Parque Los Escritores Merideños, icono cultural de Mérida

Parque Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de Mérida, Venezuela.

Vista del parque Los Escritores Merideños (antes del robo de sus 19 esculturas. Solo una fue recuperada por los vigilantes del Colegio La Salle). Foto Samuel Hurtado Camargo, junio 21 de 2017.

Nombre: parque Los Escritores Merideños.

Año: 1963.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Libertador y Corporación Merideña de Turismo (Cormetur).

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Parque Los Escritores Merideños, justa exaltación de valores. Con la finalidad de “destacar en forma relevante para las nuevas generaciones el testimonio claro de la admiración y el reconocimiento a la vida y obra” de aquellos hombres de las letras merideñas, el gobernador Noguera Mora dictó un decreto el 12 de octubre de 1963, en el cual ordenaba la construcción del parque Los Escritores Merideños

En la referida disposición se ordenaba levantar en el mencionado parque cinco bustos de bronce en homenaje a: 1). El escritor y novelista Gonzalo Picón Febres (1860 – 1918), autor entre otras obras, de las novelas Fidelia, Nieve y lodo, y El sargento Felipe, así como una importante biografía de Simón Rodríguez y La literatura venezolana en el siglo XIX; 2). El abogado, educador, político y escritor Pedro María Parra (1870 – 1915), autor de la Biblia Social, El labrador y el banquero, La escuela y Lugareña; 3). El abogado, poeta, escritor, librero e impresor Emilio Menotti Spósito (1891 – 1951) autor de Cantos bárbaros, Confesiones de un prófugo y Motivos lugareños; 4). Alberto Adriani (1898 – 1936), considerado como uno de los más importantes pensadores venezolanos en el campo de la economía, quien se desempeñó como Ministro de Agricultura y de Hacienda; y 5). El escritor Antonio Spinetti Dini (1900 – 1941), quien dirigió sus revistas Azul e Indoamérica, y escribió La palabra al viento y Hambre.

El decreto del 12 de diciembre de 1963 estipulaba, también, la inmediata ejecución de los bustos en honor a Tulio Gonzalo Salas (1894 – 1916), poeta merideño autor de un conjunto de versos que fueron compilados en su libro póstumo De mi solar; Roberto Picón Lares (1898 – 1950), miembro de la Academia Nacional de la Lengua y rector de la Universidad de Los Andes, autor de La Vida de Guzmán Alfarache y La caridad; Claudio Vivas (1891 – 1956), educador tovareño, autor de diversos trabajos de historia y crítica de literatura venezolana, quien publicó un libro titulado: Huellas sobre las cumbres; José Berti (1891 – 1960), destacado novelista autor de Hacia el oeste corre Antavare, Espejismo de la selva, Oro y orquídeas, y El motor supremo; Raúl Chuecos Picón (1891 – 1937), poeta merideño autor de Oda a las orejas; y Juan Antonio Gonzalo Patrizzi (1911 – 1950), poeta, ensayista y novelista, entre sus obras se destacan Riscos (poemas), Regiones desconocidas del Yo (ensayo), Queniquea (novela), y Rutas venezolanas (ensayo).

Inauguración del parque Los Escritores Merideños

La inauguración del mencionado parque se efectuó el 14 de diciembre de 1963, siendo desvelado en dicha ocasión los bustos de Gonzalo Picón Febres, Pedro María Parra, Emilio Menotti Spósito, Alberto Adriani y Antonio Spinetti Dini. Estas obras escultóricas fueron realizadas por Manuel de La Fuente. El discurso de orden estuvo a cargo de doctor Luis Pastori, quien para entonces había obtenido el Premio Nacional de Poesía. En sus palabras finales, luego de realizar una descripción de la labor literaria de los personajes homenajeados, dijo: “Bien están, señores, estas estatuas entre los árboles, porque: ¿qué son los árboles sino las estatuas del aire? ¿Qué es el árbol! sino un aire que se quedó esperando? ¿Y qué es el aire sino la estatua de la transparencia, cuando el árbol de la vida renueva sus hojas a través del tiempo, de la misericordia y de la soledad?”.

En el acto festivo el gobernador Noguera Mora, al señalar la importancia que para Mérida tenía el nuevo parque, expresó: “El progreso de los pueblos no puede estimarse en razón de su desarrollo físico, porque si este es el único factor que lo integra, quedan mutilados los elementos básicos de una civilización, en las que priman fundamentalmente las determinaciones del orden filosófico. Estos principios han inspirado mis actos de gobernante al emprender obras de naturaleza cultural, consideradas como un deber ético y como simples episodios de la Administración […] Asomadas al paisaje esplendoroso de su tierra nativa, son lecciones para el porvenir, las esculturas con las que Mérida inicia en el parque de Los Escritores el reconocimiento público de los valores de su inteligencia”.

En un artículo publicado en el periódico El Vigilante, el mismo día de la inauguración del parque, se enfatizaba que la importancia de este radicaba en que “constituía un homenaje a quienes desde las más puras disciplinas del pensamiento no solo” habían dado “prestigio a las letras merideñas, sino relieves a los valores de la cultura nacional”.

Parque de Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de la ciudad de Mérida, Venezuela, en riesgo.

Bustos de Gonzalo Picón Febres, Pedro María Parra, Emilio Menotti Spósito, Antonio Spinetti Dini y Alberto Adriani, inaugurados el 14 de diciembre de 1963. Parque Los Escritores Merideños. Foto El Vigilante.

En otro escrito de la prensa regional se decía que la realización de dicho parque implicaba una “justa exaltación de valores humanos, orgullo del terruño, que por la labor que cumplieron y la obra que nos legaron, se han hecho acreedores, con sobrada justicia, al reconocimiento y a la póstuma estimación de todos los que sienten afecto por el lar nativo”.

Nuevos miembros en la casa. Al año siguiente y a escasos tres meses de haber sido inaugurado el parque, en conformidad con lo previsto en el decreto publicado el 20 de diciembre de 1963 en la Gaceta Oficial del Estado Mérida, se procedió a la inauguración, el 10 de marzo de 1964, de seis nuevos bustos correspondientes a los merideños Tulio Gonzalo Salas, Roberto Picón Lares, Claudio Vivas, José Berti, Raúl Chuecos Picón y Juan Antonio Gonzalo Patrizzi, los cuales también fueron realizados por el escultor Manuel de La Fuente . En la ocasión pronunció el discurso de orden el doctor Régulo Burelli Rivas, quien al referirse a los nuevos monumentos que se estaban inaugurando, señaló: “Que los compense, a más del amor con que de nuevo los aclama su pueblo, el memorioso bronce consagratorio por sí solo en donde sus amados y reverenciados nombres quedan escritos para siempre. Son ellos mismos, esos nobles espíritus, la indeleble escritura, la escritura en el bronce”.

19 bustos realzan el parque Los Escritores Merideños

Posteriormente, el 16 de septiembre de 1966, con motivo de la celebración de los 156 aniversarios de la Declaración de Independencia de la Antigua Provincia de Mérida y como parte de los actos conmemorativos de la Semana de Mérida, se agregaron al parque cinco nuevos monumentos, a saber: Caracciolo Parra Pérez (1888 – 1964), abogado, diplomático y escritor merideño de cuyas obras se destacan: Miranda y la Revolución Francesa; Bolívar (contribución al estudio de sus ideas políticas), El régimen español en Venezuela, Historia de la Primera República de Venezuela, y Mariño; Julio Sardi (1880 – 1961), médico, diplomático y escritor, su obra Gestos fue publicada por la Universidad de Los Andes bajo el título de Páginas olvidada; Juan Antonio Gonzalo Salas, periodista y poeta autor de Alma lírica; Jerónimo Maldonado (1876 – 1913), autor de los libros Patria, El recluta y Sufragio libre; Eduardo Picón Lares (1889 – 1960), periodista y escritor, fundador de los periódicos El Propagandista, La Semana y Patria, autor de El Bolívar de todos, Ideología bolivariana, El general Santander, La Sierra Nevada de Mérida, Revelaciones de antaño y Orígenes de la literatura venezolana. Así se llegó a la suma de 16 monumentos, erigidos en tan solo tres años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Parque de Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de la ciudad de Mérida, Venezuela, en riesgo.

Monumento a Rafael Antonio Rondón Márquez. Foto Samuel Hurtado, octubre 30 de 2005.

A mediados del año de 1977 los bustos de los poetas Juan Antonio Gonzalo Patrizzi y Tulio Gonzalo Salas son traslados al parque El Rincón de los Poetas, inaugurado a fines de ese año. A pesar de ello, en los años ochenta se levantaron en el parque de Los Escritores Merideños nuevos monumentos tales como los bustos de los escritores Héctor García Chuecos y Rafael Antonio Rondón Márquez, inaugurados el 9 de octubre de 1982 como parte de la celebración de los 424 años de la fundación de la ciudad de Mérida, que se celebrarban entonces.

Al año siguiente, el 11 de marzo, fue inaugurado el busto del poeta Neftalí Noguera Mora, obra escultórica realizada por disposición del Concejo Municipal del Distrito Libertador. Posteriormente el mismo ayuntamiento dispuso la erección de un busto en honor al arzobispo Antonio Ramón Silva, quien fuera el primer arzobispo de Mérida y autor de Documentos para la historia de la Diócesis de Mérida. Este fue desvelado, según reseña hecha en el periódico Frontera, el 9 de junio de 1984. Luego, fue levantado en el parque el busto del educador José Miguel Monagas. De esta manera el parque Los Escritores Merideños llegaba a la suma 19 monumentos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descripción

El parque Los Escritores Merideños es un importante pulmón vegetal de la ciudad, destinado al disfrute y recreación de la ciudadanía, extendido en un área de forma rectangular comprendida entre las calles 48 Venezuela y 52 Bolivia de la avenida Urdaneta.

Parque Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de Mérida.

Una importante formación vegetal se yergue en el parque Los Escritores Merideños. Foto Samuel Hurtado Camargo, 21 de junio de 2017

Se accede a sus espacios a través de un sistema de caminerías de concreto dispuestas en su interior en forma semicircular, las cuales se encuentran acompañadas de una significativa formación vegetal de pinos y álamos que dan sombra y refrescan la estadía de los visitantes.

Parque Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de Mérida.

Caminerías semicirculares permiten el recorrido por todo el parque Los Escritores Merideños. Foto Samuel Hurtado Camargo, 21 de junio de 2017.

El mobiliario se compone de 24 farolas de hierro de dos brazos, 12 bancos hermosamente diseñados en hierro y madera, 11 luminarias Leds y 15 papeleras. Adicionalmente, se halla una mesa de forma circular, bordeada por tres bancos realizados en concreto y laja de color negro, que propician el descanso y el compartir.

Alrededor de las caminerías existen once pedestales de concreto, de forma rectangular vertical de 1.63 metros de altura, en donde estaban adosadas unas placas de bronce de forma rectangular horizontal con la identificación de los personajes homenajeados y en los que se levantaban los bustos de bronce de los escritores merideños –hoy sustraídos-, de aproximadamente 0.65 metros de alto, 0.44 metros de ancho y 0.30 metros de profundidad.

Parque de Los Escritores Merideños. Patrimonio cultural de la ciudad de Mérida, Venezuela, en riesgo.

Parque Los Escritores Merideños luego de su restauración en 2008. Y antes del robo de sus últimas esculturas. Foto GIS EP, 1 de enero de 2009

Valores patrimoniales

La construcción del parque Los Escritores Merideños representa la materialización de las ideas de Mérida como una ciudad moderna, culta y turística, puesto que en esos espacios se levantaron los bustos de los personajes más representativos de las letras merideñas. Estos símbolos de la cultura y de la “inteligencia”, además de honrar a una pléyade de figuras merideñas, también contribuyeron al embellecimiento y a la consolidación de espacios destinados para el disfrute de los habitantes de la ciudad y de quienes la visitaban.

Ha sido tan significativo el parque que, en palabras de Miguel García Müller, si alguien quería conocer los valores culturales merideños y “esa generación prodigiosa de finales del siglo XIX y principios del XX, solo tenía que acercarse al parque de Los Escritores (…) donde una sucesión de bustos albergaban los nombres y las fechas de todos esos forjadores que le dieron lustre y fama” a la ciudad de Mérida y a la universidad, “como faro y antorcha, que atraía a las personas del occidente del país, en una ciudad, que con su Obispado y su Universidad, no permitía que quedara encerrada entre sus montes”.

Situación actual

El parque se encuentra en regular estado de conservación, motivado en gran medida al desvalijamiento y la vandalización de los monumentos. Así, de las 19 estatuas que se erigieron entre 1963 y 1984, solo queda una, la del poeta y librero Emilio Menotti Spósito. Se aprecia además la destrucción de las luminarias y sustracción de todo el cableado que integra el sistema eléctrico. Las farolas y pedestales exhiben grafitis y manchas con pinturas de diversos colores. Asimismo, los jardines requieren de un mantenimiento permanente.

Ubicación

Parque Los Escritores Merideños, entre las calles 48 Venezuela y 52 Bolivia y avenida Urdaneta. Parroquia El Llano, municipio Libertador, estado Mérida, Venezuela.

Fuentes consultadas

Burelli Rivas, Régulo. Estampas líricas. Ediciones del Rectorado de la Universidad de Los Andes, Mérida, 1975, 60 p.

Decreto sobre la construcción del Parque de Los Escritores Merideños (12 de diciembre de 1963) en Gaceta Oficial del Estado Mérida. N° 2.087, p. 1. Mérida, 20 de diciembre de 1963.

De Añez, Maribel. Develarán busto del poeta Neptalí Noguera Mora. En Frontera, p. 2. Mérida, 11 de marzo de 1983.

De Añez, Maribel de Añez. Develado busto del poeta Noguera Mora. En Frontera, p. 2. Mérida, 12 de marzo de 1983.

Extraordinario relieve tendrá la inauguración del Parque de los Escritores Merideños. En El Vigilante, p. 1. Mérida, 14 de diciembre de 1963.

Entrevista a vigilante del Colegio La Salle. Mérida, 1 de noviembre de 2017.

Entrevista al presbítero Juan Bosco, director del Colegio La Salle. Mérida, 2 de noviembre de 2017.

García Müller, Miguel R. Preservación de nuestros valores culturales. En Frontera, p. 5b. Mérida, 14 de abril de 2004.

HURTADO Camargo, Samuel Leonardo. La estatuaria pública conmemorativa de la ciudad de Mérida (1842 – 2006): análisis histórico. Universidad de Los Andes, Escuela de Historia (Memoria de Grado), junio 2007, 500 pp.

Tablante Garrido, Pedro Nicolás (compilador). Parque de Los Escritores Merideños. Centro de Historia del Estado Mérida, Mérida, 1964, 22 p.

Parque de los Escritores Merideños inaugura hoy Gobernador del Estado. En El Vigilante, p. 1. Mérida, 14 de diciembre de 1963.

Programa relativo a la conmemoración de los 424 años de la fundación de la ciudad de Mérida. En Frontera, p. 9. Mérida, 9 de octubre de 1982.

Rondón Nucete, Jesús. Monseñor Silva entre los Escritores. En Frontera, p. 5. Mérida, 19 de julio de 1984.

Solarte, Adelfo. El Parque de los Escritores, una página que nos habla del abandono. En Frontera, p. 1c. Mérida, 14 de julio de 1991.

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA

A %d blogueros les gusta esto: