Centro histórico de Barinas

Nombre: Centro histórico de Barinas.

Año: circa 1759.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Barinas.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Según las crónicas, el centro histórico de la ciudad de Barinas fue fundado bajo la aprobación de José Solís, quien fuese virrey de la Nueva Granada, fechada en Santa Fe de Bogotá el II de julio de 1759 y con la confirmación de la Corona de España, en virtud de la real cédula expedida el 4 de diciembre de 1762.

Antiguo centro histórico de Barinas. Archivo Oficina cronista Barinas, en 1906. Venezuela.

Antiguo centro histórico de Barinas. Foto archivo Oficina cronista de Barinas, circa 1906.

Está conformado por una trama urbana reticular a modo de damero, similar a otros núcleos urbanos observados en las principales ciudades del país, las cuales en su gran mayoría fueron fundadas en el periodo colonial.

Plano del centro histórico de Barinas. Estado Barinas, Venezuela.

Plano del centro histórico de Barinas. Archivo Cronista Barinas. Año 2006

En sus orígenes, las construcciones conformaban los perfiles urbanos de las manzanas, cuyas parcelas eran ocupadas por diferentes inmuebles insertos bajo el esquema de viviendas tradicionales pareadas que abarcan en su mayoría la totalidad de las parcelas, contando con patios interiores, corredores y traspatios, además de otros inmuebles de carácter gubernamental y de usos religiosos.

En la actualidad, el centro histórico cuenta con un gran número de edificaciones patrimoniales, algunas poseen declaratoria y otras están sin protección legal. Todas en su conjunto conforman diversas edificaciones de gran relevancia por sus valores históricos y estéticos por las cuales, dos de estos inmuebles fueron elevados a Monumentos Históricos Nacionales.

Antigua calle Real de Barinas. Casco histórico de Barinas en 1926. Barinas, Venezuela.

Antigua calle real de Barinas. Foto archivo del cronista de Barinas, circa 1926.

Calle Bolívar antigua calle Real. Casco histórico de Barinas, Venezuela.

Calle Bolívar antigua calle Real, casco histórico de Barinas. Foto Marinela Araque, 2010.

Las edificaciones enclavadas en el centro histórico ostentan otros niveles de protección, tales como el de bien de interés cultural a partir del Primer censo del patrimonio cultural venezolano realizado por el Instituto del Patrimonio Cultural, IPC.

I Jornada de la Ciudad y su Patrimonio: el casco histórico

Durante los días 26 y 27 de abril de 1996 se realizó en Barinas la Primera Jornada sobre la Ciudad y su Patrimonio. El tema central versó sobre el casco histórico.

Los participantes al evento resolvieron crear la Comisión Organizadora del Consejo Regional de Patrimonio Cultural Barinés, la cual quedó integrada por José Manuel, Alfonso Mahuad, Antonio Canelones, Nain Chejin, Jorge Luis Fajardo, Humberto Febres, Argenis Marquina, Giondelis Montilla, Marité Mora de Serfati, Alberto Pérez y Ana Cecilia Valdez.

La comisión se encargó de ampliar y fortalecer el trabajo de preinventario del centro histórico de la ciudad de Barinas que estaban realizando el  IPC  y  la Universidad de los Andes, ULA, conjuntamente con la Secretaría de Estado del Patrimonio Cultural.

Una de las tareas que se había trazado la comisión era la de solicitar a las instancias competentes la ampliación de la poligonal del centro histórico, de tal modo que pudiese incluirse en ella algunos bienes de carácter patrimonial que para esa fecha no estaban incluidos, como son la casa que fuera de Jesús Méndez, y más tarde del doctor Mr. Miller, en el cruce de la calle Bolívar con Páez, el puente Patria y Unión, hacia el norte de la calle Bolívar, el Hotel Internacional, y las Plazas Zamora y Páez, ya que eran espacios sociales cívicos de los cuales podía recrearse también el centro histórico.

También solicitaron declarar en el preinventario, en situación especial y urgente de estudio, algunos inmuebles ubicados en la calle Bolívar como son las casas de Manuel Cipriano Heredia, José Tomás Heredia, Celeste Tapia, Rubén Tapia, Rafael Ángel Insausti, Pancho Pavolini, familia Acosta, Manuel Canales y la del general Ramón Soto.

Mientras que en la calle 5 de julio incluyeron el Grupo Escolar Estado Guárico, la casa de los Dalla Acosta. También fue incluido el liceo Daniel Florencio O’Leary, situado en la avenida Briceño Méndez.

La fabricación de dispositivos visuales que le permitan al ciudadano el conocimiento de los bienes culturales que conforman el centro histórico fue otra de las propuestas de los miembros de la comisión.

Quizás uno de los puntos cruciales que trataron en la jornada fue la revisión de la movilidad de la ciudad, por lo que solicitaron a la alcaldía de Barinas la redistribución del tráfico automotor, particularmente en el área del bulevar de la plaza Bolívar, con el objeto de ser utilizado como un espacio social vivo para el encuentro cultural de los barineses, y en atención a la protección y contemplación de los monumentos históricos nacionales que en él se encuentran, en este caso, la catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza.

Identificación y prediagnóstico

Cinco años después de aquella primera jornada sobre el centro histórico, el 15 de noviembre de 2001 se celebró un convenio entre la alcaldía del municipio Barinas y el Instituto del Patrimonio Cultural con la finalidad de realizar un registro de los bienes culturales ubicados en la parroquia Barinas, donde está enclavado el centro histórico. Esto incluía los bienes inmuebles con valor patrimonial.

El proyecto de registro de las edificaciones contó con la participación del equipo técnico de la Dirección de Conservación de Bienes Inmuebles del IPC, integrado por las arquitectas Cynthia Bakos, Mariela Cavalieri, María Andreína Romero y Marién Sánchez, así como de su director, Juan Carlos León.

Colaboraron en el inventario los funcionarios de las direcciones de Planificación Urbana, Catastro de la Alcaldía del Municipio Barinas, del Instituto Municipal de Vivienda Popular (IMVIP), del cronista de la ciudad de Barinas, así como un grupo de informantes de la ciudad, quienes con el equipo de logística de la alcaldía de ese municipio, brindaron la ayuda, información y conocimiento pertinente para la ejecución de este proyecto.

El objetivo principal era la identificación y prediagnóstico de los bienes inmuebles de valor patrimonial y mejores condiciones de conservación en aquellos sectores con mayor concentración de edificaciones, estos en su gran mayoría estaban enclavados en el centro histórico ubicado en la parroquia Barinas (antigua parroquia Catedral) de ese municipio.

Los sectores intervenidos correspondían al Área del Casco Central (ACC) y parte del Área Central con Comercio Metropolitano (AC-CM), determinados por la Ordenanza de Zonificación Urbana de la Ciudad de Barinas según el Plan de Desarrollo Urbano Local de 1993.

Para realizar el inventario y levantar la información in situ, se empleó la “Ficha de identificación y prediagnóstico de deterioro” que incluía la valoración patrimonial, niveles de deterioro y de intervención aparente de las edificaciones.

Debido a las variables de tiempo y costos, el equipo técnico se limitó a levantar la información sin profundizar en la investigación histórica de los inmuebles, solo a saber, de aquellos inmuebles de relevancia en la ciudad en el que se recopiló información documental, y se tomaron en consideración algunos de los datos suministrados por los informantes.

Asimismo, los datos relativos a descripciones, materiales, técnicas constructivas, y prediagnóstico del estado de conservación de las edificaciones, estuvieron restringidos a la información percibida en el exterior de los inmuebles, a excepción de algunas edificaciones que pudieron ser visitadas, dados los usos públicos que mantienen o por la colaboración que brindaron los usuarios o propietarios de algunas construcciones.

El resultado del proyecto mostró el total de 169 fichas de identificación y prediagnóstico de los bienes inmuebles de valor patrimonial, así como 7 inmuebles situados fuera del Área del Casco Central (ACC).

Las conclusiones a las que llegaron con la realización del proyecto de identificación y prediagnóstico de los bienes inmuebles en relación al valor patrimonial son:

  • Que los inmuebles registrados poseen de uno a cuatro valores entre los que se han considerado histórico, artístico-arquitectónico, contextual y social.
  • 166 inmuebles poseen valor contextual, lo que corresponde al 98 % del total registrado; estos determinan un perfil homogéneo en el área de estudio en cuanto a las alturas, tipo de emplazamiento, volúmenes de fachadas continuas sin retiros laterales ni frontales.
  • 103 inmuebles tienen valor artístico arquitectónico, lo que representa el 60 % de los bienes registrados. Están referidos en su mayoría por edificaciones que conservan en sus características constructivas, materiales y técnicas denominadas tradicionales, así como edificaciones que poseen características formales representativas.
  • A 32 inmuebles se les otorgó un valor social, lo que representa el 20 % de las edificaciones registradas. Estos están determinados por inmuebles relevantes para la comunidad, dado su uso o apropiación colectiva de los mismos, entre los que predominaban plazas, edificaciones educacionales e hitos históricos.
  • Al 10 % de los bienes registrados se le adjudicó un valor histórico, en base a documentos o testimonios orales que justificaron la representatividad de los inmuebles a un período histórico dado, así como los hechos y personajes relevantes relacionados con los mismos.
  • La calle Bolívar y Arzobispo Méndez son las que muestran la mayoría de las edificaciones con valor histórico y artístico-arquitectónico. En estas se presentan los inmuebles de tipología tradicional monumental y alta, así como las edificaciones declaradas Monumento Histórico Nacional.
  • Los inmuebles de valor contextual y valor social están ubicados de forma dispersa dentro del área de estudio.

Mientras que el estado de conservación de los inmuebles registrados arrojó que el 50 % de los mismos se encontraban en un nivel medio de deterioro, seguido por el 30 % de bienes que presentaban un nivel bajo de deterioro. Y al 16 %  de las edificaciones se les observó un nivel alto de deterioro. Solo el 4 % de los inmuebles mostraron un nivel de deterioro nulo.

Los deterioros presentes se adjudicaban a la falta de políticas de mantenimiento adecuadas. En su mayoría, el deterioro se manifiesta en los materiales de acabado, como desprendimiento de frisos y capas pictóricas, fisuras en frisos y abombamiento de los mismos. La inspección fue realizada solo observando el exterior de los inmuebles, sin tener una visión más específica del nivel de deterioro interno de las edificaciones.

“El uso intensivo de muchas edificaciones sin una correcta intervención ha aumentado el riesgo de deterioro general de las construcciones del centro histórico de la ciudad”. Proyecto de registro de las edificaciones del casco histórico de Barinas, 2001.

Las recomendaciones dadas por los participantes del proyecto a las autoridades con responsabilidad directa del centro histórico estaban orientadas a la complementación de la primera etapa de registro en los sectores aún no explorados, a fin de obtener la total información generalizada de la parroquia Barinas y del resto del municipio.

Recomendaban además profundizar la información de aquellos inmuebles considerados prioritarios, dados su valoración, estado de conservación, uso actual y necesidades compartidas. La comisión también instó a que se constataran los materiales y técnicas constructivas de los inmuebles registrados por medio de métodos científicos, tal como calas exploratorias, a fin de determinar con exactitud éstos datos.

También juzgó necesario propiciar la declaratoria del centro histórico de Barinas, así como su plan de conservación.

Un proyecto para revitalizar el centro histórico

Juramentación del Directorio del centro histórico. Foto Pedro Gómez, 2006.

En 2006 la alcaldía del municipio Barinas, para cumplir con el Programa de gestión municipal trabajo y destino, del alcalde Julio César Reyes, presentó un proyecto titulado Revitalizar el centro histórico de Barinas, cuya finalidad estaba orientada a la consolidación de un centro cívico productivo y de vocación cultural, integrando armónicamente los temas vinculados al área central como vivienda, movilidad, patrimonio natural y cultural, con un enfoque multidisciplinario con la finalidad de promover mejores condiciones de vida a la población residente, así como a todos los habitantes de Barinas.

El proyecto se realizó en varias fases:

  • Firma del convenio de asistencia técnica con el Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela, febrero 2001. Se realizó el inventario  bienes muebles, inmuebles, arqueología y   procesos – testimonios.
  • Firma convenio con la Universidad Metropolitana, año 2002. Cuyos resultados fue la elaboración del Plan Especial para la ciudad de Barinas.
  • Primera misión del arquitecto Leo Orellana, representante del Gobierno de la República de Francia, a finales de 2004. Se logró la asistencia  de las autoridades municipales de Barinas al Taller Sirchal (seminarios internacionales sobre la revitalización de los centros históricos de América Latina y el Caribe), que se efectuaría en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara.
  • Segunda misión del arquitecto Leo Orellana, representante del Gobierno Francés, diciembre 2005. Se realizó el cronograma de actividades para la elaboración de los Documento prediagnóstico Palacio El Marques, y Documento Prediagnóstico centro histórico.
  • Realización del 1er Taller Revitalización del Centro Histórico de Barinas del 5 al 10 febrero de 2006  (SIRCHAL BARINAS), patrocinado por la Embajada de la República de Francia en Venezuela. Este evento logró reunir a un gran número de participantes, quienes durante seis días continuos de análisis transdisciplinario acordaron, por consenso, generar un mecanismo de activación para el Plan programa operacional de acciones a corto, mediano y largo plazo. El mismo se estructuró en tres aspectos básicos: creación de un ente de gerencia y gestión, elaboración del Plan especial, y Activación del proceso a través de la recuperación física y la rehabilitación del Palacio del Marqués
  • Tercera misión del arquitecto Orellana, marzo 2006. Logró la creación del directorio ejecutivo de carácter transitorio. Esta instancia fue juramentada el 23 de marzo de 2006. El directorio estuvo integrado por un representante de la Gobernación del estado Barinas, uno de la junta parroquial Barinas, un representante de la alcaldía, un representante del Sirchal Barinas, y un representante del sector privado.

El directorio ejecutivo tenía la misión de recuperar los espacios públicos, especialmente la plaza ubicada al frente del Palacio Municipal, la construcción del Teatro Municipal, el cual fortalecerá el carácter cultural del sector, y la recuperación del Palacio del Marqués de Pumar en una primera fase.

Ciudad educativa y rehabilitación

El 19 de mayo de 2010 se realizó la primera reunión sobre el proyecto Ciudad educativa y rehabilitación del centro histórico de la ciudad de Barinas. Las propuestas y actividades de los participantes estaban contenidas en las siguientes líneas de acción: realizar encuentros consecutivos a través de mesas de patrimonio, conocer los antecedentes de los trabajos del centro histórico, recibir y analizar el croquis elaborado por el IPC para la ampliación de la poligonal del centro histórico, inspección de los inmuebles contenidos en la poligonal y entrega del expediente del proyecto, inconcluso, de rehabilitación del palacio del Marqués de las Riberas del Boconó y Masparro al Consejo Legislativo de la ciudad de Barinas.

Descripción

El centro histórico está en un área geográfica definida por una poligonal cerrada denominada Área de Protección, con una extensión de cincuenta y uno con noventa y tres hectáreas (51,93 ha).

Está definida por más de 169 edificaciones con declaratoria de bien de interés cultural del Estado venezolano, dos de los cuales tienen la jerarquía de Monumento Nacional: la catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza y la Casa Pulideña, hoy sede del Museo Alberto Arvelo Torrealba.

Vista de La Pulideña en 1927. Foto colección Familia Salvano de Jesús Uzcátegui

Catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, uno de los dos monumentos nacionales del casco histórico de Barinas. Foto Marinela Araque, 2017.

Valores patrimoniales

El valor histórico está determinado por la representatividad de las edificaciones a varios períodos históricos y por los hechos y personajes relevantes relacionados con los 169 bienes inmuebles de valor patrimonial enclavados en la poligonal, así como siete inmuebles situados fuera de esta, pero que fueron declarados en el año 2005 como bien de interés cultural venezolano; tales edificaciones son el Hotel Internacional, parque La Carolina, Mercado Municipal La Carolina, Cementerio Municipal Nuestra Señora del Carmen, Barrio Obrero, la plaza Zamora, y el Teatro Orlando Araujo. De igual forma, existen dos Monumentos Nacionales.

Su valor artístico arquitectónico viene dado a las cualidades funcionales, formales y a las técnicas constructivas aplicadas a las construcciones que conforman el centro histórico.

Mientras que su valor contextual viene dado por la relación de estos inmuebles con su entorno inmediato, respecto a la singularidad o presencia relevante de los inmuebles en el espacio y a las características armónicas y de composición del conjunto, como el caso de la antigua cárcel real, hoy sede de la Casa de la Cultura Napoleón Sebastián Arteaga.

Atendiendo las solicitudes realizadas por los barineses a las autoridades encargadas de regir sobre la materia, el 4 de marzo de 2011 el centro histórico fue declarado bien de interés cultural.

Situación actual

Según el prediagnóstico de bienes inmuebles de valor patrimonial (2003), en relación al estado de conservación, el 50 % de los inmuebles registrados se encuentran en un nivel medio de deterioro, seguido por un 30 % de bienes que presentan un nivel bajo de deterioro. Al 16 % de las edificaciones se les observó un nivel alto de deterioro y el 4% mostraron un nivel de deterioro nulo. Aunque para la fecha de hoy, este deterioro ha aumentado por la carencia de planes de conservación.

Mientras que en el nivel de intervención aparente, el 35 % de los inmuebles registrados presenta un nivel medio de intervención, seguido por un nivel alto que representa el 33 % de los bienes. El 29 % de los inmuebles muestran un nivel de intervención bajo, y solo el 3 % tiene un nivel nulo de intervención. Estas intervenciones en su mayoría están referidas básicamente a la modificación de los elementos de fachadas, tales como vanos de puertas y ventanas, el material de las cubiertas, así como por la inserción de elementos en fachadas tales como anuncios publicitarios, instalaciones mecánicas y eléctricas, sin alteración de alturas, retiros y tipo de emplazamiento.

Estas intervenciones presentes responden a las necesidades de adecuación de los espacios por el cambio de usos, ya que muchas de las edificaciones que originalmente tenían uso residencial, han sido adaptadas a usos comerciales, administrativos, culturales, educativos y asistenciales.

Nada ha variado desde 2003 hasta la presente fecha. Algunos inmuebles contenidos en el centro histórico han sido intervenidos sin autorización del IPC, otros no han seguido las orientaciones emanadas por el ente rector en la materia. Los demás, se han ido deteriorando progresivamente, tanto los privados como los que están bajo la custodia de los organismos oficiales.

Algunas edificaciones patrimoniales han sido intervenidas aplicándoseles policromías que no corresponden a la imagen tradicional de la ciudad, tal es el caso del Palacio del Marqués, la antigua cárcel pública, hoy sede de la casa de la cultura Napoleón Sebastián Arteaga; y la sede de la alcaldía.

Ubicación

Parroquia Barinas, municipio Barinas.

Fuentes consultadas

Catálogo de patrimonio cultural venezolano 2004 – 2006. Municipio Barinas. Instituto de Patrimonio Cultural. pp.157.

Gaceta del Patrimonio. Fondo Editorial Municipal. Año I, nº 1. Barinas, mayo 1996. 15 p.

Gerhardi, Eliana. Proceso de Revitalización Centro Histórico Barinas. En archi.fr.com. https://goo.gl/n4hRCh. Consultado el 17 de julio de 2017.

Identificación y prediagnóstico de bienes inmuebles de valor patrimonial. Parroquia Barinas. Estado Barinas. Instituto de Patrimonio Cultural. 511 p.

Prensa Alcadía de Barinas. Con recorrido por el centro histórico inició SIRCHAL. Diario La Prensa. Barinas 6 de febrero 2006.

Prensa Alcaldía de Barinas. Juramentado directorio ejecutivo para la rehabilitación del centro histórico. Diario La Prensa. Barinas 24 de marzo 2006.

Providencia administrativa Nº 009/11. Instituto de Patrimonio Cultural. Caracas, 4 de marzo de 2011.

Investigación: Marinela Araque Rivero.

Anuncios