Anuncios
Lo más reciente

La Virgen María Auxiliadora no tiene quien la auxilie

En el lado oeste de la plaza Francia, en Caracas, está la Virgen María Auxiliadora sobre un pedestal y base destruidos, descuidados y vandalizados. Todos la ven, pero nadie la mira. Pese a su dorado chillón.

Nilda Silva Franco. 21/6/2017.

No puede pasar desapercibida la imagen de la Virgen María Auxiliadora con su dorado superlativo al oeste de la plaza Francia, sitio emblemático del este de Caracas inaugurado como plaza Altamira en 1945. Encaramada en un pedestal tapizado de granito de unos tres metros, su monumento se asienta en una base que le rinde tributo con flores, palmas y plantas ornamentales. Con un cetro en su mano derecha y el Niño Jesús en su izquierda se muestra compasiva, como toda madre, a los transeúntes y conductores; a los vendedores de café y de cepillados; a quienes ofrecen banderas patrias, gorras, pañuelos y demás mercancía del descontento; a los miles de manifestantes que se congregan en la emblemática plaza para re-iniciar su porfiada marcha contra el Gobierno, al paso apresurado de los nini (aquellos que no toman partido en la polarización política venezolana), a los funcionarios municipales. Todos la ven, pero no parecen mirarla.

Quizá por ello no se repare en el hecho de que el símbolo de esa advocación mariana que con vestuario y corona reales se presta desde el año 345 al “auxilio de los cristianos”, descansa sobre un pedestal muy sucio, saqueado y roto. De las cuatro placas de bronce con las que fue inaugurado el monumento religioso por el cardenal Ignacio Velasco, en 2002, apenas permanece una, que sabrá Dios por qué la habrán dejado los fundidores de metal y sus sicarios. Los tres huecos del despojo dejan asomar el esqueleto de cemento que la lluvia horada con persistencia; un quiebre por aquí, un huequito por allá dan cuenta de que hasta el granito sucumbe a la erosión material del país.

Base vandalizada del monumento a la Virgen María Auxiliadora.

Pintura roja en la jardinera base del pedestal. También salpicó las plantas. N. Silva, junio 2017.

También a la debacle espiritual, si nos atenemos a las afrentas vandálicas que se suman al deterioro de la base de dos niveles. El de arriba es una jardinera cilíndrica de concreto, descascarada su capa de cal parcialmente en su parte inferior, a la que le echaron pintura roja en un grueso gesto que salpicó hasta a las plantas que la circundan.

En la base o jardinera ligeramente rectangular que está a ras del suelo y que ordena todo el monumento hay varias losas de granito destruidas, así como la ausencia de otras que parecen haber sido arrancadas de cuajo; si esto es una destrucción adrede, el óxido de la pieza metálica ornamental que circunda la base habla de un largo tiempo sin el mantenimiento debido.

Esta exhibe también pintas callejeras por sus cuatro costados, nuevas y viejas, de diversos grosores, estilos y tamaños. En toda la estructura no hay espacio donde el espray de indolencia ciudadana que cunde hoy en día no se haya ensañado contra este bien cultural. El grafiti del lado derecho de la jardinera acierta en amarillo pálido “Esto es Ccas”.

Vandalismo en el monumento a la Virgen María Auxiliadora, patrimonio cultural del municipio Chacao, Venezuela.

Pinta “Esto es Ccas”, en la base del monumento a la Virgen María Auxiliadora. Foto Nilda Silva, junio 2017.

El (parcial) silencio de la Alcaldía de Chacao
Todos los días, desde el 11 de junio, hemos pedido a la alcaldía de Chacao, en nombre de IAM Venezuela, información de este monumento y sus gestiones como organismo al que le compete preservarlo. Por correo, por teléfono, por Twitter, por señales de humo. Pero nada que responde Gladys Rodríguez, directora (e) de la Oficina Local de Planeamiento Urbano, OLPU. El último requerimiento sobre la posición de la alcaldía tutelada por Ramón Muchacho lo hicimos ayer por la noche, de nuevo a Rodríguez y al director de comunicaciones, Samuel González.

El secretario de gobierno, Alonso Domínguez, sí ofreció la posición de la alcaldía el pasado 15 de junio: “Tengo en el otro correo que te respondí una cadena de mensajes. La leeré y conversaré con Gladys. Nosotros en la gestión preferimos que los ciudadanos denuncien y hagan alertas públicas sobre problemas relativos a la infraestructura municipal, el mobiliario urbano y cualquier otro particular atinente a nuestras competencias. Así que siéntete libre de hacerlo, al margen de nuestra respuesta. Denunciar lo que haya que denunciar siempre será lo mejor”.

El caso es que no pedimos respuestas como un vecino preocupado por la infraestructura municipal, sino como un medio periodístico especializado en el tema del patrimonio cultural de Venezuela. Pero se le agradece a Domínguez el gesto. La denuncia sobre un bien patrimonial se completa en las acciones del organismo competente para reparar, o al menos intentar detener, el deterioro del bien que la promueve.

¿Que la devastación de los patrimonios culturales del país es otra manera de ultrajar la ciudadanía? No caben dudas. Una ruina por aquí, un grafiti por allá, el saqueo del metal y materiales cotizados, la falta de mantenimiento por la asfixia presupuestaria ex profeso dañan los símbolos urbanos, pero también lesionan el espíritu ciudadano, ente colectivo conocedor de sus derechos. Al que tanto temen las tiranías.

“Son tiempos duros”, explica Domínguez la postrada situación del monumento a la Virgen María Auxiliadora. “El país está quebrado económicamente. El presupuesto municipal es el 5 % en términos reales en comparación con cualquier gestión anterior. Aun así, Chacao lleva una pesada carga de 70 días de protestas continuas (al 15 de junio) y los servicios municipales han dado lo mejor de sí. Quedo a tus órdenes”.

Con la declaración del secretario de gobierno de la alcaldía se infiere que a corto plazo no habrá auxilio posible para la base y el pedestal de la remota advocación mariana que popularizara el educador turinés San Juan Bosco en el siglo XIX, y que acompaña en dorado intenso el multitudinario y combativo trajín de la plaza Francia.

Aunque haya que tomarla con pinzas, Wikipedia nos dice sobre María Auxiliadora que “Al seguir la lectura de un libro que como el Apocalipsis tiene un gran contenido simbólico, se da de manera paulatina una relación entre estas figuras femeninas de carácter militar o guerrero en favor del bien, entendido este dentro de la historia de la salvación, lo que terminaría por crear con el tiempo una advocación como María Auxilio de los Cristianos”.

Sería bueno volvernos a esta Madre de Dios que nos acompaña desde Chacao, dejar de verla para mirarla de una buena vez en esta mezcla de sangre y esperanza en la que chapalea Venezuela; avivar el significado que la indiferencia ciudadana ha desteñido, y ofrendarle la oración legada por San Juan Bosco, tan oportuna: “Oh María, Virgen poderosa / grande e ilustre defensora de la Iglesia / singular auxilio de los cristianos, / terrible como un ejército ordenado para la batalla, / Tú sola has triunfado de todas las herejías del mundo. / Oh Madre, en nuestras angustias, / en nuestras luchas, en nuestros apuros, / líbranos del enemigo / y en la hora de la muerte llévanos al cielo”.
Amén.

Monumento a la Virgen María Auxiliadora, patrimonio cultural de Chacao, en la plaza Francia, Venezuela.

La Virgen María Auxiliadora, “guerrera de los cristianos” según la tradición católica. Foto Nilda Silva, junio 2017.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano, 2005 – 2006. Municipio Chacao, estado Miranda. Instituto del Patrimonio Cultural.

Domínguez, Alonso. Secretario de gobierno de la Alcaldía de Chacao. Entrevista escrita realizada el 15 de junio de 2017.

María Auxiliadora. En Wikipedia.org, https://goo.gl/6kGZGe. Consultado el 20 de junio de 2017.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: