“Sin identidad cultural no hay futuro”

En la culminación del seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, la profesora Elisa Quijano y el economista Leonardo Soto dieron las directrices para emprendimientos que refuerzan la identidad cultural y, con ella, el futuro.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo

Empoderamiento ciudadano y emprendimiento, enfocados al patrimonio, mejorarían la calidad de vida del entorno, se precisó en el seminario Emprender en patrimonio cultural: JBM.

Las conferencias previas de las arquitectas y profesoras Carla Urbina, María Verónica Machado y Zaida García prepararon a los 40 participantes del seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, organizado por el Mazcul, IAM Venezuela y Arts Connection, para el taller posterior donde afinarían conceptos y trazarían propuestas de negocio sostenibles y sustentables bajo las premisas y orientaciones de la profesora Elisa Quijano, arquitecta, docente-investigadora en el área de la historia de la arquitectura y el patrimonio, y del economista Leonardo Soto, especialista en gerencia y formulación de proyectos de desarrollo, quien se desempeña como facilitador en procesos de formación ejecutivo-gerenciales.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, Seminario emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo.

La arquitecta y profesora Elisa Quijano y el economista Leonardo Soto en el Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Foto archivo IAM Venezuela.

“Si no tenemos identidad, ¿qué hacer con el futuro?”

La conferencia de la arquitecta y profesora Elisa Quijano, quien en un seminario anterior había conferenciado sobre la Promoción del patrimonio arquitectónico moderno de Maracaibo, se orientó, principalmente, hacia establecer los parámetros a tomar en cuenta cuando las ideas innovadoras que acompañan todo proceso de emprender están enfocadas hacia espacios con valor patrimonial y, en este caso específico, cuando en ese espacio se desarrolla un jardín botánico.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, Seminario emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo.

Ponencia de Quijano en el taller Emprender en patrimonio cultural JBM, del Maczul, Arts Connection y IAM Venezuela, 2017.

Con el título Patrimonio, un proyecto a emprender, la charla comenzó por establecer la importancia de los espacios urbanos y arquitectónicos como generadores de identidad, sobre todo en una Maracaibo caracterizada por el abandono, el descuido, la destrucción y las malas intervenciones en muchas obras importantes para la reconstrucción de su historia urbana; situación que ocurre muchas veces ante la mirada indiferente de los propios habitantes. “Si no tenemos identidad, si no sabemos quiénes somos, ¿cómo sabremos hacia dónde vamos y qué hacer con nuestro futuro?” se preguntaba, y con esta reflexión establecía la importancia del conocimiento del pasado para la planificación del porvenir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es que desde el presente, explicaba Quijano, se toman las decisiones que cambian el futuro. Regularmente, la ciudadanía ha dejado la responsabilidad de atender los problemas urbanos a los entes públicos o privados, pero la situación-país demanda de nuevos comportamientos, así como los últimos movimientos en el ámbito internacional ofrecen alternativas diferentes.

Para la arquitecta, el concepto de ciudadano empoderado, entendido como aquel habitante que asume un papel dinámico en la sociedad y actúa directamente para lograr el cambio que necesita en lo concerniente al mejoramiento de su entorno inmediato, ha tomado un gran auge en numerosos países y puede ser una opción importante en el caso de Venezuela.

“El ‘ciudadano empoderado’ asume un papel dinámico en la sociedad y actúa directamente para lograr el cambio que necesita en lo concerniente al mejoramiento de su entorno inmediato”.  Arq. Elisa Quijano.

Otra alternativa es el emprendimiento, aquellas iniciativas individuales o grupales que resultan en la creación de proyectos innovadores tendentes a la solución de problemas y al aprovechamiento de las oportunidades existentes en el entorno. Al unir estas dos visiones –empoderamiento ciudadano y emprendimiento- y enfocarlas hacia la ciudad y el patrimonio, podría generarse una posibilidad real de “mejorar la calidad de vida del entono y rescatar aquellos espacios que reconstruyen la memoria y generan identidad”, desde el accionar del propio habitante.

Por otro lado, pensar en el futuro también implica, señalaba Quijano, el tomar decisiones acerca de cuál debería ser el legado a conservar para las generaciones futuras, y es aquí donde el patrimonio -bienes a los cuales la sociedad le atribuyen un valor- se constituye en un recurso importante en el desarrollo de la ciudad y pudieran generar acciones emprendedoras que garantizarían además su propio mantenimiento. Así, al tomar en cuenta los conceptos anteriormente explicados, Quijano formuló lo que para ella significaba el emprender en un espacio patrimonial: “La creación de iniciativas de valor por ciudadanos empoderados, con el fin de lograr una participación activa en la valoración, rescate y mantenimiento de aquellos espacios que reconstruyen nuestra memoria y potencia nuestra identidad, a la vez que se contribuye con una gestión que garantice su sustentabilidad en el tiempo”.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, Seminario emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo.

El abandono del JBM abrió un abanico de posibilidades para ideas innovadoras.

Luego de recordar las situaciones de abandono por las que atravesó el Jardín Botánico de Maracaibo y su condición de espacio con valor patrimonial en proceso de recuperación, la profesora Quijano invitó a los asistentes a pensar en las oportunidades que esta circunstancia ofrecía para la propuesta de ideas innovadoras. Si bien puntualizó que, como espacio patrimonial, las acciones deberían estar orientadas principalmente a: investigación (todo lo relativo a establecer el significado, valor, uso, historia, documentación), protección y gestión (implica proyectos, restauración, rehabilitación, normativas) y difusión y promoción (acciones que permitan el uso y disfrute y la transferencia del conocimiento hacia la ciudadanía).

Por tratarse de un espacio destinado específicamente a un jardín botánico, las estrategias de emprendimiento deberían responder también a acciones tendentes a resaltar sus funciones, entre las que se encuentran: la investigación (referida a las especies y procesos evolutivos de la flora existente), la conservación (tanto de la estructura física como de sus componentes) y la divulgación y enseñanza (de la biótica del lugar), así como también tendrían cabida proyectos referidos a la recreación, cultura y exhibición. Además, no se debía olvidar su rol como parque urbano, por lo que ofrece posibilidades de emprendimientos relacionados con el disfrute de la naturaleza, turismo, conciertos u otro tipo de atracciones, festivales y actividades que promuevan beneficios hacia la salud y el contacto con la naturaleza.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, Seminario emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo.

Variables de emprendimiento en un bien patrimonial como el Jardín Botánico de Maracaibo.

Para finalizar la arquitecta Quijano planteó unas preguntas –mostradas en el siguiente cuadro- cuyas respuestas servirían para orientar la explicación de las propuestas de emprendimiento de los distintos equipos en la plenaria del evento.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, Seminario emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo.

Preguntas para emprender en patrimonio cultural, formuladas por la arquitecta Elisa Quijano.

“Emprender es lograr que las cosas cambien”

Ante una audiencia conformada principalmente por jóvenes, en su mayoría estudiantes universitarios, el economista PhD Leonardo Soto comenzó explicando la importancia de la generación millennial, cuya característica principal es su capacidad innovadora y el manejo de las nuevas tecnologías de comunicación, condiciones importantes para emprender y que ellos ya poseían.

El economista Leonardo Soto durante su ponencia en el Taller para emprender en patrimonio cultural.

El economista Leonardo Soto durante su ponencia en el Taller para emprender en patrimonio cultural. Foto archivo IAM Venezuela.

Taller para emprender en patrimonio cultural. Profesora Elisa Quijano y Leonardo Soto

Los millennials integraron la audiencia del taller Emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, cierre del seminario homónimo. Foto archivo IAM Venezuela.

El emprender para muchos, señaló el experto en negocios, era como introducirse en escenarios desconocidos, principalmente en los momentos actuales que vive el país donde quizás existan pocas oportunidades que generen una respuesta o ganancia inmediata. Aunado a esto señalaba la resistencia al cambio como una característica del venezolano y cómo en el país se ha restado valor a  la capacidad de innovar, situación que se origina desde los procesos mismos de enseñanza, puesto que las universidades generalmente forman profesionales con visión más de empleados que de emprendedores. El emprender desde lo cultural generaría también un esfuerzo adicional, sobre todo en una sociedad que no le da valor a lo relacionado con el arte.

Sin embargo, emprender para Soto consiste precisamente en lograr que las cosas cambien: “Es una forma de pensar, razonar y actuar basado en las oportunidades, planteada con visión global y llevada a cabo mediante un liderazgo equilibrado y la gestión de un riesgo calculado. Su resultado es la creación de valor que beneficia a la empresa, a la economía y a la sociedad”. Se emprende para satisfacer necesidades, lo cual hoy con recursos escasos demanda un mayor compromiso por parte del emprendedor, así se preguntaba “¿buscamos más, pero estamos dispuestos a dar más?”.

No hay propuesta de emprendimiento si no se analiza la necesidad a satisfacer y en el caso del Jardín Botánico consideraba que es un espacio que ofrecía inmensas posibilidades: “¿cuántas opciones hay de un espacio como este en Maracaibo o en San Francisco?” preguntaba. Para el economista, emprender en el campo patrimonial, como en cualquier otro, implica que la propuesta sea factible, esto es económicamente sustentable.

Del taller emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo surgieron unas 30 ideas que acercan el JBM a la ciudad.

“El Jardín Botánico de Maracaibo ofrece inmensas posibilidades de emprendimiento”, aupó el experto en gerencia Leonardo Soto durante el taller del Maczul, IAM Venezuela y Arts Connection.

Soto aclaró a la audiencia que existen dos tipos principales de emprendimiento: aquel que concluye en una propuesta de negocio, y el emprendimiento social. Este último resulta más complejo puesto que no necesariamente arroja un retorno monetario, pero su objetivo principal es el de satisfacer una necesidad de la sociedad. También planteó la posibilidad de los emprendimientos mixtos, como aquellos que generan beneficios pero que tienen un componente social importante, lo cual consideraba podrían aplicarse al caso del Jardín Botánico de Maracaibo.

En su exposición, el especialista enfatizó en los tres principales recursos que deben poseer los emprendedores: en primer lugar el tiempo (que es finito, no se recicla, no se traspasa, no se recupera), en segundo lugar el conocimiento (que abre un abanico de opciones y posibilidades) y, contrario a lo que comúnmente se cree, en tercer lugar está el dinero (que se encuentra en cualquier lugar: bien sea se busquen aliados o se procuren relaciones pertinentes).

Considera que una característica importante en el emprendedor debe ser su capacidad de resiliencia: “el emprendedor se cae, aprende y continúa”. De esta forma apuntó hacia las competencias que deben poseer todo emprendedor, como son: la capacidad de comunicación, la investigación, su creatividad e innovación, el liderazgo, la negociación, el poder de asumir riesgos, el pensamiento sistemático, la orientación al logro, el trabajo en equipo y, principalmente, la ética.

“El emprendedor se cae, aprende y continúa”. Econ. Leonardo Soto, especialista en gerencia y formulación de proyectos de desarrollo.

Al emprender se tocan puntos sensibles, es una dinámica muy dura de opiniones encontradas, por lo tanto planteó la necesidad de evaluar muy bien el contexto en el cual se inserta la propuesta, tomando en cuenta los aspectos jurídicos, políticos, económicos, demográficos, tecnológicos y sociales. “Hay que estar contextualizados para poder llevar con éxito un emprendimiento”, afirmó.

Como punto final de su presentación estableció lo que considera los errores más comunes que enfrenta un emprendedor, que pueden resumirse en:

  1. No empezar.
  2. Pensar que no hay competencia.
  3. No formar buenos equipos.
  4. Pensar que hacer empresa es una actividad a medio tiempo.
  5. No tener presentes los aspectos legales.
  6. Exceso de optimismo.
  7. Incapacidad para afrontar el cambio.
  8. Falta de conocimiento de sí mismo.
  9. No ponerse en los zapatos de los inversionistas.

Así, con estas dos presentaciones que lograron aclarar los conceptos más importantes a tomar en cuenta para emprender a través del patrimonio cultural, se concluía la mañana del segundo día del seminario y se preparaba a los asistentes para la elaboración y presentación de sus propuestas de emprendimiento enfocadas en la puesta en valor del Jardín Botánico de Maracaibo.

Ya todas las líneas estaban trazadas. Solo faltaba que echaran a andar la creatividad, la disposición y los recién incorporados conocimientos del seminario y taller con el que Quijano y Soto cerraron el seminario Emprender en patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo. Y lo hicieron en 30 propuestas que, con mayor o menor tino, intentaron hacer del jardín botánico un patrimonio creador de identidad, sustentable y sostenible en el tiempo.

De ellas hablaremos en una próxima nota.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo

Prof. Elisa Quijano.

Profesora Elisa Quijano. Arquitecta, magister en Historia de Venezuela, docente e investigadora en el área de la historia de la arquitectura y el patrimonio, autora de distintas publicaciones y diplomada en emprendimiento.

Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo

Econ. Leonardo Soto.

Economista Leonardo Soto. Economista. Doctor en Gerencia / Empresario / Asesor en Negocios y Gobiernos para América Latina / Director Especialista en gerencia y formulación de proyectos de desarrollo. Se desempeña como facilitador en procesos de formación ejecutivo-gerencial.

El Taller de emprendimiento a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo se impartió durante los días 31 de marzo, 1 y 2 de abril para cerrar el seminario Emprender a través del patrimonio cultural: Jardín Botánico de Maracaibo, que se realizara entre el 22 y 23 de marzo de 2017 a instancias del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul), IAM Venezuela y la fundación Arts Connection con el fin de empoderar a los participantes y sociedad de ese patrimonio cultural y natural de la capital del estado Zulia.

Relatoría realizada por Grupo Cuatro Editores / Elisa Quijano, Maruja de Carruyo, Beatriz Suárez.

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA