Lo más reciente

El Nacimiento, una tradición que perdura en Venezuela

María Yolanda Medina. Nacimiento. Colección FMN-Galería de Arte Nacional.

María Yolanda Medina. Nacimiento. Colección FMN-Galería de Arte Nacional.

Una de las tradiciones navideñas más arraigadas en nuestro país es la de colocar el nacimiento, pesebre o Belén. Y como lo demuestran artesanos, artistas y cultores de las tradiciones del interior de Venezuela y de Caracas, esta tradición continúa y se enriquece con el tiempo.

Esta costumbre es de origen europeo. Se cree que comenzó en Italia en el siglo XIII, por iniciativa de San Francisco de Asís. En aquella ocasión la escena del nacimiento de Cristo no fue representada con figuritas o miniaturas de objetos cotidianos, como hacemos actualmente. Se cuenta que en la Navidad de 1223, San Francisco se refugió del frío en una ermita del pueblo italiano Greccio. Allí decidió recrear simbólicamente la escena del nacimiento: armó un portal de paja y colocó un pesebre (es decir, un cajón de comida para animales). Incluyó a un buey y a una mula de verdad de los campesinos del pueblo, y los invitó a reproducir la escena de la adoración de los pastores.

Es a partir del siglo XIV cuando el montaje de los pesebres se consolida como tradición en Italia, con figuras de terracota, cera o madera, en lugar de seres vivos. A partir de ese momento la costumbre comienza a difundirse por Europa. El Rey Carlos VII de Nápoles lleva la tradición a España en el siglo XVIII, donde encuentra terreno fértil para la producción de figurillas de alta calidad artística. La práctica se hace común entre los miembros de la aristocracia española y se traslada a las colonias americanas, donde es acogida y enriquecida.

La tradición de los pesebres fue utilizada en América por los franciscanos como método de evangelización. Las representaciones incluyeron plantas y animales americanos, como los guajolotes, magüeyes y nopales. Se enriquecieron las escenas con imágenes que eran comunes para los pobladores del lugar.

En Venezuela hay una rica tradición de elaboración de pesebres, especialmente en el ámbito del arte popular. Los concursos de pesebres están fuertemente arraigados en algunos pueblos y ciudades venezolanas y, a pesar de los momentos de crisis que actualmente vive el país, afortunadamente se niegan a desaparecer. Así lo señala el artículo de Dalila Itriago “Nacimientos venezolanos vencen la crisis y expresan la esperanza cristiana”, publicado en El Nacional el 19 de diciembre de 2016.

María Yolanda Medina. Nacimiento. Colección FMN-Galería de Arte Nacional.

María Yolanda Medina. Nacimiento. Colección FMN-Galería de Arte Nacional.

Cada diciembre, la Galería de Arte Nacional de Venezuela suele exhibir una hermosa pieza de su colección: se trata de una talla de madera de María Yolanda Medina, que lleva por título Nacimiento.

María Yolanda Medina tiene su taller en en el sector de La Blanquera en Sabana de Parra, estado Yaracuy. Ella, al igual que muchos artistas populares, se han dedicado a cultivar la producción de imágenes que forman parte de tradiciones que vienen de tiempo atrás. Y el nacimiento es una de ellas.

Dalila Itriago, en el artículo publicado por El Nacional mencionado anteriormente, se refiere a las palabras del párroco de la Candelaria, Miguel Acevedo:

Quizá por eso los nacimientos se repitan en todas las parroquias del país con igual fervor, debido a que, como dice este sacerdote, representan la esperanza y expresan con ternura unos contenidos teológicos sumamente profundos.

A %d blogueros les gusta esto: