Sede de la Fundación Bigott, un lugar para el patrimonio cultural

Fachada de la Fundación Bigott, en el centro histórico de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Fachada de la Fundación Bigott. Foto Correo del Orinoco, octubre 2014

Nombre: Sede de la Fundación Bigott.

Año: 1981.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: Fundación Bigott.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, registra en su Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2008, del municipio Sucre, que “La edificación que actualmente sirve de sede a la Fundación Bigott, fundada en 1981, estaba conformada originalmente por dos casas erigidas hacia finales del siglo XIX, una de las cuales era la sede del Sindicato Nacional de Tabacaleros durante varias décadas en la segunda mitad del siglo XX. Antes y después de ser la sede del sindicato, funcionaba como pensión”.

Actualmente funciona allí la Fundación Bigott. Tal como se resume en su página web, la organización “se dedica desde 1981 a la promoción y apoyo de la cultura popular venezolana de raíz tradicional, fomentando su valoración a través de tres áreas fundamentales de acción: educación, investigación y proyección”. Sus acciones han buscado divulgar el patrimonio intangible del país, con énfasis en las tradiciones populares del país.

“Aunque la Fundación Bigott nació en 1963 como un programa de responsabilidad social, fue en 1981 cuando concentra sus intereses en la preservación y la promoción de la cultura popular de Venezuela, con la presentación de la revista Bigott”, explicaba en 2014 Karina Zavarce, su gerente general, al diario oficial Correo del Orinoco. En esa revista (que circuló hasta 2004 y cuya reanudación ya se ha anunciado), se documentaron importantes tradiciones, festividades y manifestaciones de la cultura popular venezolana.

Descripción

Las casas decimonónicas que albergan la Fundación Bigott fueron intervenidas por el arquitecto Ramón Paolini, adecuándolas a la promoción cultural de la institución, pero respetando su estructura. Por ello la casa conserva su fachada de cinco ventanas y el techo es a dos aguas. Sus áreas están conformadas por doce salones de clases y un centro de documentación, así como dos patios, uno anterior y otro posterior. Alrededor del patio posterior se encuentran las oficinas administrativas. Empieza a funcionar como sede de la Fundación Bigott en el año 2000, según suscribe el Instituto del Patrimonio Cultural.

Valores patrimoniales

Este inmueble es la sede de la Fundación Bigott, organización que ha hecho un invaluable y sostenido aporte en pro de la preservación, realce, proyección y difusión del patrimonio intangible venezolano. Y, con ello, de la memoria colectiva e identidad cultural venezolana.

Es difícil resumir en pocas líneas la vasta labor cultural de la Fundación Bigott. Sin embargo, podemos ver un esbozo en la Visión institucional: “Mantener el liderazgo como la más reconocida y valorada fundación privada del país, capaz de desarrollar programas y servicios culturales de excelente calidad, bajo una estrategia alineada con los principios de responsabilidad social empresarial”.

Así, su propósito se ha concentrado en tres áreas de acción: educación, difusión e investigación. Destaca el programa educativo comunitario de la Fundación Bigott, desde el cual “se contribuye con la capacitación de docentes, estudiantes, músicos y público en general en música, danza y cantos del repertorio tradicional venezolano para fomentar el conocimiento y valoración del patrimonio cultural, manteniendo un espacio de encuentro, expresión e intercambio con la comunidad”.

Fundación Bigott. Foto producto.com.ve

La Fundación Bigott se concentra en el realce, difusión y valoración del patrimonio cultural intangible de Venezuela. Foto producto.com.ve

Vale resaltar asimismo sus productos editoriales “para la comprensión y valoración de la identidad venezolana”. Un fondo editorial compuesto por siete colecciones con más de cien títulos, las cuales incluyen libros, publicaciones periódicas, manuales, catálogos y desplegables organizados en torno a series que responden a distintas orientaciones y público lector.

“En el Centro de Documentación los visitantes podrán encontrar una cantidad de registro fotográfico desde los años 1970 hasta la actualidad”. Karina Zarvarce, gerente general de la Fundación Bigott.

La institución cuenta con una producción discográfica que promueve los “ritmos tradicionales y las nuevas tendencias de la música venezolana, a partir de las propuestas desarrolladas por cultores, músicos reconocidos y los grupos de proyección de Fundación Bigott: Vasallos del Sol y Pomarrosa”.

Claves han sido los talleres de cultura popular creados en 1982, un año después del primer número de Revista Bigott. Estos se comenzarían a dictar en la sede ubicada en Pro Venezuela, luego se mudaron a la Zona Rental en Plaza Venezuela, donde estuvieron hasta 1999. En la actualidad se imparten en la sede del casco histórico de Petare. Hasta 2013 más de 73 000 estudiantes se han formado en la organización, recuenta Zavarce.

Y explica que mediante estos talleres “la comunidad no solo se forma y conoce alguna manifestación específica del lugar, sino que también aprende metodología y ponen en práctica los conocimientos adquiridos”. Así, uno de los aspectos interesantes de los programa “es que varias de las personas que se forman se convierten en animadores o facilitadores socioculturales, sustituyendo a los docentes de la fundación”.

Actividad cultural en la sede de la Fundación Bigott.

Las personas que participan en los talleres suelen convertirse en facilitadores. Así se crea el personal docente de relevo. Foto Fundación Bigott.

Logotipo y cabecero de la web de la Fundación Bigott. Patrimonio cultural de Miranda, Venezuela.

Cabecero de la web de la Fundación Bigott. La web amplía su valoración, pues desde esta plataforma su labor de difusión y educación adquiere un alcance ilimitado.

Destaca asimismo el trabajo digital de la organización, con talleres en línea y la oferta de contenidos que han generado a lo largo de 36 años. “Estamos hablando de más de 200 publicaciones, alrededor de 200 audiovisuales, de 33 CD y de una cantidad de materiales que sabemos que en formato virtual persistirán en el tiempo y la posibilidad de que la gente la vea es mayor”, recalcaría Zavarce en relación a esto.

Situación actual

En buen estado de conservación, pues se trata de la Fundación Bigott.

Ubicación

Calle Sucre, frente a la plaza Sucre. Petare, municipio Sucre, estado Miranda.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2008.  Estado Miranda, Municipio Sucre. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Hidalgo, Elizabeth / Correo del Orinoco. Fundación Bigott: 32 años de trabajo en defensa y difusión de las tradiciones venezolanas. En minci.gob.ve, 26 de octubre de 2014. https://goo.gl/o38qb7. Consultado el 28 de noviembre de 2017.

Fundación Bigott de Petare. En paoliniarquitectos.com, https://goo.gl/CG7Vxx. Consultado el 29 de noviembre de 2017.

Quiénes somos. Fundación Bigott. En fundacionbigott.org, https://goo.gl/DnFCZW. Consultado el 28 de noviembre de 2017.

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA

A %d blogueros les gusta esto: