Lo más reciente

Iglesia San Martín de Tours

Foto Rjcastillo, bajo licencia Creative Commons.

Foto Rjcastillo, bajo licencia Creative Commons.

Nombre: Iglesia San Martín de Tours

Año: 1843.

Autor: Anónimo.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador Custodio o Responsable: Diócesis de Maracay, Arciprestazgo.

Historia
Descripción
Valoración
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

La Iglesia San Martín de Tours se levanta en el casco histórico de la Colonia Tovar, un poblado del estado Aragua fundado en 1843 por un grupo de inmigrantes provenientes de la región de la Selva Negra alemana. La iglesia se levantó a cuatro meses de la fundación del sitio, junto a las primeras construcciones del lugar, Casa Benitz y Casa Codazzi (hoy conocidas como Café Mushall y Villa Jahn, respectivamente).

Señala Lezser Zawisza que el lugar del emplazamiento se decidió a partir de las exploraciones realizadas por Agustín Codazzi en 1841, previas a la llegada de los primeros colonos,“utilizando una pequeña zona, casi plana donde se determinó que irían tanto la capilla, como una casa para el jefe de la colonia y un almacén que sería además la residencia de Benitz”(1) .

A lo largo de los más de 170 años de construida, la iglesia ha tenido diferentes modificaciones, algunas tan radicales que cambiaron su aspecto exterior sustancialmente. Comenzó siendo una pequeña capilla hecha en madera, bahareque, y probablemente se utilizaron piedras provenientes de una quebrada cercana.

El único documento que existe sobre la apariencia de esta primera iglesia es un cuadro de Ferdinand Bellerman hecho en su paso por la Colonia Tovar, y según se puede apreciar “se trataba de una edificación muy pequeña, comparándola con las casas en su alrededor, con techo de dos aguas, cubierto de palma y con dos torrecitas redondas en la fachada principal en las cuales se ha dejado la entrada” (2).

Ferdinand Bellerman. La colonia alemana de Tovar. 1844. Colecion de Museo Estadales en Berlin.

La colonia alemana en 1844, por Ferdinand Bellerman. Colección de Museo Estadales en Berlín

Durante los primeros meses, mientras se construía la capilla, los colonos pasaron muchas adversidades para adaptarse al nuevo medio ambiente, el lugar no estaba acondicionado para recibir el número de personas que llegó, encontraron enfermedades para las que no estaban preparados, a lo que se sumó el abandono por parte del estado venezolano y de los encargados del proyecto de fundación de la colonia agrícola (3). En esos primeros días murieron 29 personas.

La pequeña iglesia terminó de construirse en agosto de 1843, y por instrucciones del Arzobispo de Caracas, el Vicario de La Victoria en el estado Aragua, presbítero Ascensión González, la consagró el día 28 de ese mismo mes a San Martín de Tours, pues con la imagen de este santo viajaron los fundadores de la Colonia Tovar.

Se conoce que unos días antes de la salida de su tierra, los viajeros asistieron a una misa en la iglesia de San Martín de Tours en la población de Endingen en Alemania. Allí les dieron la imagen del santo para que los acompañara en su viaje hasta Venezuela.

La iglesia tenía capacidad para pocas personas, quienes inicialmente escuchaban la misa de pie. Casi dos décadas después de la fundación, en plena guerra federal, la iglesia se construyó nuevamente pues la estructura original estaba muy deteriorada. Se hizo entonces la actual nave central con otro tipo de materiales y con una estructura más fuerte.

Estos trabajos, que tardaron cuatro años, se hicieron a petición de Alejandro Benitz y culminaron en 1862. Todos los colonos contribuyeron de alguna manera a su realización y la obra fue dirigida por dos carpinteros y un maestro albañil, venidos de Alemania.

Las paredes se levantaron por el sistema fachwerk que consiste en una estructura de troncos de madera entramados, que en ese momento se rellenó con bahareque. Se hizo un edificio pequeño, de una sola nave, con las modestas dimensiones de 7 m. x 14 m., un techo a dos aguas que arranca a 4 m. de altura y le permitía tener una pequeña galería para el coro sobre la entrada y una pequeña torre sobre la misma galería. Es posible que el material del techo haya sido de tejas de arcilla pues para entonces se trabajaba la alfarería en el pueblo.

Alfredo Jahn. La Colonia Tovar, c. 1895.

Alfredo Jahn. La Colonia Tovar, c. 1895.

Hecha la nave central, los colonieros se congregaban en las misas y actividades eclesiásticas que oficiaban los sacerdotes diocesanos de la Iglesia La Guadalupe de La Victoria, quienes subían a atender la Iglesia San Martín de Tours.

Relata el Señor Enrique Breidenbach, cronista oficial de la Colonia Tovar, que para ese entonces cada familia mandaba a hacer sus propios bancos. Cada uno de estos bancos tenía una placa de identificación, de modo que nadie podía sentarse en los bancos de otros. Con el tiempo se quitaron las placas, pues se llegó al acuerdo de que esos bienes no podían ser exclusivos de cada familia. En esa nave cabían unas 100 personas sentadas.

Con el grupo original de colonos no vino ningún sacerdote. No hubo sacerdote católico hasta 1915, año en que el obispo de Caracas adscribió la Colonia a su diócesis y envió a un padre de origen alemán, el benedictino Franz Joseph Busert, para que se hiciese cargo de la Iglesia (4). De manera que, en los 70 años anteriores se llenó ese vacío con sacerdotes que venían esporádicamente de Caracas y La Victoria, y con las lecturas de la Biblia que hacían en ocasiones el teólogo protestante Karl Moritz y posteriormente algunos colonos ilustrados, como Gertrud Kohler, quien hacía también de maestra (5).

iglesia-colonia-2Desde la reconstrucción en 1862, la iglesia fue pasando por diferentes remodelaciones. En 1916 cuando la arquidiócesis de Caracas le encargó la iglesia al padre benedictino Paul Dobbert en sustitución del padre Busert, se anexó un espacio para la casa parroquial, la cual se hizo en bahareque, además de un campanario tosco de base cuadrada, sin ventanas, con techo a cuatro aguas cubierto con planchas de zinc y separado de las paredes de la iglesia.

Posteriormente, probablemente unos tres o cuatros años después, se modificó de nuevo la entrada de la iglesia para incorporar el campanario, de manera que se demolió la torre que estaba separada. Esta nueva torre incorporada a la iglesia, era de madera y su base se ajustaba a la amplitud de la iglesia. Se hizo también más alta y con unas ventanas pseudo ojivales con tablillas de madera y un techo de forma piramidal, lo que constituían características extrañas a las morfologías de la Selva Negra y que según Zawizsa asemejaban más, a ciertas construcciones tropicales de la época, importadas probablemente de algunas islas de Las Antillas.

El padre Dobbert quien fue ejecutor de muchas mejoras de la iglesia, vivió en la colonia hasta 1921, fecha anterior a que se fundara la Abadía Benedictina en Caracas, San José del Ávila. En 1922 llega el padre Clemente Brandser, austríaco y recomendado por la embajada de Alemania. Tras una estadía corta entre los habitantes de la colonia dejó, con una curiosa historia, los actuales vitrales: éstos fueron mandados a hacer por él en Alemania en 1923 con la promesa de que un colono pudiente los pagaría, pero los vitrales llegaron luego de que el padre se fuese en 1925, de modo que el colono retiró su promesa y los vitrales quedaron empaquetados y guardados en un depósito hasta que fueron descubiertos e instalados unos 20 años después, en 1940.

A partir 1925 la iglesia fue atendida por diferentes padres de la abadía benedictina San José del Ávila, hasta que en 1954 la Colonia Tovar es elevada a parroquia eclesiástica dependiendo primero de la arquidiócesis de Caracas y luego, desde 1958, de la Diócesis de Maracay. Desde 1954 pasó a ser atendida por la orden de los carmelitas.

iglesia-coloniaEn 1940 los hermanos Aretz (uno sacerdote y otro maestro) hicieron planos para dar a la iglesia un aspecto que la acercase más a los patrones culturales de la región de la Selva Negra alemana, respondiendo a una preocupación de los habitantes de la colonia y cambiar el aspecto híbrido que le había conferido Dobbert. De manera que en 1953 se hizo una colecta entre la comunidad y se hizo una nueva torre en madera con forma octogonal, y luego en 1957, se agregó perpendicularmente, una nueva nave lo cual le confirió la forma de “L” que tiene actualmente. Ese diseño tuvo como inspiración la iglesia de Freudenstadt, una iglesia protestante que está en la región de la Selva Negra alemana. Es una iglesia Luterana gótica-renacentista construida entre 1601 y 1608. Posteriormente, en 1981, la torre de madera de la entrada principal, se cambió a concreto, y luego, en 1983 se hizo lo mismo con la otra torre. En 1999 se construyó al lado de la iglesia original, una iglesia nueva más grande y con mayor capacidad.

La Iglesia San Martín de Tours fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1994,  según Gaceta Nº 35.441 de fecha 15 de abril.

Descripción

La estructura actual de la iglesia, está conformada por dos naves que hacen una singular forma de “L”,constituida por la nave original, que fue levantada en 1862 y una nave que se anexó perpendicularmente en 1957, siguiendo los planos del padre Aretz quien se inspiró en la iglesia luterana de la ciudad de Freudenstadt, a poca distancia de la región de Kaiserstuhl en Alemania. La decisión de anexar una nave dando esta forma, respondió aparentemente a las condiciones topográficas, además de permitir una ampliación respetando la antigua nave central.

La nave original, está hecha con el sistema constructivo fachwerk, de vigas de madera entramadas, con rellenos de ladrillo. Este sistema consiste en trabar los troncos o vigas en una ubicación tal, que estas puedan sostener los diferentes pesos de la edificación. La nueva nave de la iglesia se construyó sin seguir el método tradicional entramado y se levantó con paredes de bloques de arcilla y columnas de concreto armado, de manera que las rayas negras características de las construcciones barrocas alemanas, son en esta nave, meramente decorativas. El desnivel del terreno en esta área, permitió la construcción de un pequeño sótano.

La iglesia cuenta con dos torres junto a los cuerpos de las naves que fueron terminadas en 1967, y que están ubicadas exactamente como en la iglesia de Freudenstadt; en ambos casos las torres funcionan como pórticos y se construyeron con el sistema de madera entramado y rellenos con adobe, que son ladrillos de arcilla secados al sol, sin cocer (6). Actualmente ambas torres son de concreto.

La parte baja de la torre principal (el acceso al templo) es cuadrada y ancha en su base, con un techo a dos aguas más bajo que el techo principal de la iglesia; allí hay dos espacios internos dedicados a la virgen de la Rosa Mística a la izquierda, y al Nazareno a la derecha. Del lado izquierdo junto a la Rosa Mística, hay una angosta escalera que conduce al coro.Esta base mide unos tres metros y medio de altura y tiene la entrada principal, conformando una especie de vestíbulo con doble puerta, ambas en madera, una externa con forma ojival y una interna más cuadrada. Un segundo tramo de la torre es más angosto y cuadrado; luego tiene un tercer nivel octogonal lo que contribuye a la interesante volumetría del edificio; en esa parte hay pequeñas ventanas rectangulares y verticales. Allí se albergan 4 campanas, una de las cuales vino con los colonos en su viaje. Este campanario ha dejado de usarse.

Techo nave central iglesia San Martín de Tours. Foto Mildred Maury, Diciembre 2016.

Techo nave central iglesia San Martín de Tours. Foto Mildred Maury, Diciembre 2016.

El techo interno es una especie de cielo raso en madera machihembrada con forma arqueada,  que tapa al techo exterior con forma de “A” a dos aguas cubierto por teja asfáltica. El piso es de granito y las paredes están revestidas hasta la mitad con madera machihembrada. El coro, está sostenido desde la parte interna de la nave principal, por dos columnas de madera; actualmente no se usa.

Por su parte, los vitrales, que confieren a la obra un toque de gran belleza y misticismo, fueron mandados a hacer en Alemania aproximadamente en 1923 por el padre Brandser, e instalados en 1940 por el padre Aretz. Estos vitrales representan al Sagrado Corazón de Jesús, San Pedro, la Virgen María y otros apóstoles.

El altar mayor está ubicado diagonalmente, de manera que es visible en cualquiera de las dos naves. Tiene al fondo un retablo de madera decorado con pequeños vitrales en formas de ojivas y sobre él, un nicho en el que se encuentra la imagen de San Martín de Tours.

La pila bautismal benedictina fue hecha en madera en 1916 por un ebanista anónimo de la Colonia Tovar. Es portátil, de caoba tallada y con una pila circular interna en mármol gris. Tiene forma de copa, con tres partes: una base hexagonal, el mástil y la copa propiamente dicha que lleva una tapa que se abre para la realización de los bautismos.

La imagen de San Martín de Tours que conserva la iglesia, es la misma que acompañó a los colonos en su travesía desde Alemania hasta Venezuela. Está hecha en escayola, un tipo de yeso fino horneado; la misma tiene dos agujeros que permiten que los vapores salgan durante el horneado. Otra imagen importante y que también acompañó a los viajeros desde Alemania es la Virgen de las Angustias, que ha sido varias veces restaurada.

La mayor parte de las imágenes viene de los Talleres Olot de Cataluña y están hechas en pasta-madera; la Virgen de Coromoto, hecha en 1956 es una de ellas. Entre la colección de imágenes se encuentra la Virgen del Carmen, la Sagrada Familia, la Virgen de Fátima, un Cristo en la Cruz que se encuentra casi en la entrada a mano derecha y frente al Cristo, una imagen del Santo Sepulcro; ambas imágenes están debajo del coro.

Pintura al óleo con imagen de San Martín de Tours, elaborado por el párroco benedictino Otto Hoffsteter en 1938 y representa al santo en su conocido acto de caridad. Foto José Luis Rosales, Diciembre 2016.

Pintura al óleo con imagen de San Martín de Tours, elaborado por el párroco benedictino Otto Hoffsteter en 1938. Esta obra representa al santo en su conocido acto de caridad. Foto José Luis Rosales, Diciembre 2016.

La iglesia cuenta con dos óleos, ambos ubicados en el ala nueva. Uno de ellos representa a San José y se encuentra justamente sobre la puerta de la segunda nave, frente al altar mayor, y el otro, de más importancia para la comunidad, representa a San Martín de Tours y fue realizado en 1933 por el Padre benedictino Otto Hofstetter quien también era pintor. El óleo representa a San Martín en su famoso acto de caridad en el que corta su capa para darla a un mendigo.

Valoración

La Iglesia San Martín de Tours de la Colonia Tovar constituye una obra de especial relevancia, tanto por su singular estilo constructivo con características alemanas, que la hacen única en Venezuela, como por el arraigo y vínculo con la comunidad, que la considera parte inseparable de su propia historia y desarrollo como pueblo.

Entre las festividades que se celebran, están el día de la Virgen del Carmen, las festividades de Navidad y el día de San Martín de Tours, patrono de la Colonia Tovar y de la iglesia a quien está consagrada. Esta última se celebra el 11 de noviembre cada año con una procesión y una misa especial.

Según relata el actual párroco de la Iglesia, padre Alejandro Rocha Faría, algunos habitantes de la Colonia Tovar que han podido ir a la iglesia de Endingen en Alemania, han constatado que el nicho del que se extrajo la imagen de San Martín de Tours, aún permanece vacío, lo cual ha sido tomado como un vínculo que se mantiene vivo entre los habitantes de esa ciudad alemana y los descendientes de los primeros colonos: “una parte de allá, está aquí”.

La Iglesia San Martín de Tours constituye el centro de las más importantes prácticas religiosas de la Colonia Tovar según el calendario litúrgico, las cuales reafirman continuamente los lazos histórico-culturales, que dan arraigo e identidad a este grupo humano, refrescando los vínculos tanto con lo sagrado como con sus mismos orígenes como pueblo. Este importante templo devocional además, forma parte de un conjunto urbano importante constituido por diferentes construcciones de la misma época, además de la Plaza Bolívar, la casa parroquial y la nueva iglesia erigida al lado de la antigua.

Situación actual

La última intervención a la iglesia se ejecutó en 2008 cuando se cambió el techo en mal estado, gracias a donativos de los feligreses. El padre Alejandro Rocha explicó que desde agosto de 2016 se hizo una solicitud por escrito al Instituto Nacional de Patrimonio en Maracay para iniciar una serie de restauraciones que actualmente requiere la edificación. Se sabe que ésta es una construcción de más de 150 años, con vigas de madera armadas bajo el sistema de entramado fachwerk, es decir que no tiene columnas. Actualmente la madera sufre algunos daños que pueden llegar a deteriorar el conjunto de la obra y que requieren pronta atención.

Respecto a las imágenes y objetos, algunos han sido restaurados debido al deterioro ocasionado por el tiempo, especialmente la imagen de San Martín, la Virgen de las Angustias y los óleos. La imagen de San Martín de Tours ha tenido ya varias restauraciones, y de hecho una de sus manos se sustituyó por madera pues había sufrido un fuerte deterioro años atrás. Su última restauración fue ejecutada en 2015 por el señor Gregorio Valencia, un restaurador de imágenes de amplia trayectoria quien además de restaurar algunos detalles, la pintó haciendo un hojillado en oro al traje del santo.

Señala el padre Rocha que la imagen de la Virgen de las Angustias tuvo una mala restauración en 1991 y sufrió daños en más de 50% de su cuerpo, quedando solamente su base hasta la altura de las rodillas como parte original en madera, pero a partir de allí hasta la cara, se le hicieron incrustaciones con materiales inadecuados que la dejaron con un aspecto diferente al original. En ese sentido el señor Valencia pudo reparar sólo parte de los daños.

El óleo que representa a San José fue restaurado en 2013 por la restauradora de arte Livia Peña y el pintor de origen peruano Héctor Baca Huamán, quienes también rescataron la obra de una mala restauración hecha años atrás. Respecto al resto de las imágenes, casi todas han sido retocadas en cuanto a su pintura en años recientes y están en perfecto estado de conservación.

Ubicación

La Iglesia San Martín de Tours está ubicada en el casco histórico de la Colonia Tovar, frente a la Plaza Bolívar y forma parte del conjunto parroquial San Martín de Tours en la calle Bolívar.

Fuentes consultadas

(1) Alejandro Benitz fue de alguna manera cofundador de la Colonia Tovar, al asistir y colaborar con Codazzi para realizar una migración organizada desde Endingen, preparando por un lado al grupo de personas que vendrían desde Alemania y, por otro, revisando en Venezuela que las condiciones fuesen adecuadas para el establecimiento de una colonia. (Zawisza, p. 85).

(2) Ibídem, p. 219.

(3) En 1840, durante la segunda presidencia de Páez, se aprueba una ley de inmigración que contemplaba la fundación de colonias agrícolas formadas por europeos calificados, para aumentar la productividad de los campos y tierras fértiles en Venezuela y la Colonia Tovar fue parte de este proyecto.

(4) Jahn Montauban, p.83.

(5) Ibídem, 143.

(6) Zawisza, p. 223.

Jahn Montauban, Leopoldo. “La Colonia Tovar y su Gente”, Asociación Cultural Humboldt, Caracas, 1999

Misle, Carlos. “La Iglesia Católica la Colonia Tovar”, en Colonia Tovar,  http://www.colonia-tovar.com/historia/index.php?conent=laiglesia, consultado el 2 de diciembre de 2016.

Ontiveros,Jeanferich. “Mística y enigmática: Así es la iglesia de la Colonia Tovar”, en El Aragueñohttp://elaragueno.com.ve/mas/mistica-y-enigmatica-asi-es-la-iglesia-de-la-colonia-tovar , El Aragüeño, 11 de agosto de 2014.Consultado el 5 de noviembre de 2016.

Zawisza, Leszek. Colonia Tovar Tierra Venezolana, Centro de Investigaciones Históricas y estéticas, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad central de Venezuela, Caracas, 1980

Colonia Tovar, en Wikipedia,  https://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_de_San_Mart%C3%ADn_de_Tours_(Colonia_Tovar), consultado el 5 de noviembre de 2016

Entrevista a Haydy Collin, Investigadora de la historia y el idioma de la Colonia Tovar, realizada en diciembre de 2016.

Entrevista a Enrique Breidenbach, cronista oficial de la Colonia Tovar, realizada en diciembre de 2016.

Entrevista a Alejandro Rocha Faría, Párroco de la Iglesia San Martín de Tours, realizada en diciembre de 2016.

Investigación realizada por Mildred Maury.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: