Anuncios
Lo más reciente

Recorrido patrimonial por el casco histórico de Maracaibo (+ VIDEO)

Durante el seminario “Visiones contemporáneas sobre patrimonio cultural”, se realizó un recorrido por diferentes obras patrimoniales históricas de la ciudad de Maracaibo. Aquí una crónica del recorrido y un video que resume la experiencia. Este seminario fue realizado en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul) y organizado por IAM Venezuela y el Maczul. Maracaibo, 22 y 23 de octubre de 2015

Recorrido Seminario Maczul. Foto Raúl Chirino

Recorrido Seminario Maczul. Foto Raúl Chirino

En el casco tradicional de Maracaibo existen cinco espacios patrimoniales de gran significación para sus habitantes: la Plaza Bolívar y sus alrededores, que corresponde a la ciudad fundacional y concentra edificaciones correspondientes a instituciones gubernamentales, religiosas y culturales; la plaza Baralt, que tradicionalmente agrupó la actividad comercial; el área conformada por la Basílica de la Chiquinquirá y su plaza, centro devocional de la patrona del Zulia y la calle Carabobo como aquella que conserva las tradicionales “casitas de vivos colores”, todavía asiento de familias con larga data de residencia en el sitio.

El recorrido fue concebido como una experiencia vivencial del patrimonio de Maracaibo; en la cual los participantes comprobaron y registraron la información suministrada en las distintas conferencias. Tal como lo comentara Sandra Pinardi, la obra patrimonial se convirtió en un “hecho comunicacional” al plantear interrogantes a los asistentes.

El recorrido partió desde el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul), lugar en el cual se desarrolló el Seminario. En Se aprovechó el traslado hacia los lugares seleccionados para observar edificaciones con valor patrimonial correspondiente a la arquitectura moderna que se encontraban en el camino. Estas obras se encuentran en dos de los ejes viales más importantes de la ciudad: la avenida Cinco de Julio (eje este-oeste) y la avenida Bella Vista (eje norte –sur).

Al llegar al casco central de Maracaibo, el recorrido peatonal comenzó por la Plaza Bolívar, que envolvió a los participantes en una atmósfera tradicional e histórica. Se pudo constatar el uso habitual del espacio como sitio de paso.

Con la guiatura de Elisa Quijano, se habló de la fundación de la ciudad, realizada luego de tres intentos (1529, 1569 y 1574); se describieron las diferentes intervenciones de la que había sido objeto la plaza y los cambios que ha tenido desde la fundación. Los participantes pudieron observar la estatua ecuestre del Libertador, ubicada en el centro de la plaza, con su “redescubierto” pedestal, escondido en la última remodelación y recién recuperado. También se observaron y fotografiaron las esculturas de las cuatro ninfas, representativas del comercio, la marina, las artes y la industria, que han tenido gran valor y significación para los maracaiberos. Los participantes llamaron la atención sobre el deterioro de la vegetación y de algunas partes del pavimento. No le encontraron mucho sentido al diseño moderno realizado durante la intervención de la década de 1970 que sustituyó a la plaza republicana.

Desde la Plaza Bolívar, la presencia de la Catedral de Maracaibo surgía con toda su relevancia en el espacio urbano. Su aspecto exterior de estilo neoclásico, según comentaba Maruja de Carruyo, todavía conserva los lineamientos básicos del proyecto de 1815 correspondiente a Carlos Miyares, hijo del gobernador de la época. Luego, al visitar su espacio interior –vacío de feligreses en ese momento pero contenedor de múltiples oraciones elevadas durante siglos– los participantes se mostraron sorprendidos por la sencillez que ofrecía, quizás porque esperaban encontrarse con un espacio más imponente y adecuado a la importancia del templo.

Se les informó del despojo sufrido por el robo de imágenes y objetos litúrgicos, por la acción del comején y por la demolición inconsulta de sus paredes y techos antes de la última restauración. Se les invitó a observar la “Santa Reliquia” o “Cristo Negro”, imagen que suscita una gran devoción entre la feligresía marabina, no solo porque data del siglo XVI, sino que sobrevivió a un incendio devastador en la ciudad de Gibraltar, lo cual es considerado entre los creyentes como un hecho “milagroso”. No pudo ser posible recorrer la Capilla del Carmen, debido a las labores de construcción de la “Puerta del Jubileo”, para la celebración del año de la Misericordia declarado por el Papa Francisco.

Asamblea Legislativa del estado ZuliaAl salir de la Catedral los participantes se reunieron en una esquina de la Plaza Bolívar, desde donde se observó el edificio de la Asamblea Legislativa. En su fachada, comentaba Elisa Quijano, se observa el desarrollo del lenguaje neoclásico característico en la ciudad de finales del siglo XIX, como resultado de la actitud republicana que rompía con el pasado hispano que, en este caso, hasta llevó a derribar una gran casa de este período conocida como Casa del Chirimoyo, para la construcción del edificio.

A los participantes les llamó la atención el hecho de que dicha edificación fuera construida en solo cien días, y el empeño de la sociedad maracaibera en exaltar su cultura y capacidad productiva con una exposición desarrollada en el edificio, con el fin de conmemorar el centenario del patriota local, general Rafael Urdaneta, que luego albergaría a la Escuela de Artes y Oficios hasta que se convierte en sede del Palacio Legislativo. En la Sala de plenarias de la Asamblea, localizada en la planta alta, se realizó con los participantes una especie de simulacro de su funcionamiento. Por ser un edificio con uso institucional, el estado de conservación es bastante bueno. Solo algunos acuciosos participantes notaron una perforación en un cuadro del Libertador, realizado por el reconocido pintor maracaibero Puchi Fonseca.

Al lado de esta edificación se ubica el Palacio de Gobierno o Palacio de los Cóndores. La visita de este edificio fue interrumpida por la presencia de manifestaciones de protestas, como ocurre usualmente en los alrededores de la plaza. Nereida Petit explicó los aspectos históricos y estilísticos de la estética del edificio.

Luego, al transitar por su espléndido corredor externo, se verificó lo acertado de esta solución como protección del sol y del calor marabino, el cual sirve además como antesala de acceso a tan importante edificación. Se visitó su patio central, en medio del cual se despliega una hermosa escalera neobarroca que, a pesar de lucir apretada en el espacio, despliega elegancia. Al igual que el edificio anterior, su estado de conservación es bastante bueno.

A su lado se ubica la Casa de la Capitulación, valiosa en su estilo por ser el único vestigio de la arquitectura residencial correspondiente a la época hispana. Su conformación, explicada por Beatriz Suárez, es propia del esquema de casa en esquina. Sus elementos, como el techo de tejas, los balcones, las ventanas y puerta, son testimonios de ese momento.

Interiormente, con sus aleros, ventanas y corredores que bordean el patio, se recrea un ambiente que trasladó a los participantes a las costumbres y vivencias de la sociedad de esos tiempos. En su recuperación arquitectónica se han dejados “testigos” como la piedra de ojo, material con que se construyeron sus muros. El recién descubierto aljibe, en uno de los lados del patio interior, demuestra el modo de recolección del agua de lluvia de entonces y cómo este se constituía en un gran reservorio de agua para uso doméstico, lo cual provocó comentarios y numerosas preguntas de los visitantes.

Al cruzar la calle colindante a esta casa, los participantes pudieron vivenciar el Teatro Baralt. Nereida Petit ratificó lo ya expuesto en la charla realizada durante el seminario y los condujo a observar la interesante obra del ingeniero belga Höet y la inteligente restauración realizada por el arq. Paolo D’ Onghia, quien logró agregarle valor a la edificación original cuando incorporó una sala baja como vestíbulo, donde se observan los restos de los cimientos del teatro del siglo XIX.

Su bella fachada de estilo ecléctico; su arco triunfal y sus ricos detalles con toques dorados, le dan al teatro una dimensión mayor que sus reales proporciones. En su interior, como una atención especial para los asistentes, fue desplegado el telón donado por España para su inauguración a principios del siglo XX, que emocionó a los asistentes quienes expresaban que el ambiente los trasladaba a los días de zarzuela, de tangos y boleros, así como a las estampas “Líricas en Miniatura”, el ballet del Retablo de Maravillas y al estruendo de alguna gaita marabina. La riqueza interior del edificio es en sí misma el mayor espectáculo que ofrece el teatro, con su enorme lámpara central de estilo art déco, así como la decoración de muros y techos también en este estilo, único en Venezuela.

Luego de la visita al teatro Baralt, el grupo se dirigió hacia la Calle Carabobo, guiados por Beatriz Suárez. El resplandeciente sol hacía centellar los vivos colores de las fachadas continuas de las viviendas, de las cuales sobresalían sus típicas ventanas y algunas celosías, como elementos que preservan la intimidad del hogar sin restringir la entrada de luz y ventilación al espacio interior, muchas inexplicablemente ya desaparecidas.

Las puertas, cuidadosamente enmarcadas, a veces localizadas al centro y otras laterales, ocupan una porción importante de la composición rectangular de la fachada; algunas, todavía conservan sus lucidos y trabajados portones que cumplen la misma función de las celosías en las ventanas. Los elementos decorativos de las fachadas como cornisas, rosetones y pilastras, en colores contrastantes le otorgan cierta particularidad al clasicismo de la vivienda republicana marabina. En el techo, las tejas planas se esconden tras la cornisa y se deja fluir el agua de lluvias por las decoradas y características gárgolas. Algunas casas que se encontraban en remodelación permitieron su acceso a los asistentes y así comprobar algunos elementos que caracterizan a estas viviendas, como el famoso “zaguán” -lugar de transición entre la calle y la privacidad del hogar- y el patio interior que se desarrolla lateralmente en este tipo de vivienda, por lo angosto de la parcela.

En el momento de la visita, se respiraban los olores típicos de la vida maracaibera como el café recién “colao” que acompañaron las silenciosas horas de la “siesta” luego del almuerzo, solo interrumpidos por los ruidos y movimientos de preparación para las actividades nocturnas en algunos inmuebles ocupados por cafés y bares. Estos han modificado sus fachadas con el uso de elementos extraños al conjunto, produciendo también un “ruido” estético en este espacio urbano llamado “Calle de la tradición”. Los participantes se mostraron preocupados por el estado de deterioro presente en casi todas las viviendas, producto de defectos constructivos y conceptos errados asumidos durante la última restauración.

Los participantes participaron entusiasmados en las visitas. Registraron las obras en continuas fotografías. Otros no dejaron de observar con mirada crítica el resultado de las intervenciones realizadas. El recorrido permitió a los asistentes reencontrarse con la ciudad histórica, una ciudad muchas veces desconocida por los propios habitantes y que corre el peligro de perderse u olvidarse.

Recorrido coordinado por IAM Venezuela y el Maczul, con el apoyo local de María Verónica Machado y la planificación, guiatura y relatoría del Grupo 4 Editores: Elisa M. Quijano, Maruja de Carruyo, Nereida Petit, Beatriz Suárez.

Este seminario fue organizado por IAM Venezuela (Institutional Assets and Monuments of Venezuela) y el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul).Contó con el apoyo del ICOM Venezuela.

 

Notas relacionadas

Resumen del seminario

Programa del Seminario “Visiones contemporáneas sobre patrimonio cultural”, realizado en el Maczul, Maracaibo, Venezuela, los días 22 y 23 de octubre de 2015.

Seminario de patrimonio MACZUL: Sesión plenaria de conclusiones (Octubre 2015).

Pedro Romero: Conceptualización y gestión del patrimonio cultural (VIDEO)

Elisa Quijano: La arquitectura moderna de Maracaibo está en riesgo de desaparecer

Zuleiva Vivas: Presentación del ICOM Venezuela

Leyla Cuenca: LUZ: Transformación de la memoria construida (VIDEO)

Lisseth Boon: El patrimonio sí tiene quien lo defienda: infociudadanía y redes sociales en el rescate de los bienes culturales (VIDEO)

Beatriz Suárez y Maruja de Carruyo: Maracaibo Transversal: Una visión contemporánea de Maracaibo (VIDEO)

Lucrecia Arbeláez: La colección MACZUL como patrimonio artístico del Zulia (VIDEO)

Elisa Quijano: Promoción del patrimonio Arquitectónico Moderno de Maracaibo (VIDEO)

Jimmy Yáñez: Patrimonio. La otra mirada (VIDEO)

Sandra Pinardi: Aproximaciones a una delimitación de “lo contemporáneo” en el ámbito cultural (VIDEO)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: