Lo más reciente

Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo

Fachada del Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo, Premio Nacional de Arquitectura del año 2000. Foto Quiburewordpress.com

Nombre:  Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo.

Año: 1964.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador custodio o responsable: Fundación Centro Nacional de Historia.

Historia
Descripción
Valores patrimoniales
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo, que honra con su nombre a quien entre otros aportes científicos categorizó por vez primera la cerámica prehispánica del estado Lara, recoge una historia de hasta 10 000 años de los pueblos ancestrales de Venezuela.

Su laureada sede, que tanto pasado alberga, servía en 1948 como el primer hospital del poblado y luego como Casa de la Cultura. Pero ahí estaban los huesos, vasijas, flautas, morteros, hachas, azadas para la caza, collares y utensilios de la sociedad de cazadores (10 000 – 5 000 a. C.) reclamando su lugar en la memoria de la civilización. Arcaica cultura que se asomó al asombro contemporáneo cuando se instalaba a principios de los 60 el sistema de cloacas de la ciudad de Quíbor. Enseguida empezaron las excavaciones científicas lideradas por el antropólogo Adrián Lucena Goyo para cerciorarse de que sí, de que se trataba del cementerio donde fueron a parar los restos y tributos fúnebres de un pueblo milenario.

La estatal Agencia Venezolana de Noticias, AVN, apela a los documentos del museo para precisar que “esas excavaciones permitieron obtener importantes datos acerca del grupo humano que utilizó este sitio como lugar funerario entre los siglos II y VIII de la era cristiana. Allí se recuperaron restos óseos de más de 300 individuos, más de 400 objetos de cerámica y más de 200 piezas de conchas de caracol”.

Mientras los arqueólogos lograban sus jubilosos hallazgos, artesanos y docentes de la Escuela Artesanal La Ermita, liderados por su director Orlando Jiménez, y el profesor Miguel Jiménez, sumaban al invaluable descubrimiento otras piezas atávicas descubiertas en el valle de Quíbor. Para la necesaria interpretación científica de tal vastedad histórica se creó en 1964 el Museo Antropológico de Quíbor, título que cambiaría en 1971 por el de Centro Científico Antropológico y Paleontológico del estado Lara, que desde 1966 está en esta edificación que alberga el testimonio material de la necrópolis precolombina.

La previsible declaratoria de Monumento Histórico Nacional le fue concedida el 16 de noviembre de 1967, según Gaceta Oficial Nº 28 483; dignidad que fue ampliada el 22 de agosto de 1997 según Gaceta Oficial Nº 36 275, cuando ya ostentaba el nombre de Museo Arqueológico de Quíbor desde 1981.

Juan José Salazar, director del museo durante 27 años. Murió en 2014, cuando se celebraba el medio siglo de la institución. Foto MCCP.

“A partir del año 1988 comienza una nueva etapa para el Museo con la llegada del antropólogo Juan José Salazar como director”, escribe su amigo de tiempos estudiantiles Pedro Rodríguez Rojas, quien hace un sucinto recuento de su labor: “… en 1991 se publica el primer Boletín del Museo. A partir del año 1992 ponen en marcha proyectos fundamentales: Etnohistoria del estado Lara, Cazadores antiguos del estado, Proyecto Sicarigua, Antropología física en el estado Lara, Proyecto Cerritos Indígena Guadalupe y Proyecto sitio arqueológico la Pura y Limpia”. El hoy finado director también refuerza su equipo de investigadores con la doctora Erika Wagner, jefa del Laboratorio de Arqueología del IVIC; la doctora Lilliam Arvelo, investigadora del laboratorio; y los antropólogos físicos Edgar Inimas Gil y Félix Alberto Gil.

En 1995 el Instituto de Patrimonio Cultural, con el apoyo de la gobernación del estado Lara, emprendió un ambicioso proyecto de rehabilitación y remodelación de la sede museística. El mismo incluyó la ampliación del área expositiva, las de los servicios de investigación y extensión desde donde se coordinan los estudios arqueológicos de Lara, así como el rescate y conservación del material arqueológico existente.

El rediseño estructural del museo fue concebido por el arquitecto y profesor universitario Joel Sanz (1947 – 2013), declarada su trayectoria como “Bien de Interés Cultural” del municipio Brión del estado Miranda en 2005, por el Instituto del Patrimonio Cultural. Su espléndida obra, consustanciada con las diversas funciones museísticas al tiempo de comportarse como un “organismo vivo”, mereció el Premio Nacional de Arquitectura del año 2000: “En principio, parecía un edificio al cual no le interesaba lo que le rodeaba. Nada existía originalmente entre su perímetro y los linderos del lote. Pero, su corredor periférico delataba, dejando de lado su posible pretensión climática, la necesidad de actividad alrededor, o, dicho de otra manera, su capacidad para aceptarla. Surgió entonces la idea, contraria a la del edificio único y afiliada a la familia tipológica poco museística, de fragmentar el programa demandando, en edificios de escala y dimensiones planimétricas similares al existente, con autonomía formal y de funcionamiento”, dejaba escrito Sanz en la presentación del proyecto. Además de haber trazado su estructura material, el premiado arquitecto fue coautor del guión museográfico de la exposición arqueológica permanente de la institución y solía ofrecer en su sede charlas a docentes y estudiantes sobre los orígenes del museo y su proyecto arquitectónico.

Pese a la grandeza de la obra, el profesor Sanz se lamentaba en noviembre de 1999 por la demora de su totalización: “Cuando me ha tocado presentar los proyectos en algunas charlas recientes, dentro y fuera de Venezuela, he hecho un comentario contradictorio, pero descriptivo de mi estado de ánimo luego de tres años y medio de trabajo: parece un milagro que en Venezuela se haya llegado con un proyecto cultural hasta donde se ha llegado; pero también, parece absurdo que, llegado hasta su nivel actual, el Estado no asuma la responsabilidad de concluirlo completamente en breve plazo. La única explicación que se me ocurre para esta situación, tan común en el país, e independiente de sus gobernantes, es que la ignorancia de sus alcances y la incomprensión de su importancia, está presente tanto para apoyar su inicio, como para impedir su conclusión”. Para octubre de 2010, registra el también arquitecto y profesor Víctor Sánchez Taffur, aún el proyecto integral no estaba terminado.

Francisco Tamayo Yépez. Foto IVIC.

Ese mismo 1999, sin embargo, el museo como institución eleva su estatus académico e investigativo y pasa a llamarse Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo en honor a un gigante de Sanare, Francisco Tamayo (1902-1985), quien se destacó como botánico, naturalista, lexicógrafo, antropólogo y conservacionista. El museo también honra, en cada una de sus siete salas, a investigadores que hicieron aportes clave al legado arqueológico del estado Lara y de Venezuela. En 2004 la institución se registra en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Y en 2011 es adscrito al Centro Nacional de la Historia, CNH.

Medio siglo con 10 000 años de historia. En 2014, al cumplirse el 50 aniversario del Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo, la Fundación Centro Nacional de la Historia convocaba a autoridades locales, investigadores, estudiantes, fundadores del museo, cultores populares y todo aquel que tuviera simple curiosidad por sus propios ancestros, para celebrar a golpe de joropo la labor científica y educativa de la institución.

El evento conmemorativo, realizado en la mañana del viernes 8 de agosto de ese año, honró especialmente al antropólogo Juan José Salazar por sus 27 años como director del museo; la placa honorífica fue recibida por su hermana, pues el investigador moría 15 días luego en un hospital de Barquisimeto. Sin embargo y tal vez con más fuerza, la conmemoración se prolongaría durante todo ese mes con conversatorios dirigidos a la comunidad de Quíbor y la región para fortalecer el sentido de pertenencia de la comunidad con el ente museístico, el mejor garante de la preservación de un Patrimonio Histórico Nacional como el que nos recuerda lo que fuimos hace 10 000 años, cuando cazábamos a punta de hacha y nos adornábamos con conchas marinas.

Descripción

Situado en un terreno de 4 200 m2, la planta nueva se proyectó sobre una superficie de 3 800 m2, dejando atrás los 600 m2 de la edificación preexistente. El museo está conformado por un volumen de planta rectangular con techo a dos aguas. Es un proyecto cuyo diseño lo componen varios volúmenes aislados e independientes, asociados al inmueble original, que albergan espacios destinados a servicios de apoyo al museo y a los tres usos principales de investigación, exposición y extensión.

Estas nuevas construcciones con plantas de formas puras circular, cuadrada y triangular, se relacionarían con el primer inmueble existente, a partir de su composición geométrica y presencia de escalas y dimensiones de superficies similares.

Edificio de investigación y biblioteca, en forma circular. Foto V Sánchez Taffur.

Actualmente, se ha rehabilitado el edificio original y se han construido dos de los inmuebles correspondientes al uso de investigación, cuyo edificio principal es de forma cilíndrica en tres pisos, elaborado en paredes de alfarería hueca y bloques de concreto, así como el inmueble destinado a las residencias de investigadores, de planta rectangular.

El museo cuenta con una pinacoteca integrada por siete salas de exposición llamadas Territorios, Habitantes, Costumbres funerarias, Alfarería, Agricultura, Cacería y Artífices de la concha.

Cada una de estas salas es una vitrina de piezas arqueológicas que narran la antigua cultura prehispánica.

El diseño arquitectónico del museo, realizado por el arquitecto Joel Sanz, recibió el Premio Nacional de Arquitectura del año 2000.

Valores patrimoniales

El Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo es valorado nacional e internacionalmente por su colección de objetos, una de las más emblemáticas de la arqueología venezolana. Estudiantes de odontología, antropología y arqueología gozan de los servicios de extensión que presta a la colectividad.

Laboratorio del Museo Antropológico de Quíbor Francisco Tamayo, con su emblemática colección. Foto Arqueologiavenezuela.blogspot.com

El Ministerio del Poder Popular para la Cultura, MPPC, ha reconocido la importancia de este Monumento Histórico Nacional como centro de estudios de referencia para los antropólogos venezolanos. Además, en su recinto se adiestra a jóvenes del municipio Jiménez durante más de un año para prepararlos como guías de sala, fortaleciendo los lazos de pertenencia de la comunidad con esta institución.

Situación actual

Visita de estudiantes de la USB al museo, en 2013. Foto Universalia.usb.ve

El Centro de Documentación e Investigación y la dirección del museo despliegan actualmente el proyecto Museo y comunidad, para “fortalecer la labor educativa y formativa de la institución”. Esto le permite a docentes, estudiantes y comunidad toda participar en trabajos de aula, visitas guiadas, talleres de títeres, y los proyectos miniguías y reto al conocimiento, orientado por los guías del museo.

Horarios de visita: de martes a viernes de 9 a. m. a 4 p. m., y sábados y domingos de 9 a. m. a 5 p. m.

Ubicación

Av. Pedro León Torres, con calle 10. Quíbor, municipio Jiménez del estado Lara.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007.  Estado Lara, Municipio Jimenez. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Con joropo celebran 50 Aniversario del Museo Antropológico de Quíbor “Francisco Tamayo Yépez”. En Albaciudad.org, el 12 de agosto de 2014. https://goo.gl/z5u7Pp. Consultado el 8 de abril de 2017.

EN FOTOS: Así celebró el Museo Antropológico de Quíbor sus 50 años de raíces ancestrales. En Albaciudad.org, el 8 de agosto de 2014. https://goo.gl/P8DykP. Consultado el 8 de abril de 2017.

Falleció el investigador Juan José Salazar, director del Museo Antropológico de Quíbor. En avn.info.ve, el 27 de agosto de 2014. https://goo.gl/NxxNlD. Consultado el 8 de abril de 2017.

Medio siglo del Museo de Quíbor. En Elimpulso.com, 9 de agosto de 2009. https://goo.gl/nPLM3D. Consultado el 8 de abril de 2017.

Museo Antropológico de Quíbor: 50 años explorando la historia de la tierra. En avn.info.ve, 7 de agosto de 2014. https://goo.gl/oe6uJP. Consultado el 7 de abril de 2017.

Museo Antropológico de Quíbor. En milexartesaniana.blogspot.com, 16 de junio de 2010. https://goo.gl/NMTpmE. Consultado el 8 de abril de 2017.

Museo Antropológico de Quíbor cumple cincuenta años. En ElUniversal.com, 4 de agosto de 2014. https://goo.gl/KSN2Qc. Consultado el 8 de abril de 2017.

Rodríguez Rojas, Pedro. Pensar – Juan José Salazar y el Museo de Quíbor. En Elimpulso.com, 2 de septiembre de 2014. https://goo.gl/gs6tGC. Consultado el 8 de abril de 2017.

Sánchez Taffur, Víctor. Bitácora de tres propuestas para Quíbor. Museo antropológico de Quíbor Francisco Tamayo. Joel Sanz. Venezuela. En Propuestas In_Consultas, 15 de octubre de 2010. https://goo.gl/Ud169J. Consultado el 8 de abril de 2017.

Investigación realizada por Nilda Silva F.

 

A %d blogueros les gusta esto: