Casa Codazzi

Actual fachada de la casa. Puede observarse el techo a la mansarda con sus doble pendiente. Foto: José Luis Rosales.

Nombre: Casa Codazzi, actualmente conocida como Villa Jahn.

Año: Construcción: 1845. Última restauración: 1996.

Autor: Anónimo.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible / Inmueble.

Administrador Custodio o Responsable: familia Jahn.

Historia
Descripción
Valoración
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

La Casa Codazzi forma parte de un conjunto de edificaciones del eje histórico de la Colonia Tovar, conformado por las primeras construcciones que se levantaron en la época de su fundación en 1843, por un grupo de inmigrantes provenientes de la Selva Negra alemana. Recibió este nombre por quien fuera su primer propietario y jefe de la Colonia Tovar hasta finales de 1845, el Coronel Agustín Codazzi.

Esta casa, conocida también como Villa Jahn, se levantó frente a la iglesia San Martín de Tours y a la Casa Benitz, haciendo un triángulo con ambas construcciones, donde Agustín Codazzi junto con Ramón Díaz, luego de las primeras exploraciones en la zona en 1841, encontraron que este lugar, casi plano, era adecuado para conformar el centro desde donde dar desarrollo a la futura colonia agrícola.

Primera foto de la Colonia Tovar. Casa Codazzi a la izquierda. Foto Alfredo Jahn.

Su construcción se hizo entre 1844 y 1845 bajo el mismo sistema constructivo fachwerck de troncos entramados que hay en Casa Benitz y, como esta, se levantó en sustitución de viviendas colectivas que se habían hecho provisionalmente para dar alojamiento a los primeros colonos en su llegada. Las paredes de Casa Codazzi se diferencian de las de Casa Benitz en que su relleno en lugar de ser de bahareque, es de ladrillos macizos elaborados en la alfarería que Benitz había instalado a orillas del río Tuy. Estos ladrillos están todos y cada uno, identificados con una letra “B” (de Benitz) que se marcaban con un hierro, al momento de hacerlos. (1)

Los primeros levantamientos que dieron base a las construcciones que luego rehicieran los colonos, fueron realizados por los peones criollos de Ramón Díaz, historiador y socio comercial de Codazzi en la empresa de la fundación de la Colonia Tovar. Se conoce que los trabajos para iniciar estas dos viviendas, en su primera versión, comenzaron a finales de 1842, luego de que los peones de Díaz abrieran la trocha desde La Victoria hasta el lugar donde se asentaría la Colonia Tovar e iniciasen los trabajos de desmonte, tala y quema para preparar el sitio del futuro poblado. Eran estas viviendas de bahareque con techo de palma, y sus fundaciones de piedra (tanto de Casa Beitz como de Casa Codazzi), se mantienen originales.

Siendo Agustín Codazzi jefe de la Colonia, tenía que ir eventualmente al lugar a pesar de sus otros compromisos oficiales, de manera que antes de que estuviese terminada su casa, Codazzi probablemente se quedaba hospedado en la Casa Benitz u otras casas que ya estaban listas, cuando iba a la Colonia Tovar.

Además de su participación en las gestas independentistas de América y su contribución en la formación de la República en Venezuela, Codazzi fue el principal ejecutor y promotor en la empresa de fundación de la Colonia Tovar.

Durante el segundo mandato de Páez, el Congreso de la República aprobó una nueva ley de inmigración en 1840, en la que los empresarios podían obtener préstamos del gobierno para traer a grupos de inmigrantes desde cualquier país de Europa para fundar colonias agrícolas. Estos préstamos tendrían que ser devueltos, por lo que dichas colonias tenían que tener rentabilidad a mediano plazo, a través de la agricultura.

En este contexto, Ángel Quintero envía una carta al coronel Agustín Codazzi, que estaba en París en la revisión del Atlas de Venezuela (realizado por él, por encomienda del General Páez), para proponerle dar inicio a un proceso de inmigración organizado hacia Venezuela. Desde allá y animado por Alejandro de Humboldt, Codazzi concibe y formula un proyecto de colonización para Venezuela, específicamente con familias alemanas. Codazzi vuelve a Venezuela con un proyecto que somete a consideración del General Páez, y del Congreso Nacional y así determinar el monto del crédito necesario para su ejecución en las tierras para entonces de Manuel Felipe de Tovar, tierras de lo que es hoy la Colonia Tovar.

Antes de la llegada de los primeros fundadores, la que iba a ser la habitación de Codazzi, era apenas un caney que albergaba parte de los peones de Ramón Díaz que trabajaban en la preparación de las tierras y de otras barracas para recibir a los inmigrantes. La casa estuvo lista en su totalidad en los primeros meses de 1845, posterior a la de Benitz.

Fachada original de Casa Codazzi en foto de Alfredo Jahn.

En su construcción trabajaron albañiles alemanes a quienes se les pagaba un salario de un peso diario, lo que equivalía, a cuatro bolívares (2). Este dato está en un cuaderno de cuentas que según Leopoldo Jahn llevaba el señor Heinrich Ruh.

La casa fue construida con grandes dimensiones y su planimetría tenía la forma de un cuadrado, cuyo cuerpo principal se hizo paralelo a la calle y contaba además con un patio interno. Según explica Szawiza, basándose en una de las primeras fotografías del centro de la Colonia Tovar en la que aparece la casa en su forma original, su fachada frontal “presentaba un arreglo simétrico de puerta axialmente dispuesta, con 4 ventanas de cada lado. La disposición de los cuartones horizontales dividía la fachada en tres partes, como en el Muuhstall y en la iglesia” (3). Su techo se cubrió originalmente con tejas planas de arcilla con diseño de “cola de castor” al igual que las de casa Benitz, y fabricadas como éstas en la alfarería de Benitz.

Planimetría de Casa Codazzi hecha por Szawiza según las primeras fotos y documentos.

Probablemente fue concebida como una casa de grandes dimensiones por tratarse, justamente, de una casa para el jefe de la Colonia Tovar, esto es, una casa de gobierno que cumpliría con funciones diversas de tipo administrativo y además, con capacidad para poder recibir continuamente a autoridades del país. No obstante, al ser nombrado Gobernador de Barinas por el General Soublette, Codazzi tuvo que irse en diciembre de ese mismo año (1845) de la Colonia Tovar, de manera que posterior a su corto uso como residencia, el lugar se utilizó como almacén, además de cumplir con otras funciones sociales. Hubo en la casa un taller de herrería, una imprenta e incluso funcionó como escuela a falta de una en el pueblo. A su ida, quedó encargado de la casa el hermano de Alejandro Benitz, Karl Benitz.

En 1859 muere Codazzi en Colombia y uno de sus hijos manifestó el deseo de volver con su familia a la Colonia Tovar, sin embargo esto no se dio por motivos poco claros, pero se conoce que la casa fue vendida al poco tiempo por la viuda de Codazzi, a Emilio Breidenbach, esposo de Josepha Hildebrant, viuda de Alejandro Benitz. Breidenbach era subdirector y prefecto de la Colonia Tovar para ese entonces. Según Szawisa, se conoce que Emilio, a pesar de ser hijo del maestro del pueblo, y una autoridad respetada, fue desatento en el cuidado de la casa y desechó objetos que tendrían hoy día gran valor histórico, como por ejemplo placas de la tipografía en las que se imprimió el primer boletín de la Colonia Tovar (Boletín Tovarense), así como algunos muebles e incluso pertenencias de Alexander Benitz. (4)

Con el tiempo, parte de la casa fue demolida por presentar mal estado en un gran porcentaje, quedando esta en forma de “L”. Luego, en 1933, Breidenbach la vendió a Gustavo Jahn López en estado de ruinas y deterioro. Jahn procedió a restaurarla conservando las partes que estaban en buen estado, como las paredes con el sistema entramado fachwerk y sus ladrillos incrustados, los pisos de madera y las vigas del entrepiso, no obstante lo que quedaba de la casa era menos de la mitad de la original. (5)

Para el momento en que Jahn compró la casa, esta tenía un techo de zinc muy deteriorado, de manera que procedió a restaurarlo colocando tablillas de madera. Se reconstruyó toda la parte alta incluyendo la estructura para su soporte. Se decidió por un estilo a la mansarda, que consiste en un techo de tejas muy inclinado, con una ventana dispuesta sobre el mismo tejado para iluminar un desván o buhardilla y que generalmente da como resultado un ornamento que corona la edificación; es también llamado estilo holandés y, como en este caso, se usa en techos de pendientes diferenciadas en las que la pendiente inferior es más empinada de la superior. En 1934 se terminó de restaurar la casa. Las tablillas de madera duraron hasta 1955 cuando, por su deterioro, se cambiaron por un techo de asbesto que aún mantiene. (6)

En 1974 el hijo de Alfredo Jahn, Leopoldo Jahn Montauban, hizo nuevas restauraciones, dejando a la vista parte del sistema de entramado y de los ladrillos cocidos en la alfarería de Benitz, usando como guía las fotografías que su padre tomara de 1895.

En la actualidad el inmueble conserva también gran parte del piso original de madera y el muro de piedras de la fundación de la casa. Su última restauración se realizó  entre 1990 y 1991 cuando se terminaron de descubrir los troncos del entramado fachwerk y las paredes internas.

La Casa Codazzi es declarada bien de interés cultural según resolución Nº003 – 05 de fecha 20 de febrero de 2005.

Descripción

La casa Codazzi presenta en la actualidad una forma de “L” como consecuencia de la demolición hecha antes de 1895, cuando a causa del deterioro hubo que tirar abajo más de la mitad de la misma y restaurar solo una parte.

Está conformada por dos alas unidas en un vértice y por un corredor que da a un patio interno. El ala principal tiene un techo más alto que el ala secundaria y su techo presenta una pendiente diferenciada con ventanillas para iluminar la buhardilla. El segundo techo tiene la clásica forma a dos aguas, y ambos están cubiertos con láminas de asbesto desde la restauración de 1955.

El corredor interno lleva una cubierta sostenida por columnas cuadradas de cemento y su piso, fue restaurado recientemente con baldosas de arcilla pulidas. En este corredor se aprecian jardines con flores y canaletas para el agua.

La entrada principal de la casa se encuentra en el ala principal y es una puerta grande central de madera con un pequeño techo sobre ella, y sobre éste, una ventana con dos alas de madera. Esta entrada, se corresponde con el acceso original de la construcción en el que había un pasaje que separaba en dos partes la casa, por lo que frente a la actual puerta hay un piso empedrado original a modo de camino, que unía el exterior de la casa con el patio interno a través de un portal por el que probablemente ingresaban las personas, con caballos.

Asimismo, en los jardines pueden observarse las bases de piedra de la parte que fue demolida y que completan la figura cuadrada de lo que fuera la casa cuando se construyó.

La casa tiene un frisado por fuera que sirve de protección a los ladrillos originales de las paredes fabricados por Benitz, dejando a la vista los troncos de madera entramada, y que por dentro deja expuesta tanto la estructura de madera como los ladrillos.

El piso interno de la casa es de madera que ha sido tratada y se conserva original con las tablas clavadas en su disposición primera.

Los objetos que hay en el interior del inmueble son en su mayoría de 1934, cuando se hizo la primera restauración. Hay muebles de madera variados y una colección de fotografías de Alfredo Jahn de personajes de la Colonia Tovar, también  de la misma época. Del mismo modo hay una chimenea que fue construida con esa primera gran restauración.

Valoración

La Casa Codazzi forma parte del eje histórico de la Colonia Tovar conformado por cuatro construcciones entre las que están la Casa Benitz, la iglesia San Martin de Tours, la misma Casa Codazzi o Villa Jahn y la “antigua escuela” erigida posteriormente al lado de la iglesia y completando el conjunto. Todas estas edificaciones  fueron realizadas bajo el mismo sistema entramado fachwerk y son ejemplificantes de la arquitectura de la Colonia Tovar.

El coloniero  está consciente de que Villa Jahn, o Casa Codazzi, es una pieza importante en la historia de Colonia Tovar, pues demuestra lo que sus fundadores fueron capaces de hacer en un pueblo aislado y exclusivamente con materiales que había en el entorno cercano, como lo son las maderas, los ladrillos y tejas provenientes de una alfarería local hecha también por ellos mismos al poco tiempo de su llegada; además de ser una casa que perteneció a un personaje clave en la historia de Venezuela, como lo fue Agustín Codazzi, lo que le otorga mayor reputación patrimonial.

Su presencia en el pueblo es de especial relevancia, tanto por su estilo constructivo, como por su permanencia histórica, lo que hace que el coloniero la sienta como herencia de sus antecesores y parte de su memoria.

Situación actual

Posterior a sus últimas restauraciones y gracias al cuidado que la familia Janh le ha otorgado, la Casa Codazzi se encuentra en muy buen estado de conservación y es atendida con una gran consciencia y sensibilidad como pieza patrimonial.

Por tratarse de una propiedad privada, no sufre el menoscabo que supondría un tránsito continuo de personas, además de contar con cuidadores que están alertas a cualquier signo de deterioro que pudiera presentar.

Según Isabel Jahn, actual responsable del inmueble, no se tiene por lo pronto ningún proyecto para convertir la casa en museo o sitio público, pues no ha habido hasta la fecha propuestas con criterios ni con conciencia de preservación de patrimonio histórico, sin embargo, previo aviso, la casa se abre a visitantes e investigadores interesados que quieran conocerla.

Ubicación

Av. Bolívar, frente a la iglesia San Martín de Tours, municipio Tovar, estado Aragua.

Fuentes consultadas

(1) Janh, p. 158.

(2) Janh, p. 158.

(3) Szawisza, p. 226.

(4) Szawisza, p. 226.

(5) Janh, p. 158.

(6) Ibíd.

Jahn Montauban, Leopoldo. La Colonia Tovar y su Gente, Asociación Cultural Humboldt, Caracas, 1999.

Zawisza, Leszek. Colonia Tovar Tierra Venezolana, Centro de Investigaciones Históricas y Estéticas, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1980.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2006.  Estado Aragua, Municipio Tovar. Instituto del Patrimonio Cultural, 2006, consultado el 30 de octubre de 2017.  http://albaciudad.org/wp-content/uploads/2017/01/Aragua-Tovar.pdf

Entrevistas.

Haidy Collin, investigadora de la historia y el idioma de la Colonia Tovar.

Isabel Jahn, actual responsable del inmueble.

Samuel Breidenbach, cuidador del inmueble.

Investigación realizada por Mildred Maury.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

IAM VENEZUELA