Anuncios
Lo más reciente

Ernesto Maragall

Ernesto Maragll modelando el Monumento a los Símbolos, Susana Duijm es la modelo.

Escultor considerado uno de los pioneros de la estatuaria pública venezolana, específicamente en la ciudad de Caracas. Sus aportes fueron relevantes a través monumentos integrados a la arquitectura o al paisaje, e inscritos en las tendencias oficiales de reafirmación de la nacionalidad.

Nació en Barcelona, España, el 3 de noviembre de 1903 y falleció en Caracas, Venezuela, el 14 de marzo de 1991.

Inició su formación en el Colegio Mont D’Or, la cual continuó en la Escola de Bells Oficis de Barcelona. Contó entre sus profesores con algunos representantes del Novecentismo, que defendía el retorno a las formas clásicas y entre los que se puede mencionar a Pau Gargallo, Josep Aragay, Josep Llorens Artigas y el escultor José Limona, en cuyo taller realizaría una pasantía.

Su primera exhibición tuvo lugar en la Sala Parés de Barcelona en 1926, donde mostró las obras realizadas en su taller personal. En 1928 viajó a París, donde entró en contacto con Pablo Picasso y Aristide Maillol, quien le propuso exponer en su Galería Madame Drouet. Para 1933 volvió a Barcelona y continuó su trabajo en el taller. En 1935 contrajo matrimonio con Fina McGills, descendiente de una familia venezolana residenciada en Barcelona.

Eventos de importancia para Maragall tuvieron lugar en 1936: fue invitado a formar parte de la Bienal de Venecia y, en pleno inicio de la Guerra Civil española, recibió una propuesta del Ministerio de Educación de Venezuela para dictar clases en ese país.

Es así como en 1937 se instala en Caracas y comienza a impartir clases de modelado en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas. En ese ambiente se relacionó estrechamente con los creadores venezolanos Edmundo Monsanto, Rafael Monasterios y Francisco Narváez. También en este período Maragall recibió los primeros encargos de piezas escultóricas para espacios públicos por parte de la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación: una escultura de bronce para los jardines del Museo de Bellas Artes (Mestiza) y un relieve para la fachada de la Escuela Experimental Venezuela (Relieve de la enseñanza), ambos en Caracas.

Maragall se desempeñaría como delineante en el Ministerio de Obras Públicas desde 1938 hasta 1940, año en que recibió encargos para la ornamentación de fachadas por parte de Carlos Guinand para la empresa Eugenio Mendoza, y de Gustavo Wallis para el ya desaparecido edificio del Banco Central de Venezuela. Para éste último desarrollaría cuatro grupos escultóricos representando de forma alegórica la agricultura, la industria, el comercio y la población. En 1943 obtuvo el Premio Nacional de Escultura con la pieza Auyucacana.

Foto: Jeragox. Bajo licencia Creative Commons.

En 1952 comenzó a desarrollar el que sería uno de sus trabajos más emblemáticos: la Fuente monumental Venezuela, una alegoría de las cinco regiones del país e instalada al año siguiente en la Plaza Venezuela de Caracas (la fuente fue trasladada al Parque Los Caobos en 1967). A este importante proyecto se sumó, en 1955, el encargo de tres monumentos  para el llamado Sistema de la Nacionalidad, un eje urbano conformado por los paseos Los Ilustres, Los Símbolos, Los Precursores y Los Próceres en la ciudad de Caracas. Para esta ruta Maragall proyectó los monumentos de Los Símbolos, Los Precursores y Los Próceres. Éste último constituye el hito principal del eje, con dos monolitos de mármol travertino de 40 metros de alto y relieves alusivos a las cuatro batallas de la independencia: Carabobo, Pichincha, Boyacá y Ayacucho. Los relieves fueron ejecutados en Italia por Maragall y luego trasladados a Caracas para su instalación.

Durante los años ’60 y ’70 ejecutó algunos trabajos a escala pública en España, entre los que se puede mencionar el grupo escultórico conmemorativo al poema de su padre Oda nova a Barcelona (Barcelona, 1961), el monumento a la Mujer marinera (Lloret del Mar, Gerona, 1969), el monumento alegórico a Sardana –otro poema de su padre– (Jardines Maragall del Palacete Albéniz, Barcelona, 1970), y la estatua del rey Pedro El grande (Castillo de Bulpellac, Gerona, 1973). Durante este período también realizó exhibiciones de su trabajo en las ciudades de Madrid y Barcelona.

Su carrera expositiva se completaría con la muestra realizada en la Sala Mendoza (Caracas) en 1981, en el marco de la cual el Museo de Bellas Artes concretó la adquisición de cinco obras para su colección. Maragall está presente de igual modo en el campus de la Ciudad Universitaria de Caracas con su monumento en homenaje a los Caídos de la generación del 28, ejecutado en 1979.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: