Museo Trapiche de los Clavo

Museo Trapiche de los Clavo, joya arquitectónica de Boconó, estado Trujillo. Patrimonio cultural venezolano.

Entrada y fachada del Museo Trapiche de los Clavo. Foto Marinela Araque, 2015

Nombre: Museo Trapiche de Los Clavo.

Año: finales del siglo XIX.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: privado / Asociación Civil Museo Trapiche de los Clavo.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Una hacienda de trapiche por una recua de mulas. El Museo Trapiche de Los Clavo es una antigua edificación de finales del siglo XIX que pertenecía al general Santana Saavedra, comerciante y gobernador del estado Trujillo para 1878, quien la vende a Perpetuo Clavo, oriundo de la población de Tostós, donde naciera el 11 de octubre de 1858. Él, de padre desconocido, estuvo siempre bajo la protección de su madre doña María Felicia Clavo, quien le enseñó a trabajar en las labores del campo y a criar bestias de carga.

A medida que pasaba los años, el joven Perpetuo acrecentaba su amor por aquel trabajo. En una oportunidad viajó a Boconó para distribuir los productos de su labor, y aprovechó la ocasión para adquirir ropa en un local comercial muy reconocido que regentaba el general Saavedra. Cuando fue a pagar la mercancía, advierte que el dinero que había ganado ese día por la venta de sus productos no le alcanzaba para cubrir el monto total de la ropa, por lo que le solicita un fiado al general Saavedra con la promesa de que, en el próximo viaje que haría al pueblo, le cancelaría la mercancía.

El general Saavedra, un hombre precavido y hábil negociador, se negó a fiarle los artículos, pues consideraba que el joven Clavo no tenía la edad suficiente ni las garantías para obtener un préstamo de esa prestigiosa firma comercial. El joven regresa triste y avergonzado a su la finca en Tostos, donde vivía con su madre.

Tiempo después de aquel ingrato momento regresa al pueblo, pero esta vez cargando una recua de mulas. Al pasar frente a la tienda del general Saavedra este queda impresionado por la belleza de los animales, muy preciados para la época, y le hace una oferta al joven Clavo, a quien no reconocería. Perpetuo Clavo, quizá en una soterrada venganza, se negó en un primer momento a venderle las mulas al embelesado general. Pero luego le hizo una contraoferta: si él le vendía un lote de terreno de su propiedad, localizado al margen izquierdo del río Boconó, con gusto le vendería los animales.

El general aceptó el trato y enseguida le vendió la posesión con documentos de propiedad incluidos. Esta constaba de una casa con amplios corredores y espaciosas habitaciones. Además, tenía un trapiche y un amplio patio. Perpetuo Clavo se muda con su madre a la nueva propiedad y se dedica al acopio del café y la siembra de caña de azúcar, una industria arraigada a las costumbres de ese pueblo y un motor generador de riqueza que permitía avivar la economía local y familiar.

Don Perpetuo Clavo y sus hijos dueños del trapiche que luego se convertiría en museo. Patrimonio cultural de Boconó, estado Trujillo. Venezuela.

Don Perpetuo Clavo e hijos. Foto Rep. Alberto Cárdenas @unavistabocono, 2011.

Cuentan las crónicas que al fallecer la madre de Perpetuo Clavo, doña María Felicia Clavo, este edificó una nueva casa en los límites del pueblo y construyó un muro perimetral para proteger la hacienda de caña. Posteriormente, se casa con doña Josefa Carrillo Monreal, nieta del general José de la Cruz Carrillo Terán, héroe de la Independencia; de él dijo Simón Bolívar “Carrillo es el oficial más valiente que he tenido”. Con esta noble mujer procreó dos hijos: Perpetuo y Juan Bautista, quienes estudiarían en Europa. Al regresar, el primero especializado en Derecho, y el segundo en Comercio Exterior, se radican en Trujillo. Y pese al bagaje cultural y la moda europea, que los haría apreciar la buena mesa y los mejores vinos, mantienen el retraimiento de su padre (solo compartían con los habitantes del pueblo durante las efemérides patrias u oficios religiosos), y el esmero por el trabajo. Por ello, junto con su progenitor, convierten la hacienda familiar de caña en una de las mejores productoras locales.

El final del trapiche. El regreso de los hermanos Clavo Carrillo al país con nuevas ideas y proyectos marcó el mejor momento de la hacienda. Pero también la desgracia se va acercando cuando al perder un pleito que mantenía don Perpetuo con la familia Barrueta, quienes se dedicaron a desviar el agua que regaba las tierras y que hacía funcionar las maquinarias del trapiche, este se ve en la necesidad de buscar, con altos costos y con gran esfuerzo humano, el vital recurso.

No lo logró. La tristeza de don Perpetuo se fue acrecentando mientras el agua negada le secaba también los sueños. No volvieron a girar las enormes ruedas del trapiche, ni a producirse caña, ni se encenderían de nuevo los fogones que calentaban las pailas de guarapo de caña.

