Lisseth Boon: El patrimonio sí tiene quien lo defienda (VIDEO)

Con la experiencia acumulada en el campo del periodismo digital, Lisseth Boon, periodista de investigación con experiencia en la fuente cultural y manejo de redes sociales, abrió el abanico de  posibilidades que ofrecen las redes sociales en la defensa del patrimonio en el mundo contemporáneo, durante su ponencia El patrimonio sí tiene quien lo defienda: infociudadanía y redes sociales en el rescate de los bienes culturales. Esta ponencia fue parte de seminario “Visiones contemporáneas sobre patrimonio cultural”, realizado en el Maczul, Maracaibo, Venezuela, los días 22 y 23 de octubre de 2015.

Lisseth Boon. Foto Raúl Chirino

Lisseth Boon. Foto Raúl Chirino

Una información muy pertinente cuando los participantes al evento se preparaban a realizar un recorrido sobre sitios patrimoniales de Maracaibo; así la charla estuvo enfocada en realizar recomendaciones sobre el uso de las redes sociales a través de un ejercicio práctico que permitiría promocionar y evaluar el patrimonio marabino mientras se realizaban las visitas programadas.

“El patrimonio mundial está en peligro, sucede día a día y delante de nosotros”, alertaba Boon, refiriéndose a ejemplos extremos como la destrucción de Palmira a manos de Isis y el derribo de la estatua de Cristóbal Colón por una fanaticada política en Caracas. En defensa a hechos como estos, mencionó el  impacto de campañas internacionales promovidas a través de las redes sociales, como las realizadas por la Unesco con el uso de la etiqueta #United4Heritage y, en el caso de Venezuela, la existencia de asociaciones como IAM Venezuela -creada para alertar sobre la destrucción del patrimonio venezolano-, la Fundación de la memoria urbana, el Ciberactivismo urbano, Asamblea de ciclismo urbano, @caracas a pie, entre otras muchas cuentas e instituciones.

Motivó a los presentes a convertirse en infociudadanos a favor del patrimonio del Zulia y aprender a actuar a través de estos recursos que brinda la tecnología digital. Para ello, expresó, es importante identificar el patrimonio en peligro y saber difundir efectivamente los mensajes de alerta y denuncia; de manera que la información logre generar impacto tanto en la población como en los entes responsables, sensibilizar al ciudadano y permitirle interactuar.

Así, el “ciberactivismo” se convierte en un “poder para cambiar realidades” y en el campo del patrimonio quien asuma esta actividad debe hacerlo responsablemente, señaló Boon. Para lo cual se hace necesario partir de la revisión de la documentación existente, seleccionar y consultar fuentes (documentales o testimoniales), visitar la obra, investigar sobre la restauración, etc.; destacó como en los actuales momentos otras fuentes a consultar son las propias redes sociales, siempre que sean especializadas y de alta credibilidad, entre ellas mencionó a @arquitecturaVzla, @fundamemoria, @Iam_Venezuela, @Unesco, @Iconos. Una lista de los organismos y funcionarios responsables de esas obras patrimoniales, así como de personas “influyentes” en las redes sociales, también resultan útiles para la campaña a realizar, recomendó la expositora.

Destacó Boon que la seriedad en el manejo de la información a transmitir permite construir identidad y reputación en el mundo digital. Los 140 caracteres de un tuit deben ofrecer  referencias claras, concisas, que produzcan impacto; además recordó que “un tuit mal escrito es rechazado de inmediato y pierde efectividad”. Usar un lenguaje adecuado, respetar opiniones, argumentar sin groserías ni discriminaciones fueron otras de las recomendaciones realizadas por la periodista, “lo importante es que la cuenta deba tener personalidad”.

En el caso del patrimonio edificado, las imágenes son un recurso indispensable, por lo que el uso de fotografías, gráficos y videos logran atrapar la atención del usuario. Otra recomendación significativa fue la necesidad de interactuar con los seguidores: responder, agradecer, hacer retuit para reconocer la autoría, comentar, citar. Asimismo realizó varias observaciones sobre lo que no debería hacerse en una cuenta seria, como  ser autorreferencial, solicitar que lo sigan, evitar diálogos, entre otras. Hizo hincapié en la necesidad de citar siempre la fuente y verificar muy bien la información.

Para finalizar, recomendó desarrollar una práctica durante el recorrido programado que convertiría a los participantes en constructores de relatos a partir de los sitios a visitar. De esta forma a través de tuits se describirían las impresiones sobre el estado actual del bien patrimonial, sus datos básicos como nombre y autor, fecha y lugar de reporte, con la mención a instituciones y personas de relevancia, el uso de etiquetas relacionadas con la actividad (#SOSPatrimonio) y su trasmisión a través de cuentas posicionadas como @elmaczul, @IAM_Vzla, @runrun.es y @boonbar, todo ello realizado de forma simultánea a la vivencia del recorrido.

De esta manera, en un ejercicio práctico, el seminario permitió a cada participante convertirse en un infociudadano a favor del patrimonio marabino y utilizar las herramientas que permite el mundo contemporáneo para su divulgación y protección.

Relatoría realizada por: Grupo 4 editores: Maruja de Carruyo, Elisa Quijano, Beatriz Suárez y Nereida Petit

 

Notas relacionadas

Resumen del seminario: El patrimonio cultural zuliano genera discusión e interés.

Programa del Seminario “Visiones contemporáneas sobre patrimonio cultural”.

Este seminario fue organizado por IAM Venezuela Institutional Assets and Monuments of Venezuela) y el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul).
Anuncios

IAM VENEZUELA