Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria

Jesenia Freitez Guedez

La Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria está ubicada en el centro de Caracas. Fue construida en 1703 con estilo neoclásico. Su planta es rectangular y cuenta con tres naves, divididas entre sí por columnas de orden dórico. A la cabeza de las naves se encuentra el presbiterio y dos capillas laterales divididas por tres arcos de medio punto apoyados sobre columnas. El templo tiene un coro y sotocoro separados de la nave por arcos de medio punto. Además cuenta con tres accesos frontales y dos laterales.

La fachada está compuesta por tres calles. Tiene una torre campanario. En el primer cuerpo se destacan tres vanos de entrada definidos por molduras lisas y arcos rebajados. Las fachadas laterales no tienen decoración.

Uno de los retablos de la iglesia está dedicado a Nuestra Señora de Coromoto. El autor es anónimo y probablemente fue realizado entre 1767 y 1770. Esta obra está inspirada en el retablo que Domingo Gutiérrez hizo para la antigua cofradía de San José de la Catedral de Caracas.

15 Lugar donde reposan los restos de JGHEn 1875 se consideraba una de las cuatro iglesias más notables de Caracas: “De los doce templos que hay en la ciudad de Caracas estos dos [el Panteón y el de San Felipe Neri, luego de Santa Ana] son las principales. Luego se hace notable (…) el de San Juan (…). También la fachada de Nuestra Señora de Candelaria es un tanto hermosa y tiene alguna majestad”, así lo reseñó en su libro Venezuela pintoresca e ilustrada, el filósofo venezolano, Miguel Tejera.

Además, en ese templo reposa, desde 1975, el cuerpo del doctor José Gregorio Hernández, conocido por su labor como médico de los pobres. Fue ubicado en el baptisterio.

Patrimonio

El 2 de agosto de 1960 la iglesia de Candelaria es declarada Monumento Nacional. La declaratoria de se hace por extensión a todos los templos construidos antes de 1830, mediante Resolución de la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación.

En la declaración se incluyeron las campanas, pilas bautismales antiguas y todas las obras de arte coloniales que pertenecieran a esos templos, como altares, imágenes, púlpitos, joyas, obras pictóricas. “Quedan así esas Iglesias con sus pertenencias, legalmente incorporadas al Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación. Y en consecuencia, para poder realizar en cualquiera de esos Monumentos algún trabajo de reparación, restauración y otros análogos, deberán llenarse previamente las formalidades que establece el artículo 3º de la citada Ley de Protección y Conservación de Antigüedades y Obras Artísticas de la Nación”, señaló la Junta Nacional en la Gaceta Oficial nº 26.320.