Palacio Arzobispal

Palacio Arzobispal

Nombre: Palacio Arzobispal.

Año: 1680.

Tipo de patrimonio cultural: Tangible/Inmueble.

Administrador custodio o responsable: Arquidiócesis de Caracas.

Historia
Descripción
Ubicación
Fuentes consultadas

Historia

El Palacio Arzobispal fue originalmente el Palacio Episcopal, concebido en el período colonial como residencia y despacho de la máxima autoridad religiosa. Inicialmente estuvo ubicado en el solar inmediato a la Catedral de Caracas, pero fue destruido por el terremoto en 1641, y fue mudado al lugar que ocupa actualmente. A lo largo del tiempo el palacio  sufrió diversas transformaciones, tales como expansión del terreno, cambios en sus fachadas, muchas veces a causa de terremotos que destruían el lugar.

En ese mismo siglo XVII, el Cabildo dispuso que fuera reformada la casa que el deán Bartolomé de Escoto legó a la iglesia después de su muerte, a fin de acondicionarla como Palacio Episcopal y se le añadió una segunda planta. Sin embargo, a partir de la década de 1680, la casa fue  ocupada por el Obispo Don Diego de Baños y Sotomayor, bajo cuyo mandato se dimensionó hasta la esquina Gradillas, donde funciona hoy en día.

En el gobierno de Guzmán Blanco su fachada fue posteriormente reformada a fin de adaptarla formalmente al edificio anexo del entonces Palacio de Justicia. Sin embargo, entre 1979 y 1980 se hizo un trabajo de restauración con el fin de recuperar su aspecto original.

El Palacio Arzobispal fue testigo y escenario de numerosos eventos, entre ellos, la instalación de Juan Francisco de León durante su rebelión de 1749, y durante la Guerra de Independencia. En varias oportunidades fue habilitado como cuartel.

Fue declarado Monumento Histórico Nacional según Gaceta Oficial nº 31.537 del 27 de julio de 1978.

Descripción

El Palacio Arzobispal se edificó en el año 1637 para servir como residencia a los obispos pertenecientes a Caracas.

Está ubicado entre las esquinas de Gradillas a Monjas y, pese a las añadiduras y modificaciones que se hicieron en 1661,  para crear habitaciones para los Obispos, y las de 1684, por órdenes del Obispo Baños y Sotomayor, conserva su valor arquitectónico e histórico singular.

En su estructura original sólo ocupaba un terreno, que luego se amplió cuando el cabildo adquirió otras casonas con el objetivo de que el palacio se ampliara considerablemente.

Terremotos registrados en Caracas afectaron la estructura y fue necesario emprender varias restauraciones , especialmente entre 1641 y 1812. Aun así, el palacio todavía conserva el diseño original.

En el periodo comprendido entre los años 1876 y 1877, el palacio fue remodelado, por órdenes del presidente Antonio Guzmán Blanco. Más de un siglo después, en el año 1978, el palacio Arzobispal de Caracas fue declarado como Monumento Histórico Nacional

La edificación de planta rectangular de dos niveles se ubica en una esquina. Presenta dos accesos cuyos zaguanes conducen a patios internos delimitados por arcadas o muros que comunican a corredores o espacios de habitación. El segundo nivel repite el esquema de planta baja, con la única diferencia que éste presenta una serie de pilares y balcones con balaustradas de madera. La composición de las fachadas es simétrica. La principal exhibe seis vanos por cada piso, tanto de puertas de acceso y ventanas adinteladas en planta baja, como de vanos de puertas y balcón con barandas metálicas en planta alta.

Ubicación

Entre las esquinas de Gradillas a Monjas frente a la Plaza Bolívar, en el centro histórico de Caracas. Parroquia Catedral del Municipio Libertador.

Fuentes consultadas

Tomado del libro Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Municipio Libertador. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Anuncios