Anuncios
Lo más reciente

Carlos Medina, “cada material tiene su misterio”

El artista Carlos Medina, autor de Fragmentos de lluvia sobre Caracas. Foto cortesía Gladys Calzadilla.

El artista Carlos Medina, autor de la famosa obra “Fragmentos de lluvia para Caracas”, entre muchas de su larga trayectoria. Foto cortesía Gladys Calzadilla, @GCalzadilla.

Nacido en Barquisimeto (estado Lara) el 12 de noviembre de  1953, Carlos Medina es hijo del médico veterinario Otto Medina y Dilia Villegas. Estudia arte en Caracas (1971-1975). Cuando finaliza su formación en la Escuela Cristóbal Rojas, realiza una muestra individual en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, en la que exhibe su primera colección de esculturas inspiradas en la abstracción geométrica.

En 1977 se radica en Carrara, Italia, y desde allí se intensifica su actividad formativa en talleres como el del maestro Carlo Andrei (1978 – 1979) y el Taller Industrial Gonnari. También asiste a cursos de artes decorativas, serigrafía, litografía, especializaciones en bronce y otros estudios que luego amplía en la Academia de Bellas Artes de Carrara, así como en Bélgica y Francia.

La obra de Carlos Medina ha evolucionado desde sus primeros trabajos pertenecientes al período negro una serie compuesta por láminas triangulares de acero pintado en negro y rojo. Luego pasa a obras realizadas en mármol o piedra de Cumarebo, siguen las maderas, y posteriormente abre a otra línea de trabajo con materiales que ofrecen condiciones más ligeras: el nailon, el plástico o los acrílicos. Estos materiales le permiten experimentar con elementos más contemporáneos, que propician la realización de otras propuestas, en las que afina percepciones sobre la ligereza o la liviandad, entre otros valores estéticos.

“No soy artista de fórmulas, soy investigador de los materiales. Y no me gusta pintarlos. Dejo que se expresen como materia”.

Sus esculturas no obedecen al enfoque de un problema cultural, o donde existen antecedentes o maneras de conjugar una relación histórica con el mundo; el escultor, por el contrario, ha tratado siempre de orientar sus observaciones hacia el plano de una obra matemáticamente pensada; la suya es una propuesta que busca expresar ritmos, tensiones y todo tipo movimientos en la materia.

Al respecto, en la muestra de su obra Esencial, que expusiera en febrero de 2015 en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maczul, respondió así a una pregunta del público: “Cuando yo conversaba con (Jesús) Soto, él me decía: ‘Quiero que veas las últimas cosas que he hecho’. Él no designaba esa obra maravillosa que hacía. Porque resulta que la pintura y la escultura hoy no son tal cosa. Ya se ha roto esa unión de la escultura con la base. Si algo tiene de maravilloso el arte es que debe estar en el ahora, en lo inmediato. Por eso cuando me preguntan ¿tú eres escultor? yo digo: ‘Eso dicen’”.

Jesenia Rincón, la periodista que reseñaba la inauguración del evento, nos lleva al interior del Maczul: “Ciertamente la obra de Medina se siente en tiempo presente. Al llegar a la sala 4, una dispersión de puntos negros, conducidos por hilos de nailon, envuelve al espectador en la tridimensionalidad del espacio. Es difícil de clasificarla simplemente como escultura. Tiene mucho de instalación, y la huella del dibujo técnico y disciplinado”.

Aquella propuesta, donde la física y la belleza sumergen al espectador en su universo lúdico, corrobora la (auto)afirmación de Medina: “Ya dejé hace muchos años de pensar en si soy escultor o no. A pesar de que pasé por muchos de los procesos escultóricos, desde las tallas directas, el modelado, tejer y hasta llegar a la luz, como esa pieza de nailon que conduce la luz”.

Carlos Medina en su exposición Esencial, realizada en el Maczul. Artista venezolano.

“Neutrinos”, de Carlos Medina en su exposición “Esencial”, realizada en el Maczul. Febrero de 2015. Foto Panorama.

No se trata, según dice el propio artista, de un arte frío, sino de una obra que obedece a principios y leyes físicas universales: “No soy artista de fórmulas, soy investigador de los materiales. Y no me gusta pintarlos. Dejo que se expresen como materia”.

Si algo caracteriza la trayectoria plástica de este escultor, merecedor entre otros galardones del Premio Nacional Armando Reverón que otorga la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos, Avap, en 2015, es su relación con ese espacio de ejecución que es el taller. Medina es un escultor oficioso, un autor de experimentación con materiales y recursos muy concretos, que concibe el arte como una colección de variables que están por encima de alguna narrativa, o de la expresión de emociones específicas.

El mundo creativo del artista gira en torno a revelaciones, si se quiere, trascendentes, que pertenecen a un campo que aspira a una representación más universal. En él calaron todas aquellas preocupaciones por explorar formalmente el mundo sensorial. Luego de 40 años de trabajo, el artista considera que ha llegado a lo que llama las formas esenciales.

El artista barquisimetano Carlos Medina. Creadores de Venezuela.

Carlos Medina desafía los materiales para obrar la belleza.

En octubre de 2013 la crítica de arte Bélgica Rodríguez, curadora de la muestra De lo material a lo esencial. Un recorrido a lo largo de 25 años en la obra de Carlos Medina, en la Galería de Arte Ascaso (Caracas), nos acerca a un autor dispuesto a sublimar los materiales, llevar la física al arte, y viceversa: “… Su taller puede ser una herrería, una carpintería, un laboratorio láser, una suerte de refinería, donde trabaja el pvc, el poliuretano expandible, aluminio, acero inoxidable, bronce, rejillas e hilos de nylon, silicone líquido, papel, varillas de calibres milimétricos en diferentes materiales y espesores, arena silícea, que, de acuerdo a la «idea», los encontramos en obras realizadas con técnica láser, router, chorro de agua (water jet), rotulado en hierro, torno de control numérico, pátinas a partir de óxidos. Mientras que los métodos tradicionales, la soldadura, la talla, le han llevado a esculturas en hierro, mármol, granito, madera, acero. En todo este periplo de trabajo, como se ha dicho, asumiendo retos en técnicas y materiales, ha sido importante no solo el conocimiento y experiencia adquirida en la escuela de artes de Caracas y en sus años en Italia, sino también en la convivencia profesional y personal con maestros consagrados en el arte universal, el estar en sus talleres le lleva a declarar en entrevista con el artista y curador Alberto Asprino, que de «(Carlo) Signori (conoce) la elegancia de lo plano, de (Sergio de) Camargo la simplicidad de las formas, (de Arnaldo) Pomodoro las maravillas de sus esferas, (de Alicia) Penalba sus monumentales formas orgánicas, (de Gonzalo) Fonseca sus superficies arcaicas. Una experiencia única para un joven escultor»”.

Después de transitar un camino entre la observación de los materiales, -piedra, metales, madera, polietileno o nailon- y la interpretación de un mundo en donde la naturaleza se expresa a través de una geometría básica, Medina concluye que “cada material tiene su lenguaje y su misterio”.

Con un oficio de largo aliento, Carlos Medina está representado y ha expuesto en buena parte de los museos nacionales y en importantes salas de París, Italia, Estados Unidos, Bélgica, y otros escenarios. Actualmente vive y desarrolla su obra entre Caracas y París.

Fuentes consultadas

Diccionario biográfico de las artes visuales en Venezuela, Galería de Arte Nacional, Caracas, 2005.

Carlos Medina: el hombre que invadió el espacio. En Complot, consultado en junio de 2017.

De lo Material a lo Esencial. Un recorrido a lo largo de 25 años en la obra de Carlos Medina – Galería Arte Ascaso. En arteenlared.com, 1 de octubre de 2013. https://goo.gl/aBj9AN. Consultado el 13 de julio de 2017.

Medina, Carlos. Entrevista realizada al autor en junio de 2017.

Medina, Carlos. En vereda.ula.ve/kiki_artevenezolano. https://goo.gl/7cN21d. Consultado el 13 de julio de 2017.

Rincón, Yesenia. El escultor Carlos Medina ofrendó tertulia de arte en el Maczul. En Panorama, 9 de febrero de 2015. https://goo.gl/AqrRRV. Consultado el 13 de julio de 2017.

Investigación realizada por Xiomara Jiménez.

Fragmentos de lluvia para Caracas, de Carlos Medina.

Las “Gotas” de la autopista Francisco Fajardo en Caracas y las protestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: