Lo más reciente

Plaza José Antonio Páez, Barinas

Vista de la plaza Páez. Foto Marinela Araque, mayo 2017.

Nombre: Plaza José Antonio Páez

Año: 1925.

Tipo de patrimonio cultural: tangible / inmueble.

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Barinas.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El 18 de agosto de 1925, el general Ismael Arellano N. presidente  del estado Zamora, considerando que el general José Antonio Páez fue uno de los “eminentes ciudadanos que aportaron mayor caudal de energía y de patriotismo a la obra colosal de nuestra Independencia” y que era un deber del Gobierno honrar la memoria de “aquellos que contribuyeron con sus esfuerzos y constancia a fundar la República libre y soberana, con exclusión de toda dominación extranjera”, decretó la construcción en la ciudad de Barinas de “una plaza con su respectiva baranda” y en la forma que determinara el Ejecutivo del estado, en el propio sitio  donde se levantó la casa que fue propiedad de los consortes general José Antonio Páez y Dominga Ortiz de Páez, de la cual existían para el momento algunos restos de los muros que integraban la edificación.

Ruinas de lo que fue la casa del matrimonio Páez Ortiz, 1921. Foto archivo Ruiz Guevara.

La referida casa estaba ubicada en la calle Real, hoy calle Bolívar, a poca distancia de la antigua cárcel de la ciudad de Barinas donde el Centauro de los Llanos estuvo preso en 1813, quien cuenta en sus memorias que al salir en libertad se dirigió hacia su vivienda en busca de su espada y su caballo para volver hasta la prisión donde estuvo recluido para liberar a 115 cautivos que estaban destinados, al igual que él, a morir en manos de los verdugos españoles.

La obra fue denominada Plaza Páez, antiguamente conocida como parque Páez. En su centro se erigió un busto en honor al héroe de Las Queseras del Medio. Para tal ocasión, el ciudadano presidente del estado Zamora solicitó que se erogara la suma de mil ciento ochenta y siete bolívares por Tesorería General, para cancelar mil bolívares al escultor italiano Emilio Garibaldi de la ciudad de Caracas por el valor de un busto del general José Antonio Páez, más 11 bolívares para gastos de envío. Mientras que a “los maestros y peones” que participaron en la construcción de la plaza, se le pagaron 488 bolívares distribuidos en dos desembolsos. El primero de 176 bolívares y el segundo de 312.

El 14 de diciembre de 1925, se le terminó de cancelar al escultor Garibaldi la cantidad de 500 bolívares para completar el valor del busto del general Páez. Suma que fue enviada a la ciudad de Caracas con el señor Hilarión Villafañe Quenza.

Al día siguiente, y para dar cumplimiento al decreto de fecha 24 de noviembre del mencionado año, se dispuso la celebración del 19 de diciembre en conmemoración “de la gloriosa fecha en que el Benemérito General Juan Vicente Gómez fundó esta era de prosperidad nacional”, ordenándose la celebración durante una semana.

A las 8 de la noche del 18 de diciembre, se realizó una retreta frente a la Plaza Bolívar. Hubo fuegos pirotécnicos y un paseo musical por las calles Bolívar y Rehabilitación. El 19 de diciembre -día central de la festividad-, se izó a las 6 de la mañana la bandera nacional con los honores correspondientes en todas las edificaciones públicas de la ciudad.

A las 10 de la mañana se inauguró la Plaza Páez, en “cuyo centro se levantó un busto de mármol al héroe inmortal de Las Queseras del Medio”. Al respecto, el presidente del estado Zamora pronunció un discurso resaltando que: “Donde había una laguna, tenéis zamoranos, una plaza, para honrar la memoria del que llenó con la fama de sus hazañas, todas estas comarcas, la patria toda. Os hablo del general José Antonio Páez […] En ninguna parte estamos mejor que en nuestro hogar. Helo aquí a él en su propio hogar.”

Plaza Páez en la década de 30, a pocos años de haberse inaugurado. Foto archivo del cronista de Barinas.

A las 11 de la mañana se inauguró un edificio destinado para la escuela nocturna Juan C. Gómez. También se repararon los puentes sobre el río Santo Domingo, y la quebrada de La Yuca, en la vía hacia Mérida. Además del puente de La Bellaca, cerca de Calderas; puente de La Veguita en jurisdicción de Sabaneta. A la 1 de la tarde se le obsequió al pueblo una ternera a la llanera. A las 6 p. m. se arriaron las banderas con los mismos honores con la que fueron enarboladas. La festividad culminó con una audición musical en la plaza Páez en horas de la noche. 

Sus remodelaciones. Desde 1925 a la plaza se le han realizados tres intervenciones. En el año 1957, por decisión del gobernador Luis Alberto Monsant, se le sustituyó el piso original de concreto por el de granito, con flejes de bronce. En el centro de la plaza se ubicó una fuente que mantenía en la parte superior el busto alusivo del general Páez.

La segunda intervención fue realizada en la década de los 70, cuando se ejecutó un plan de mantenimiento a la jardinería, mejoras en la iluminación y pintura de la pared perimetral.

Quizás la intervención más drástica fue la acometida entre los años 2002 y 2003, durante la gestión de Julio César Reyes. Entonces las autoridades decidieron mudar el busto del general José Antonio Páez al fondo de este espacio público, en una de sus esquinas. Se desvirtuaba con ello el espíritu del decreto de creación de la plaza, que planteaba que el busto de Páez se exhibiera en el centro de la misma. En esta restauración le fueron renovados su mobiliario, las bancas, las caminerías y la cerca.

En 2007 el busto del general José Antonio Páez amaneció pintado de azul. Algunos vándalos aprovecharon la noche y la ausencia de vigilancia para cometer este agravio hacia la memoria del prócer. Recientemente a este menoscabo del activo patrimonial se sumó el de otras pintas con pintura roja en la banda presidencial de la escultura.

Descripción

La plaza tiene forma cuadrada y se encuentra en una esquina ocupando un cuarto de manzana. Definida por un eje longitudinal que constituye las caminarías que confluyen al margen posterior donde se ubican dos astas de bandera. Sobre un pedestal cuadrado, construida en concreto pintado de verde y circundado por dos circunferencias de diferentes tamaños adornadas con adobe, se levanta el busto del General José Antonio Páez ataviado con su uniforme militar compuesto de charreteras de pala y cuello alto. En su pecho luce la banda presidencial y diversas condecoraciones.

Este espacio público presenta escasas áreas verdes motivado a que el elemento constructivo predomina sobre el vegetal. Su mobiliario lo componen bancas y papeleras de hierro forjado y luminarias. El busto, y la plaza en general, carecen de elementos identificatorios.

Valores patrimoniales

La plaza posee un valor histórico por ser un espacio conmemorativo dedicado al general José Antonio Páez, prócer de la gesta independentista venezolana y héroe de la crucial Batalla de Las Queseras del Medio, en abril de 1819. La misma fue levantada en lo que fue su propiedad, la casa donde se dice pasó su luna de miel y vivió con su esposa, doña Dominga Ortiz de Páez.

Por su valor contextual es un espacio que representa un imaginario dentro de su contexto ubicado en pleno centro histórico. Por su valor social, la crónica reseña que, entre los años 1948 a 1958, la plaza Páez era un sitio de reunión familiar, pues los vecinos acudían a este espacio público para disfrutar de la sombra y los frutos de frondosos árboles de chirimoya, guayaba, granada y mangos.

Hasta dicen algunos vecinos que para el año 1964 solo se abría en horas de la tarde para que los barineses salieran a compartir y a resguardarse bajo su cielo vegetal.

Mercado de verduras en la plaza. Foto Marinela Araque, 2017.

En la actualidad se mantiene como un espacio de recreación y un lugar donde los vecinos acuden una vez a la semana adquirir las verduras, ya que frente a la plaza se realiza un mercado abierto.

Esta obra fue registrada en el I Censo del patrimonio cultural venezolano, levantado en 2004 por el Instituto de Patrimonio Cultura, IPC, y catalogado como bien de interés cultural, en la categoría de Lo construido, del  Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano 2004 – 2006, municipio Barinas, estado Barinas, del Instituto de Patrimonio Cultural.

Situación actual

La plaza y el busto carecen de elementos identificatorios. A finales de los años 90, y por el bicentenario del natalicio del prócer llanero, el Club Rotario tomó la iniciativa de remarcar los sitios históricos de la ciudad de Barinas; esto incluía a la plaza Páez, sin embargo, en la actualidad no se sabe a dónde fue a parar la placa conmemorativa.

Aún con restos de pintura azul, fue vandalizado con pintura roja. Foto Marinela Araque, 2017.

Desde 2007, cuando fue vandalizado, al busto no se le ha realizado limpieza alguna. Se observan a simple vista los restos de pintura azul y las huellas de una nueva embestida, pues sobre la banda presidencial le fue pintada, con esmalte rojo, ocho garabatos que simulan círculos. El busto presenta, en su parte posterior, trazos recientes de marcadores y lapiceros.

Numerosas luminarias se encuentran dañadas y el piso presenta roturas. Una amplia área de este espacio carece de grama, sin embargo es contigua a zonas con una saludable jardinería.

Ubicación

Calle Bolívar con avenida Ricaurte, de la parroquia Barinas del municipio Barinas, estado Barinas.

Fuentes consultadas

Araque Rivero, Marinela. Una plaza en Barinas para José Antonio Páez, en Pinceladas de Mi Tierra / De Frente. Barinas, 16 de noviembre de 2014, p. 21.

Archivo General del Estado Barinas (AGEBA). Sección Histórica. Decretos y Resoluciones, 1925.

Autobiografía del General José Antonio Páez. New York: Imprenta de Hallet y Breen, 1867, tomo I y II.

Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano 2004 – 2006, municipio Barinas, estado Barinas, del Instituto de Patrimonio Cultural.

Cazorla, Jesús González. Carta de Páez a Chávez. En cablepelado.blogspot.com, 26 de abril de 2008. https://goo.gl/oSTri5. Consultado el 25 de mayo 2017.

IPC. Catálogo de identificación y prediagnóstico de bienes inmuebles de valor patrimonial. Parroquia Barinas. Estado Barinas. 2003. p. 127.

Tosta, Virgilio. Galería de ilustres barineses. Caracas. Biblioteca Nacional de la Historia, 1990.

Tosta, Virgilio. La ciudad viajera. Caracas, Editorial Sucre, 1968.

Tovar Herrera, Yusbely Carolina. A la memoria del Centauro de los Llanos: La plaza Páez. En Revista Haciendo Memoria Nº 11. Enero-junio, 2016. p. 60-

Investigación: Marinela Araque Rivero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: