Anuncios
Lo más reciente

Hacienda La Trinidad

Casa vieja. Foto: Alejandra Suárez.

Casa vieja. Foto: Alejandra Suárez.

Nombre: Hacienda la Trinidad.

Año: Casa vieja y trapiche, 1740; secaderos de tabaco, 1945; Casa Zitman, 1965.

Autor: Casa vieja y trapiche, autor desconocido. Trapiche modificado por Cornelis Zitman, para construir la Casa Zitman. Secaderos construidos por Arquitecto Bastianini.

Tipo de patrimonio Cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador custodio o responsable: Hacienda La Trinidad – Parque Cultural. Asociación civil sin fines de lucro. Casa Zitman pertenece a la familia Zitman.

Página web: http://haciendalatrinidad.org/

Historia
Descripción
Situación actual
Ubicación
Fuentes consultadas

La  Hacienda La Trinidad es un parque cultural que incluye una casa colonial del siglo XVIII, siete secaderos de tabaco de mediados del siglo XX y la casa Zitman que se construyó a partir de los restos de un trapiche del siglo XVIII y que actualmente es propiedad privada. La Hacienda La Trinidad se ha transformado en un espacio de uso cultural, y es testimonio de la arquitectura colonial venezolana.

Historia

La Hacienda la Trinidad comienza sus actividades agrícolas en el siglo XVIII, época en que se construyó el trapiche y la casa colonial. La hacienda fue destinada a la siembra de caña de azúcar y café. El trapiche fue construido para procesar caña de azúcar; producir melaza y papelón. En 1740, el sacerdote Ignacio Rengifo Pimentel, quien era el propietario de la hacienda, comenzó los cultivos de caña de azúcar y ordenó la construcción del trapiche, en cuyas paredes mandó a grabar imágenes religiosas.

A comienzos del siglo XIX, la hacienda es adquirida por la familia Vegas, quienes la venden, en 1919, al Dr. Rafael González Rincones. El Dr. González  mantuvo las siembras de caña de azúcar y café hasta 1945, fecha en que decidió producir tabaco y ordenó la construcción de siete secaderos de ristras de tabaco al arquitecto Bastianini. Luego, decide vender la mayor parte de los terrenos de la hacienda para construir la ciudad satélite de Caracas, llamada La Trinidad.

En 1965 los restos del trapiche fueron vendidos al escultor holandés, Cornelis Zitman. Para esa fecha,  del trapiche solo se encontraba en pie la chimenea, cuatro muros y una rueda hidráulica.  A partir de estas estructuras, Zitman construyó una casa que está en los espacios de la Hacienda La Trinidad.

En el 2012, las estructuras arquitectónicas de la hacienda, compuesta por la casa colonial y  los siete secadores de tabaco, fueron renovadas bajo la tutela del  Instituto de Patrimonio Cultural para preservar y disponer de las instalaciones para actividades culturales como galerías, librería y talleres.

La Hacienda la Trinidad y sus edificaciones han sido declaradas “Bien de Interés Municipal” según decreto Nº 181, publicado en Gaceta municipal extraordinaria Nº 128-04/2005 de fecha 14 de abril de 2005.

Descripción

Al principio del Parque Cultural se aprecian los siete secaderos, hoy convertidos en edificios para actividades culturales. Luego se encuentra la casa vieja, que sirve de museo y justo al frente está la casa Zitman que permanece habitada por la familia y no está abierta al público.

Secaderos de tabaco: los siete secadores poseen muros portantes de ladrillo a la vista, reforzados con machones de concreto armado en las esquinas, y techos a dos aguas de madera y cubiertos de teja. Originalmente, eran prismas macizos; en 2012 cada secadero fue intervenido con la apertura de vanos de ventanas, así como con la construcción de marquesinas de madera y tejas sobre los accesos y mezzaninas en su interior.

Actualmente, estas edificaciones sirven como espacios dedicados a las artes. El secadero 1 es un espacio dedicado a la artesanía tradicional y al diseño contemporáneo. En el secadero 2 funciona la Galería Carmen Araujo Arte. El secadero 3 es un espacio dedicado a la formación en áreas de gestión cultural, artes y temas de actualidad vinculados a la cultura. En el Secadero 4 está el restaurante Alfresko. El Secadero 5 está destinado a una tienda de Cacao de Origen donde ofrecen variedad de cacao nacional. En el secadero 6 está ubicada la librería Sopa de Letras y en el Secadero 7 está Cubo 7, una espacio fotográfico y de diseño.

Casa vieja: En la parte sur de la parcela se emplaza la antigua casa colonial de la hacienda, construida en el siglo XVIII, y usada como residencia hasta el año 2001. Presenta elementos constructivos propios de su tipología como corredores, pilastras, patios y cubiertas en pendiente con teja criolla. Por el lado oeste se vincula con la casa Zitman, por el este, con la larga crujía de la Caballeriza, que ha sido intervenida para alojar las oficinas del Parque Cultural.

Casa Zitman: en el suroeste de la hacienda se encuentra esta casa, que fue construida a partir del trapiche. Señala el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano (IPC, 2007): “Está bordeada  por corredores que permiten acceso al dormitorio principal, estudio de escultura, taller de dibujo, lavandero y dos dormitorios. El lugar donde se encuentra la rueda del trapiche, al lado este de uno de los patios, alberga la biblioteca, la sala de exhibición, el estar, y el cuarto de trabajo, en un nivel superior al resto de la vivienda”. Esta construcción es de uso particular.

 

Situación actual

Después de la restauración de todos los edificios de la hacienda realizada en 2012, estos se encuentran en buen estado de conservación. IAM Venezuela realizó una visita a este complejo en julio de 2016.

Ubicación

Calle Rafael Rangel Sur, urbanización Sorokaima. La Trinidad, Baruta. Estado Miranda, Caracas 1080, Venezuela.

Fuentes consultadas

Entrevista a Daniela Millán, asistente a la Coordinaciónd de la Hacienda La Trinidad.

Página oficial de la Hacienda La Trinidad, http://haciendalatrinidad.org, consultada el 30 de julio de 2016.

Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Municipio Baruta. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

“Hacienda La Trinidad” en Cerveza Zulia http://www.cervezazulia.com/disfruta-de-un-paseo-colonial-en-el-presente/ consultado el 30 de julio de 2016.

Investigación realizada por Alejandra Suárez.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: