Quinta Castillete

Quinta Castillete

Nombre: Quinta Castillete de la avenida Páez de El Paraíso.

Año: Construida entre 1930 y 1940. Intervenida en los años 50.

Tipo de patrimonio cultural:  Inmueble.

Descripción
Ubicación
Fuentes consultadas

Descripción

Es una casa ecléctica construida entre los años 1930 y 1940, intervenida posteriormente en los años 50, cuando se le incorporaron nuevos materiales y en el patio posterior  se le incorporó una imagen de la arquitectura moderna.

Según la tradición oral de la localidad, esta casa sirvió de residencia a Pedro Estrada, quien fue el director de la Seguridad Nacional durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. En la fachada de la casa hay elementos decorativos alegóricos a lo que se conoce como arquitectura ecléctica. Se usaron diferentes componentes y estilos arquitectónicos del pasado, tales como  columnas salomónicas en los vanos de las ventanas y columnas toscanas ubicadas en el centro del arco del acceso, las cuales son rematadas con un escudo de armas.

El inmueble está compuesto por un conjunto de volúmenes articulados entre sí y otros yuxtapuestos que simulan torres de un castillo, con una garita similar a la de los castillos de los tiempos de la colonia. El espacio interior posee en el acceso un amplio hall compuesto por una bóveda de crucería con nervios moldeados en yeso. Están repartidos a los cuatro lados por medio de grandes arcos concéntricos, de considerables proporciones, los cuales fueron construidos en mampostería de ladrillos.

Desde el acceso se pueden observar las áreas sociales enfrentadas entre sí y la escalera doble que comparte un mismo descanso, la cual comunica las tres plantas del inmueble. En la década de 1950 la casa fue intervenida luego de que fuera adquirida por Estrada, en la que se le adaptó una sala de fiestas tipo plaza cubierta más una concha acústica, jardines y espejo de agua, con un bar con las cerámicas utilizadas por el arquitecto Gio Ponti para la Villa Arreaza–conocida como la Villa Diamantina por la forma de diamante de la cerámica el cual recubría el exterior de la casa–, las cuales fueron utilizadas en este anexo. La intervención generó un interesante contraste entre la arquitectura que se gestó durante los inicios del siglo XX en Venezuela y los inicios de la arquitectura moderna. Se percibe un diálogo entre ambos estilos y se mantiene el equilibrio  porque hay respeto por la obra original.

Ubicación

Fuentes consultadas

Tomado del libro Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Municipio Libertador. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.

Anuncios