Hasta los ángeles caen en el Parque Los Mangos

Era un pequeño paraíso que animaba la vida de la urbanización Cuatricentenaria, hasta que la ruina fue cercando también el parque Los Mangos. Ni el ángel se salvó.

Marinela Araque Rivero. 28/6/2017.

El parque Los Mangos hasta hace poco promovía el esparcimiento de la urbanización Cuatricentenaria, de Barinas, con su verdor, sus aves nativas, sus generosos espacios, su fuente y, claro, con el dulzor de sus abundantes mangos. Era una especie de modesto paraíso que oxigenaba el aire de esa capital llanera de Venezuela. Pero a sus puertas también tocó el deterioro que hoy exhibe la mayoría de los bienes públicos del país: las aguas de su fuente se pudrieron, gran parte de la grama se marchitó mientras avanzaba la maleza, la basura enrareció su aire, los bancos sucios no invitan a sentarse, y la inseguridad se atrincheró en sus rincones pese a una caseta policial basada en el sitio. Tras la desidia gubernativa llegó la indolencia, vandalizando diversas áreas de su infraestructura, robando cables de electricidad y destruyendo luminarias. No perdonaron ni al ángel que anunciaba la Navidad en el sector, finalmente abatido por la ruina.

El parque Los Mangos, de Barinas, sufre de abandono de su infraestructura. Barinas, Venezuela

Ángel de Navidad caído en el parque Los Mangos. Foto Marinela Araque, 2017

El parque Los Mangos, orgullo de los habitantes de la urbanización Cuatricentenaria, y uno de los pulmones vegetales de la ciudad de Barinas, es uno más de los bienes culturales registrados en el Ier censo del patrimonio cultural venezolano realizado entre los años 2004 y 2010 por el Instituto del Patrimonio Cultural, declaratoria que poco ha servido para resguardarlo de la debacle material.

Una decisión controvertida

IAM Venezuela se acercó a este lugar de recreación y esparcimiento para observar que el parque consta de una gran extensión de terreno dividido por la avenida principal de la aludida urbanización. El área izquierda de este bien público no tiene cerca perimetral, y el lado derecho está delimitado con una cerca de hierro y cemento construida años atrás que ha restringido el paso peatonal; es esta la zona más desolada y maltratada del espacio urbano: “Esa área fue cercada hace unos años por el alcalde Abundio Sánchez y está completamente abandonada, nadie va por esos lados. Las autoridades lo cercaron y con eso decretaron la muerte de ese lado del parque”, lamenta María Mercedes Rodríguez, antigua vecina de ese bien patrimonial de Barinas.

Para doña Mercedes esta obra “fue una pésima acción de las autoridades municipales”, acto seguido blande su argumento: “Nosotros para llegar a nuestros hogares atravesábamos el parque, esto permitía la movilidad de la gente; el parque era muy transitado por esa zona, estaba muy activo. Ahora tenemos que dar una vuelta grande para llegar a la casa, el alcalde aisló a  los vecinos”.

Caseta policial en los predios del parque Los Mangos, sin embargo, acecha los vecinos se quejan por la inseguridad. Barinas, estado Barinas. Venezuela.

Aun con la caseta policial, el hampa acecha en el parque Los Mangos. Foto M. Araque, 2077.

La queja de la señora Mercedes es colmada por la inseguridad que, denuncia, acecha desde el espacio urbano: “No solo es eso, hija, en los últimos días se ha desatado el hampa en este lugar; no perdonan a nadie ni porque a veces hay una alcabala móvil en frente del parque y una casilla policial en la parte interna”.

Caracciolo López, asiduo visitante del sitio público, secunda a Rodríguez: “A pesar de que existe un módulo de vigilancia policial, advierte, la zona es de alta inseguridad para los usuarios del parque. Hasta a los ancianos nos da miedo venir en la tardecita a hacer nuestros ejercicios en estos aparatos de gimnasia al aire libre por el peligro de ser atracados y hasta de ser asesinados.”

“¡Qué les va a importar los parques!”

Comenta López que este parque es relativamente nuevo “creo que no llega ni veinte años, pero los gobernantes lo tienen olvidado. Años atrás relucía, ya que su fuente era una de las más grandes que tenía la ciudad de Barinas. Ahora, venga para que la vea. Es un reservorio de larvas y estanque para los sapos. A lo mejor, hasta culebras de agua, hay allí.”

El hedor de la fuente nos para en seco, sin embargo alcanzamos a ver su decaído lustre: por entre las aguas de un viscoso verde salpicado de mangos podridos y basura, sobresale el sofisticado engranaje que activababa su juego de luces y chorros, hoy cubierto de moho. Naufragio de un costoso activo público que quedó para el regocijo de los sapos, como esos dos que corroboran en su animal inocencia la afirmación de López.

Maquinaria de la fuente del parque Los Mangos, una costosa inversión perdida. Barinas, estado Barinas, Venezuela.

Una costosa inversión perdida en lo que fue la sofisticada fuente del barinés parque Los Mangos, para regocijo de los sapos. Foto Marinela Araque, junio 2017.

En el área abierta del parque nos topamos luego con sus lámparas destruidas, con caminos que los mismos vecinos degradaron a vertederos de basura, con la maleza campante y con una muchacha que intenta como puede llevar luz al cafetín, a falta de un sistema eléctrico operativo.

Ante tal deterioro, acudimos a la sede de la alcaldía de Barinas para hablar con el Director de Servicios Públicos, Wilmer Valdivieso; no estaba, pero sí un obrero de esa instancia municipal presto a declarar bajo promesa del anonimato: “La alcaldía tiene obreros asignados que realizaban la limpieza de un área del parque Los Mangos, lo que pasa es que no hay bolsas para recoger los desperdicios y los camiones están en su mayoría dañados por falta de repuestos”.

El humilde trabajador nos mira con la incredulidad ante quien pregunta por la salud de los parques en horas tan mezquinas, y finalmente suelta: “Mire amiga, la alcaldía está quebrada como el país. ¿No vio afuera a los trabajadores de aquí protestando porque ganamos una miseria? ¡Veintiún mil bolívares al mes!, ¡qué les va a importar a las autoridades las plazas o los parques!”.

Antes de sumirse de nuevo en su trabajo, conjetura que “Ahora mucho menos van a recuperar el parque… la gobernación dijo que se encargaría de todos los espacios públicos del municipio Barinas con el fulano Plan cayapa. Con eso le quitan competencias al alcalde, y ni el alcalde ni la Cámara Municipal dicen nada; para ellos es mejor.”

El choque de “Linda Barinas” y “Barinas limpia”

Tan desatendidos han estado los espacios urbanos de la capital llanera que la gobernación del estado Barinas anunció un plan denominado Mi linda Barinas o Plan cayapa, que promete la limpieza, embellecimiento, ornato, demarcación y recuperación de parques, plazas y avenidas para “devolverle el humanismo y belleza a la capital”.

Al respecto, el gobernador del estado Barinas, Argenis Chávez, acusaba en la página web del canal del Estado, Venezolana de Televisión, que “estas son responsabilidades que la municipalidad no quiere cumplir”.

En una confrontación institucional pública y notoria, la alcaldía de Barinas respondió con el operativo Barinas limpia es tarea de todos, cuyo propósito es “recoger los desechos sólidos en los espacios públicos de la ciudad”, tal como lo señaló el director de servicios públicos de la alcaldía de Barinas, Wilmer Valdivieso. El mismo exhortó al gobernador encargado, Argenis Chávez, a “hacer una pausa en el tema político y buscar la manera de que su empresa, Esobades, cumpla con Barinas con la recolección de basura porque está causando un grave daño al pueblo barinés y el responsable directo de esta situación es él, como titular del ejecutivo regional”.

Entre la danza de inculpaciones, el patrimonio cultural barinés se desmorona. Por ello, desde IAM Venezuela aspiramos a que el parque Los Mangos, decretado como bien de interés cultural en 2005, no siga sumando transgresiones a la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural, publicada en Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 4.623 de fecha 3 de octubre de 1993. Hasta el momento no hay ningún procedimiento administrativo levantado a los infractores de parte del Instituto de Patrimonio Cultural, órgano rector en la materia. Pero la ley está ahí, invocando la sensatez para que los anunciados planes les devuelvan a los barineses la posibilidad de disfrutar de parques, plazas y avenidas recuperadas y limpias.

Es su derecho y el de las nuevas generaciones, como la que representa Richard Urquiola, con quien nos topamos a la salida del parque Los Mangos. El joven detuvo sus ejercicios en el gimnasio al aire libre del referido bien público para declarar que “Este es uno de los parques más visitados de Barinas por el fácil acceso. Me da lástima cómo lo están dejando deteriorar las autoridades y algunos usuarios irresponsables”.

Como alegatos, nos invita a echarle un último vistazo al parque: “Mira la basura acumulada frente a este gimnasio, que los vecinos tiran y la alcaldía no recoge. Puedes observar también que algunos aparatos para ejercicios han sido dañados por los visitantes. ¿Y qué me dices de las figuras metálicas que adornaron las avenidas en la Navidad el año pasado? Todavía están aquí, las arrojaron al piso; algunas fueron robadas y otras quedaron tiradas”.

El chico finalmente increpa: “Yo me pregunto ¿quién es responsable de los espacios públicos en Barinas?, pues por donde quiera que uno camina ve plazas deterioradas, parques abandonados, esculturas robadas y se ha incrementado la inseguridad pública”. Antes de volverse a su bicicleta estática, sonríe y libera el sarcasmo atorado en su garganta “¿será culpa del imperio mismo?”.

Depende. En una de las paredes de la biblioteca pública situada en el parque Los Mangos un (mal) pintor dibujó lo que parece ser el rostro del finado presidente Hugo Chávez, con el lema “Defender y consolidar la independencia nacional”. La altura de la maleza deja leer a duras penas la proclama, fallida a todas luces contra el imperio de la desidia y la indolencia, temibles enemigas de la identidad colectiva. Ese pilar de las naciones libres.

Pared de una de las instalaciones del parque, con el lema "Defender y consolidar la independencia". Parque Los Mangos, bien cultural de Barinas, estado Barinas. Venezuela.

Pared de una de las instalaciones del parque, con el lema “Defender y consolidar la independencia nacional”. Foto Marinela Araque, junio 2017.

Fuentes consultadas

Bracamonte, Alejandro. Gobernador Argenis Chávez activó el plan “Mi Linda Barinas” para rehabilitar infraestructuras públicas. En Vtv.gob.ve, https://goo.gl/ZYVMVj. Consultado el 19 de junio 2017.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano, 2004 – 2006. Municipio Barinas. Instituto de Patrimonio Cultural, p. 37.

Dirección de Servicios Públicos. Entrevista realizada a obrero de esta instancia en la alcaldía de Barinas, el 23 de junio de 2017.

López, Caracciolo. Entrevista realizada en el parque Los Mangos de Barinas, el 23 de junio de 2017.

Rodríguez, María Mercedes. Entrevista realizada en el parque Los Mangos de Barinas, el 23 de junio de 2017.

Urquiola, Richard. Entrevista realizada en el parque Los Mangos de Barinas, el 23 de junio 2017.

Valdivieso. Gobernación y Esobades deben hacer una pausa política y recolectar basura. En Exclusivaenlaweb.com.ve, https://goo.gl/mt7E1i. Consultado el 26 de junio 2017.

Anuncios

IAM VENEZUELA