Anuncios
Lo más reciente

Catedral San Felipe Apóstol, de San Felipe, Yaracuy

Fachada principal de la catedral de San Felipe con su cruz hecha en madera, el campanario y los murales escultóricos realizados por el artista venezolano Bogen. Foto: Mildred Maury.

Fachada principal de la catedral de San Felipe con su cruz hecha en madera, el campanario y los murales escultóricos realizados por el artista venezolano Bogen. Foto: Mildred Maury.

Nombre: Catedral San Felipe Apóstol.

Año: 1973.

Autor: Erasmo Calvani.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador Custodio o Responsable: Diócesis de San Felipe.

Historia
Descripción
Valoración
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

La Catedral San Felipe Apóstol de San Felipe, se levanta en una zona céntrica de la capital yaracuyana, frente a la Plaza Bolívar y cercana al palacio de gobierno. Es una edificación imponente realizada por el arquitecto Erasmo Calvani y se distingue de otras catedrales e iglesias de Venezuela por su moderna arquitectura inspirada en la Capilla de Ronchamp de Le Corbusier. Su construcción comenzó en 1970 y concluyó en 1973, año de su inauguración; contó con la intervención de diferentes artistas venezolanos como Carlos González Bogen quien hizo la pila bautismal, además del altar y los murales escultóricos en relieve de la fachada, y los artistas Luis Guevara Moreno y Guillermo Márquez quienes diseñaron los vitrales.

La construcción de esta catedral generó en la población de San Felipe gran controversia, pues se edificó en el lugar en el que se erigía la llamada Iglesia Matriz, o Iglesia Nuestra Señora de la Presentación, sustituyéndola. Aquélla era una iglesia de estilo colonial edificada unas 5 décadas después del terremoto que destruyó a la antigua ciudad San Felipe El Fuerte en 1812 y constituía el centro en el que se congregaba la feligresía sanfelipeña. De modo que para la realización de la obra que hoy día se exhibe como esplendor de la arquitectura e ingeniería moderna en Venezuela, se demolió la vieja y modesta Iglesia Matriz.

Los antecedentes de la joven Catedral de San Felipe, traspasan su propio tiempo y espacio, remontándose a la fundación de la ciudad. En 1693, al noroeste del actual San Felipe, cuando se agruparon los primeros habitantes de la ciudad en el llamado “Cerrito de Cocorote”, se erigió una pequeña iglesia bajo la advocación de Santa María del Valle, consagrada por el padre Carlos Domingo Becerra, (también párroco en los poblados de Guama y Cocorote). A la iglesia, en lugar de llamarla por su nombre, la llamaban la Iglesia de la Presentación, porque el día en que fue consagrada, el 21 de noviembre, era el día de la Presentación. Luego de que el “Cerrito de Cocorote” fuera destruido en tres oportunidades por autoridades de Nueva Segovia de Barquisimeto, a quienes estaban subordinados como aldea, los cerritenses abandonaron el cerrito y se establecieron, en  1729, en lo que se conocía entonces como Valle Hondo. Al mudarse los pobladores y erigir una nueva ciudad, mudaron también su iglesia. De manera que al fundarse San Felipe El Fuerte, una ciudad independiente, se erigió nuevamente la Iglesia Nuestra Señora de la Presentación. Es así que en los terrenos de Valle Hondo se volvió a construir ese centro devocional que congregaba a sus habitantes, sólo que ahora con mayor grandeza que la anterior y en un lugar céntrico, frente a la llamada Plaza de las Águilas.

El 26 de marzo de 1812, un terremoto sacudió la ciudad acabando con más de la mitad de la población y destruyendo todo, incluyendo por supuesto, la iglesia. Días después, fuertes lluvias y el desbordamiento del río Yurubí, cubrieron la ciudad de barro y la hicieron inhabitable, por lo que el lugar fue abandonado.

santa_iglesia_matriz_de_san_felipe_1951

Iglesia Matriz de San Felipe, 1951. Foto cortesía del Centro de Historia del estado Yaracuy.

Con el paso de los años los pocos sobrevivientes fueron reconstruyendo la ciudad en los alrededores del viejo sitio y 52 años después construyeron un nuevo templo de estilo colonial, con el apoyo de los masones de la Logia Tolerancia N° 15, así como de la población sanfelipeña y, dicho en palabras de Raúl Freytes, cronista de San Felipe, se levantó pues “lo que habría de constituirse en la manifestación arquitectónica cristiana más hermosa de nuestra historia en la imponente Iglesia Matriz (…) consagrada el 13 de Agosto de 1864 en el San Felipe renacido, por el Ilustrísimo Señor Doctor Silvestre Guevara y Lira, Arzobispo de Caracas y Venezuela”. (1)

La llamada Iglesia Matriz, cuya advocación era la de Nuestra Señora de la Presentación, estuvo subordinada, al igual que otras capillas que se habían construido en la ciudad, al Obispado de Barquisimeto, bajo la tutela de Monseñor Críspulo Benitez Fonturvel, hasta que el 7 de octubre de 1966, mediante la Bula Pontificia “Ex Quo Témpore”, Su Santidad Pablo VI creó la Diócesis de San Felipe, y a partir del 25 de febrero de 1967 Yaracuy tuvo su propia Sede Eclesiástica en la que recibió a su primer Obispo, Monseñor Tomás Enrique Márquez Gómez.

Demolición de la Iglesia Matriz.

Demolición de la Iglesia Matriz.

Cuatro años después de haberse creado la Diócesis de San Felipe, en el año 1970 la Iglesia Matriz fue demolida tras una controversia que según algunas fuentes, data de años anteriores. Como puede leerse en un artículo del 16 de mayo de 1954 del periódico El Yaracuyano, diario de circulación en San Felipe, supuestamente el obispo de Barquisimeto autoriza la demolición de la iglesia. Luego el 21 de mayo de  ese mismo año, en el diario El Impulso de Barquisimeto, se exponen tanto los rumores que corrían acerca de la demolición, como algunas razones de peso por las cuales habría que conservar el lugar, restaurarlo y embellecerlo pero no demolerlo. Entre los artículos de prensa, las cartas, peticiones, críticas y reprobaciones, el proyecto de una nueva catedral avanzaba. Según algunas fuentes, en 1964 se intentó restaurar la Iglesia Matriz pero los trabajos no lograron rescatar la belleza original debido a su mal estado.

Mientras los rumores iban y venían, se pensó construir la catedral en el lugar en el que se ubicaba el antiguo Mercado Municipal. Dicha idea también fue criticada, especialmente por los costos que acarreaba, y se sugería utilizar ese dinero para restaurar la Iglesia Matriz, que para ese momento cumplía 103 años. Esto se puede leer en una carta que se conserva en el Centro de Historia del estado Yaracuy que data de 1967; en ella se expone una propuesta de hacer un trabajo en el que se reparasen columnas e instalasen las cúpulas necesarias, de manera que la vieja iglesia fuese la catedral, ya que además estaba ubicada frente a la plaza Bolívar como las catedrales de otras ciudades de Venezuela. La carta está dirigida a personalidades como el cardenal Humberto Quintero, a monseñor Tomás Enrique Márquez Obispo de San Felipe, a los ministros de justicia y obras públicas y a yaracuyanos residentes en Caracas como Rafael Caldera, entre otros.

A pesar de los intentos e iniciativas de algunas personalidades de San Felipe, llegó el día en que la Iglesia Matriz fue demolida. Parafraseando a Raúl Freytes, actual cronista de la ciudad, aquél fue un día muy caótico, los ruidos de las máquinas se confundían con los gritos, reniegos y oraciones de la gente. Y entre el dolor, la rabia y la frustración, una bola de acero que se balanceaba, golpeaba las blancas paredes del templo resquebrajándolas, demoliendo así la Iglesia Matriz (2). Nuestra Señora de la Presentación, nuevamente quedó sin templo.

De ese modo comenzaron las obras de la actual catedral, como una apuesta al desarrollo y a la modernización, que con un gran esfuerzo y trabajo continuo, duraron tres años, hasta el día de su inauguración el 7 de julio de 1973.

En años posteriores se han hecho trabajos de rescate de diferentes objetos de valor que desaparecieron durante la demolición. Es así que piezas de diferente índole, de valor documental, eclesiástico y hasta patrimonial que no contaron con la custodia necesaria, han sido poco a poco halladas por personas preocupadas de salvaguardar la historia de la Iglesia Matriz.

Descripción

La Catedral de San Felipe está construida en concreto armado y fue concebida de forma cuadrada con líneas rectas, un estilo moderno y decorados sencillos, casi inexistentes. El edificio tiene tres pisos, la planta baja está constituida por una nave única en cuyo centro se encuentra el altar mayor, y los otros dos pisos o plantas que funcionan como la residencia de sacerdotes, y depósito en el que se custodian objetos de la iglesia. Su capacidad es de 700 personas cómodamente sentadas. El espacio está hecho con una estructura conformada por contornos cilíndricos de concreto armado de unos 10 mts de altura. El techo es también de concreto y en él puede apreciarse una gran cúpula o domo circular de 30 mts de diámetro sobre el altar mayor, que lleva una estructura metálica y por la que entra luz al lugar.

El espacio de la planta baja tiene cuatro zonas, en tres de ellas están ubicados los bancos y son las destinadas a los feligreses, y la otra la constituye el presbiterio que queda diferenciado de la nave por su elevación de 1,10 mts. La pared del fondo, tras el altar mayor está constituida por una pared inclinada de concreto armado en la que se encuentra una cruz de 8 mts de alto, con una imagen de Cristo Resucitado hecho en resina y saliendo de una cruz de concreto que está adherida a la pared.

Cristo Resucitado realizado en madera. Mide 8 mts y está colocado sobre una cruz de obra limpia. Reposa en una pared inclinada de 15 x 15mts en el altar mayor de la catedral. Foto: Mildred Maury.

Cristo Resucitado realizado en madera. Mide 8 mts y está colocado sobre una cruz de obra limpia. Reposa en una pared inclinada de 15 x 15mts en el altar mayor de la catedral. Foto: Mildred Maury.

Tiene una amplitud de 45 mts de ancho x 45 mts de largo, sin embargo su estructura fue concebida sin columnas internas. Dentro de la nave existen espacios diferenciados por paredes altas de concreto, que dejan a la vista lo que contienen: desde la entrada principal, del lado izquierdo están los confesionarios hechos en concreto y madera; del lado derecho, con paredes semi-circulares, el bautisterio cuya pila fue elaborada por el artista Carlos González Bogen. Tanto el altar principal (elaborado también por Bogen) como la pila bautismal están tallados en piedra artificial con relieves simples que recuerdan la iglesia primitiva de los cristianos en Roma.  También a la derecha, como un espacio autónomo, está la capilla del Altísimo que puede verse desde el altar, pero a su vez está separada de la nave y tiene una salida lateral a la calle alejada de la puerta principal que permite la entrada independiente a ese espacio; tiene una capacidad de 40 personas. La catedral tiene su entrada principal frente a la plaza Bolívar y dos entradas laterales, una por la av. Caracas y otra por la calle 9. Las puertas fueron elaboradas en caoba y miden 2,5 x 3,5 mts aproximadamente.

La catedral posee también una importante colección de imágenes, ubicadas sobre repisas de líneas simples que buscan invisibilidad, entre las que se encuentran, del lado derecho junto al Cristo en el sepulcro, Nuestra Señora de la Coromoto, la Virgen Dolorosa, María Auxiliadora, Santa Ana, la Virgen del Socorro, el Sagrado Corazón de Jesús y San Juan Apóstol. Antes de entrar a la capilla del altísimo, en lo alto de una pared se encuentra la Inmaculada Concepción. Detrás del Bautisterio, San Antonio de Padua. Del lado izquierdo casi en la entrada y con un espacio especial para los devotos, está la Virgen del Carmen. Al fondo y del lado izquierdo también, subiendo el altar mayor, hay una figura de San José con el niño.  Del lado derecho del altar nos encontramos con una imagen de gran importancia para la feligresía, una imagen de Nuestra Señora de la Presentación traída de España y tallada en madera; a ella se le rinde homenaje especial por ser la primera advocación de la Iglesia que hubo en la población de San Felipe, acogida desde su fundación en los cerritos de Cocorote, y anualmente se hace una procesión en su honor que sale desde la catedral.

Otra imagen relevante es la de San Felipe Apóstol en un retablo o relicario elaborado en madera tallada por artesanos ebanistas en Ecuador. Este retablo no está policromado y sellado, sino que la madera es cruda, curada por el tiempo y el contacto con las personas que se acercan a tocarla.

El interior de la nave está dotado más de 200 mts2 de vitrales diseñados por los artistas venezolanos Luis Guevara Moreno y Guillermo Márquez. Para su realización se utilizó vidrio francés de St. Gaubin de una pulgada de espesor, y en los diferentes diseños que decoran la catedral, se usó la técnica de ahogado en concreto, que consiste en empotrar el vitral en el concreto y dejar libre el perfil de la silueta o figura, para la realización de las formas e imágenes que pueden apreciarse en los diferentes niveles y espacios del recinto. El piso de la catedral es de piedras de mármol, de color gris y negro. La edificación tiene también, una mezzanina ubicada frente al altar mayor a la que puede subirse por unas escaleras laterales. Es un espacio concebido para los coros.

La fachada principal es característica de la arquitectura del siglo XX, su diseño e imponente manejo de los volúmenes, impacta como obra de ingeniería y de audacia arquitectónica;  en ella, están situados dos murales, también hechos por Bogen, vaciados en concreto con fondo dorado y relieves simples. En la parte más alta del frente, a la derecha del techo, se ubica una cruz hecha en corazón de madera de 6,50 mts con un espesor de 40 cm x 40 cm y de unos 2.000 kg. La parte de atrás de la catedral, posee una cruz de concreto en su parte alta que da hacia la edificación del frente, que es la Curia Diocesana.

Valoración

La Catedral San Felipe Apóstol de San Felipe, es un centro de relevante importancia debido a su imponencia como obra arquitectónica y estilo único en el país. Probablemente se le pueda asemejar a la catedral de Guanare, realizada también por Calvani. Su interés como edificación se centra justamente en su estilo arquitectónico moderno, que dista de estilos más usados para este tipo de construcción religiosa, además de la intervención de renombrados artistas plásticos de la época quienes agregan valor como obra de arte al espacio.

Como espacio de encuentro, es de un significado espiritual fundamental para la comunidad, especialmente para las nuevas generaciones y los habitantes que llegaron a la ciudad después de su construcción, pues según el párroco José Gregorio Carreño, para quienes vivieron la desaparición de la llamada Iglesia Matriz, aún persiste un sentimiento de pérdida por el templo anterior. Él, como muchos otros habitantes de San Felipe, piensa que “no se hizo entonces, el esfuerzo necesario para la restauración de esa primera iglesia, de estilo colonial que abrigaba a sus fieles y daba sentido de identidad histórica y arraigo entre ellos”.

No obstante, el tiempo ha pasado y la actual catedral, San Felipe Apóstol, consigue congregar a centenas de fieles, especialmente en festividades específicas como Semana Santa, el día de San Felipe Apóstol y el día de Nuestra Señora de la Presentación, fechas en las que se congregan diferentes “capillas” de San Felipe y se organizan para realizar procesiones que parten desde ese importante centro espiritual.

Situación actual

La Catedral San Felipe Apóstol está en muy buen estado de conservación, especialmente debido a su reciente fecha de construcción, además de estar edificada en su totalidad en concreto armado, material que difícilmente es perecedero. Por otra parte, tiene mantenimiento continuo en el que participan tanto la Gobernación del Estado Yaracuy como la alcaldía de San Felipe. Unos de los trabajos más recientes consistió en la reparación de unas tuberías que inundaban la Catedral durante las épocas de lluvia;  el trabajo estuvo a cargo de la Gobernación del estado Yaracuy.

Uno de los problemas que se presenta eventualmente, es el del vandalismo y la criminalidad, ya que en ocasiones hay robos en las cercanías. Sumado e esto, jóvenes inescrupulosos rayan las paredes con grafitis, indigentes y vagabundos hacen necesidades fisiológicas en los alrededores, alcohólicos callejeros se emborrachan y duermen en las afueras dejando constantemente cartones y basura. Debido a este creciente problema, se planteó en el 2014 hacer una cerca a toda la cuadra, para lo que se recogieron firmas de la comunidad, pero una vez que estuvo aprobado un proyecto y a punto de hacerse, se emitió la orden de que no se hiciera la cerca porque la iglesia perdería belleza y además porque siendo un centro espiritual, todos tendrían derecho a entrar a sus áreas. En ese sentido se ha propuesto incrementar la vigilancia para evitar futuros problemas de deterioro e incluso para el bienestar de los usuarios, pero esto aún no se ha concretado.

Ubicación

La Catedral de San Felipe se encuentra ubicada en la Av. Caracas entre la 7ma y 8va Av. con calle 9, en el casco de la ciudad frente a la Plaza Bolívar. Está rodeada por Palacio de Gobierno, Escuela “República de Nicaragua”, y el Concejo Legislativo.

Fuentes consultadas

(1)Freytez, Raúl. “La Iglesia Matriz de San Felipe” en Cronista Municipio San Felipe, http://bitacoradelcronistasf.jimdo.com/cr%c3%b3nicas-ii/la-iglesia-matriz-de-san-felipe consultado el 9 de septiembre de 2016.

(2) Ibídem.

Entrevista a José Gregorio Carreño, párroco de la Catedral San Felipe Apóstol, agosto de 2016.

Aponte Barrios Domingo. “Fundación de San Felipe” en Cronista Municipio San Felipe, 21 de Abril del 2008,   https://cronistasanfelipe.wordpress.com/2013/10/02/fundacion-de-san-felipe/ , consultado el 29 de agosto de 2016.

Freytez, Raúl. “La campana de la Iglesia Matriz de San Felipe” en Cronista Municipio San Felipe, Http://bitacoradelcronistasf.jimdo.com/cr%c3%b3nicas-ii/la-campana-de-la-iglesia-matriz-de-san-felipe-yaracuy-venezuela, consultado el 9 de septiembre de 2016.

Freytez, Raúl. “El día en que San Felipe “El Fuerte” quedó en ruinas”, en Cronista Municipio San Felipe, 2013,  https://cronistasanfelipe.wordpress.com/2013/09/02/el-dia-en-que-san-felipe-el-fuerte-quedo-en-ruinas/ , consultado el 9 de septiembre de 2016.

Freytez, Raúl. “Los obispos de la majestuosa casa de Dios en San Felipe”, en Cronista Municipio San Felipe, http://bitacoradelcronistasf.jimdo.com/cr%c3%b3nicas-ii/los-obispos-de-la-majestuosa-casa-de-dios-en-san-felipe, consultado el 9 de septiembre de 2016.

Freytez, Raúl. “Los últimos campaneros de la iglesia matriz de San Felipe”, en Cronista Municipio San Felipehttp://bitacoradelcronistasf.jimdo.com/cr%c3%b3nicas-i/los-%c3%baltimos-campaneros-de-la-iglesia-matriz-de-san-felipe/, consultado el 10 de septiembre de 2016

“Hitos de la Tradición. Intentan demoler la Iglesia Matriz de san Felipe”, en El Impulso, 21 de mayo de 1954,  Barquisimeto.

Pineda Rafael, San Felipe El Fuerte: La Pompeya Venezolana, Imprenta Oficial del Estado, San Felipe, 1972.

 

Investigación realizada por Mildred Maury.

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: