Niño Jesús de Petare

Fotografía Luis Chacín, julio 2016.

Niño Jesús, Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, Petare, municipio Sucre, estado Miranda. Fotografía Luis Chacín, julio 2016.

Nombre:   Niño Jesús de Petare.

Autor: Anónimo.

Año: ca. siglo XVII.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Mueble.

Administrador custodio o responsable:  Iglesia Dulce Nombre de Jesús de Petare.

Historia
Descripción
Valoración
Situacion Actual
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El Niño Jesús de Petare es, junto con el Cristo de la Salud, una de las imágenes más significativas y apreciadas por esta comunidad caraqueña. Se trata de la imagen del patrono del pueblo, pues al Dulce Nombre de Jesús están dedicados no sólo la fundación de Petare sino el templo parroquial. Su ubicación en la iglesia –presidiendo la nave central desde el retablo mayor– le confiere un protagonismo que se fortalece cada año con las fiestas en su honor organizadas por la comunidad.

La información disponible sobre la efigie es escasa, en gran parte ligada a la tradición popular y en menor grado proveniente de las fuentes documentales. Se sabe, por ejemplo, que la fiesta con motivo del Dulce Nombre de Jesús se celebra en Petare desde 1646 y que la primera mención a una imagen del Niño proviene de un inventario de la iglesia fechado en 1650 (Lara, s.p.). En la memoria de la visita pastoral del Obispo Mariano Martí a Petare en 1772 se menciona la presencia de la imagen del Niño Jesús en el segundo cuerpo del retablo mayor (Martí, p. 211), ubicación que mantiene al día de hoy. De igual modo, el inventario que acompaña el registro de la visita reseña “una imagen del Dulcísimo Jesús de cuerpo entero con su diadema de plata colocada en el centro del altar mayor en su peana dorada en un dosel de madera dorado y esmaltado de encarnado y tiene en las manos una cruz de plata del tamaño de su estructura” (Martí, p. 225).

La fiesta del Niño Jesús tiene lugar en Petare el último domingo de enero de cada año. Nueve días antes, la imagen es descendida del retablo mayor, momento en que se le coloca el ajuar dispuesto para la ocasión para luego ubicarlo junto al altar principal. El día de la fiesta la imagen recorre la localidad en procesión acompañada de numerosos fieles tanto del sector como de otras zonas de Caracas. Una vez concluida la celebración, el Niño Jesús regresa a su espacio habitual en el retablo mayor antes del 2 de febrero, día de la Candelaria. Desde 1972 la imagen se encuentra bajo el cuidado de la Sra. Amelia Rodríguez en todo lo referente al cambio de vestiduras y los preparativos de la celebración. Dicha labor la comparte actualmente con Néstor Seijás, quien representa a una nueva generación de custodios de imágenes religiosas.

Descripción

De autor anónimo y procedencia desconocida, la efigie del Niño Jesús de Petare ha sido elaborada con estaño y bronce fundidos, con una superficie estucada y policromada. Se trata de una imagen de vestir que, sin embargo, posee la particularidad de estar representado de cuerpo completo, incluyendo los genitales; algo común en las esculturas de metal pero menos frecuente en las tallas de madera que resuelven esta parte del cuerpo con un paño de pureza tallado o la dejan sin trabajar.

Representa al Niño Jesús erguido sobre sus pies, con la cabeza ligeramente inclinada a su izquierda y la mirada al frente aunque levemente dirigida hacia abajo, en una actitud que ha sido catalogada como de “ensimismamiento” (Lara, s.p.). De acuerdo con la información que se maneja, los ojos han sido elaborados en base a una pasta de pigmento marrón con acabado vítreo que deja ver sus pupilas, lo que otorga gran realismo a su expresión. Con la mano izquierda sostiene una estilizada cruz de plata, mientras que la derecha conserva el gesto de la bendición extendiéndose hacia adelante en un ademán receptivo.

La imagen responde a la tipología del Niño Jesús Triunfante que, en claro paralelismo con las representaciones de Cristo Rey y Cristo Resucitado, simboliza el triunfo de éste sobre la muerte, la victoria de la resurrección y el poder del reino de Dios. Completan el arreglo de la imagen una corona, las vestiduras y el uso de joyas de acuerdo a la ocasión. El ajuar del Niño, que se resguarda en la Casa Parroquial de Petare, se ha ido nutriendo a lo largo de mucho tiempo, producto de la devoción de la comunidad y de sus sucesivos custodios.

Valoración

La imagen del Niño Jesús de Petare reviste especial importancia en términos históricos, artísticos y culturales. Si bien hay muchos datos que se desconocen sobre su origen, el carácter titular de esta figura refleja sin duda alguna su protagonismo en el marco de las devociones locales del siglo XVII, hecho que se confirma en la propia dedicación del poblado y de la iglesia. Su presencia igualmente constituye un punto más en la genealogía del culto al Niño Jesús, que se remonta a la Edad Media y que cobrase especial interés a partir de la Contrarreforma, con importantes exponentes en diferentes puntos de Europa y América.

En otro ámbito, el Niño Jesús constituye una importante muestra de escultura realizada en metal, técnica de la que no se conservan abundantes ejemplos correspondientes al período colonial venezolano. En ese sentido, la imagen despliega múltiples preguntas sobre la posibilidad de una producción local, su importación desde otras tierras y, claro está, la existencia de una imagen “hermana” procedente del mismo molde. Su integridad física, sumada a la aparente ausencia de intervenciones o restauraciones, realza el valor de una pieza humilde en proporciones pero profundamente respetada y conservada a lo largo del tiempo.

Como fenómeno cultural, el Niño Jesús constituye uno de los valores identitarios más relevantes de Petare. La riqueza de su ajuar, mantenido y ampliado durante generaciones, expresa la continuidad de una devoción y el compromiso de la feligresía para con su patrono. Su fiesta es, junto a la del Cristo de la Salud, una de las más multitudinarias del sector y en la que se renuevan –refundan– los vínculos de pertenencia entre pueblo, imagen  y comunidad. En ese sentido, la imagen forma parte integral de un entramado de valores que involucran por igual la liturgia, la historia y el tejido urbano de Petare, la arquitectura del templo y, claro está, una serie de prácticas devocionales de larga data.

Situación Actual

De acuerdo a lo señalado por los actuales custodios de la imagen Amelia Rodríguez y Nestor Seijas en entrevista realizada el 4 de junio de 2016, la imagen se encuentra en buen estado de conservación, salvo por algunos pequeños desprendimientos de la capa pictórica. Ambos acotaron que, de acuerdo a lo que se conoce, la imagen nunca ha sido restaurada ni intervenida.

Si bien la imagen del Niño sale en procesión por el Casco Histórico de Petare durante la temporada de su fiesta, existe otra imagen del Niño Jesús que es utilizada para recorridos más extensos, llegando incluso a visitar las escuelas de los alrededores. El uso de esta efigie de madera policromada, realizada en el siglo XX por Carmela García León, ha permitido a la comunidad extender el radio de acción de la devoción del Dulce Nombre de Jesús sin poner en riesgo la imagen original. 

Ubicación

Retablo mayor (altar mayor, nave central), Iglesia Dulce Nombre de Jesús de Petare, Calle Miranda con Plaza Sucre, Casco Histórico de Petare, Caracas, Municipio Sucre, Estado Miranda, Venezuela.

Fuentes consultadas

Entrevista a Amelia Rodríguez (custodio de la imagen), realizada el sábado 4 de junio de 2016, Iglesia Dulce Nombre de Jesús, Petare, Caracas.

Entrevista a Néstor Seijas (custodio de la imagen), realizada el sábado 4 de junio de 2016, Iglesia Dulce Nombre de Jesús, Petare, Caracas.

Henares Paque, Vicente. “La iconografía de la imagen exenta del niño Jesús en el arte colonial hispanoamericano. Apuntes para su clasificación“, Boletín AFEHC N°35, publicado el 04 abril 2008, consultado el 6 de julio de 2016.

Lara, Gabriela. El Niño Jesús de Petare. Devoción y tradición. Caracas, Museo de Arte Popular de Petare Bárbaro Rivas, 2010.

Martí, Mariano. “Petare” en  Documentos relativos a su visita pastoral de la Diócesis de Caracas (1771-1784). Tomo III. Inventarios. Caracas, Academia Nacional de la Historia, 1998.

 

Investigación realizada por Rigel García.

Anuncios