Con la extinción de la dulce empresa del trapiche se le fue apagando la vida a don Perpetuo Clavo, quien nunca más volvería a pasar frente a la propiedad de los Barrueta. Su última voluntad fue que lo enterraran en Tostós para evitar, de hacerse en Boconó, que el cortejo fúnebre pasara frente a la casa de sus encarnizados adversarios. Los hijos cumplieron, hasta el final, los deseos de su padre.

Ya muerto don Perpetuo, los hermanos Clavos Carrillo se dedicaron al trabajo y a los viajes placenteros. Las propiedades crecieron, así como su fortuna, pero no la familia, pues ninguno contrajo matrimonio ni tuvo descendencia. Sus propiedades fueron repartidas entre los familiares más cercanos.

Parte de estas tierras, que se mantenía ociosas, fueron posteriormente expropiadas por el Gobierno nacional y otorgadas al Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi).

Museo Trapiche de Los Clavo. El profesor Domingo Miliani quiso crear una institución museística para Boconó, para lo cual solicitó apoyo a las Damas Voluntarias de Acción Social. De esta búsqueda surgió la Asociación Civil Amigos de Boconó, quienes se organizaron para obtener de parte del Inavi el inmueble Trapiche Los Clavo, bajo la figura de comodato.

La recién creada oenegé comenzaría por indagar sobre los terrenos que habían pertenecido a la familia Clavo Carrillo y, atendiendo las orientaciones del Dr. Arnoldo Gabaldón Berti, hizo las gestiones para lograr la deseada fundación del museo. Ya con el inmueble en su poder y en asamblea de miembros, la Asociación Civil Amigos de Boconó constituye el 16 de mayo de 1996 la Asociación Civil Museo Trapiche de los Clavo con el lema “Una casa abierta.”

El acta constitutiva fue firmada, entre otras diecisiete instituciones locales, por esta oenegé, Acción Social, Fundación Eladia Bezara de Senior, Centro de Servicios Campesinos Tiscachic, Museo Campesino Tiscachic, Asociación de Artistas Populares y Artesanos, Casa Artesanal Feliciano Hernández y Fundación Elvira Parilli de Senior.

En 1997 logran comprar el inmueble con su respectivo terreno, de 7,13 hectáreas, y en una asamblea general someten a consideración la ampliación del proyecto Museo Trapiche de los Clavo en su primera fase de zonificación, lográndose dar cabida en sus espacios a otras instituciones de carácter cultural como el Museo del Café, la Biblioteca Pública Isaura Saavedra, la Orquesta Sinfónica Juvenil Módulo Boconó, Talleres Atesanales y un Módulo de Información Turística.

El museo ha mantenido, salvo por una actual controversia, una línea clara de trabajo como una asociación civil sin fines de lucro dedicada a cumplir una función integradora a través de programas permanentes, en la cual se incluyen actividades de formación, investigación y recreación.

Concebido con una nueva visión museística, su misión es ser un ente dinámico que permita la participación comunitaria mientras se dedica a la preservación del rico legado cultural boconés a través de tres temáticas generales: la panela, el café y la botánica.

Sus áreas están centradas en: 1. Investigación y documentación de la memoria histórica de la región; 2. Exposición de los logros artísticos, científicos y tecnológicos nacionales y extranjeros; 3. Educación   mediante la realización de cursos, charlas y otras actividades relacionadas con las necesidades de la comunidad; 4. Extensión, con la finalidad de convertirse en una unidad de producción de bienes y servicios que contribuya al bienestar de la comunidad.

Las  instalaciones cuentan con espacio rental donde funciona la Librería del Sur, un área para la expoventa artesanal, y un espacio para la venta de la gastronomía típica del estado Trujillo.

La edificación fue restaurada entre los años 1990 y 1995, respetando los materiales de construcción de la zona para conseguir un resultado cónsono con la arquitectura preexistente. Se restauró el área donde estaba el trapiche, incluyendo el cerco perimetral y la casa.

Descripción

Es una antigua hacienda de trapiche construida con paredes internas de tierra pisada. Algunas puertas y ventanas se conservan originales. Su techo está cubierto de teja criolla y ha sido restaurado en carruzo y madera.

Sus pisos de ladrillo y manto rodado nos trasladan a la hacienda de trapiche de la familia Clavo Carrillo a finales del siglo XIX.

Posee amplios corredores y jardines, donde se puede apreciar la escultura Adán, llevada allí para su resguardo tras ser salpicada de cemento por trabajos de obras públicas en la avenida Colón, donde se encontraba debajo de un árbol. El acceso al inmueble se encuentra enmarcado por un amplio portón de madera. Conserva una cerca perimetral construida con piedras y alfajol.

El friso de las paredes externas es rústico y con piedras. Posee luminarias alrededor del jardín.

Valores patrimoniales

Posee un valor histórico debido a que data de finales del siglo XIX. Por su valor artístico arquitectónico por sus cualidades funcionales y formales referentes a su estilo, composición y técnicas constructiva aplicadas al inmueble, ya que es un testimonio de la arquitectura de barro.

Su valor social viene dado porque presta un servicio socioeducativo y cultural a toda la comunidad, además es un referente de la actividad económica que culturalmente ha prevalecido en la zona, como es el cultivo y molienda de caña de azúcar, la elaboración de panela y otros derivados de la caña. Posee además una notable colección de piezas utilizadas en esta labor, como son los molinos de agua, las pailas donde caía el líquido extraído de la caña de azúcar para hacer la melcocha, los moldes donde se hacían la panela. También guarda esculturas, pinturas y tejidos donados por algunos artistas y artesanos de la zona.

El Museo del Trapiche de los Clavo fue decretado por el Instituto del Patrimonio Cultural como bien de interés cultural y registrado en su Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2009. Municipio Boconó, estado Trujillo.

Situación actual

Su nivel de deterioro es bajo. Algunas paredes de obra limpia se encuentran manchadas y el área de servicio necesita limpieza. Algunas áreas como la cafetería no mantienen un horario regular para la atención de los turistas y visitantes.

No existe vigilancia en las instalaciones, por lo que se han robado motores, sopletes y vaciaron la secadora. Uno de sus espacios ha sido invadido por una señora que no posee vivienda y quien habita el lugar acompañada de dos hijas.

Actualmente hay una querella entre la alcaldía de Boconó y la administración del museo, por presunciones de privatización ventiladas en la opinión pública a partir de un reportaje del Diario Los Andes, el 16 de junio de 2017. Tres días después el mismo diario indicaba que “En las últimas semanas se ha suscitado una matriz de opinión respecto a las 7.3 hectáreas de terreno del Museo Trapiche de Los Clavo en el municipio Boconó. En principio, por la intención de desarrollar el polideportivo en la parte baja, pero también por el alquiler de un poco más de 6 mil metros que incluye una torrefactora a un empresario que construyó una cerca perimetral, cuando los administradores dicen ser una Asociación Civil sin fines de lucro”.

El pasado 18 de julio la Asociación Civil Museo Trapiche Los Clavo y la alcaldía de Boconó no se ponían de acuerdo, y el síndico procurador, Abonber Valenzuela, denunciaba el “flagrante incumplimiento de los acuerdos establecidos: mostrar los documentos del canon de arrendamiento de la torrefactora y el avalúo de las maquinarias vendidas”.

Autoridades municipales, luchadores sociales,  exadministradores, y dolientes del museo, como el profesor Juan Canelones, citado por el Diario Los Andes el 25 de junio de 2017 han sumado sus voces a la creciente preocupación por esta joya arquitectónica de Trujillo: “Vemos como amenaza lo que está pasando en el museo, por eso queremos encontrarnos con la directiva, analizar y reflexionar para retornar al proyecto originario y esclarecer las condiciones de uso y destino de estos espacios. Propongo foros constituyentes porque es un tema de paz y argumentos”.

La comunidad se mantiene en vilo.

Ubicación

Avenidas Cuatricentenario, Rotaria, José María Baptista y prolongación de la Jáuregui, parroquia Boconó, municipio Boconó, estado Trujillo.

Fuentes consultadas

Cárdenas Almeida, Alberto. Don Perpetuo Clavo / Museo Trapiche de los Clavo. En unavistabocono.blogpost.com, 25 de enero de 2011. https://goo.gl/LH6Q3z. Consultado el 24 de julio de 2017.

Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano (2004 – 2009). Municipio Boconó, estado Trujillo. Instituto del Patrimonio Cultural. p. 47

Duran Karley. ¿Qué pasa con los terrenos del trapiche de los Clavo? En diariolosandes.com, 19 de junio de 2017.  https://goo.gl/1NsJkU.  Consultado el 15 de julio 2017.

Durán, Karley. ¡Que se preserve la joya arquitectónica de Boconó! En diariolosandesa.com, 26 de junio de 2017. Consultado el 24 de julio de 2017.

Duran, Karley. Trapiche de Los Clavo incumple acuerdos establecidos con la alcaldía. En diariolosandes.com, 18 de julio de 2017. https://goo.gl/jGqRYf. Consultado el 24 de julio de 2017.

Gómez Miliani, Cecilia. Los tres Clavo: la vida detrás de un muro. En Literaturaenlaciudad.com, 17 de julio de 2016. https://goo.gl/UUFnsB. Consultado el 15 de julio 2017.

José de la Cruz Carrillo. En efemeridesvenezolanas.com,   https://goo.gl/dT5X1G. Consultado el 22 de julio 2017.

Registro Inmobiliario del Municipio Boconó de fecha 28 de Diciembre de 2007, bajo 19, tomo 44. 1996.

Museo El Trapiche de los Clavo. En trapichedelosclavo.com, 21 de noviembre de 2012. Consultado el 22 de julio 2017.

Trapiche los Clavo. En paoliniarquitectos.com, julio 1993.  https://goo.gl/pRD7Vo. Consultado el 22 de julio 2017.

Investigación: Marinela Araque Rivero.

Anuncios