Anuncios
Lo más reciente

Ni San Juan Bautista se salvó de los ladrones de bronce

La estatua de San Juan Bautista fue despojada de su báculo. Era de preverse ante el desamparo de la imponente iglesia homónima de Valera, rodeada de heces, escombros y desatención oficial.

Ailyn Hidalgo Araujo. 3/9/2017.

Ni los santos se salvan de la mafia del bronce que arrasa el patrimonio cultural del país. El San Juan Bautista que acompaña a la imponente iglesia homónima en Valera, llamada “la catedral” por los valeranos, mira al cielo como azorado, no solo porque lo despojaron recientemente de su báculo, sino porque está cercado como nunca antes por escombros, ruina, indiferencia y asco.

Bautista sin su bastón, en la iglesia homónima de Valera, Trujillo. alerta cultural venezuela.

San Juan Bautista, en su iglesia de Valera, como azorado por el hampa y el asco. Foto Ailyn Hidalgo, agosto 2017.

Indigentes hacen sus necesidades en las áreas verdes de la iglesia Juan Bautista, de Valera. Trujillo. Patrimonio cultural de Venezuela en peligro.

Indigentes hacen sus necesidades en las áreas verdes de la iglesia San Juan Bautista, de Valera. Foto Ailyn Hidalgo, agosto 2017.

“Huele a heces, a basura, a orines ni se diga, a comida podrida, es horrible de verdad”, comenta una señora que alquila celulares a escasos metros de los dos bulevares ubicados en los laterales derecho e izquierdo de la iglesia matriz de esa urbe trujillana, situada en la calle 8 entre avenidas 10 y 11, frente a la plaza Bolívar.

La fetidez hace cruzar a más de uno a la acera de enfrente. La desidia, la ruina y hasta el desprecio se vienen acumulando por 5 años en los alrededores de la iglesia San Juan Bautista. Mala cara de un monumento histórico que hoy nadie se apura en conocer, ni los que van en “busca de Dios” por las rutas religiosas que se organizan a cada tanto, ni los que aprecian el valor turístico de las rancias iglesias de los pueblos.

Ciudadanos tiran la basura sin resquemor en los bulevares de la iglesia San Juan Bautista, en Valera. Patrimonio de Trujillo, Venezuela, en peligro.

Ciudadanos tiran la basura sin resquemor en los bulevares de la iglesia San Juan Bautista, en Valera. Foto Ailyn Hidalgo, agosto de 2017

A sus bulevares, de unos 100 m2 cada uno, solo parecen acercársele quienes profanan el sitio con basura y excremento. “El bulevar izquierdo, que no está cercado, está feo, siempre sucio; no le prestan atención y la gente cree que los cimientos son depósitos de basura”, comenta Yeimar Varela, habitante del municipio, antes de responsabilizar por la falta de limpieza al alcalde de Valera, José Karkom, pero también a la Iglesia que “debe ofrecer el aseo mínimo”.

“No solo es un problema de las autoridades”, riposta el trabajador Yohan Márquez, quien lamenta que “aquí se perdieron los valores, la cultura, y por más que limpien todo seguirá con el sucio impregnado”. Su compañero de trabajo, José Hernández, agrega: “la situación de los bulevares de la iglesia provoca un profundo desagrado por el abandono y el olvido. Nadie se acuerda de darle mantenimiento y es el baño de muchos indigentes que evacúan a plena luz del día sin que a nadie le importe”.

Ciertamente, justo cuando Hernández hacía el comentario, a las 12 del mediodía, vimos a un motorizado orinar en una de las esquinas del bulevar, mientras que un indigente defecaba en las áreas verdes. Ante el espectáculo, Néstor López, quien vende fresas al lado del bulevar, solo atina a decir “esto está como el país, todo se fue a la mierda”. Literalmente.

Pisos llenos de heces en el bulevar de la iglesia San Juan Bautista, de Valera. Patrimonio de Trujillo, Venezuela, en peligro.

Pisos llenos de heces en el bulevar de la iglesia San Juan Bautista, de Valera. Foto Ailyn Hidalgo, agosto de 2017.

Robo a San Juan

Al bulevar derecho le “ha ido un poco mejor”, consuela una lugareña. En el año 2014 lograron cercarlo “a medias”, según trabajadores del centro comercial ubicado al lado de la iglesia. Allí los menesterosos y personas indolentes no llegan a hacer sus necesidades fisiológicas, pero el hampa ha perpetrado un daño mayor al despojar de su báculo al patrono del municipio Valera, San Juan Bautista, cuya estatua fue realizada en el bronce tan apetecido por maleantes de baja estofa, fundidoras ilegales y contrabandistas. Con agua, un poco de cloro y mucha escoba se va la mugre, pero restaurar ese activo patrimonial “es actualmente una opción muy remota en Venezuela”, comenta un exfuncionario cultural, que nos pide resguardar su nombre.

Cuenta Carmen Araujo, fiel devota del templo, que el cercado surgió porque cerca del año 2010 ya los ladrones se habían llevado la anterior estatua de San Juan Bautista, que también era de bronce. “Esa la derritieron y la vendieron por kilos”, aseguran los empleados de los locales cercanos. En ese entonces pudieron restituir la estatua en menos de un año, pero la nueva ahora se quedó sin su báculo “hasta nuevo aviso”.

Los colaboradores de la casa cural no recuerdan el día preciso en que se robaron la pieza, tampoco guardan, o no mostraron, registros de las modificaciones o construcción que hicieron a los bulevares. Al parecer la historia solo está en la memoria de los feligreses.

Registro de la figura con la lanza. Foto Esto es Valera.

Registro de la figura con el báculo. Foto “Esto es Valera”. Dig. Ailyn Hidalgo.

En la biblioteca del Concejo Municipal de Valera se conserva el libro Esto es Valera, que aunque no registra una fecha de edición, sí ilustra una imagen de cuando el monumento a San Juan Bautista conservaba su báculo. “Esa es la evidencia”, nos indica quien registra el préstamo de los libros.

Pero no solo el monumento a San Juan Bautista fue víctima del robo en los predios de la iglesia homónima; sus dos bulevares, derecho e izquierdo, fueron despojados del cableado eléctrico, de las lámparas de iluminación y hasta de los bombillos, por lo que actualmente quedan en tinieblas, e íngrimos, apenas cae la noche.

El abandono emerge al despuntar el día, y se materializa en los pisos destruidos por falta de desagües, en las jardineras sofocadas de basura, en bancos rotos o manchados en los que nadie se sienta, en los escombros dejados en cualquier parte, en escalones y terracotas quebrados, en buena parte del suelo embarrado de excremento, en las capas de mugre que va acumulando el tiempo espeso de la desidia.

Walkelys Araujo, actual párroco de la iglesia, rescata que la Alcaldía de Valera y Concejo Municipal limpian cada vez que hay un evento especial, “el último aseo fue el día de San Juan Bautista, el 24 de junio”.

A propósito de eventos, el titular de la alcaldía, José Karkom, nos dice que este sábado 2 de septiembre la municipalidad, pese a la “asfixia presupuestaria del Gobierno central” inició un plan de contingencia para limpiar el municipio. El jefe edilicio aprovechó también para hacer un llamado a la ciudadanía para que cuide el bulevar, aunque lo considera un problema complejo, por cuanto “es la indigencia la que se apodera y daña los espacios por el alto índice de pobreza en el país”. Además de la precaria situación financiera de la alcaldía: “La situación de recolecta de basura y desechos es aguda por la falta de repuestos y aceite para reparar los camiones compactadores. Así es difícil trabajar, con un Gobierno que no aprueba recursos y que nos tiene sumidos en una profunda recesión económica”.

El director de cultura de la alcaldía, Carlos Rivas, en una declaración más cabizbaja que defensiva, dice que la Dirección de Ambiente “pese a todo logró sacar unos puestos de comercio informal que se habían ubicado allí”; y se alienta por haber podido cerrar por completo el bulevar derecho: “Poco a poco se van rescatando”.

Por su parte, el padre Araujo, centrado en los cuidados del templo, menciona que con la colaboración de empresarios de la ciudad, como Edecio Mazarri, dueño de Ferre Express, y del gerente de centro comercial Pirámide (ubicado al lado de la iglesia), consiguió el embellecimiento de algunas áreas y finalizó el cercado del bulevar derecho en enero de 2017.

“Para la iglesia, el mismo personal del templo, con laicos comprometidos, aseguran el mantenimiento. Logramos rescatar la pila bautismal que por una falla botaba el agua y se restauró. Asimismo, se repararon 8 capillas deterioradas gracias a empresas del municipio que hicieron una donación. Así seguiremos en gestiones y en búsqueda de fieles colaboradores para cercar el bulevar izquierdo”, comenta el sacerdote.

Altura patrimonial

Los dos maltratados bulevares pertenecen a la iglesia matriz de Valera, bautizada como “catedral” por la misma feligresía que aspira a tal dignidad eclesial para el municipio que concentra la mayor cantidad de habitantes y posee el más alto perímetro comercial y económico de Trujillo. Con sus torres de 44 m2, es la segunda más alta de los Andes venezolanos, solo superado por la iglesia San José de San Cristóbal, con 70 metros de altura.

Templo San Juan Bautista de Valera. Patrimonio cultural de venezuela.

Templo San Juan Bautista de Valera. Foto Ailyn Hidalgo, julio 2017.

patrimonio cultural de venezuela en peligro.

Vitral de la iglesia San Juan Bautista. Foto en SkyscraperCity

De acuerdo a las reseñas bibliográficas, el templo se comenzó a construir en 1820 y fue derrumbado en 3 oportunidades hasta que se concluyó la edificación tal cual como se aprecia hoy. Aparte de la monumental belleza neogótica, 46 vitrales con escenas bíblicas y de San Juan Bautista traídos de Munich, Alemania, tras la II Guerra Mundial, filtran la luz a su elaborada y sobrecogedora estructura interior.

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, suscribe en su Catálogo de patrimonio cultural venezolano 2004-2009, municipio Valera, estado Trujillo, que esta edificación católica fue la primera capilla construida en la ciudad.

La iglesia fue fundada por el Obispo Rafael Lasso de La Vega, de Maracaibo, estado Zulia, en terrenos donados por Mercedes Díaz, quien era dueña de la hacienda donde ahora se asienta. Cuando trazaron los límites jurisdicciones de la parroquia, el 15 de febrero del mismo 1820, nombraron al primer párroco de la iglesia quien fue el presbítero Manuel Fajardo.

En febrero de este 2017, en las ediciones de Avance de la Iglesia católica, el vicario judicial de la diócesis de Trujillo, párroco Romer Ortiz anuncia que este templo cumple con las condiciones para convertirse en basílica. Actualmente se realizan los trámites y pasos canónicos. El párroco Walkelys Araujo aspira a dar la buena noticia antes de que Valera llegue al bicentenario de su fundación, para el cual ya solo faltan 3 años, el 15 de febrero de 2020.

Hasta ahora, sin embargo, no existe plan gubernamental de gran calado para asear y restaurar el aspecto de los bulevares. El deterioro material y la contaminación sanitaria por excrementos y orina siguen cercando el más representativo templo de Valera, sea catedral o no.

Y nadie habla de devolverle el báculo a su patrono.

Fuentes consultadas

Araujo, Carmen. Devota al templo San Juan Bautista. Entrevista realizada el 20 de agosto del 2017.

Araujo, Walkelys. Párroco oficial de la iglesia San Juan Bautista de Valera. Entrevista realizada el 10 de agosto del 2017.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano, 2004 – 2009, región los Andes, municipio Valera. Instituto del Patrimonio Cultural.

González, V. (dirección). (s/f). Esto es Valera. Publicación trimestral dedicada a la promoción turística nacional. Edición “B.P. Medios publicitarios” Caracas, Venezuela.

Hernández, José. Vendedor informal en los alrededores del boulevard. Entrevista realizada el 28 de agosto del 2017.

Karkom, José. Alcalde del municipio Valera. Entrevista realizada el 2 de septiembre de 2017.

López, Néstor. Vendedor de fresas que ubica su puesto al lado del bulevar. Entrevista realizada el 28 de agosto del 2017.

Márquez, Yohan. Habitante de la ciudad de Valera. Entrevista realizada el 28 de agosto del 2017.

Orozco, Noelia. Iglesia San Juan Bautista tiene condiciones para ser Catedral. 10 de febrero del 2017. goo.gl/aq2HmF. Consultado el 20 de agosto del 2017.

Rivas, Carlos. Director de Cultura de la alcaldía de Valera. Entrevista realizada el 2 de septiembre de 2017.

Semanario Avance. Ediciones año 2017.

Varela, Yeimar. Habitante del municipio Valera, entrevista realizada el 28 de agosto del 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: