sumido en una crisis de proporciones bíblicas.

Desde el portal del Minci (www.minci.gob.ve) el ministro Villegas añadía “se trata de un reconocimiento más a la diversidad de la cultura venezolana… motivo de orgullo y también de renovados esfuerzos de parte Estado venezolano y la sociedad toda, por la preservación de esta manifestación cultural que ahora la Unesco ingresa a esta lista y obliga a la salvaguardia”.

Para evitar el declive de esta centenaria expresión musical la Unesco propone a los llaneros y a las autoridades de Venezuela y Colombia propiciar “encuentros entre maestros y jóvenes” para garantizar la transmisión generacional de los cantos del llano.

La preservación pasa en Venezuela, en primerísimo lugar, sin embargo, por recuperar la actividad productiva que da pie al celebrado canto del llano, a las anónimas canciones de ordeño, a las conocidas tonadas con las que Simón Díaz había inmortalizado, desde hace tiempo ya, esos cantos, las faenas, los paisajes de interminables llanuras y las profundas querencias del hombre llanero.

Sin ganado, sin ganadería, sin tierras tampoco habrá cantos del llano.

Simón Díaz – Sabana. Azrael010. Vídeo publicado en Youtube el 30 de septiembre de 2011.

Fuentes consultadas

Azrael010. Simón Díaz – Sabana. En Youtube, 30 septiembre de 2011. https://goo.gl/JeB2e2. Consultado el 6 de diciembre de 2017.

Marcos, A. Los cantos de los Llanos de Colombia y Venezuela, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En Elpais.es, 6 de diciembre de 2017. https://goo.gl/qoZu7D. Consultado el 7 de diciembre de 2017.

SEGÚN LA UNESCO Los ‘Cantos de trabajo de llano colombo venezolanos’ son ahora patrimonio de la humanidad. En elespectador.com, https://goo.gl/8nni5b. Consultado el 6 de diciembre de 2017.

UNESCO. ¡Alegría!: Cantos de trabajo de Los Llanos de #Colombia y #Venezuela, inscritos en Lista de salvaguardia urgente del #patrimonioinmaterial #12COM. En Twitter.com/Unesco_es, 5 de diciembre de 2017. https://goo.gl/R1V9Ta. Consultado el 7 de diciembre de 2017.

Unesco declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad los cantos de trabajo del llano. En minci.gob.ve, 5 de diciembre de 2017. https://goo.gl/4iLzgP. Consultado el 6 de diciembre de 2017.

Villegas, Ernesto. Ministro para la Cultura. “#AHORA • Cantores del llano venezolano -Vidal Colmenares y Ángel Remigio- despliegan nuestra Bandera Nacional en sesión del Comité Intergubernamental de la UNESCO tras declaratoria de los cantos de trabajo del llano como Patrimonio de la Humanidad”. En Twitter @VillegasPoljak, https://goo.gl/Wutkny. Consultado el 6 de diciembre de 2017.

Zuluaga, Samuel. Tradiciones de Bolivia, Cuba, Colombia y Venezuela son reconocidas por la UNESCO. En dw.com, 6 de diciembre de 2017. https://goo.gl/2fN6fx. Consultado el 7 de diciembre de 2017.

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA

A %d blogueros les gusta esto: