Molinos de viento y tanques de agua

Tanques y molinos de viento saciaron la sed del Cojedes rural de mediados del siglo XX.

Nombre: Molinos de viento y tanques de agua.

Año: 1959.

Tipo de patrimonio cultural: mueble/monumento en espacio público.

Administrador, custodio o responsable: municipio Girardot y Pao de San Juan Bautista.

Historia
Descripción
Valoración
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Desperdigados por toda la geografía de los municipios Girardot y Pao, del estado Cojedes, se visualizan molinos asociados a tanques de almacenamiento de agua que se levantaron cuando los pobladores de esa región agrícola se abastecían del agua que sacaban directamente de los ríos Cojedes y Tinaco. Estos ingenios mecánicos levantados en las décadas de los 50 y 60, y que hoy salpican el paisaje de los llanos bajos del país, extraían el agua potable de manantiales subterráneos aprovechando la fuerza del viento. El líquido era depositado en tanques, llamados frecuentemente cajas de almacenamiento, en los que se almacenaba el agua y distribuía al poblado con bombas hidráulicas.

Antes de 1960 estos tanques difícilmente estaban llenos, ya que la planta de luz que existía era demasiado pequeña y no tenía suficiente fuerza para alimentar continuamente la bomba eléctrica que permitía subir el agua para servirla posteriormente a los hogares.

Hoy la mayor parte de estas estructuras se encuentran en desuso o están subutilizadas, debido a la construcción de acueductos rurales en algunos casos, y gracias a una mejor distribución por medio de acueductos y empresas destinadas a abastecer de agua potable a las comunidades. Sin embargo sirven de referencia para indicar direcciones y son valoradas como testimonios del pasado reciente de la localidad.

Descripción

En la calle Comercio con calle Ricaurte de El Pao, municipio El Pao de San Juan Bautista, se encuentra un antiguo tanque de agua fabricado en 1920, realizado en concreto, de tres muros frontales abarcando 3 m de altura por 5 m de ancho, y dos paredes laterales en forma rectangular. Abastecía del líquido a la comunidad a través de un tubo. Una escalera de hierro en forma de gancho, sujeto a la pared en uno de los muros laterales, daba el acceso al tanque. La estructura contaba con una pestaña en la parte delantera, piso y paredes rústicas. Actualmente esta ha sido modificada y tiene un baño y un pasillo que se comunica con la casa de la familia Pantoja Agrinsones. Está cercado por paredes de bloque, rejas y puertas de hierro. Lo que fue un surtidor de agua cuando la población de El Pao no contaba con acueducto, hoy funciona como local comercial.

En la calle Girardot de El Baúl en el municipio Girardot, se encuentran dos cajas, o tanques de agua, construidas con la llegada de la empresa Cadafe. La primera fue erigida en 1959 y es una estructura en forma de caja rectangular, elaborada en concreto armado, con paredes de 2 metros de ancho por 3 metros de largo y con una capacidad de 5 000 litros. Este tanque descansa sobre sobre cuatro altas columnas de concreto para que la fuerza de gravedad hiciera su parte en la distribución del agua a las casas rurales.

La segunda caja de agua de El Baúl, erigida en 1960, es una estructura cilíndrica de 4,5 metros de alto y 3 metros de diámetro que, al igual que la antes descrita, tiene una capacidad de 5 000 litros.

El molino de viento de Las Queseras, también en la población de El Baúl, fue creado bajo el mandato del presidente Marcos Pérez Jiménez, con el fin de servir a la comunidad y a los visitantes de ese centro poblado. Hoy en día no se utiliza.

En la calle El Río con calle Miranda, del poblado de Sucre, en el mismo municipio Girardot, otro molino extraía el agua freática de un pozo. Engranado con un tanque sobre una alta estructura metálica, cuya base ocupa un espacio de 20 m² y mide 12 metros de alto, el artefacto alivió a los pobladores del trabajo de recoger el agua del río Cojedes, también a inicios de los años 60.

Valoración

Para muchas comunidades los molinos son un icono, una referencia histórica e incluso topográfica para los pobladores que viven en sus cercanías. En torno a ellos se tejen historias y anécdotas de formación de localidades, además de servir de hitos para dar direcciones o indicar, entre la vegetación, la existencia de algún poblado en la vastedad del llano.

Nadie en esas tierras olvida, por demás, que en pleno siglo XX las cajas y molinos de viento saciaron la sed de sus abuelos.

Situación

En desuso. Algunos en precarias condiciones

Ubicación

El Baúl, Las Queseras y Sucre del municipio Girardot. Calle Comercio con calle Ricaurte del municipio El Pao.

Fuentes consultadas

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007.  Estado Cojedes, Municipio Girardot y  Pao de San Juan Bautista. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

 

Anuncios