Perfetti: “Imágenes del culto chavista en la AN intentaron construir una nueva identidad nacional”

Registro fotográfico: Luis Chacín.

María Eugenia Perfetti. Foto Luis Chacín. Caracas 2016.

Lisseth Boon

Uno de los hitos que marcó la llegada de la nueva Asamblea Nacional venezolana fue la desincorporación de las imágenes del expresidente Hugo Chávez y un Simón Bolívar mestizo que hasta enero de 2016 se exhibían en el hemiciclo y otras secciones del Palacio Federal Legislativo.

Más importante que discutir si fue correcta o no la decisión del presidente del parlamento entrante Henry Ramos Allup de sacar esas gigantografías del Capitolio Federal, es  preciso indagar sobre las razones de por qué estaban allí. Con este planteamiento abrió su intervención María Eugenia Perfetti, profesora de la Universidad Metropolitana (Unimet), en el foro “Patrimonio y Asamblea Nacional”, que tuvo lugar en la Unimet el primero de marzo de 2016.

Pendones con la imagen de Chavez son retirados.

Pendones con la imagen de Chavez son retirados.

“Históricamente, desde que fue creado ese edificio a finales del siglo XIX, ninguna imagen de algún presidente ni la del Libertador estuvieron en este espacio destinado a la deliberación de los temas nacionales. Siempre observamos allí los símbolos patrios, como el escudo y la bandera, que por cierto también fueron modificados durante el gobierno de Chávez”, resaltó Perfetti en el foro organizado por el Institutional Assets and Monuments of Venezuela (IAM Venezuela) y el Departamento de Humanidades de la Unimet.

Para entender todo el montaje simbólico que se hizo en la AN, Perfetti repasó el significado de las imágenes como parte de la cultura material de un pueblo en su ponencia “La iconografía e identidad nacional, una aproximación sociocultural a las obras de la Asamblea Nacional”. Para la investigadora, en cada imagen hay una carga semántica que obliga a considerar el ambiente político y cultural para entender los conceptos detrás de la misma.

Registro fotográfico: Luis Chacín.

Maria Eugenia Perfetti. Foto Luis Chacín. Caracas, 2016.

Perfetti concluyó que la incorporación en la AN de las imágenes de Chávez y la reinterpretada imagen de Simón Bolívar, no tuvo otra intención que la colaborar en la construcción de una nueva identidad nacional. “Entendida como un constructo social que va más allá que compartir un mismo espacio. Comprende la reunión de significados comunes que se mantienen en el tiempo y que permiten a miembros de grupos sociales identificarnos como venezolanos”.

La académica sostuvo que a partir de 1999, asistimos a la construcción de una nueva identidad nacional, propiciada desde el Ejecutivo que ha reescrito la historia en función de un nuevo proyecto político: el bolivariano. “Este proceso de reconstrucción y revisión histórica, en el que ha prevalecido el discurso anticolonialista, ha ido de la mano con un proceso de  resemantización (volver a nombrar) y reelaboración de las imágenes históricas más representativas de nuestra venezolanidad”.

Partiendo de la nueva imaginería, Perfetti destacó que la República Bolivariana de Venezuela necesitaba un nuevo Bolívar, que se alejara de la representación de la otrora historia oficial. “De esta manera, los venezolanos asistimos a una historia oficial en la cual Bolívar ya no era mantuano, vivo exponente de la élite criolla-principal, sino “revolucionario”; no era dueño de esclavos, sino un “socialista” adelantado a su tiempo que luchó por la justicia y la igualdad entre los venezolanos; un Bolívar tan distinto que inclusive su rostro había cambiado”.

Nuevo Bolívar, nuevo Chávez

Perfetti recordó que en 2008 se creó con un rimbombante nombre la “Comisión presidencial para la planificación y activación del proceso de investigación científica histórica sobre los acontecimientos relacionados con el fallecimiento del Libertador Simón Bolívar y el traslado a la nación de sus restos  mortales”, que derivó en la reconstrucción digitalizada del rostro de Simón Bolívar, cuya imagen fue develada en cadena nacional el 24 de julio de 2012, en el marco de 229 aniversario del nacimiento Libertador y que echaba por tierra las facciones caucásicas originales, menos mantuano, presentando un rostro mestizo, más cercano al parecido del presidente hoy fallecido.

bolivar-660x350

Bolívar mestizo. Reconstrucción digitalizada.

A partir del nuevo Bolívar, se realizaron nuevos cuadros o representaciones pictóricas: afiches, estampas y gigantografías que reemplazaron la representaciones más clásicas con las que el venezolano estaba identificado. “Un rostro con el que no estábamos familiarizados invadió espacios públicos y centros de poder político del país”, describió Perfetti. “Esta recomposición forma parte de un proceso de resignificación importante de nuestra identidad nacional, que no ha cesado y sigue creando nuevos marcos referenciales”.

La académica puntualizó que el gobierno chavista no podía tomar otro personaje histórico que Bolívar,  dada la inclinación al culto a la personalidad. “El Libertador siempre fue el elemento aglutinador de la identidad nacional.  Incluso, Chávez dio un paso más allá: se autodenominó hijo de Bolívar, y como buen hijo, quiso seguir el legado de su padre y se dispuso refundar la República entera. De hecho, el otrora presidente llegó a afirmar que “Bolívar nació entre los negros, era más negro que blanco. No tenía ojos verdes. Bolívar era zambo” (Gall 2006, p. 19; citado por Ramírez 2015, p. 17).

Para entender cómo operó el culto a la personalidad en torno a Chávez, Perfetti siguió la línea del estudio “La iconografía como instrumento para el culto a la personalidad: el caso de la Constitución ilustrada” (2015), del profesor Tulio Ramírez, profesor y coordinador del postgrado de Educación de la UCV, quien comprueba que el líder carismático no sólo depende de los atributos o cualidades del jefe sino también de la conexión emocional con un pasado glorioso y la capacidad de construir una imagen con los métodos tecnológicos disponibles.

Parafraseando a Maquiavelo, la investigadora recordó que  “la conducta del príncipe debe inspirarse en un personaje histórico cuyas dotes lo coloquen por encima del común de los mortales. Y tomó de Max Weber el planteamiento de que el liderazgo carismático implica una relación de dominación consensuada entre el líder y sus seguidores, quienes la justifican por sus condiciones extraordinarias. “Se trata de un culto que no es fácil de mantener, por lo que es necesario reinventar al líder cada cierto tiempo. De allí que la imaginería bolivariana haya jugado un papel importante en el mantenimiento de la figura de Chávez como presidente y hacedor de la patria después de fallecido”.

Para Perfetti, la ya no tan nueva república bolivariana ha diseñado una estrategia en torno a su máximo líder, cuyo culto ha servido para amarrar a sus seguidores en todo a una nueva identidad nacional en la cual ser venezolano es igual a ser chavista o bolivariano. “Ello explica el afán del aparato comunicacional de Maduro que tiene la necesidad de concentrarse en la figura del difunto presidente para garantizar la continuidad de un gobierno electoralmente débil, sin el carisma ni magnetismo de su antecesor”, como lo explica el profesor Tulio Ramírez (2015, p. 18).

oriente20_cuadro0501165

Imágenes de Simón Bolívar y Hugo Chávez en el Salón de Sesiones.

Perfetti evaluó durante su ponencia la carga simbólica de las imágenes del culto chavista en el hemiciclo de sesiones, que históricamente ha sido el espacio ceremonia de la toma de posesión de casi todos los presidentes venezolanos. “Aparte del Escudo y la Bandera Nacional, en los últimos años observamos en el lado derecho del podio de la AN un cuadro de Simón Bolívar con el traje militar y postura similar a la tradicional, pero con el rostro reconstruido por la nueva imaginería. Y del lado izquierdo del mismo, una foto de gran tamaño del expresidente Chávez con el cinto presidencial, como si estuviera saludando a los diputados presentes. No era casual este empeño en mantener su imagen viva, sonreída, saludable. No en balde fue renombrado el comandante eterno, inmortal”.

Estas imágenes en el hemiciclo formaban parte de la lógica de la propaganda política, según Perfetti. “Su desincorporación comprendió un desmontaje simbólico. Se bajó el telón de la propaganda  en la que el país ha estado sumida desde 1999”.

Video de esta ponencia: Maria Eugenia Perfetti: “Iconografía e identidad nacional” (VIDEO).

Más sobre el foro “Patrimonio Cultural y Asamblea Nacional”:

Resumen de la ponencia de María Magdalena Ziegler: El Salón Elíptico de la Asamblea Nacional es nuestra Capilla Sixtina”

Resumen del foro: Valorar el patrimonio cultural de la Asamblea Nacional permite restaurar la identidad del país

Resumen de la ponencia de Edgardo Mondolfi: Congreso venezolano al rescate de la tradición deliberativa de la república”

Video de la ponencia de María Magdalena Ziegler Tesoros patrimoniales de la Asamblea Nacional (VIDEO)

4 Comments on Perfetti: “Imágenes del culto chavista en la AN intentaron construir una nueva identidad nacional”

  1. Reblogueó esto en Sociopolis.

  2. La modificación del escudo y la octava estrella ¿Qué?

  3. Cada día lo digo con más énfasis, que ¡MALDITO! Fue ese engendro del demonio, que hasta la historia original de nuestro país trato de desvirtuar, pero debe estar pagando en las pailas del infierno por semejante ofensa a todos los venezolanos…….!!!!

  4. saludos no tan deseables pero si protocolar, leído el contenido de una explicación parecida más una nota de prensa del nacional que la investigación objetiva de una profesional, veo sesgos de intolerancia política o de posturas asumidas que de verdadera ilustración, recordando frases, filósofos, historiadores, quedando claro que es una inclinación política más, sostenida con locuaces y superfluas aclaraciones de un antes, un después y un hoy, aclaremos de una vez que todo aquel emigrado o mantenido por la UCV, tiende a ser parte de un club de gentiles sumisos, donde un gesto de rebelión inclusive, contrariar a las autoridades, significa dejar de colocar comida en las mesas, es solo un romanticismo, aunque podría ser un acaudalado pobre, y usar el imaginario popular y llamarlo bozal de arepas.
    Sin ir a lo lejano y culturizado religioso cada quien usa su gran imaginario citado por usted y crear su gran idea de “La iconografía e identidad nacional, una aproximación sociocultural a las obras de la Asamblea Nacional”. Veo como cosa espantosa la que ustedes ya pertenecen al olimpo y seguro estoy que tendrá usted empañado su cristal de la emoción, quien pule el espejo de un cuento y dice ¿quién es la más bonita jalabolita de la asamblea?, explico lo que es mi opinión nada creativa como la suya pero pensamiento crítico al fin, cuantas veces habían dicho las canciones y gaitas de protesta cada vez que van al panteón nacional sino para ver que el Bolívar ahí sepultado realmente estaba muerto, con la intensión de volverlo a matar, para que no traspasase las catacumbas y salir con el pueblo en sus luchas, realmente liberarse independizarse de la hegemónica propaganda comunicacional nada envidiosa a la ss nazi, lo que llama ideología de culto usted misma podría contradecirse si en su familia o usted misma no ha hecho una migración a alguna cripta donde se adorna a imágenes virginales, o hasta seguro tendrá guardado en su corazoncito un ejemplar del himno de AD, todo lo dicho por usted es una imaginación, si pero del paquete comunicacional para devolver los símbolos patrios donde ustedes los tenían secuestrados para embrutecer a la sociedad, es verdad ahora sabemos que significa la Venezolanidad, los símbolos patrios junto con todos los atractivos que significan ser patriota, usted lo dice el que no admira sus símbolos ni su identidad que merece sino el escarnio por ser vende patria.

Los comentarios están cerrados.