Plaza La Tejedora

Plaza La Tejedora, monumento al quehacer artesanal de El Abejal y pueblos circunvecinos de Táchira. Fotocomposición IAM Venezuela.

Nombre: plaza La Tejedora

Año: 1998.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble. Monumento en espacio público.

Administrador custodio o responsable: .alcaldía del municipio Guásimos.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

En la avenida principal de El Abejal la estatua de Adelina Ramírez de Castro proclama el oficio ancestral de la cestería, que le da el pan, orgullo y vida a ese pueblo de artesanos del estado Táchira. Ella empleó fibras y raíces de diversos árboles nativos para crear obras de arte como impenitente heredera de una tradición que tiene su ovillo en la labor de sus antepasados indígenas.

Los ancestrales hilos de la cestería “han sido tejidos desde siglos por familias como los Plazas, Jaimes, Reina, Mora, Ramírez, Torres, Vivas, Delgado y hacia el cerro la Mantellina los Perdomo, Moreno, Guerrero. Se considera a don Alejandro  Ramírez como fundador de la artesanía en El Abejal, en la que trabajo más de 75 años”, cuenta el lugareño y blogger José Ricardo Yopasa.

Artesano en pleno arte de la ancestral cestería. Foto Kevin Vásquez / Fllickr.

La cestería, simbolizada en la estatua que hiciera de doña Adelina el escultor Ciro Ontiveros, está consustanciada con el paisaje que la posibilita, con sus ramas y raíces de árboles entre los que destacan el bejuco, lata, tampaco, caballeo, chipio, higuerón, botadiez, siete sueros y cacahuito, así como con la caña brava de Vega de Aza, Palo Grande y Copa de Oro.

El mismo nombre del pueblo, El Abejal, viene según el cronista oficial de la ciudad, José Savelio Romero, de las abejas reales, negras y el angelito, como “símbolo de personas laboriosas y allegadoras”. Romero estratifica la elaboración de estos objetos en tres etapas: la primera, en la que los nativos “fabricaban canastas grandes, cunas, moisés, portabebés, floreros, papeleras, sembradores y regaderas”; la segunda, que comienza con la incorporación en 1956 de la caña brava por el italiano Cósimo Guli Benuto y el aporte de Miguel Chacón de abanicos, revisteros, copas, portavasos; y la tercera, cuando el portugués Manuel incorpora a esta quehacer la técnica del mimbre y el rathan.

Perfil idiosincrásico y oficio artesanal que patenta desde 1998 la escultura de doña Adelina Ramírez de Castro, quien según el equipo del portal Tochadas.net.ve, fue la máxima exponente del arte de la cestería del municipio Guásimos: “Doña Adelina tejió hasta su partida, y los últimos años realizaba este trabajo ciega, sin que esto le impidiera tener un acabado de primera”. Dato que corrobora Yopasa en su blog El Guasimero Informa: “En 1982 (a los 74 años) perdió la visión a causa de una mala praxis médica para retirar el cristalino opaco de sus ojos (catarata), la cual interfería en sus actividades diarias. Quedar ciega no fue impedimento para continuar laborando en el mundo de la cestería. (…) Durante sus 93 años de vida contribuyó a la formación y enseñanza de la labor artesanal; su ardua labor fue hasta el último palpitar de su corazón”.

La muerte no pudo con ella. Aún Adelina permanece en El Abejal como escultura inspiradora de la antigua y aún viva labor de la cestería.

Descripción

Se trata de una construcción de piso de concreto y franjas en losetas de arcilla con visos de ladrillos rojos, bancos de cemento y pedestal en escalonamiento hecho en piedra donde se sitúa la escultura de la artesana Adelina Ramírez de Castro, en cuya base se lee la inscripción “Nuestro más sincero agradecimiento a la familia Labrador Useche por haber donado el terreno donde se erige este monumento, y a su escultor el artista Ciro Ontiveros”.

Valores patrimoniales

La plaza La Tejedora, monumento a quien tejió el arte de la cestería durante toda su vida, representa e inspira un quehacer que el pueblo El Abejal y municipio Guásimos heredó de sus antepasados. No solo como la principal labor de sustento, sino también como motivo para el encuentro y la fiesta en ese poblado y caseríos circunvecinos del estado Táchira.

Este espacio tiene un apreciable valor social y turístico como referente del oficio artesanal de El Abejal, sobre todo durante dos fechas clave: en enero con la Feria de San Sebastián, un evento imperdible en el cual los lugareños exhiben en el municipio San Cristóbal sus carrozas y productos; y el 22 de mayo, Día del Artesano, creado en 1993 por la maestra Marleny Duarte de Klender para convocar a artesanos, pobladores y turistas a exposiciones artesanales, actividades religiosas y culturales.

El Instituto del Patrimonio Cultural, recoge por ello la plaza La Tejedora como bien de interés cultural, en la sección Lo construido de su Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2007.  Estado Táchira, municipio Cárdenas y Guásimos.

Situación actual

El monumento se encuentra en regular estado de conservación, aunque el arte que simboliza se esté perdiendo de a poco, cuando solo decenas de ancianos y uno que otro entusiasta lo mantienen en el pueblo como su principal fuente de sustento.

Ubicación

Avenida Panamericana, vía principal El Abejal, El Abejal, municipio Guásimos, estado Táchira.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007.  Estado Tachira, Municipio Cardenas y Guasimos. Instituto del Patrimonio Cultural.

Fabricación de cestas y canastos en El Abejal. En Tochadas.net.ve, https://goo.gl/LxSN9l. Consultado el 10 de junio de 2017.

Romero Chacón, José Savelio. Cronista oficial del municipio Guásimos. Cronista de Palmira. En PalmiraTáchira.com. https://goo.gl/GL29bw. Consultado el 10 de junio de 2017.

Yopasa, José Ricardo. Los artesanos del Abejal de Palmira municipio Guásimos. En Elguasimeroinforma.com, 26 de diciembre de 2015.  https://goo.gl/ZSZ6Zj. Consultado el 10 de junio de 2017.

Investigación: Nilda Silva F.

Anuncios