Iglesia de San Clemente

Iglesia de San Clemente, pionera en la evangelización de Latinoamérica. Foto Francisco Colina.

Iglesia de San Clemente, pionera en la evangelización de Latinoamérica. Foto Francisco Colina.

Nombre: iglesia de San Clemente.

Año: siglo XVIII.

Tipo de patrimonio cultural: tangible/inmueble.

Administrador, custodio o responsable: Arquidiócesis de Coro.

Historia
Descripción
Valoración
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

Apenas 11 años después de que Juan de Ampíes fundara la ciudad de Coro, el 26 de julio de 1527, empezó a levantarse el templo de San Clemente para honrar al santo homónimo del siglo I, tercer papa del catolicismo. Más allá de la devoción por el pontífice mártir, el pragmatismo de la Iglesia convirtió esa precaria construcción de paja, barro y caña brava en el altar desde donde iniciaría la evangelización de Sudamérica… fue en sus predios, en donde está la Cruz de San Clemente hoy contigua al templo con la que comparte plaza, donde se celebró la primera misa del subcontinente. Y a medida de que ganaba feligresía, también iba fortaleciendo los cimientos de la construcción, que se prolongó durante más de doscientos años para llegar al siglo XVIII tal y como se le conoce ahora, emblema de la arquitectura colonial española.

En reconocimiento de ello, el Estado venezolano lo declaró Monumento Histórico Nacional el 2 de agosto de 1960, según Gaceta N° 23 620. Treinta y tres años después, el 9 de diciembre de 1993, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, iría aun más lejos otorgándole el título de Patrimonio de la Humanidad al casco histórico de Coro, donde se asienta el templo entre calles pedregosas y adoquinadas junto al Balcón de los Arcaya, la Casa de las Ventanas de Hierro, la Casa del Sol, el Museo Diocesano y demás joyas centenarias. Y aunque en 2005 fue seriamente dañado por la vaguada que en ese entonces inundó gran parte del país, hoy el cuidado de la misma arquidiócesis, la asesoría del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, más una millonaria inversión del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) y la Corporación Falconiana de Turismo (Corfaltur), le han devuelto su añejo brillo.

Descripción

Iglesia de arquitectura neoclásica cuya construcción concluyó a comienzos del siglo XVIII, signado por el movimiento neoclásico que antepone sus formas simples y monumentales a la excesiva ornamentación del barroco. Posee una fachada de dos cuerpos en cuyo nivel inferior hay un portón de acceso, definido por un arco de medio punto y por dobles pilastras a cada uno de sus lados.

En el segundo cuerpo de la fachada, sobre la puerta, hay dos ventanas-campanarios. Su planta tiene forma de cruz latina, con una nave o cuerpo central a la cual se adosan naves a cada uno de sus lados y que apuntan a los puntos cardinales; solo dos templos en Venezuela, además de la San Clemente, se erigieron sobre plantas cruciformes: la iglesia San Antonio (en Clarines, Barcelona), y la iglesia San Miguel (Boconó, Trujillo).

Sus paredes son de ladrillo y adobe sobre cimientos de piedra con frisos lisos de cal y arena, mientras que el techo sigue el sistema de pares y nudillos cubierto por tejas criollas.

Valoración

La iglesia de San Clemente integra el casco histórico de Coro, que insertó por primera vez a Venezuela en el mapa cultural del planeta cuando fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1993. Un honor merecido según dos de los criterios de la convención que rige el Patrimonio Mundial, pues es un “ejemplo sobresaliente de un tipo de conjunto arquitectónico o tecnológico o paisaje que ilustra (a) una o varias etapas significativas de la historia de la humanidad” (criterio IV),  y “… un ejemplo sobresaliente de un asentamiento humano tradicional, el uso de la tierra o el uso del mar que sea representativo de una cultura (o culturas) o de la interacción humana con el medio ambiente, especialmente cuando se haya vuelto vulnerable bajo el impacto de un cambio irreversible” (criterio V).

Si por fuera la estructura es llamativa, la riqueza cultural y la carga religiosa de su interior son “sobrecogedoras”, según visitantes que dejan sus comentarios en páginas turísticas y redes sociales. Ha visto pasar guerras, triunfos y desastres naturales y sigue ahí desde hace casi 490 años, porfiado lugar desde donde el catolicismo de ahora no solo intenta mantener a sus fieles en desbandada, sino una presencia rebosante de historia(s) que convoca la admiración del mundo entero.

Situación actual

Aunque no se oficie en latín, como aquella liturgia con la que se inauguró la evangelización de América del Sur, hoy se puede ir a su misa de lunes a sábado a las 7:30 p. m.

Una comitiva oficial llevó en julio de 2016 ante el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco el plan de recuperación de la zona donde se asienta la iglesia, que permitió la consecución de 9 de los 11 requisitos exigidos por esa institución cultural para excluirla de la lista del Patrimonio Mundial en Peligro, en la cual había caído tras las inundaciones de 2005. Todo indica que en 2017 saldrá del preocupante índice.

Queda iglesia de San Clemente para rato.

Ubicación

Casco histórico de la ciudad de Coro. Plaza San Clemente. Estado Falcón.

Fuentes consultadas

Barreto, Wilson. Ciudades coloniales de Venezuela, Santa Ana de Coro. Trabajo académico para la cátedra de Urbanismo, especialidad Arquitectura. Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño, extensión Barinas.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Estado Falcón, municipio Miranda. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Lista del Patrimonio Mundial. Portal Unesco.org.es.  http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=45692&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html. Consultado el 13 de febrero de 2017.

“Para 2017 prevén exclusión de Coro y la Vela de Coro de los patrimonios en peligro de la Unesco”, publicado en el sitio web de la emisora Alba Ciudad 96.3 FM. 9 de diciembre de 2016. http://albaciudad.org/2016/12/para-2017-preven-exclusion-de-coro-y-la-vela-de-coro-de-los-patrimonios-en-peligro-de-la-unesco/. Consultado el 13 de febrero de 2017.

Anuncios