Anuncios
Lo más reciente

Plaza Bolívar de Barinas

Plaza Bolívar de Barinas en 2006. Foto Colección del cronista de la ciudad. Digitalización: Marinela Araque.

Nombre: Plaza Bolívar, Parque Bolívar

Año: 1746.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/imueble. 

Administrador custodio o responsable: alcaldía del municipio Barinas.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

La plaza Bolívar de Barinas (antiguo Parque Bolívar), es quizás una de las pocas del país donde se les rindió homenaje a tres héroes de la Independencia: Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y Francisco de Miranda.

El antiguo parque donde hoy está la plaza Bolívar de Barinas. Al fondo, las ruinas del Palacio del Marqués del Pumar. Foto autor desconocido. Digitalización: Junior Palacios.

En un documento fechado el 5 de julio de 1746 se señala que los vecinos de Barinas se habían establecido en el sitio de Los Cerritos con plaza bien definida. Esta plaza mayor tenía forma cuadrangular de 264 metros cuadrados aproximadamente. Es hasta la tercera década del siglo XX cuando el gobernador de la provincia, Miguel de Ungaro y Dusmet, realiza algunos cambios en su estructura al modificarle su cerca perimetral que estaba construida en forma de empedrado, cambios que agradaron a los habitantes de la ciudad por facilitárseles transitar por ella hacia la iglesia.

Varias décadas hubo que esperar para que se proyectara la construcción de un monumento en honor al Libertador Simón Bolívar, pues desde la Colonia era un lugar vacío. Fue el 6 de julio de 1911 cuando Carlos Jiménez Rebolledo, presidente constitucional del estado Zamora, hoy Barinas, puso la “primera piedra” del monumento erigido al Libertador. En ocasión a esta fecha, el  general Isilio Febres Cordero pronunció el discurso resaltando la “feliz idea de levantar un monumento en esta heroica y meritísima ciudad al Padre de la Patria”. Este proyecto que fue anunciado con tanto rimbombos no se concretó. Algunos pensaron que influyó la construcción de la plazoleta 5 de Mayo situada en las adyacencias a la Plaza Bolívar, al lado de la Casa Municipal, inaugurada el 24 de julio de 1911. En esta plaza se erigió un busto en homenaje al Libertador.

En 1915 el general Isilio Febres Cordero, presidente del estado, decretó la reconstrucción con postes de hierro de la cerca perimetral de la plaza Bolívar y fue inaugurado en julio de 1916 para la celebración del octavo aniversario del Día de la Rehabilitación Nacional. En palabras de Benjamín Nieves, quien fue el orador de orden del evento, esa obra era “modesta y sencilla” y carecía además de elementos artísticos y de belleza. No obstante, reseña que era de consistencia férrea e invulnerable a la acción devastadora de los años.

El periódico Patria y Unión publica el 4 de abril de 1925 una nota resaltando que estaban próximos a culminarse los trabajos en la plaza por orden del general Ismael Arellano, presidente del ejecutivo regional. En el período de 1927 – 1930 la plaza muestra “sus aceras y cercas con tubos de hierro y alambre liso, sin el mayor cuidado, con algunos árboles en su interior, “asemejándose más a un potrero que a un lugar destinado a la memoria del Libertador”.

A propósito del centenario de la muerte de Simón Bolívar, y quizás para enmendar la ausencia de un monumento en su honor, el presidente del estado Zamora, general Sálvano de Jesús Uzcátegui, mediante decreto de fecha 28 de marzo de 1930, dispuso la construcción de una plaza Bolívar con un sistema de caminerías y, en su centro, un busto del Libertador. La misma tendría una placa alusiva a la fecha conmemorativa.

Esta estructura se inspira en el esquema francés definido en el siglo XVII, conocido como plaza-jardín. El mismo dispone de un monumento central, un jardín organizado y un sistema de caminerías internas que conducen a los visitantes de una esquina y de un costado a otro de la plaza, el cual fue implementado en el país durante el gobierno del general Antonio Guzmán Blanco.

La plaza fue inaugurada el 21 de diciembre de 1930 con un festivo programa que incluía la develación del busto de bronce del Libertador erigido sobre un pedestal de mármol y ofrendas florales de los poderes ejecutivo, judicial y municipal, los planteles de instrucción, las corporaciones civiles, la junta de Damas Católicas de Barinas, la Sociedad Hijas de María, la directiva del periódico Patria y Unión, y la Guarnición del estado, que realizó los honores militares correspondientes para la magna fecha. En ese entonces también se le construyó el enverjado que definía su contorno. El mejoramiento continuó el 24 de julio de 1932, cuando se le añadieron a la plaza 12 bancos de cemento armado adquiridos por el secretario general de gobierno y encargado de la presidencia del estado Zamora. Un año después se le instalaría el sistema eléctrico.

Fue el poeta Alberto Arvelo Torrealba, durante su gestión tutelar del estado entre 1943 y 1945, quien ordenó la construcción de un parque infantil frente al Palacio del Marqués. El parque estaba separado de la plaza Bolívar por la avenida Sucre. Posteriormente el gobernador del estado, Hernán Albornoz Niño, preocupado por la ausencia en la ciudad de un monumento que le rindiera honores a la figura del Generalísimo Francisco de Miranda, y en tanto aquel parque infantil carecía de nombre, ordena mediante decreto del 28 de marzo de 1950 que el mismo se denominara Plaza del Precursor, y que allí se erigiera un busto a la memoria de Miranda.

Dos años después el gobernador del estado, José Domingo Colmenares Vivas, ordena la construcción del Parque Plaza Jardín o de Paseo Bolívar de Barinas, para la cual se enlazarían en un sola estructura las anteriores plazas Bolívar y Miranda, levantándose en su centro una estatua pedestre del Libertador escoltada por sendos bustos de Francisco de Miranda y Antonio José de Sucre en cada uno de los laterales del ya integrado espacio público.

Este nuevo Paseo Bolívar de Barinas fue inaugurado el 19 de abril de 1953. Su estructura rectangular se extendía en unos 560 metros cuadrados, y estaba definido espacialmente por un eje principal y dos ejes transversales con caminerías secundarias en diagonales de granito, delimitado por las actuales avenidas Marqués del Pumar y Briceño Méndez, y las calles Arzobispo Méndez y 5 de Julio. Tenía instalaciones eléctricas subterráneas y diseño paisajístico, elementos característicos de las plazas de paseo o jardín de ciudad, tal como lo establecían las ideas de modernización del Nuevo Ideal Nacional liderado por el general Marco Pérez Jiménez.

La plaza permaneció sin transformaciones hasta el año 1973, cuando le fue sustituido el monumento del Libertador por una estatua ecuestre diseñada por el escultor ítalovenezolano Hugo Daini. Igualmente, en la década de los ochenta se removieron los bustos de Antonio José de Sucre y Francisco de Miranda.

La antigua estatua pedestre de Bolívar fue sustituida en 1973 por esta ecuestre, del escultor ítalovenezolano Hugo Daini, que protagoniza la plaza Bolívar en la actualidad. Foto Marinela Araque.

En 1982 las autoridades custodias de la plaza aplicaron un plan de refacción con las recomendaciones de la Universidad Experimental de Los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora (Unellez), la cual a través de un estudio-proyecto había diseñado un programa fitosanitario para rescatar las especies arbóreas del lugar, amenazadas por plantas parásitas y otras enfermedades. El proyecto contemplaba, además, la instalación de fuentes luminosas, cascadas, siembra de plantas ornamentales, mejoramiento general de las viejas instalaciones y el cierre de la calle Arzobispo Méndez que pasa frente a ella y la Casa de la Cultura Napoleón Sebastián Arteaga, antigua cárcel pública, con la finalidad de transformarla en un bulevar. Este plan comenzó a ejecutarse pero pronto se paralizó.

Tres décadas después, en 2013, la Corporación Barinesa de Turismo y la gobernación del estado Barinas plantearon el proyecto Construcción de cerca protectora de áreas verdes y siembra de paisajismo en la plaza Bolívar del municipio Barinas, por un monto de Bs. 1 946 959,62. Esta intervención de la plaza contemplaba la construcción de fundaciones, vigas de riostra, base de concreto y trabajos de herrería, así como la siembra de especies de plantas según un diseño preconcebido.

Se concretó el trabajo de jardinería -con amplias áreas marchitas para abril de 2017-, y se les instaló coralina a las fuentes, que a esta fecha no funcionan.

Descripción

Espacio público de planta rectangular dispuesto por un eje central  a lo largo de la plaza y dos ejes secundarios en sentido transversal que se ramifican, a su vez, en otras caminerías diagonales, generando en los extremos de la plaza dos puntos más de concentración en el lugar. Posee una estatua ecuestre de Simón Bolívar ubicada en el punto central del espacio. Cuenta con numerosos árboles frondosos que brindan al lugar amplios espacios sombreados. Posee un área para las retretas y tiene cuatro fuentes ubicadas en cada esquina. Su mobiliario consiste en bancas de hierro, luminarias y cestas para el almacenamiento de la basura.

Valores patrimoniales

Por ser un espacio fundacional, el valor histórico de este inmueble corresponde a la fecha de su construcción y a los diversos usos y acontecimientos que ha escenificado: se dice que en ella los barineses celebraron su adhesión al proceso independentista el 5 de mayo de 1810.

Durante el siglo XX sería escenario de la Guerra Federal, cuando el 16 de abril de 1859 se produce el enfrentamiento entre las tropas del general Ezequiel Zamora y las del gobierno regional, dirigidas por el general Ramón Escovar; este, luego de una larga contienda, vence a las fuerzas zamoranas a través de una estrategia de defensa situada en tres edificaciones clave del perímetro de la plaza: Casa de Gobierno, cárcel y Casa Municipal. El 18 de mayo de ese año Zamora ocupa la ciudad y quema en una hoguera de la plaza los documentos del archivo de la Iglesia y de la Casa Municipal. Posteriormente, en 1860, sería fusilado en ella el coronel federalista Pedro Aranguren; dicen que fue atado a la Mapora de la Libertad, ubicada en el centro de la plaza.

Antiguamente también se publicaban en los alrededores de la plaza los autos de buen gobierno, las noticias y distintas disposiciones emitidas por las autoridades. Fue un espacio de justicia y de condena, al instalarse, cuando así se requería, la horca y el andamio para los autos de fe de la Inquisición; y, un espacio de la economía, al ser el lugar propicio para la venta y adquisición de mercaderías y bienes.

En sus jardines existió un frondoso chaguaramo conocido por los lugareños como “Mapora de la Libertad”, en torno a este se han tejido numerosas leyendas como la del el 4 de julio de 1851, según la cual alrededor de la mapora se levantó una enramada que sirvió para la realización de un “gran sarao popular” donde se degustaron “cuatro novillas gordas, pan y vino”, la fiesta culminaría el 6 de julio con un paseo amenizado al son de la música marcial y salvas de fusilería que tuvo su final en la Casa de Gobierno. Un año después se celebraba en sus espacios la instalación del Colegio Bolívar, primer instituto de educación secundaria de Barinas.

La plaza está flanqueada por edificaciones coloniales, instituciones oficiales y culturales. Su valor social se refuerza con la cercanía a la catedral Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza,  punto de concentración para las procesiones de la Semana Santa, del día de la patrona de pueblo, para bautizos, matrimonios y celebración de efemérides. Al igual que su aproximación a las instituciones gubernamentales y culturales hacen que la movilidad de esta plaza sea fluida en horas diurnas.

Lejos de las tribulaciones de aquella Guerra Federal, hoy es un lugar para el esparcimiento, el tránsito ciudadano y las celebraciones.

Situación actual

Presenta rotura de pisos. La inexistencia de trabajos de jardinería desdice de los proyectos de paisajísticos que se plantearon en el pasado, hoy algunos árboles están secos por falta de riego y el césped es prácticamente nulo; en cambio, la basura campea en las áreas destinadas al jardín. Ninguna de sus cuatro fuentes funciona. Las rayas de marcador en el pedestal de la estatua ecuestre del Libertador acusa falta de vigilancia oficial y vandalismo urbano.

Ubicación

Calle 5 de julio y calle Arzobispo Méndez entre las avenidas Marqués del Pumar y Briceño Méndez

Fuentes consultadas

Álvarez, César. La plaza Bolívar de Barinas una de las más bella del país. En Diario La Prensa, p.12, Barinas 1985

Archivo General del Estado Barinas (AGEBA). Sección Histórica. Libro de Decretos y Resoluciones, 1910-1970.

Archivo General de Simancas. Secretaría del Despacho y Guerra. Legajo 7196.

Corporación Barinesa de Turismo. Proyecto Construcción de cerca protectora de áreas verdes y siembra de paisajismo en la plaza Bolívar del municipio Barinas del estado Barinas. Barinas 2013, pp. 1-37

Discurso pronunciado por el general Isilio Febres Cordero en la Plaza Bolívar de Barinas, el día 6 de julio de 1911, en el acto de colocar el doctor Carlos Jiménez Rebolledo, presidente constitucional del Estado Zamora, la primera piedra del monumento que el ejecutivo erigirá al Libertador Simón Bolívar. Barinas: Imprenta Municipal, 1911

Hurtado, Samuel. La plaza Bolívar de Barinas corazón de la ciudad. En Instituto de Patrimonio Cultural. Identificación y prediagnóstico de bienes inmuebles de valor patrimonial. p. 191. Parroquia Barinas, Barinas 2003

Revista Digital Haciendo Memoria, Nº 11, pp. 32-45, Barinas 2016.

Patria y Unión. Barinas, 1915-1930.

Portillo Julio. Barinas solar de nostalgia. Caracas: Editorial Arte, 2013, p. 44.

Tosta, Virgilio. La ciudad viajera. Caracas: Editorial Sucre, 1968, pp, 178-179.

Investigación: Marinela Araque Rivero.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: